“Porque la paga del pecado es muerte”

justicia.gifLa justicia y el juicio es un acto divino que Dios ha delegado en el gobierno humano para garantizar la armoní­a y el bien común. La pena de muerte, un atributo único de Dios, también ha sido delegado en el gobierno como medio de castigo a ciertos crí­menes.

La pena de muerte no es inmoral, es una responsabilidad que Dios delegó en el gobierno y los jueces humanos, pero los fines o motivos con los que se usa pueden ser morales o inmorales. Es legí­timo cuando se aplica para garantizar el derecho a la vida de aquellos individuos que sí­Â¬ cumplen con la ley. Es inmoral cuando se aplica por venganza personal, a los opositores o enemigos polí­ticos, creando esto una sociedad corrupta y oprimida. Esto ha ocasionado que muchas personas rechacen la pena de muerte, pero no es el ejercicio del poder en sí­Â¬ mismo la causa de este rechazo, sino el uso inmoral de Este.

También podrá ser inmoral no aplicar la pena de muerte cuando ésta corresponda. Cuando no se aplica podrá perjudicarse a aquellos que ¬ obedecen las leyes y, que por la falta del castigo apropiado, se convierten en ví­ctimas de la violencia creciente. La falta de la correcta aplicación de ésta por las autoridades cuando es necesario, ha dado como resultado en la venganza personal. Una aplicación correcta y ordenada de la pena capital bajo los principios bí­blicos trae como resultado paz y justicia en la sociedad.

Según la Biblia, la aplicación de la pena de muerte fue delegada por Dios a la humanidad después del diluvio. En aquellos que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Esto lleva a Dios a enviar el diluvio como juicio sobre esa maldad. Para evitar que esto sucediera de nuevo y no tener que enviar otro diluvio que acabara con la sociedad de nuevo, Dios delegó en la humanidad la responsabilidad de administrar justicia y de aplicar la pena de muerte. El objetivo inicial de esto era evitar la propia destrucción de la raza humana y las consecuencias de vivir en libertinaje. Se debe notar que la pena de muerte fue introducida en el mismo momento que se delegó la responsabilidad de aplicar la justicia.

Algunos podrán confundir la pena de muerte con el sexto de los diez mandamientos. Un análisis más detallado revela que la palabra hebrea usada en Éxodo 20:13 “rasah” tiene por significado matar haciéndolo intencionalmente, con malicia y hasta con alevosí­a. En otras palabras, este mandamiento dice literalmente No asesinarás.

Se debe notar que la misma ley del Antiguo Testamento no culpaba a aquellos que cometí­an homicidios culposos, es decir, accidentales o sin intención.

La Biblia sí­Â¬ menciona casos en el que el rey perdona la vida de un condenado a muerte por misericordia a este. El más notorio, es cuando David perdonó la vida de Simei el dí­a en que fue restituido a rey luego de una rebelión. David queriendo aplicar la misericordia lo perdonó.

Hay que hacer notar que luego su hijo Salomón cuando accedió al trono, lo aprisionó a este hombre, reconociendo el peligro y luego lo mandó a ejecutar cuando este quebrantó la ley.

El Nuevo Testamento, en términos generales, respeta la ley penal establecida en el Antiguo Testamento, no cambiando su aplicación pero sí­Â¬ en busca de la transformación del corazón de las personas que viven bajo ella. Hay que hacer notar que Jesús sí­Â¬ estuvo frente a dos casos de pena capital, pero en ninguno de los dos casos fue juez ni acusador. Su papel es especí­fico a la vida espiritual de ambos.

El primer caso es de la mujer adúltera, que llevaron para apedrear, y cuya tentación era que Jesús tomara una piedra en sus manos y aplicara la pena de muerte, a lo cual El respondió con un perdón espiritual.

El segundo caso es el de los ladrones crucificados con Jesús en la Cruz, mientras uno le pedí­a que le quitara la pena de muerte, el otro le clamó por misericordia. En ninguno de los dos casos el Señor habló del castigo impuesto por jueces humanos, sino ofreció el perdón espiritual a aquel que lo pidió. Por lo tanto, Jesús distinguí­a entre dos autoridades para perdonar pecados y la de los jueces para aplicar justicia, dedicandose íšnicamente al írea que le correspondí­a.

Jesús no abolí­a la pena de muerte sino respetó la autoridad delegada en los jueces, aún teniendo Él el poder de cambiar las leyes. Es de hacer notar que el mismo Jesús murió en la cruz por una sentencia de muerte capital, a lo cual nunca se opuso, al igual que muchos de sus discí­pulos después de El. Hoy el instrumento utilizado para ejecutar la muerte espiritual es el sí­mbolo máximo del cristianismo: la Cruz.

Como la nación hebrea era un estado religioso cuyo gobierno estaba í­ntimamente ligada a su moral, en la ley quedaron escritas penas capitales para distintas situaciones, una de orden criminal y otras de orden moral. Las aplicaciones para violaciones de orden estrictamente moral o religioso no caben hoy en nuestros estados laicos, algo que Jesús mismo respetó cuando viví­a bajo el imperio romano, pero los de orden criminal o penal si deberán seguir aplicándose.

EL CONFLICTO íRABE-ISRAELí Y YO

arabe_israeli.jpgEntre hermanos y casados nadie meta sus manos, esta será la recomendación en este tema tan candente que hoy está de moda entre la gente; no será la asamblea legislativa o la gente pasiva los que resolverán la guerra entre Israel e Irán, serán la oraciones por las naciones las que llegarán a apaciguar el tema militar de este largo andar. Será necesario tomar en cuenta al Todopoderoso para que a ellos los llene de gozo.

Por generaciones hemos tenido a este tema reacciones, un colega de facebook me insulto por el amor que tengo para con el pueblo Israelí­; yo su ignorancia comprendí­. Pero con mi boca no le ofendí­, sino le bendije y a Dios pedí­ que el comprenda que amamos a la nación de Israel por habernos dado a Jesús, el autor y consumador de la fe; por quien tenemos entrada al Reino de los Cielos, ya que la Biblia nos dice que si confesamos con nuestra boca que Jesús es el Señor y creemos en el corazón que Dios le levantó de los muertos seremos salvos.

La base de una sociedad es el respeto, y todos viven peleando quien de ellos tiene la razón; cuando lo que necesitan es un nuevo corazón, un corazón de carne que sienta amor y perdón por sus enemigos, como la Biblia nos manda vivir. Claro ,esto no lo entienden por estar ciegos a la realidad de la lealtad de Dios sobre su pueblo escogido, mi humilde recomendación es que juntos oremos por el entendimiento en el Oriente Medio; y que apaguemos ya tanto sahumerio de opiniones encontradas por pleitos que no nos corresponden.

La semana pasada en la Asamblea Legislativa pretendí­an tener un pronunciamiento oficial al respecto, llegaron al salón azul palestinos, israelí­es y salvadoreños a pelear entre hermanos y a batir las manos a favor de sus posiciones; ignorando que este tema no es de incumbencia de nuestro Paí­s, pues jamás llegaremos a la raí­z, Será necesario poner la oración en nuestro calendario. Y orar por la paz de nuestro paí­s, para luego llevar la semilla del entendimiento, de esto no te miento.

Si a mi me preguntan cual es mi opinión, yo para con Dios no seria oposición, mas bien le invocarí­a de corazón para que entre naciones dejemos de pelear por estas situaciones; con esto todos perdemos, pierden los judí­os, pierden los palestinos, pierde la democracia y Dios acorta su gracia. Es tiempo de reflexionar y accionar, para que no terminemos todos viviendo en un muladar. Para que ya no veamos piedras volar, para que ya no tengamos que hijos llorar y niños sepultar, toma hoy una posición clara al respecto. Pí­dele a Dios que nos tome a todos como sus hijos predilectos.

LAS MENTIRAS DE SATANíS

satanas.jpgLa primera fue el querer hacernos creer que serí­amos más grandes que el mismo Dios, si comí­amos del árbol del bien y el mal; que bochorno el querer ser más de lo que Dios fijó como lí­mite para el hombre, no por el ser Dios y nosotros carne sino por el hecho de no estar preparados para dominar el poder que sólo a Dios corresponde.

La segunda es querer cambiar el rol de la mujer en la vida de la sociedad, el privilegio de ser mujer no le corresponde a un hombre; el privilegio de ser madre fue otorgado por Dios a ellas y no a Ricky Martí­n, por mencionar algún nombre. Ellas son la imagen y semejanza de Dios, son bellas, son sensibles, son únicas, pero hoy resulta que hombres faltos de testosterona y llenos de lascivia pretenden cambiar lo que Dios regaló a la mujer.

La tercer mentira fue el prometer que nuestros ojos serí­an abiertos, claro lo que no explicó es que serí­an abiertos para experimentar el peso del pecado, el dolor, la perdición, la codicia, el desanimo que jamás estuvo en los planes de Dios para su creación; es por ello que preestableció lí­mites en el mismo jardí­n del Edén para no estropear su plan perfecto. Puso un árbol en medio del huerto para que en nuestra capacidad pudiéramos tener cierto grado de libertad de decisión y no todo fuera imposición.

La cuarta mentira es que no morirí­amos, la Biblia enseña que la paga del pecado es la muerte; no creas todo lo que escuchas en los medios de comunicación, todos velan por sus propios intereses y el enemigo desde el inicio ha querido separarnos de nuestro creador y Dios. Abre bien los ojos y no creas las mentiras de Satanás quien es el creador del dolor, la soledad, la necesidad, el suicido, el dolor, como el sinsabor del diario vivir de aquel que no está en Cristo; conoce la verdad y la verdad te hará libre, confiesa a Jesús y llegarás hoy a la luz.

La quinta mentira es creer que lejos de Jesús tu vida será victoriosa, cuando en realidad la Biblia nos dice que separados de Él, nada podemos hacer ni alcanzar.

Esta semana en Facebook encontré a tres jóvenes ahora ya adultos en estilos de vida que no les corresponde, tomando, departiendo con gente a la que nunca conocieron en la vida Cristiana. Ahora ellos han negado la fe viviendo como si nunca conocieron a Dios o de Dios, muertos en sus delitos y pecados; ya no por inocencia de pecado sino por descaro ante su creador.

No creas en las mentiras del enemigo, toma mi palabra como referencia, de no ser así­ pagaras la consecuencia de tu pecado, el dolor será tu plato fuerte, y la soledad tu postre; pues habrás negado la eficacia, eficiencia y efectividad de la Sangre de Cristo en tu vida, no dando frutos dignos de arrepentimiento, lo cual significa que no te importó que Dios entregara a su hijo Jesús en la cruz del calvario por ti, por tu pecado; aprovecha hoy y entrega tu corazón a Jesús, sal de la mentira ven a la luz… La luz de Jesús.

DIVERSIÓN O DIVERSIDAD SEXUAL…

Todo lo que el hombre toca o modifica arruina, desde el inicio de la humanidad es la misma historia; arruinó el Jardí­n del Edén, arruinó la relación perfecta para con Dios, arruinó la salud que el Creador nos dio en el principio de la humanidad, arruinó hasta la vecindad donde viví­a, el hombre puede ser una verdadera pesadilla ¿no creen?

Hoy resulta que sin mayor consulta, el presidente mandó sin preguntar a aprobar un decreto legislativo que agrava LA SITUACIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN, todo por querer estar bien con Dios y con el maligno; El Salvador ya está suficientemente complicado como para habernos aunque sea consultado que opinamos la mayorí­a de ciudadanos votantes, no importando si somos protestantes.

La propuesta parece ser inofensiva pero se están metiendo a un callejón sin salida de perversidad aunque ellos paguen IVA, lo que está a la vista no necesita explicación; Dios en su palabra habló y dijo varón y hembra los creó y créanme que Dios no se equivocó. Lo que sucedió es que el hombre con el libertinaje se alocó y de su creador y sus leyes se olvidó.

Mi pregunta es ¿qué pretenden con esto, vivir sólo el momento o iniciar el camino al verdadero lamento? De esto después te cuento, cuando termine el cuento y ellos ya estén bien adentro y la vida los deje sin aliento; las leyes humanas no pueden cambiar las de Dios aunque por las calles estos alcen la voz y pongan como sí­mbolo un arcoiris de colores para mostrar que ellos son de todos los sabores.

No confundamos la libertad con el libertinaje pues son dos cosas diferentes, y esto lo saben todas las gentes, pupilos, trabajadores y regentes; no perdamos lo bello de la creación por querer agradar al montón. Pongamos la mano en la conciencia y no necesariamente en la ciencia, que insiste en querer comprobar que cada DIA aumenta esta pesadilla de la diversidad sexual.

Apelo a la libertad de expresión para que no nos imponga esta gestión de gobierno decreto legislativo sacado del mismo infierno, pido a los gobernantes que no nos traten como solo donantes y que recuerden que el que vientos siembra cosecha tempestades; con ellos perderás amistades como la mí­a, que realmente no es más que una pesadilla; pero la mas importante de conservar, es la amistad de Dios y Creador quien es quien hasta hoy sostiene a El Salvador.