RELIGIÓN Y PANDILLAS LA ETERNA PESADILLA

La religión es una actividad humana que suele abarcar creencias y prácticas sobre cuestiones de tipo existencial, moral y sobrenatural.  Una pandilla (de panda, reunión de personas, derivado del latín pandus, curvado) es un grupo de personas que sienten una relación cercana, o íntima e intensa entre ellos, por lo cual suelen tener una amistad o interacción cercana con ideales o filosofía común entre los miembros.

La mezcla de estas dos corrientes de pensamiento y fe ha causado estragos en nuestra sociedad, trajeron división, muerte e impunidad.

La religión es un conjunto de normas creadas por el hombre para intentar llegar a Dios, la Biblia nos revela que el único camino a Dios es su Hijo Jesucristo y lo dice con suprema claridad en el Evangelio de Juan 14:6. “Jesús dijo: Yo soy el camino, la verdad, y la vida y nadie viene al Padre si no es por mí”.

Es por ello que todo aquel que pretende acercar a los hombres a Dios por medio de su metodología, fe o tradición,  comete un grave error, está tomando o usurpando el papel que  sólo a Dios le corresponde y por ello pagará consecuencias.

Cuando los religiosos olvidan que el mediador para con los hombres es Jesús, toman el papel que no les corresponde en todo conflicto, ya sea entre pandillas y sociedad civil; ellos en su afán de crecer o ser conocidos por sus buenas acciones traspasan lo que la Biblia llama el lindero antiguo, se atribuyen autoridad espiritual para lograr sus objetivos y no los objetivos de Dios en los involucrados, ponen en tela de juicio la autoridad de la palabra de Dios “La Biblia”  y pretenden dar tratamiento al problema de manera diferente a la ordenada por Dios en su revelación perceptiva que es su palabra la Biblia.

Ese fue el caso del religioso Católico quien fuera señalado por favorecer a los pandilleros con los cuales estaba tratando el tema de la pacificación en la mal llamada “tregua”; se vio obligado a romper las reglas de dicho pacto por lograr lo que solamente Dios puede hacer, me refiero a cambiar el corazón del hombre natural, ese corazón lleno de maldad resentimiento y odio; al romper las leyes se convirtió automáticamente en un transgresor y ahora acusado y sentenciado por sus acciones.

No dudo que el deseo de su corazón jamás fue el de dañar directa o indirectamente a la sociedad salvadoreña, pero dudo si realmente él está consiente que sólo Dios puede cambiar el corazón de un hombre natural.

No se puede servir a dos señores, debemos de estar claros que el rol del religioso es ser un predicador de las buenas nuevas, su rol es el de recordar al pueblo civil sus deberes espirituales, pero jamás involucrar la fe como mercancía o peor aun, utilizar la fe para alcanzar los objetivos de una supuesta tregua, cuando lo que se necesita es voluntad de cambio, y un compromiso para con la sociedad en general.

Iniciemos por cambiar su manera de vestir, hablar, iniciemos por erradicar las extorsiones desde los centros penales, frenar los secuestros exprés, terminemos con los homicidios y entonces hablemos de tregua: Entre la sociedad y las pandillas y no sólo la tregua entre las pandillas involucradas en la lucha territorial.

Si los roles no están claros, la Religión y las Pandillas serán nuestras eternas pesadillas.

Una respuesta a “RELIGIÓN Y PANDILLAS LA ETERNA PESADILLA”

  1. Mi opinion en este tema viene de la experiencia q yo eh vivido estar sentenciado, y condenado, pero yo ruego a mi Senor todopoderoso q yo cambie, pero para solucionar este problema q el pueblo salvadoreno esta viviendo es que el govierno necesita establecer una nueva tactica en enfocar en la resolucion, por ejemplo , assistencia a las familas de reos, programas para los jovenes en penales con education, cambio formal y moral, si las prisiones y penales no ponen esfuerzo en rehabilitar a los jovenes, y tratarlos como menos que un ser humano. entonces el problema ni modo va a continuar, Este Gobierno necesita invertir en una resolucion, y no jusgar a los q estan tratando a buscar una resolucion/ solo mi opinion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *