“¿Y AHORA QUÉ?”

yahoraque.jpgIniciamos el 2010 con grandes expectativas, deseos de cambio, nuevas metas y una alta autoestima; pero la gran pregunta está en mente de muchos ¿Y ahora qué? Cómo iniciar un nuevo camino, cómo puedo mejorar mi destino. La primera recomendación es que aclares los pensamientos en tu mente y corazón, que inicies el camino del perdón; no olvidando a los que con el tiempo atrás vamos dejando, invitando al necesitado a vivir lo nunca antes experimentado, el amor y la abundancia, dejando a un lado la arrogancia.

En segundo lugar, nuestras ropas debemos lavar; recordando que las apariencias engañan y el pasado la memoria nos araña. Vivamos con sobriedad acorde a la comunidad ya sea de trabajo o estudio sin censura ni repudio, dejemos atrás lo pasado es tiempo de ya no ser pesados; desarrollemos un plan estratégico para el año y así­ las victorias o derrotas no nos harán daño en el camino, seremos nosotros mismos quienes forjemos nuestro destino en medio de diferentes caminos. Apelemos a la humildad pues fue así­ que Dios formó la humanidad sin í­nfulas ni malos deseos.

Como tercera recomendación, cambiemos ya la canción de derrota, dejemos los lamentos por fuera y la motivación personal llene nuestro raudal de pensamientos positivos de esos que necesitan los Paí­ses del mundo civilizado aquellos que hoy por hoy de Dios se han avergonzado; Entona hoy un cántico nuevo lleno de esperanza y no venganza, sembremos paz y no guerra como canta Juan Luis Guerra. Pongámosle ritmo al aburrimiento, saca del todo lo que llevas dentro, cambia la cara con una sonrisa y verás como Dios te da para una nueva camisa, no te detengas en los problemas y Dios cambiará los sistemas.

Para ir cerrando esta recomendación, propongo que pienses en otros primero, a pesar de que aun estés soltero, trata y ama a tu prójimo como a ti mismo; dejemos a un lado el cinismo, llenemos nuestra vida de civismo. Amemos a Dios por sobre todas las cosas y celebremos la vida con sonrisas graciosas, ponte en los zapatos de otros y practica la empatí­a y verás como se sale sola la astilla del resentimiento y el dolor, ese sentimiento que cuando nos recordamos nos causa hasta calor; hoy te preguntas “¿Y ahora qué?” Bueno, jamás olvides que Jesús te ve, recuerda que Él tiene el control de tu vida y siempre será Él quien te encamine a la salida de cada problema.

5 respuesta a ““¿Y AHORA QUÉ?””

  1. Bendiciones a todos. Yo solo quiero agregar que este año se proyecta poco mejor que el 2009, pero todo dependerá de cómo vivamos nuestro 2010. En mi caso he comprobado que cada cosa que enfrento, que pido o tengo que vivir tienen buenos resultados SI y SOLO SI tomo en cuenta a mi Dios, porque cuando no lo he hecho para que contarles, desastre total.
    Bendiciones.

  2. Excelente comentario, saben amados todos/das, lindo seria que los seres humanos pensáramos positivo para nosotros mismos así­ como también para con los demás, tal como lo describe el Hno. Toby Jr., lindo seria que todos fuésemos del mismo sentir, del mismo pensar y de un mismo actuar todo en la persona de nuestro Señor Jesucristo, Dios nos hace ese llamado a través de las sagradas Escrituras para que todos actuemos en esa dirección espiritual, para cuando nuestro vecino tenga hambre darle de comer, tenga sed, darle de beber, vestirlo y calzarlo cuando no tenga, darle consuelo cuando este triste; amar y perdonar a los que nos odian; pero en el Salvador y en el mundo estas lindas virtudes solo pueden verse en pocas personas y que a pesar de ser pocas y de dar poco pero lo que dan hace felices a muchos pues lo importante no es la cantidad si no la calidad de amor que permite crear recuerdos inolvidables en muchas vidas; estas cosas lindas es lo que les hace falta a nuestros polí­ticos de hoy en dí­a que piensan que con una camisa que le dan al campesino este va a comer con ella, creen que con hablar bonito los demás los verán como angelitos, no amados, en estos tiempos lo que necesitamos es trabajo para comer, medicina para sobrevivir pero sobre todo necesitamos a Cristo en nuestras vidas por que nos puede hacer falta todo o lo podemos tener todo pero sin él no somos nada, porque lo que más veo en los pocos polí­ticos de El Salvador es avaricia que es idolatrí­a, envidia hermana del odio y del rencor, egoí­smo hermano del yo, yo, toda esta mala vibra ha sido sembrada por el maligno para que la paz, la armoní­a y la convivencia pací­fica del ser humano sea nula, pregunto, hasta cuando pues los lí­deres de las riendas de esta gran Nación dirán (¿Y AHORA QUE?), los Salvadoreños queremos ver Polí­ticos que en verdad suden la camisa para sacar a delante el desarrollo de este lindo paí­s dejando fuera toda mezquindad ideológica partidaria pues tení­a yo la incógnita de una posibilidad muy remota y es en que si los polí­ticos de izquierda de nuestro paí­s iban a ser no muy ladrones como los que se fueron pero, aahhhh, lastima son lo mismo, aclaro no todos, y por muchí­simas razones y en especial por lealtad porque toda autoridad ha sido puesta por Dios, y porque Dios se encargara de todo, por ello no profundizo sobre lo dicho y prosiguiendo hacia adelante pregunto también, hasta cuando los Pastores Evangélicos dirán (SOLO LA VERDDAD Y NADA MAS QUE LA VERDAD, SIN MIEDO, SIN PELOS EN LA LENGUA, SIN NINGUN TINTE POLITICO, A TIEMPO Y FUERA DE TIEMPO, HASTA CUANDO LOS SERMONES FILOSOFICOS Y PSICOLOGICOS ACABARAN), los Cristianos Evangélicos queremos ver Pastores Bí­blicos fundamentales de esos que no soban el pecado de aquel que diezma miles de dólares pero que no lo reprenden por miedo a que se les valla la plata, o que a la hembra no le dicen nada por ser bonita por que tienen en mente que algún dí­a también les puede abrir las piernas, hasta cuando los Pastores dejaran de predicar según ellos y predicaran el mensaje sentrifico Espiritual fundamental de Jesucristo.
    Finalmente no soy dueño de la verdad, porque la verdad solo es Jesucristo, pero la verdad humana sin anestesia duele, por lo tanto pido perdón si he ofendido a alguien.

  3. Tema fuera de contexto del tema en mención.
    Hno. Pastor Jr. Lo que diré a continuación para muchos parecerá adulación o cosa insignificante o algo por el estilo pero, deseo expresar mis más sinceras muestras de agradecimiento y felicitación hacia su persona; razón, tema, motivo o circunstancia del porque:
    1.- Tiempo y espacio, omitido, prosigo, mientras sintonizaba algunos de los canales de TV local a fin de observar alguna entrevista vespertina, me di cuenta que entrevistaban al Sr. Arzobispo de S.S. pero que lo acompañaban dos Pastores Evangélicos dentro de los cuales se encontraba usted, pude fácilmente darme cuenta que las preguntas hechas por el entrevistador eran muy comprometedoras y que se debí­a tener mucha cautela e inteligencia al responder de lo contrario el entrevistado dejarí­a al descubierto muchos aspectos de su desnudes, tanto como personales, académicas, intelectuales y espirituales según su credo cristiano, llego su turno y dije, este sipote ya medio las cuatro patas, ¡Dios mí­o¡, me abriga un silencio, mis piernas dan una contra la otra, pero, momento, después de su respuesta me quedo helado y digo wuao, excelente gracias a Dios que lo que dice o dijo es conforme al Espí­ritu de Dios y no conforme a la mente del hombre.
    2.- Hermano, sus respuestas para los entendidos hicieron historia, pero para los que entienden las cosas de Dios, pues fue obvio darse cuenta que cuando el hombre intelectual responde se queda pachito muy muy chiquito a la par del que habla según el pensamiento del altí­simo, ese dí­a lo vi revestido del Espí­ritu Santo, ese dí­a les dio una buena lección a muchos bocones empedernidos como yo, darme cuenta que las Iglesias Evangélicas están a la vanguardia de las otras respecto a programas de rehabilitación de personas es para mí­ y para muchos motivo de satisfacción espiritual, también quedó claro que otras Iglesias reniegan del no apoyo Gubernamental mientras la Evangélica sencillamente dijo, no, nosotros no esperamos ni necesitamos apoyo del Gobierno, si no que del que si necesitamos es de Dios Todopoderoso, gracias hermano, gracias por demostrar que Dios es la respuesta a todo obstáculo por muy difí­cil que este pueda ser, aunque quizá mañana lo critique, pero gracias.
    QUE JEHOVA DE LOS EJERCITOS LE BENDIGA, A USTED Y SU FAMILIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *