LO IMPORTANTE DE LOS DETALLES

Con el pasar de los años los detalles entre amigos y familiares se enfrían a tal grado que llegan a ser inexistentes e incómodos. Recuerdo que recién casado no perdía oportunidad para  complementar la felicidad de mi pareja comprando detalles en cada ciudad que llegada, lo primero que hacía era comprar una tarjeta telefónica para poder comunicarme a casa y compartir cada detalle desde el vuelo hasta el menú de la casa donde me hospedaba.

Uno de los detalles en mis viajes era un recibimiento espectacular en casa al regreso de cada batalla, buena comida, alegría y con suerte hasta un detalle como globos y decoración en la habitación recordándonos lo importantes que éramos el uno para el otro, otro que puedo recordar era la acostumbrada tarjeta en mi equipaje para que en el momento que llegaba a mi destino pudiera recordar lo importante que era para mi pareja. Eso y todo lo demás quedaron en el olvido.

Ahora después de tantos años y con las comunicaciones tan desarrolladas, no es igual que antes, no hay tarjetas, no hay llamadas, pero se nota la incomodidad que ambos vivimos cuando no nos comunicamos sino sólo lo necesario para seguir conviviendo sin dificultad, esto se confirma cuando enciendes tu tablet y ves fotografías de tu pareja haciendo cosas que cuando tu estás en casa no suceden, cuando ves a las personas que dividen tu relación en cada situación donde tu pareja aparece.

Esto es sintomatología de cansancio, de agotamiento, de resentimiento de ambos de los que conforman la pareja, la gran pregunta es ¿seguimos o paramos? ¿Será sano seguir viviendo con alguien que no te ama? ¿O será que hacemos el esfuerzo para tratar de encaminar la relación? Considero que la segunda sería la mejor opción, ya que cuidarías mucho más así tu corazón de una embarazosa situación, para mí lo más importante es quedar claros de lo que ambos queremos a pesar quizá que ya no nos queremos.

El ingrediente indispensable es la presencia de Dios en la relación como en cada corazón, eso garantiza que las decisiones  que tomemos serán las correctas, además nos ayudará a entender que lo que se vive por separado no se puede sostener, es necesario hacer una pausa y enmendar el problema antes que complique todo el sistema, si estas a tiempo no descuides los detalles para con tu cónyuge, procura mantener el ritmo ya que la carrera es larga, muchas veces llena de obstáculos, no temas iniciar de nuevo que con fe y esperanza todo es posible.

4 respuesta a “LO IMPORTANTE DE LOS DETALLES”

  1. Tiene toda la razón, esa es la triste realidad, ambos nos olvidamos de los detalles, creo que el matrimonio es la relación mas díficil de llevar, pero ahí vamos con la ayuda de nuestro Señor, por supuesto, sino a saber donde estaríamos ambos.

  2. Dios bendiga, esa situacion que ud lleva aca es la tipica que casi la mayoria de hogares vivimos aun estando en la iglesia aun buscando los dos de DIOS. Como es posible que todo se haya perdido. Es duro aceptar cuando el otro ya no ama. Pero en Dios es posible solo que no sabemos cuanto, y cuando. Gracias por esas palabras voy a tratar de poner en practica la 2da opcion. Cuando hay hijos es mas dificil tambien porque los arrastramos pero y que hago?? si la otra parte no entiende?? y solo el yo yo es primero antes y despues?? Bendiciones

  3. Excelente reflexión pastor, a 1 mes de celebrar nuestro primer aniversario con mi esposa, podemos decir que no hacen falta 10, 20 o más años para olvidarse de los detalles que nos enamoraron al principio. Muchas veces le echamos la culpa al estilo de vida ocupado que solemos llevar, pero luego la palabra de Dios nos recuerda que hay un tiempo para todo, y dentro de ese todo no podemos dejar fuera el retomar y cultivar aquello que nos conquistó el uno del otro.
    Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *