Regresar a La Prensa Gráfica
12 agosto, 2011

¿Será que me animo a ser fiador?

Las políticas crediticias de bancos y casas comerciales exigen, muchas veces, que la persona que contratará el crédito lleve a un tercero que le respalde. Este es el fiador: alguien que firma y se compromete, ante quien nos dará el crédito, a pagar, en caso que nosotros no podamos hacerlo.

Ya con esto podemos comenzar a hablar de lo serio que es servir de fiador para alguien más. Al convertirnos en fiadores estamos respaldando un crédito ajeno, que podría llegar a convertirse en una deuda nuestra.

Se han dado casos de personas que sirven de fiadores a amigos, familiares o incluso parejas, y que al final han tenido que responder ellos mismos por esas deudas, lo que los ha llevado incluso a la bancarrota.

Pero todos, en algún momento, necesitaremos que alguien más nos sirva de fiador, o recibiremos la petición de alguien cercano para que le sirvamos de garante. ¿Qué hacer entonces? Pensarlo muy bien, y tomar en cuenta ciertos aspectos, como recomienda la Superintendencia del Sistema Financiero:

1. Ojo con el contrato

Lo que se establezca en el contrato a firmar será lo que determine lo que pasará en caso que el titular del crédito no pueda pagar, y que sea usted quien deba responder por él. El consejo es asegurarse de que se estipule en el contrato que la persona que está adquiriendo la deuda solo pueda librarse de la misma si se comprueba que no tiene ningún medio para pagarla.

2. Atención al récord crediticio

Los bancos y casas comerciales investigan el historial de créditos de la gente, antes de facilitarles contraer una nueva deuda. ¿Por qué no habría de hacer usted lo mismo con alguien que le pide servirle de fiador? Es importante averiguar qué tan endeudada está la persona, y si este nuevo crédito no afectará su capacidad de pago.

3. ¡Cuidado con sus bienes!

Recuerde que si usted posee bienes a su nombre, estas podrían llegar a ser embargadas en caso de que el titular de la deuda no responda por ella, y usted no logre tampoco pagarla. Hay que tener especial cuidado si se posee inmuebles, usted no querrá perder su casa.

4. Infórmese

Vaya al banco o casa comercial con la que se contratará el crédito, y solicite información sobre las consecuencias de asumir la responsabilidad de ser fiador. Cada entidad tiene sus propias políticas, y allí podrán explicarle bien qué deberes y obligaciones asume usted si se convierte en fiador.

5. Protéjase

Algunos bancos admiten que, como parte del trámite, se presente una carta firmada por un notario, en la que quien solicita el crédito autoriza ser embargado en caso de no poder pagar, y que se deje como último recurso cobrarle al fiador. Esta es una buena forma de protegerse.

6. No tema decir no

Si usted considera que la persona que le ha pedido ser fiador no es de su total confianza, o no tendrá forma de hacerle frente a la deuda, no tema decirle que no. Sea franco y amable, y explíquele que su propia situación económica no le permite asumir semejante responsabilidad.

Como siempre, estamos abiertos a sus comentarios y aportes. Gracias por leer este espacio.

Bookmark and Share

11 Respuestas

12/08/2011
Gustavo
avatar

Gracias por los consejos, que me parecen muy acertados.


24/08/2011
Henry
avatar

Exelente consejos


01/09/2011
Mario Morataya
avatar

Estimada Mariana, en tu tercer parrafo indicas que personas se van a bancarrota. Existe una ley de bancarrotas en El Salvador? Yo vivo en Canada, y aca bancarrota es un proceso legal que elimina la obligacion de pagar las deudas, y proporciona a la persona un comienzo fresco sin deudas.

Me gustaria oir tus comentarios.

Atentamente,

Mario Morataya


01/09/2011
avatar

No tenemos una ley de bancarrota, lastimosamente. Me refiero acá a bancarrota en el sentido estricto de la palabra: quedarte sin dinero para hacer frente a tus obligaciones financieras. Ojalá tengamos algún día una ley de bancarrota. Mil gracias por leer y comentar.
Saludos.


12/09/2011
Carlos
avatar

yo le llamo: “El pierde amigos”, pues al igual que prestar dinero a otro, es cuestion de conflictos. Yo aconsejo a quienes son buscados para fiador decir que NO, y a los que quieren endeudarse, les recomiendo es mejor ahorrar para comprar lo que uno quiere. Es falso lo que se dice: “que para obtener lo que se quiere hay que endeudarse”.
Es mejor no prestar y sobre todo NO usar tarjetas de credito.
No caigan en el consumismo


19/10/2011
charlie cas
avatar

PODEMOS UNIRNOS UN GRUPO MUY FUERTE DE PERSONAS QUE ESTA PRESIONADO POR SUS ALTAS DEUDAS Y NO ENCUENTRA FORMA DE SALIR DE ELLAS Y ES PRESIONADO POR ABOGADOS PARA EMBARGAR SUS POCOS INGRESOS, BIENES MUEBLES E INMUEBLES, ESTE GRUPO PUEDE UNIRSE PARA CREAR UN PROYECTO DE LEY QUE NO SE ENGAVETE AHORA QUE BIENEN LAS ELECCIONES DE 2012 Y QUE SEA PRECISAMENTE DE BANCARROTA Y QUE PROPICIE SALIR DE LAS DEUDAS A PLAZOS MAYORES, INTERESES Y CUOTAS BLANDAS NO IMPORTA QUE NOS DEJEN SIN CREDITO LO IMPORTANTE ES QUE SOMOS RESPONSABLES Y QUEREMOS PAGAR PERO ESTAMOS AHOGADOS HASTA EL CUELLO SI NO ES QUE YA NOS INUNDO TODA NUESTRO HOGAR LAS DEUDAS. POR FAVOR PONERSE EN CONTACTO CONMIGO PARA ESTE LINDO PROYECTO QUE BENEFIICIARIA A TODOS LOS SALVADOREÑOS QUE DESEAMOS SEGUIR HACIENDO DE ESTE PAIS ALGO PROSPERO PERO SIN TARJETAS DE CREDITO USURERAS Y DEUDAS QUE NO PODAMOS PAGAR SI QUEREMOS AYUDAR A LAS NUEVAS GENERACIONES REGALANDO DE NUESTRO SERVICIO SOCIAL A LAS NUEVAS GENERACIONES SI ES POSIBLE Y PLANTEARLES NUESTROS PROBLEMAS Y SOLUCIONES. MUCHAS GRACIAS AMIGA POR ESTE ESPACIO Y ESPERO NOTICIAS DE TODAS LAS PERSONAS QUE DESEEN CONTRIBUIR A CREAR ESTA LEY Y OTRAS EN BENEFICIO DE MUCHOS INCLUSIVE DE LOS BANCOS.


17/11/2011
adan cuellar
avatar

a ver cuando los diputados revisan la propuesta de Ley de insolvencia de la persona deudora presentada por la defensoría del Consumidor para solucionar los problemas de tanta gente que hemos caido en insolvencia por falta de trabajo y asi evitar tantos embargos


20/01/2012
Oscar
avatar

En lo personal, mi papá me ha inculcado por principio no servir de fiador, en buena parte por una mala experiencia que el tuvo con un “amigo” que al final no es que no pudiera pagar, simplemente se hizo el loco y hasta hizo que lo transfirieran de ubicación física en el trabajo para alejarse de mi papá. Afortunadamente mi papá lo localizó y lo confrontó para que terminara de pagar la deuda, pero me imagino que para el fue bastante molesto y engorroso.

Por eso, cuando hablo con algún amigo mío o conocido y tocamos temas de este tipo, declaro mi postura respecto a servir de fiador para evitar que posteriormente me consideren como un posible fiador, y a personas desconocidas por supuesto que no serviría de fiador.


20/02/2012
Sofia
avatar

Estimada Mariana: En el numeral 2 usted recomienda averiguar el record crediticio de quien nos pide ser fiador. Nos podría usted explicar los medios que tenemos disponibles para lograrlo. Sé que hay burós de créditos y que la SSF también posee esa información, pero solo para uso de los bancos y afiliados.


28/02/2012
cesar vargas
avatar

Un consejo: si Ud. no quiere ser fiador pero son familiares y amigos cercanos y no quiere quedar mal pidale a la persona del prestamo que le de una garantia legal que cubra la mayor parte del prestamo sino es que la totalidad (escrituras de casa, apratemento o lotificion vehiculos,etc), asi como hacen los usureros que no se duermen sin cenar y le piden hasta la certificacion del nicho donde lo van a enterrar


01/03/2012
avatar

Sí, hay una oficina que se llama Equifax, allí por una pequeña cantidad de dinero le dan a usted el estado de su récord crediticio. Ojo, que a usted no le darán la información de su familiar o amigo al que le servirá de fiador, pero sí puede usted pedírselo a él, decirle que si quiere que usted sea su fiador, que le muestre este documento que emite Equifax. Las oficinas las tienen en el Centro Comercial Loma Linda, cerca del Canal 2.
Saludos.