¡LA AMARGURA DE UN FRACASO!

No puedo desperdiciar la oportunidad de invitarte hoy a reflexionar, a que juntos descubramos la fuente de tu amargura, no es normal que a diario critiques con tanto odio a toda persona que ha logrado llegar por su constancia, esfuerzo o preparación profesional a alcanzar todo lo que en esta vida tu podrías anhelar, es increíble la cantidad de resentimiento que despides como crítico, sería inaceptable pasar por alto el mostrar la necesidad y sed de venganza que reflejan tus acciones en contra de muchos corazones.

¿A cuántas personas ayudaste en el 2015? ¿A cuántas personas denigraste? Dios puso en tu camino muchas personas para ser por ti ayudadas, y en lugar de hacer lo correcto les diste a todos de patadas, tomaste las buenas obras de otros para mofarte como si todos estuviéramos locos, sembraste discordia en lugar de alegría aprovechaste cada espacio para hacer a todos vivir una pesadilla,  con el dinero de tu trabajo caíste en lo mas bajo, borracheras y excesos como si en tu cabeza no tuvieras sesos, tus  hijos de ti se alejan cuando hablas, ya que hasta en la colonia se sabe que vives una utopía.

Tus mentores de ti se avergüenzan al leer tus expresiones de odio y racismo, como si tú y yo no fuéramos lo mismo, te consideras un intelectual cuando no sabes ni tan siquiera como abrir un tamal, tu vocabulario soez y agresivo no tiene ningún sentido, detenernos a leerte es como verte flotar inerte, esta tan desgastado que hasta las palabras te has terminado, estas tan frustrado que estas cada día menos motivado, tus amigos ya te reconocen como  el amargado y tus hijos prefieren que no camines a su lado.

Es de entender de donde vienes, es de esperar ver para donde vas, pero de algo estoy seguro y es que con ese modo de expresarte el  éxito jamás llegará. El éxito es un manjar de unos pocos valientes;  mujeres y hombres de que deciden dar el todo por El Salvador, éxito es hacer lo que disfrutas a pesar de causar entre los críticos grandes disputas, éxito es saber entender que no todos te van a comprender y a pesar de ello intentar seguirlo explicando, éxito es ser tomado en cuenta donde a ti ni te conocen ni te esperan.

Ha sido la amargura de tu fracaso la que te tiene en el lugar que ahora estas, ha sido la amargura de tu fracaso la que nunca te permitió vivir en paz, ha sido la amargura de tu fracaso la que limita tu crecimiento espiritual, ha sido la amargura de tu fracaso la que todos de ti vamos a recordar; pero aun existe una salida, y es que tu alma vuelva  a Dios arrepentida, que reconozcas que fue la soberbia y la altanería las que te secaron el corazón y que ahora prefieras no a Dios entregar tu corazón, para que sea Él  quien te haga entrar en razón.

Vamos, reconoce la amargura de tu fracaso, ya que seguir escribiendo sin tu arrepentimiento ante Dios no tiene caso.

¡Descubre la amargura de tu fracaso!

Una respuesta a “¡LA AMARGURA DE UN FRACASO!”

  1. Tal vez tu nunca has experimentado el dolor de un martillazo, tal vez tu nunca has experimentado la decepción de un amor, tal vez no has experimentado la partida de un ser querido , tal vez no has experimentado pasar hambre, tal vez no has experimentado ningún tipo de derrota, tal vez no has experimentado el desprecio, tal vez no has experimentado las calamidades del Siervo JOB, tal vez no has experimentado la des gracias de el hebreo Jose, y su dolor en el rostro, tal vez no has experimentado el sufrimiento del pueblo hebreo como esclavos en Egipto, tal vez no has experimentado el sufrimiento de nuestro señor jesucristo, cuanta amargura lo embargaba en ese momento, eres un pobre iluso, que vive a expensas del sufrimiento de las personas, en la vida todos vamos a tener nuestro momento de amargura, y solo el tiempo hace sanar esas amarguras, en algún memento de la vida las personas de bien superan estas desgracias, y esas amarguras,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *