UNA MADRE DEL SIGLO XXI

Nadie llegó a este mundo por medio de una cigüeña, nadie llegó en el bolso de Santa Claus, Dios escogió a una mujer para manifestar el milagro más grande, el milagro de la vida; toma una mujer de valor el poder afrontar el reto de un embarazo, y una mujer determinada el llevar a feliz término dicho privilegio; hoy celebramos la dicha de todas la mujeres en general, pero en especial celebramos la dicha de aquellas que tienen el privilegio de ser llamadas Madres.

El nuevo siglo trae consigo nuevos retos, entre ellos una nueva raza de Madres trabajadoras o profesionales, estas son aquellas que además de estar criando a sus hijos y esposos, optan por mantener un trabajo a tiempo completo, y como si eso fuera poco decidieron iniciar o terminar su carrera universitaria como un reto extraordinario; a ellas hoy saludamos y reconocemos, por su esfuerzo y determinación en desarrollar una vida digna de ser admirada e imitada por muchos.

Las Madres del siglo XXI además de cuidar de sus jefes, hijos, esposos y familia, tienen el reto de cuidar de su salud que es el centro de todo el aparataje familiar, sin salud todo lo anteriormente mencionado es en vano, la Biblia dice "De que le sirve al hombre si ganara todo el oro del mundo pero pierde su alma". Esto implica que todo el dinero no te puede comprar salud, pero la salud te puede permitirte hacer mucho dinero, el cuidar tu salud te abre la puerta a la oportunidad de ver crecer a tus hijos.

El cuidado de tu salud inicia con romper el molde de lo normal, lo normal no aplica para una persona como tu, ya lo has logrado en otras áreas de tu vida,  ahora el reto consiste en preservar tu salud por medio de un plan de ejercicios diarios que te permitan no solo disfrutar del mismo, sino también ver resultados casi de inmediato ya que será esa la gasolina para poder lucir como a ti te gusta en estos tiempos tan exigentes; recuerda que cuando hablamos de salud, hablamos también de salud mental y espiritual.

No podemos ignorar la importancia de una alimentación balanceada, esto lo lograremos si proyectamos como deseamos vernos o ser vistos por los demás, lo cual será respaldado por los halagos o expresiones de admiración de otros para con nosotros, ser atractiva es una oportunidad que cada uno decide aprovechar o desperdiciar; cuando tomes tus alimentos recuerda pensar en las consecuencias de lo que estás poniendo en tu cuerpo y metabolismo.

Ser Madre es ser un ejemplo para todo los que te rodeamos, desde tu manera de vestir hasta tu manera de relacionarte con los demás, por ello recomiendo que inicies también con un plan de purificación espiritual, el primer paso será estar en paz con Dios, la Biblia nos dice que "Si estamos en paz con Dios, Él hará que nuestros enemigos estén en paz para con nosotros". Conviértete hoy en una Madre del siglo XXI.

5 respuesta a “UNA MADRE DEL SIGLO XXI”

  1. muy linda su reseña ,las madres en nuestras vidas son el pilar fundamental para tener una formacion integral ,gracias por dedicarle unas palabras para las mejores mujeres de este mundo , felicidades por decidir ser madres y muchas veces padres como la mia

  2. En el mundo hay dos tipos de madre: Las madres piadosas conforme al corazón de Dios y las madres sin hígado y sin corazón.

    PARA HABLAR DE LA MADRE ES IMPORTANTE ESTABLECER: Padre, cualquiera puede ser, madre piadosa solo una, aquella que permite que Dios la gobierne.

    Las madres piadosas son aquellas que están dispuestas al sacrificio y al sufrimiento por sus hijos a cambio de la paz, la salud y la felicidad de sus hijos.

    Las madres sin hígado y sin corazón abundan y la piadosas han escaseado.

  3. Dice un versículo muy conocidos por todos los cristianos, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Solo Dios sabe cuanta fuerzas da a cada mujer para sacar todas sus tareas, pero lo mas importante de todo y que cada mujer debe de tener es: “Tener a Cristo en su corazón y reconocerle como su suficiente Salvador y Señor”, los afanes de la vida diaria pueden hacernos olvidar nuestro objetivo en esta vida, pero debemos de tomarnos de la mano de Dios Padre, Hijo y Estiritu Santo y pedirle que no permita dejar de AMARLO.

    No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas Como alas de águila, y volarán al cielo. (Proverbios 23:4, 5 RVR60)

    Muchas bendiciones y felicidades.

  4. Muy buena reseña la verdad que las madres es de lo mejor que Dios pudo haber hecho en este mundo porque con mucho esfuerzo nos trajeron al mundo y se esmeran por sacarnos hacia adelante con valores y buenas actitudes así que hay que amarlas así como ellas nos aman tanto a nosotros. Muy interesante el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *