“EL PRECIO DE TU INDIFERENCIA”

El precio de la indiferencia ante los ojos de Dios es alto para todos, la indiferencia nos empuja a la soledad ya que por creer que somos autosuficientes o necesarios para el bienestar de otros olvidamos el valor de la solidaridad el cual es necesario para el buen funcionamiento de la sociedad en general, ya que el Creador dijo "No es bueno que el hombre esté solo". No seamos indiferentes ante las necesidades de otros; amor, compañerismo, son solo algunas de las cosas que todo hombre necesita.

La indiferencia nos dice indirectamente que eres superior a todos, cuando la Biblia nos motiva a amar al prójimo como a nosotros mismos pues es la muestra de un nuevo nacimiento, la indiferencia es sinónimo de menosprecio y esto tiene un precio muy elevado en el diario vivir; causa dolor, causa duda, causa rencor, y estos frutos son de carácter nocivo para ti y para los que te rodean. Hay una ley que dice "Todo lo que el hombre sembrare eso también segará", preocúpate en no estar sembrando este tipo de semillas.

La superioridad es un complejo peligroso, hace ver a Dios como innecesario en tu diario vivir, lo cual te expone al dolor de corazón como a la misma muerte; está dividida en varias áreas tales como la espiritual, área financiera sin olvidar el área familiar; en esta vida todos necesitamos de todos. Como la abeja necesita de una flor, todo hombre necesita de la ayuda y la presencia de Dios en sus decisiones personales ¿cómo sobrevivir sin la ayuda del Todopoderoso?

La arrogancia es otro de los temas que debemos abordar en este escrito, la arrogancia esta a la orden del día, desde los reporteros hasta los religiosos creemos que estamos por encima de la ley de Dios y de los hombres, no hay humildad de corazón, no hay intención de cambio; y ellos nos están diezmando congregaciones pues con nuestro diario vivir dañamos corazones. Para volver al buen camino necesitamos una reflexión concienzuda para que en nuestra vida no quede duda que somos seguidores no de Buda sino de Jesús.

El precio de estos factores nos pasará la factura a todos señores, no esperemos demasiado y no pongamos los ojos del otro lado, seamos realistas y no tratemos esto como un simple comentario, pongamos pues empeño en un verdadero cambio; retomemos el buen camino para mejorar nuestro destino, no vivamos con indiferencia antes de comenzar a pagar las consecuencias. No olvides que la indiferencia, denota de Dios una gran ausencia,  sin su bendición y su presencia no queda más que pagar la consecuencia tanto de la Arrogancia como de la Superioridad y por supuesto de tu Indiferencia.

“DERROTA PÚBLICA Y POLÍTICA DE FUNES”

La Ley del control de Tabaco, no pudo ser vetada como tenía planeado el Presidente de la Republica Salvadoreña Sr. Mauricio Funes, esto es parte de la vida política o institucional; pero en realidad nos revela que no cuenta con el apoyo de su partido FMLN, Ni con los votos de la Oposición sino solo con sus nuevos aliados y amigos de GANA. Curioso ver como en la vida todo es posible cuando hay intereses mezquinos de por medio. Poder, dinero, renombre son solo algunos de los ingredientes que ésta fórmula está dando a conocer, hablo de la alianza de GANA y nuestro Presidente.

Esta es la primera vez en mis años de votante, que veo a un Presidente sin partido y un Partido sin Presidente, es curioso pues esto si es un verdadero cambio.  En el último Gobierno de ARENA, los Salvadoreños tenían un binomio peligroso, Un Presidente con Partido y un Partido con un Presidente, ya que Don Tony Saca guiaba al país y al partido a la vez a pesar de la oposición y solicitud del Sr. Alfredo Cristiani en repetidas ocasiones. Esto abrió las puertas a las divisiones que hoy están diezmando la democracia en nuestro medio, pues dividió a la oposición restándole poder y credibilidad; los partidos históricos están siendo sacrificados en nombre de la democracia, el PCN esta divido entre Ciro y Almendarez es notorio el descontento, como en la Democracia Cristiana también.

Los desfases que hoy vemos son el resultado de no trabajar en equipo, esto es Empresa Privada, Gobierno Central, Alcaldías y Partidos Políticos, todos tienen ideas diferentes de cómo sacar al País adelante en medio de la crisis financiera Mundial. Pero seamos realistas, éste es el turno no del FMLN, sino el de Mauricio Funes como Presidente electo de El Salvador, para  Gobernar por ello sugiero que nos ubiquemos, Señores démosle espacio al mandatario al fin y al cabo son solo unos veinticuatro meses más y esto es historia. La paciencia es la madre de la ciencia y Dios tarda pero no olvida.

La derrota Política y Publica es el tema que hoy me atañe, termino diciendo que no es fácil  entender lo que se siente ser derrotado públicamente por el partido que llevó a Mauricio Funes a la silla Presidencial, lo que si es cierto es el hecho que ni el Partido estaría en el Gobierno , ni el Presidente en la Silla, sin el binomio antes mencionado; es por ello que hoy digo que la derrota ha sido Pública y Política ya que con los votos de la Asamblea le dijeron: “No nos interesa tu Opinión de la ley de control del Tabaco”, con ello le mostraron que el Presidente NO es ni eterno ni necesario para aprobar las propuestas dentro de la Asamblea, que la unión hace la fuerza y que la Soberbia cierra las puertas a la Democracia como a la bendición.

PRÉSTAMOS CAMINO ERRÓNEO A LA PROSPERIDAD

Las economías del mundo están en aprietos, cada país tiene una deuda superior a lo que produce, principalmente los que creen ser desarrollados o independientes; recuerdo que un israelí que vivía en un Kibutz (campamento con filosofía socialista) me compartió un pensamiento que decía "’Ningún país es libre si no produce lo que consume". En otras palabras, todos somos esclavos de un sistema casi fracasado mal llamado sistema Neoliberal, del cual todos en El Salvador estamos presos o inmersos ya sea por necesidad o conveniencia; con ello inicio diciendo que los préstamos jamás serán el camino a la prosperidad.

El Salvador está endeudándose a un ritmo de Seis Millones de dólares diarios con los últimos préstamos adquiridos, eso nos empuja a buscar alternativas para pagar en un futuro estas deudas a largo o a corto plazo; la gran pregunta es ¿qué dejaremos a los hijos de nuestros hijos? La Biblia dice "Bendito el que deja herederos a los hijos de sus hijos". Cuando habla de herencia habla de bendición no de endeudamiento, eso no es culpa del Presidente necesariamente, es culpa de todos nosotros los que no queremos colaborar directa o indirectamente con nuestros impuestos; pregúntate ¿cuánto evades a diario no declarando lo que realmente ganas?

Las familias en El Salvador estamos gastando más de lo que tenemos, a tal grado que vivimos a puros préstamos o tarjetas de crédito para conservar el ritmo de vida que gustamos tener, cuando en realidad nos estamos ahogando por fingir prosperidad no propia, sino prestada a costillas de los intereses que son lo único que podemos amortizar; ¿Hasta dónde pretendes llegar con esta fantasía? tus hijos están siendo vendidos a nuestros acreedores ya que estudiarán y trabajarán para sacarnos como padres de las deudas adquiridas, con la mentira que gastamos el dinero en su educación o formación como profesionales. Cuando en realidad el sesenta por ciento de lo gastado es en el estilo de vida no apropiado que deseamos tener.

Para colmo de males, el Gobierno actual está peleando con los empresarios, con los diputados y con los comerciantes; la violencia incontrolable no permite que la inversión extranjera venga a El Salvador; Las aerolíneas están buscando alianzas para contraer los gastos de operación, pero nada de esto se soluciona con préstamos, sino generando oportunidades de empleo para todos por medio de la seguridad laboral, lo cual creará un mejor ambiente laboral y colaboración de todos en general. La salida no está en los préstamos sino en el esfuerzo de contracción de gastos en la vida diaria, analiza y aprende a vivir con lo básico, nadie nació con zapatos, aprendamos a caminar descalzos.

No tomes el camino equivocado, los préstamos no son el camino a la prosperidad sino es el camino a la esclavitud eterna, de tener estilos de vida que no podemos sostener; busca a Dios y encontrarás no sólo la Salvación, sino también la bendición que necesitas en todas la áreas de tu vida. Busca a Dios mientras pueda ser hallado.

LA GRAN PREGUNTA

A 35 años de existir como Iglesia el tiempo ha diezmado la vida de nuestro fundador y pastor general, ya que la edad es nuestro principal enemigo en la vida cotidiana; las rodillas se ponen duras, las cosas más sencillas se complican, la salud ya no colabora tanto como nuestra mente que está siempre activa pensando en cómo ayudar al necesitado que está principalmente lejos de Dios. En estos años  más de tres generaciones han sido impactadas en más de alguna forma por el ministerio que nos encomendó el Señor.

Los malos obreros esperan la hora de su partida para apropiarse de las cosas que a Dios pertenecen, desde las sillas de las Iglesias hasta el sonido del local; pensando que su fidelidad para con sus ovejas termina cuando termine el legado de nuestro fundador, pero en realidad es todo lo contrario. Para poder hablar bien o dar testimonio de fidelidad no es en vida sino después de su partida, como lo mostró Josué en el capítulo 24 en su mensaje de despedida donde nos recuerda todas las maravillas que Dios hizo en medio de su pueblo al tomarlo, sacarlo, introducirlo y bendecirlo en la tierra que fluye leche y miel.

La prueba del éxito de un proyecto o visión se ve cuando sus líderes ya no están en casa o como administradores de dicho proyecto, en otras palabras cuando el gato no está en casa; el éxito de la visión de nuestro fundador será después de su partida y no en su presencia necesariamente, el éxito de la visión de la organización será el fruto del esfuerzo de consolidar a más de 300 obras a nivel nacional y las 25 obras en el mundo que llevan el nombre de nuestra Organización, llevando el mensaje de la palabra de Dios, sin cambiar la Doctrina aprendida y la pasión por las almas.

La gran pregunta es ¿En quién has puesto tus ojos? Estás siguiendo a los hombres o estás siguiendo a Dios. En lo personal espero ser testigo de la mano poderosa de Dios en este ministerio y que los frutos sean de carácter perpetuo en el territorio nacional e internacional; para ello sólo nos queda esperar que el tiempo corra y que la vida tome su curso; lo único que es seguro es el cambio en nuestra manera de pensar y actuar en el proceso. Pon tus ojos en Jesús autor y consumador de la fe, en quien podemos poner nuestra confianza absoluta, ya que es el único que jamás te abandona en el proceso de cambio.

Termino diciendo que lo que Dios te da ningún hombre te lo arrebata de la mano, es por ello que no debes poner tu confianza en los hombres, cambia tu mirada y aprecia lo que hoy puedes administrar en tu área de trabajo; no confíes en las promesas que escuchas y cuídate de los que tienes a tu lado, hablo de tu equipo de trabajo o consiervos con los que convives; no corras antes de Dios, corre a las manos de Dios que en Él está la respuesta que necesitas.

“O IGNORÁIS QUE VUESTRO CUERPO ES TEMPLO DEL ESPÍRITU SANTO”

Esta semana se inauguró el nuevo Templo Mormón en El Salvador, con ello amablemente fuimos invitados por las autoridades de dicha organización para conocer las instalaciones y la magnífica construcción que hoy por hoy en lo personal llamaría “El mejor templo de El Salvador”. Para nuestra sorpresa nos encontramos con lindos detalles que inspiran a todo ser humano que gusta de las cosas terrenales y buenas.

El lujo de las instalaciones es de admirar, sus murales, sus jardines, sus acabados, la arquitectura y distribución de las áreas de oración y culto, su amabilidad al permitir que todos los salvadoreños entremos a conocer lo que el dinero puede edificar en nombre de “Dios”. Pero al analizar el porqué del lujo y la inversión millonaria, me encontré con los errores históricos de los llamados Mormones quienes sostienen que hasta hoy ellos reciben revelaciones de parte de “Dios” por medio de sus profetas.

Ellos tienen un pensamiento basado en un mal llamado Paralelismo, que afirma que Jesús profetizó para el Oriente Medio, pero en América, según citan los Elder, también Dios tenía profetas escuchando y escribiendo literatura sacra o sagrada en estas latitudes del mundo antes no conocido. Luego al profundizar en su doctrina me doy cuenta que ellos afirman que bautizándose por los muertos ellos alcanzan la oportunidad de entrar en el cielo, o en la presencia de Dios por medio de ese determinado acto de fe de un familiar.

El hermoso templo hoy por hoy está abierto para todos los invitados sin tener costo alguno por la visita, pero después de inaugurado “nadie y digo nadie” podrá entrar en las instalaciones de lo que llamaremos el templo mayor; ya que para ellos este es el lugar Santísimo donde sólo entrarán las personas que quieran pactar para con Dios, conforme a lo que ellos enseñan en sus doctrinas. Que triste será el ver tanta inversión para pretender retener la presencia de Dios en este lugar sin lograr mayores resultados ¿no crees?

Me pregunto si ellos toman en cuenta la Infalible Palabra de Dios la Biblia, la cual es inspirada y útil para enseñar, redargüir, corregir a todo aquel que entra en contacto con su contenido, ya que el portarla o tenerla no es suficiente para que ella accione en el corazón de todo hombre; para ellos el libro paralelo o de texto de su fe y doctrina es el llamado “Libro del Mormón”, el cual defienden no con resultados espirituales sino con filosofías seculares que tratan de llegar a Dios por medio de las obras de la carne o de promover valores en lugar de un nuevo nacimiento por medio del único mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo.

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es Templo del Espíritu Santo? Esa es la gran pregunta que hoy les hago a mis nuevos inversionistas y amigos los Mormones; quienes por años han buscado como muchos la presencia de Dios en grandes edificaciones hechas por los hombres, cuando en realidad el Templo más bello y más caro diseñado a la medida es el cuerpo que Dios nos ha confiado a todos por igual, en el cual habita la presencia de Dios.