OCULTAR LA REALIDAD NO LA CAMBIA

Sorprendido por los acontecimientos de Venezuela, me uno todos a aquellos que daríamos la vida por la libertad de expresar lo que sentimos y pensamos, siempre me ligaron a la derecha por mis raíces evangélicas bautistas y es algo de lo que me siento orgulloso, pero el hecho de ser un nombre de derecha no significa que no tenga corazón o mente para entender que ocultar la realidad no la cambia, la derecha en el país cometió el error más grande de su vida política y pública.

Este error consiste en ocultar la corrupción de algunos de sus miembros o seguidores, el error está en esconder las cosas que el sol revela en el diario vivir. La corrupción es un cáncer que ha existido desde el inicio de los tiempos, personas intentando hacer las cosas fuera de regla o norma, personas intentando llegar al cielo por la puerta trasera, gente que nadie confrontó, no por ser ellos del agrado de todos, muy por lo contrarío nadie les confrontó por no ser queridos por nadie.

La falta de transparencia genera duda, y la duda es la mamá de la desconfianza la cual nos limita en el impacto positivo sobre las personas, fue este error de la derecha, el seguir tolerando gente tóxica dentro de su movimiento o partido, ahora todo está saliendo a luz y todos tendemos a generalizar y decimos sin saber "Todos son iguales". Esa es una necia afirmación y permite perder buenos elementos que talvez no están malvados o contaminados.

Venezuela no es la excepción, su líder es un mal imitador de dictador, quien pretende gobernar con un estilo no propio lo cual lo ridiculiza al exponer lo que quiere que no es lo que siente en su corazón, por ello carece de autoridad y convicción ante muchos de sus ex seguidores. En mi caso les puedo decir que para gobernar con éxito se hace con estilo propio, con gracia y sobre todo con misericordia para con el caído.

No podemos ocultar el caos que hoy viven los Venezolanos, la falta de alimentos, la falta de oportunidades, la falta de orden desemboca en la falta de liderazgo, te preguntarás ¿de qué hablo? No es lo mismo ser un dictador que un líder, un dictador impone un líder atrae los cambios de manera propositiva y convincente, no podemos ocultar las noticias que se están desarrollando a diario en un país rico pero pobremente gobernado.

Ocultar la realidad no cambia las situaciones en la vida, la única manera de generar cambios es cambiando nosotros primero, y para ello es necesario reconocer nuestros errores e intentar cambiarlos antes que nos generen heridas o implicaciones severas para con la sociedad, el líder Dictador Venezolano podrá expulsar a todos los noticieros pero no podrá ocultar la realidad que ya está revelada en la actitud de una gran mayoría de los venezolanos.

No ocultes la realidad, ayuda a cambiarla para todos tener un mejor futuro y esperanza, si tu cambias todo cambia.

2 respuesta a “OCULTAR LA REALIDAD NO LA CAMBIA”

  1. yo estaba engañado que era izquierdista
    y mi pastor general un gran derechista,es que ese hombre si le dio inteligencia DIOS, que hombre mas sabio que elSeñor me los bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *