BELLEZA Y BALANCE

Todos queremos tener algo de que sentirnos orgullosos ¿pero estamos dispuestos a pagar el precio de la belleza hoy? Muchos pagan hasta con su vida por malas prácticas nutricionales, olvidan que el alimento no es un enemigo,  es algo necesario para mantener nuestra salud y bienestar,  la belleza tiene diversidad de colores pero la salud no.

Ser bello es ser balanceado, cuando hablamos de balance hablamos de un equilibrio en todo lo que hacemos: Estudio, conocimiento, amabilidad, vida espiritual. La belleza verdadera no radica en tu cuerpo, radica en lo que proyectas para con los que te rodean, esta belleza sale del corazón el cual todos llevamos dentro.

La belleza del siglo XXI es muy distinta  a la belleza del siglo XX, la belleza ahora se califica con dureza, todos buscan la perfección como juguetes hechos en serie. Qué aburrido sería el mundo con personas simétricas y esbeltas, todos con un mismo rostro y nariz, todos con los bíceps grandes y piernas fuertes, pero la realidad es otra.

Dios nos permitió ser diferentes con el propósito que cada uno de nosotros vivamos con una motivación personal, algo que nos empuje a ser esforzados en todo lo que hacemos, algo que cada mañana nos motive a luchar por nuestras metas personales, no te frustres por tu color de piel o por tu estatura, más bien demos gracias a Dios por la vida que tenemos para seguir caminando hacia el éxito personal.

No pagues el precio de sacrificar tu salud por querer ser como otro o como todos, mantén el balance entre tu vida espiritual y tu vida de ejercicio, mantén el balance entre lo que te motiva y lo que te gusta, una vida balanceada es la vida que todos necesitan, ante todo jamás dejes de luchar por tus metas personales y pon confianza en aquel que todo lo puede, su nombre es Jesús, Él jamás te abandona y siempre estará de tu lado como un buen entrenador y amigo.

2 respuesta a “BELLEZA Y BALANCE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *