CUANDO LA BÁSCULA NOS TRAICIONA

La báscula (del francés bascule) es un aparato que sirve para pesar; esto es, para determinar el peso.

Normalmente una báscula tiene una plataforma horizontal sobre la que se coloca el objeto que se quiere pesar. Dado que, a diferencia de una romana, no es necesario colgar el objeto a medir de ganchos ni platos, resulta más fácil pesar cuerpos grandes y pesados encima de la plataforma, lo que hizo posible construir básculas con una capacidad de peso muy grande, como las utilizadas para pesar camiones de gran tonelaje.

Pero este aparato no siempre nos dice la verdad, ya que no distingue entre masa magra y grasa a la hora de pesarnos, en especial cuando nos sometemos a procesos de entrenamiento con pesas ya que este deporte agrega músculo y no grasa, lo cual no se puede medir por medio de una báscula normal o convencional, es por ello que hoy te animo a que no vivas con tus ojos puestos exclusivamente en la báscula no importando cuan profesional sea.

La medida de tu felicidad no puede estar basado en un aparato, debe de estar basado en la manera cómo la ropa nos talla, en la alegría que produce el saber que estamos escalando una montaña que a diario confrontamos, para mejores resultados el uso de la mencionada báscula es necesaria pero no de carácter obligatorio sino de carácter motivacional, en segundo lugar escribe las metas que deseas alcanzar con los porcentajes que anhelas tener tanto de grasa como de masa magra.

Cuando tengas claras tus metas será más fácil y menos dependiente de la báscula notar tu avance en tu proyecto de vida antes determinado, no olvides que la clave no está en el número de horas que pasas en al gimnasio, la clave está también en el tipo de alimentación que escoges a diario, el hecho de no poder gastar una parte de tu presupuesto o tiempo en ejercicios dejará de ser una limitante cuando comprendas que la mayoría del esfuerzo se hace en la cocina y no en el gimnasio.

Recuerda que la báscula no traiciona al hombre, es el hombre quien se traiciona a sí mismo, necesitas entender que el dinero te puede comprar buen equipo para lucir bien por fuera, pero por dentro solo la voluntad es la que te hará verte mejor y sentirte como un campeón, escribe hoy tus metas, pesa tu cuerpo para iniciar el proceso, busca el tiempo para cuidar tu cuerpo, la clave está en la voluntad y no en la báscula.

2 respuesta a “CUANDO LA BÁSCULA NOS TRAICIONA”

  1. SALUDOS PASTOR JR. ME GUSTA MUCHO SUS PREDICACIONES YO LO OIGO AQUI EN HOUSTON TX, LE DOY GRACIAS A DIOS POR QUE ME PERMITE OIR SUS PREDICACION Y ALGUNAS VECES LA DE SU PADRE. EL DIA DE HOY ME GUSTO MUCHO LA PREDICACION , SOBRE LA MONOTONIA. BENDICIONES Y RUEGO A MI PADRE CELESTIAL LOS SIGA BENDICIENDO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *