LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN

Este día en un periódico de corte derecha, encontré una entrevista con un Magnate Salvadoreño, quien ha sido de bendición para muchas familias quienes dependimos en algún momento de sus múltiples empresas en todo Centroamérica y más; pero no comparto sus argumentos actuales donde propone declarar la guerra a las Pandillas en territorio Nacional.

Tomando como base la Biblia, le recuerdo que la violencia engendra violencia, que la maldad se vence con la bondad, que jamás el mal triunfara ante el bien, somos más los buenos que los malos; si Dios es con nosotros quién contra nosotros, no pierda la  cabeza mi estimado, hay mejores maneras de solucionar el conflicto, y una de ellas es el desarrollo.

Que sus preocupaciones no sean solamente sus ventas y negocios, que su avaricia no sustituya su Ética Profesional, su Padre fue un verdadero ejemplo para todo El Salvador y el Mundo; la caridad que lo caracterizó lo volvió todo un Icono Internacional en su tiempo, hay más en la vida que hacer dinero, y eso es el desarrollar familias y comunidades que no tienen sus mismos privilegios.

Pagar salarios más justos sería el primer paso para apaciguar la necesidad de robar; educar, sería la segunda grada a escalar y desarrollar más empresarios o emprendedores, hablo de educar en valores; quitar el criadero de trabajadores y esclavos y convertirlos en investigadores profesionales para calmar el efecto a nivel Internacional de esta historia donde los muertos ya no tienen lugar.

Trasparentar sus finanzas como las mías, para ya no vivir esta pesadilla de hospitales sin medicamentos y médicos llenos de tropiezos e impedimentos, morgues llenas de tristeza y almacenes llenos de gente comprando con torpeza; yo sé que usted de ello tiene conciencia, pero los cambios no se dan por coincidencia, se dan donde les dan importancia pues el éxito es producto de la constancia.

Las riquezas no son para siempre ni la corona para perpetuas generaciones, pero lo que sembramos en la tierra, sí lo cosecharemos en el cielo; le animo a reconsiderar sus propuestas de Guerra como una posible solución al conflicto que hoy vivimos en El Salvador como en el Mundo entero, busquemos el entendimiento y el perdón como base para tomar un nuevo rumbo.

En México, el haber declarado la guerra a los Narcos, les cuesta más de Cincuenta muertos diarios en días oscuros y llenos de inseguridad, no permitamos que este fenómeno Mundial afecte a más familias en nuestro territorio Nacional. Consideremos los indicadores y no pretendamos actuar como Salvadores o Dictadores ante una necesidad de Paz.

Le Recuerdo que los Ricos también lloran, digamos no al dolor, no más muerte, no más renta, no más inseguridad, aprendamos a vivir con mayor igualdad y moralidad; digamos borrón y cuenta nueva, no vivamos la cultura dela guerra sino la cultura de la Paz que inicia amándonos a nosotros mismos como a nuestros hermanos en general, pues ellos también son creación de Dios.

7 respuesta a “LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN”

  1. Hola pastor:

    Efectivamente esas “Famosas Guerras” siempre quien paga los platos rotos es la poblacion la criminalidad no se podra parar jamas con armarse hasta los dientes las cosas se hicieron mal se politiso el tema y ni haciendo una carcel en cada municipio del pais se puede parar solo un pueblo inteligente q habrace la biblia el unico mapa capaz de sacarnos del hoyo.
    No ignoramos q todos estos fenomenos son parte de la pronta venida de nuestro señor pero ser el pais mas violento del planeta no es precisamente señal q estamos preparados
    y como dice ud. de que viene ,viene

  2. Bueno , los ricos tambien tienen alma ,pero solo me recuerda cuando el joven rico se acercó a Jesús, y el rico se fuè decepcionado.Quien podra salvarse???.Tavez entre mil ricos hallan dos que tres que sean justos , los que Yo conozco, no son como los que el pastor Toby describe…

  3. Pastor debo confesar que si hubiera leido esa entrevista antes que su reaccion, hubiese sido el primero enlistandome para pelear esa guerra contra los criminales, me averguenza admitirlo no sabe cuanto pero lo pongo para las demas personas como yo que tambien piensan igual dejen de hacerlo, ahora tengo una perspectiva mas clara de como pelear esa guerra y sera de la forma como usted lo sugiere, no tengo dinero ni mucho menos soy un empresario pero voy a empezar por amar a mis vecinos que aunque no son pandilleros son muy violentos y compartire con ellos de las bendiciones que Dios me de para que vean que el amor que Dios pone en nosotros es mas fuerte que el odio que el enemigo quiera sembrar contra ellos, le agradezco tener el corage de publicar mensajes tan fuertes pero que de verdad cambian el pensamiento humano, benciciones!!

  4. Pastor Toby Jr. Quiero felicitarle por su excelente articulo “Los ricos tambien lloran”. Comparto al 100% su vision de prevencion y solucion con relacion a la problematica que vive nuestro pais El Salvador. Me imagino que no le habra sido facil escribir en estos terminos pues al parecer usted conoce a esta persona pero, gracias por hacerlo, porque estas son las ideas que los salvadoreños necesitamos asimilar para comenzar a trabajar por un pais diferente.
    Que Dios le bendiga.
    Alex

  5. Bendiciones Pastor Jr.

    Gracias por tan atrevido pero honesto y certero comentario,parece que no existe una Bola de cristal para definir soluciones.Como cristianos debemos estar alerta para dirigirnos.sabiamente .Como residente en Miami,entiendo que no hay Gobierno perfecto,usted lo sabe bien ,pues fue huesped de esta ciudad.En el futuro se predice que nuestro Senior Jesucristo no tendra otra desicion que destruir a los malvados,por que parece que los malos tienen el virus contagioso de ir de mal en peor.Nuevamente Gracias y adelante por tan buen trabajo en nuestra fe.
    Atte.Mario

  6. Creemos que no es correcto porque podemos salir afectados, por ejemplo podemos ser extorcionados, se pueden incrementar los asesinatos, puede afectar la economía del pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *