EN EL OJO DEL HURACÁN

Una vez más me encuentro en plena batalla por mi libertad, esa libertad que Jesús me dio en la cruz se ve hoy amenazada por mis malos pensamientos y actitudes aprendidas a lo largo de mi vida; no cabe duda que el diablo es diablo aquí y en la China, trayendo malos pensamientos a la vida de aquellos que añoramos vivir en absoluta independencia en nuestra vida diaria.

Pareciera que esto es un ciclo que cambia cada cierto número de días, en otras palabras cada cierto tiempo vuelvo a pelear con las mismas compulsiones carnales que están presentes en cada pulgada de mi mente y cuerpo; bien decía el Apóstol Pablo "Miserable de mí quien me separará de este cuerpo de muerte". Haciendo referencia a la ley Romana que obligaba a cargar el cuerpo del muerto en la espalda de aquel que había sido hallado culpable del crimen del mismo.

Las compulsiones y pecados están a la orden del día, pero en realidad están presentes donde les dan lugar, o sea en la vida de toda persona que se atreve a jugar con fuego creyendo que no saldrá dañado o que no dañará a otros que le acompañan en su viaje por la vida; te has preguntado el porqué de tu sufrimiento, bueno la explicación es fácil es el producto de las prácticas de vida.

El Huracán no es de carácter permanente, no te preocupes por ello pero tampoco abandones tu lugar por temor a ser absorbido por su fuerza y colorido; pon cara de vivo y recuerda las promesas de Jesús en la Biblia mencionadas, donde nos manda resistir en el día malo, donde nos dice "Resistid al diablo y huirá de vosotros". No cedas ante la tentación de vivir con profunda decepción.

Reta tu pecado y no hagas la palabra de Dios a un lado, las bases para el éxito son las mismas, fe, permanencia, pasión entre otras; pero la principal es la determinación a no terminar como todos, sino a romper los moldes de la comodidad y utilizar el voto de lealtad dado por Dios a través de Jesús en la cruz. Toma todas sus promesas y evita el fracaso, ponte hoy el uniforme de fatiga, sume la barriga, pon cara de enojado con todos los pecados y compulsiones de tu pasado.

En el ojo del Huracán puedes tener paz y confianza, siempre y cuando tengas a Dios de tu lado y estés con tus pecados en la cruz de Cristo clavado, pero si caminas por la vida creyendo que el placer te dará la salida, estás jugando con tu misma vida. No le temas a la situación aprieta la cara aprieta el corazón, que después de un gran golpe viene también la bendición, tendrás gozo, tendrás paz de saber que ni la muerte ni la vida te podrán robar la salida.

Me despido en esta entrega disfrutando de un café con una gran aliada y amiga, la soledad; en ella siempre encuentro consejo pues es ella el reflejo de todo lo aprendido, aunque en ocasiones cuando platica conmigo y lo que me dice no tiene mayor sentido, pero tú aprovecha la compañía de los que te dan amor y no pesadillas y de ellos el primero es Dios quien en su misericordia a todos nos da amor y consuelo aunque en ese momento estemos en el mismo suelo.

9 respuesta a “EN EL OJO DEL HURACÁN”

  1. Buena Reflexion Jefe:

    Cuando llegue al pais donde me encuentro escuche una frase q me gusto ” En casa del jabonero quien no cae resbala” y decia el predicador q nos regalaba la frase que lo mejor era no caminar por terrenos minados
    y si ese terreno es nuestra propia mente hay que saturarla de Jesus…

    y me gusto a quillo de cantarle a mi mismo…he desidido seguir a Cristo no vuelvo a ……

    Dios bendiga

  2. Seguir a Jesús… ¿ Quién dijo que sería facil? Las mismas compulsiones y otras cosas las vivo yo a diario. Respeto los conceptos del Pastor y me motiva a ser solidario en elevar oración por él para que aún en la lucha siga venciendo y dando testimonio para muchos… Solo el que ha vivido en posiciones de responsabilidad perfectamente puede entender el * entre líneas * que yo encuentro en esas valiosas ideas escritas… Quizá nunca estreche la mano del autor o mucho menos llegue a conocerle pero sé perfectamente que si Dios le ha entregado responsabilidad, aún a su estilo, sabrá salir adelante y ¡Qué bueno! que viva esas dificultades, lo hace ver tan sencillamente humano y poderosamente protegido por Jesús. Mis respetos…

  3. Si vences te dare la corona dice en Efeso, mi hermano Toby este problema es de muchos y la mente nos quiere controlar haciendonos creer que vamos bien…….pero bien al matadero….como decia un maestro….hay que verlas como esqueletos y asi se te hara todo mas facil…ya me imagino por donde anda vuestra mente……y la verdad no te culpo ni juzgo solo date cuenta que por un rato de placer la conciencia te este dando de toques por mucho tiempo….es triste la situacion pero es la verdad mi querido hermano…cuidate de todos y en especial de tu propia mente.

    Que Dios te bendiga y te cuide

    Jose Rios

  4. Gracias Pastor!!
    siempre leo su pagina y le doy las gracias por recordarnos la palabra de Dios, a veces nos metemos tanto en el diario vivir especialmente aqui donde yo vivo y trabajo, pero cuando leo sus sabios consejos mesclados con un poco de humor me hacen volver a la batalla diaria, siempre agarrada de la mano de Jesus.
    Gracias nuevamente and God bless you and all your family.

  5. Muchas veses en momntos d tribulacion la krne no nos quiere dejar ver lo bello y poderoso q es nuestro Dios aquel q fue kpas q morir por nosotros en la cruz y hasi mismo es grand para saknos d la tribulacion.

    Gracias pastor x recordarnos q Dios a pesar d todo nos ama y tiene una salida a nuestros problemas x mas grandes q sean

    GRACIAS DIOS X LA PRUEBA.

  6. Le llaman pecado pero en si son los 7 pecados capitales de los que siempre se habla:

    La lujuria
    la envidia
    la gula
    la ambicion
    la avaricia
    la codicia
    el orgullo
    la ira

    Se aplica a si mismo de alli que se toma esa famosa frase” hombre conocete a ti mismo” si conoces de que padeces tienes la oportunidad de evolucionar dejando a un lado todo los pernicioso de nuestros actos en aras de Cristo, esa fuerza dentro de cada una de Nos. que se revoluciona cuando hacemos a un lado toda clase de pensamientos inmundos ahondando en el crecimiento de nuestro espiritu (Cristo en nosotros) y por ende hacemos la voluntad del padre y no la nuestra.

    Crece poco pero constante

    Jose Rios Jovel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *