“LA LENGUA PODEROSA SEÑORA”

lengua.jpgLa lengua es un órgano difí­cil de manejar, aun para los más ricos y preparados. La Biblia nos dice que este órgano hace encender el furor hasta del más inocente; no te prestes a creer todo lo que escuchas en tu medio o en los medios de comunicación de moda; este tema concierne a todos los involucrados en la sociedad Salvadoreña en general, ya que tarde o temprano podemos ser ví­ctimas de los reporteros especiales y sus lenguas.

En lo personal, hemos sido ví­ctimas en más de una ocasión a este tipo de problema, ya que el amarillismo vende miles en las horas pico de programación local; estos señores reporteros irresponsablemente acusan sin conocer, difaman sin investigar, defienden sin discernir la realidad de los hechos. Con ello destruyen la poca confianza que existe entre familiares y amigos pariendo literalmente enemigos, separando matrimonios y haciendo que los hombres se comporten como demonios.

La lengua se enciende con poco, con un simple comentario hecho por un loco; pon atención a los detalles antes que escuches locuras y estalles. Un reportero hambriento, o desesperado escribe o reporta con el hí­gado y no con el corazón apegado a la razón. Analicemos los hechos y pongámonos claros no crea que somos tan raros,  cosas sencillas como una insinuación o cuenteada para que los medios te pongan de bajada te corten la cabeza.

Hay poder en las palabras, y esto también si son macabras, midamos nuestros comentarios y nuestros hechos; no vivamos entre los desechos, hablemos claro y conciso, no perdamos la fe, hagamos un compromiso; las palabras se las lleva el viento augúrate de limpiar lo que llevas dentro. Cristo te dará la salida que será el nuevo nacimiento de alma y corazón, pues será el quien te devuelva la razón; avivará el corazón de todo hombre que abra su corazón.

Si algo debemos controlar es la lengua, como las semillas que siembra a lo largo de la vida, sin olvidar que Cristo a todos nos da la salida, aunque tengas quebrada alguna costilla. No te rindas ante la crí­tica o adversidad que lo que hoy te sucede no es casualidad,  es el fruto de tu pecado y de a Dios haber olvidado. Así­ lo dice la Biblia y nadie lo puede negar, que aquel con quien Jehová este airado caerá en boca de algún reportero desesperado.

REINGENIERIA ESPIRITUAL DEL SIGLO XXI

reingenieria.jpgTodo cambia, esta regla universal no ha podido ser cambiada a pesar del avance de la ciencia y la multitud de descubrimientos de los últimos tiempos; los cambios los provocan las decisiones que tomamos a diario, pero con ello será necesaria una reingenierí­a espiritual profunda para poder mantenernos a flote con tanta responsabilidad impuesta sobre nuestros hombros por la sociedad de hoy.

Todo cambia, hasta la manera en que vivimos la vida en estos últimos tiempos; parece que ya no hay tiempo para nada más que para el trabajo y el culto al cuerpo, los amigos son cosa del pasado todo es en base a la Web, en base a la conveniencia e interés que hasta duele el corazón de tanta indiferencia y negligencia. Las relaciones estables parecen cosas del pasado y las buenas amistades las hacemos del lado.

Todo cambia, el amor ya no es como lo vivimos en el pasado, hoy es tanto tienes tanto vales; muéstrame tu carro y te muestro mi piel color de miel, los jóvenes han derretido al creador y han hecho de su juventud el dios del siglo XXI. No están preparados para los problemas de la vida, están en un eterno éxtasis de vanagloria y placer que los llevará a fenecer.

Todo cambia, las familias del siglo XXI son disfuncionales; no aman como nuestros antepasados y familiares, los padres nos burlamos de nuestros hijos, los hijos se aprovechan de los pecados o errores de los padres. La casa no la respeta nadie, llegan en horas altas de la noche para hacer creer que ya se quedaron cuando en realidad solo comen y salen de nuevo a la vida nocturna que la sociedad de hoy ofrece.

Toda persona necesita una reingenierí­a de carácter espiritual a corto plazo, no podemos seguir a este ritmo de vida que nos robará lo poco que nos queda de tiempo para disfrutar este bendito planeta; la clave está en darnos cuenta que separados de Dios nada podemos hacer, significa que en nuestros planes diarios será necesario incluir a todos los que están bajo nuestra responsabilidad y cuidado.

Todo es posible si puedes creer, entrega tu corazón al Creador para recibir de Él la ayuda que tú necesitas; te devolverá tu mañana, tendrás paz y alegrí­a, se terminará toda pesadilla, sólo dobla hoy tus rodillas y clama a Él de corazón, después de esto dirás este tipo tiene toda la razón, pero no cierres la puerta de tu corazón. Atrévete a conocer el camino, ese que cambiará tu destino, su nombre es Jesús.

“KING FLYP Y MI SALVADOR”

Rey de los Judí­os, le nombraron a Jesús estando el colgado de una cruz por amor a la humanidad, nadie alcanzó a comprender el grado de amor que Jesús emanaba en su diario caminar; para poder llamarte REY será necesario que muestres el amor que tienes por tus amigos o hermanos, nadie muestra su amor de diente a labio sino con entrega incondicional que muestras en tu diario vivir.

kingflyp.jpgAhora nace una estrella, King Flyp, un joven 100% Salvadoreño con un espí­ritu de triunfador, quien en su mente pretende llegar a auto nombrarse rey ante la oposición de los raperos mundiales de renombre. Este joven a impactado tanto a la comunidad no por sus canciones faltas de rima y ritmo sino por su espí­ritu invencible ante la crí­tica y el menosprecio.

King Flyp está de moda en toda la Juventud Salvadoreña  a pesar de la falta de apoyo de las grandes corporaciones televisivas; y todo lo ha logrado por su esfuerzo y dedicación en la realización de sus sueños, posesionándose así­ en los primeros lugares de las radios locales y programas de videos locales. ¿Te has preguntado quien es entonces el Rey?.

Rey es aquel que da su vida por la causa, y el único que se ha entregado de corazón, alma y cuerpo, es el Rey Jesús ¿Y tú no le llamas aun Rey de tu vida? Hay muchos que a lo largo de la historia se han proclamado reyes de naciones y pueblos, reyes de paí­ses que ni los nombres conocemos. Pero ninguno de ellos ha podido vencer la muerte, y el dolor de la traición y soledad.

¿Te gustarí­a conocer al único Rey de la HISTORIA de la humanidad? Bueno este es Jesús, el hijo de Dios, quien vino con la misión de expandir el Reino de su Padre Dios y lo hizo ofreciendo salvación y vida eterna por medio de la fe y no las obras de carácter humano, quien dio su vida en sacrificio por muchos y en especial por ti y por mí­, a pesar de mi pecado y el tuyo.

Para conocerle todo lo que necesitas es invocarle en tu mente y corazón, orar con voz audible y declárale Señor y Salvador de tu vida; para ello no necesitas ser un hombre perfecto o una mujer intachable, todo lo que necesitas en arrepentimiento genuino de corazón. Para ello todo lo que necesitas en reconocer que no puedes estar sin su amor y perdón, ello te llevará a un nuevo nacimiento a experimentar gozo y alegrí­a como nunca antes has experimentado.

¡Vamos! aní­mate a reconocer a Jesús como Salvador y Señor de tu vida.

¿Y con King Flyp qué hacemos? Deja que los muertos entierren a sus muertos; Dios no comparte su gloria con nadie, deja que el mundo siga girando y atrévete a romper el molde de la religión. NO permitas que la tradición te lleve a la traición de creer que hay reyes en este mundo, si de reyes hablamos no te confundas; Rey solo Jesús quien murió por ti en la cruz, por amor, quien venció la muerte y ahora reina para siempre.

CON LA MISMA VARA QUE MIDíIS SERíS MEDIDO

mismavara.gifEsta es una verdad universal, en mi paí­s decimos el que escupe para arriba , en la cara le cae; estas palabras podrán modificar tu conducta a partir que entres en contacto y conciencia con ellas, pues te recordarán que somos humanos y que nadie puede reí­rse del mal ajeno, la Biblia en el libro de PROVERBIOS nos dice que no nos burlemos del mal ajeno, no sea que a Jehová le disguste y su mal se vuelva a nosotros, con la misma vara que medimos seremos medidos en diferentes ambientes a lo largo de nuestra vida.

Si eres un criticón, guarda tu boca pues tarde o temprano a todos les llega el verano y con ello la sequí­a de bendición y gozo; la calamidad no llega sola, es producto de la actitud que tomamos frente a los problemas de la vida diaria. Y la crí­tica no debe ser una de ellas, la Biblia nos invita a ser Pacificadores, a perdonar, a no ver la paja del ojo de nuestro hermano sino la viga que tenemos dentro del nuestro propio ojo; atrevámonos hoy a marcar la diferencia en cada área de la vida pero principalmente ante la crí­tica.

¿Con qué vara estas midiendo a tu prójimo o hermano? Es tiempo de cambio de actitud frente a la multitud de problemas, debemos presentar más respuestas y soluciones para cada conflicto y no sólo crí­ticas; la respuesta está en una verdadera reingenierí­a espiritual, iniciando con tomar la actitud correcta en cada situación, segundo abandonando el perfeccionismo en nuestra vida diaria, tercero buscando apoyo en las personas que nos rodean con sus consejos, finalmente respirando profundo antes de  opinar en algún tema.

Con la misma vara que medí­s serás medido, quizá no será ahora pero podrí­a ser mañana; no siempre se gana en la vida, no todo es color de rosa, tendremos momentos difí­ciles en cada etapa que vamos avanzando, no olvides aquel adagio “hoy por ti mañana por mí­â€. La costumbre de denigrar y criticar no es un práctica Cristiana correcta, no es fácil decirlo pero es real no juzguéis si no queréis ser juzgados, hoy por ti mañana por mí­, esa será la nueva consigna de vida para todo buen Cristiano verdaderamente convertido al evangelio de Jesús.

En conclusión será necesario ponernos en el lugar del acusado y no del acusador, que causa tanto dolor como ofensor, cambiemos la historia del mundo en que vivimos, no siempre juzguemos basados en lo que sentimos sino en lo que esperamos recibir en un momento de complicación; atrévete a ser diferente atrévela a no juzgar a toda la gente y el mundo como la vida te sabrá diferente. Hasta el modo te cambiara y ya no serás tan indiferente al dolor o al calor humano que tus amigos te ofrecen.