EL SACERDOTE SILENTE

Esta semana viajé a México por llevar el evangelio hasta Canadá a una Iglesia amiga, cuando llegué al aeropuerto local me encontré con personal de la aerolínea quienes fueron de mucha ayuda en el proceso de chequeo, al lado muchas personas elegantes y bien vestidas, algunos deportistas y no podíamos faltar los religiosos.

La amabilidad combinada con el nerviosismo del momento de volar hacen resaltar nuestros mejores colores, cuando la primera parte del proceso había terminado me dirigí hacia migración donde me recibieron con amabilidad y calidad humana a tal grado que nos tomamos fotos con los oficiales de turno, todo salió como lo planifiqué a tiempo y de manera dinámica.

Al llegar a la zona de chequeo de seguridad me encontré con uno de los religiosos de la Iglesia Católica que colabora con la tele corporación local y cual fue mi sorpresa que no pudo compartir con ningún colaborador ni una sola sonrisa, su cuello clerical y su uniforme lleno de tristeza ganaron la atención de este servidor y las miradas de todos los que le estaban tratando de atender de manera efectiva.

Cuando terminó el chequeo quise saludarle con el respeto que él merece como parte importante de la Iglesia local en El Salvador, inmediatamente volteó la mirada como que no notó la  intensión pero sus nervios le traicionaron ya que la maleta que le acompañaba salió volando por el suelo y su pasaporte se cayó al suelo recogiéndolo de manera reactiva e inmediata para seguir con su camino de peregrinaje silente.

Debo confesar que me dio risa lo sucedido, me vi avergonzado por lo que no soy que debería ser, ósea un religioso tradicional quien tiene a su cargo por misericordia de Dios una organización con más de 375 iglesias filiales, medios de comunicación, ministerios de ayuda social, seminario teológico, colegio, orfanato, centros de rehabilitación entre otros, pero la realidad es que no soy yo el famoso sino Dios en nosotros, y este Sacerdote a lo mucho tendrá su parroquia y sus libros como responsabilidad ministerial.

Oro a Dios que mi trabajo no me convierta en este tipo de religioso inseguro y poco comunicativo, muy por lo contrario pido a diario en mis oraciones que Dios me permita seguir siendo un referente para nuevas generaciones, que pueda inspirar en ellos el deseo de comunicar y compartir el evangelio de Jesús con naturalidad y espontaneidad, sencillez y claridad para no ser tropezadero de nadie sino luz y sal como la palabra lo demanda, no confundas la sabiduría con la altanería y tendrás una vida agradable ante Dios y los hombres.

16 respuesta a “EL SACERDOTE SILENTE”

  1. Los seres humanos valuamos a las personas conforme a su profesion, vestuario o religion y no le damos la importancia de lo que DIOS puso en cada uno de nosotros “el corazon y conocimiento”. No podemos andar por el mundo como referentes de Dios cuando en nuestra propia casa no tenemos la carisma de reflejar el amor de Dios. un clerigo se casa con la iglesia, un pastor refleja lo que es la iglesia, un cura escucha responde como le inculca la doctrina un pastor escucha para alentar el corazon, un catolico habla de Dios un cristiano vive bajo la mano de dios. de ahi la diferencia entre la sotano triste del clerigo y el corazon que con fervor demuestra la capacidad de un gran pastor. de ahi las excelentes cronicas de un buen y sabio pastor.

  2. es que ellos creen que lo que estudian los hace santos, por que ni siquiera conocen el significado de eso, y lo que es peor, creen ser mas importantes que los demás… o ea no entienden que la palabra de Dios hace mas humildes a las personas…
    pero no es de extrañar pues de lo que ellos menos saben es de la palabra de Dios …..
    adelante hermano toby …
    Dios resiste a los soberbios y da gracia a los hum,humildes…

  3. Dios continúe bendiciendo su peregrinaje, pastor; y tiene mucha razón, no importa el alto cargo que tengamos, no importa lo reluciente que podamos vernos, y al cabo no importa el color que tengamos por fuera, pues sí nos quitan las ropas y la piel, por dentro, somos los mismos seres humanos, ya no hay diferencia.

    La humildad y la mansedumbre no se cultiva en la da carne, sino, donde habita el Espirtu de Cristo Jesús.

  4. Por su sencillez y amabilidad nuestro lo seguirá bendiciendo pastor y no importa que se halla reído por que lo sucedido a esa persona fue por arrogante como suelen ser ellos.

  5. Bueno, que podría decir, a “Toby Jr.” le conozco de algunos años cuando compartiamos los corredores de seminario y algo que no ha cambiado en el es que siempre hay una sonrisa para todos, pido a Dios siempre sea así. Dios derrame muchas bendiciones sobre su vida, familia y ministerio.

    De un buen amigo.

  6. hace poco me encontre con el pastor junior en las cercanias de las instalaciones,pues ibamos a decorar con globos el canal 17 y me lleve la gran sorpresa del saludo que me dio,me estrecho la mano con una gran sonrisa.de verdad que me gusto mucho ese gesto de parte de el.DIOS LE BENDIGA pastor jr.!!.

  7. saludos Pastor, que gusto me da ver que su pluma sigue segura y con buen tino , que solo el Espíritu Santo, puede poner en su mano… su energía es tal que brilla con luz propia… gracias al altísimo… salúdeme a su amado padre, les amamos en el señor….bendiciones…

  8. Tuve una experiencia parecida a la suya y en ese momento pensé: No todos los religiosos(as) alcanzan la plenitud a la que Dios los ha llamado. Para poder promover la vida espiritual, se debe cultivar primero en uno mismo. La persona reflejaba en su rostro enojo, no inspiraba saludarlo
    Y es así, la vida religiosa pasa por momentos difíciles Las dudas, las incertidumbres, la falta de vocaciones, la falta de esperanza por vivir los compromisos de la iglesia.

    Una sonrisa es un rayo de luz. ¡Bendiciones y éxito!

    CZR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *