LA SOLEDAD DE MI REALIDAD

Hace más de veinte años decidí seguir a Cristo, esto representó un cambio drástico en mi manera de vivir como en mis prioridades, descubro que el agua y el aceite no se mezclan, no fue fácil renunciar a lo que la vida ofrece, pero sabía en mi interior que después de perder a mi mejor amigo en un accidente de motocicleta no podía seguir viviendo en la vía que pretendía caminar, lejos de Dios.

El vacío que quedó en mi corazón lo intenté llenar con más amigos, lo intenté llenar con más fiesta, motos, autos, viajes, salidas, pero el mal sabor de su muerte no se quitó de mi paladar por más lejos que yo pretendiera estar; cada día que pasaba recordaba los buenos momentos los proyectos de vida y nuestras múltiples salidas, al final del camino descubro que lo que en realidad me faltaba era el amor de Dios, ya que la vida en Él está basada.

Fue en ese momento que tomé ese lamento y pesadilla para recordar que con Jesús sí se podía, tu vida puede cambiar con Jesús, tu vida con Jesús sí tiene sentido, no existe razón para vivir deprimido. Esas ideas negativas por Él son transformadas en positivas y las vibras negativas se convierten en motivación al aceptar de Él su valiosa salvación.

La separación fue necesaria para ver su gloria, no puedes esperar ver a Dios en medio de la vida pecaminosa y vacía de la actual sociedad, las grandes estrellas y lumbreras de la noche no se hacen notar cuando las luces de las grandes ciudades brillan a toda intensidad, para ver esa gloria es necesaria la soledad, el aislamiento con el propósito de reencontrarte a ti mismo y entender que aunque la vida te de limones Dios te dará la capacidad para hacer limonada.

Ahora en soledad veo mi realidad, fue ahí donde descubro mi verdadero propósito el ser un portador de las buenas nuevas, que pudieron ser entregadas a otro, pero que en su misericordia me permitió ser uno de sus miles de mensajeros anunciando el evangelio de Jesús que son buenas nuevas para toda aquel que le reconoce como Señor y Salvador personal.

Permite que la soledad te muestre tu realidad, no sigas ignorando lo que estás guardando o disimulando, existe algo en tu interior que causa en tu boca ese mal sabor, existe algo en tu destino que puede cambiar tu camino, su nombre es Jesús nombre que es sobre todo nombre, Él te llenará de paz, Él te llenará de amor, El cambiará hoy el fruto de tu corazón y te dará una nueva pasión.

Esa es la realidad de mi soledad.

4 respuesta a “LA SOLEDAD DE MI REALIDAD”

  1. Gracias …por testimonios así , uno se sienta a hacer una pausa y no seguir adelante con cargas que uno no puede llevar…sólo Jesús …. Le admiro Pastor. Atte. César Campos

  2. Maravillos mensaje Pastor Edgard,Jr. Mi Esposo y yo estamos pasando por un tiempo de restauracion Espiritual ha Sido un proceso dificil al principio del todo el caos que nos tomo de sorpresa. Pero sabemos que los que confianza en Dios, todas las cosas son por un proposito divino.
    Sinceramente,
    Yesenia & Ernesto Vargas.

  3. Bendiciones hermano Dr. Junior como le va, deseo que que este bien al momento de leer o comentario, o saludo, dejeme decirle que usted y sus enseñanzas son una luz para el que las escucha porque son lo maximo en lo que a consejos y la mejor forma de ordenar nuestros caminar, y el de otros significa.
    muy importante sus comentarios, su teologia en especial , muchas bendiciones , ser pastor como usted no es una cosa sensilla y sin embargo usted ha aceptado el reto muchas bendiciones ……..
    adelante .
    att. Jose luis

  4. Pastor gracias por sus notas ud. es una persona llena de virtudes, ud. irradia alegria, seguridad y deseos de seguir hechandole ganas a la vida, cuando con sus palabras nos da fuerzas para seguir adelante y confiar en que si tenemos a Jesuscristo en nuestro corazon, lo tenemos todo..

    Gracias pastor y que siento que haya tenido que perder a su buen amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *