¿Cómo ver una oportunidad en cada problema?

No daré tanta vuelta para llegar el final de este artículo, si quieres ver oportunidad en cada problema, solo debes cambiar tu actitud.

No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí.

Juan 14:1

Detenernos en explicar que cada error es para nuestro crecimiento es cuento de niños. Es tiempo de crecer del alma, de esas zonas afectadas por tantos errores pasados que en algún momento nos llegaron a desmotivar, pero ahora serán nuestra gasolina para alcanzar nuevas alturas.

Desde muy pequeño permití que las palabras de otros me afectaran, permití que las palabras de mis maestros marcaran mi corazón, tanto para bien como para mal; esto con el pasar de los años me golpeó el corazón y con ello manipuló mi manera de pensar ante la oposición o retos que la vida me presentaba.

Gozosos en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración.

Romanos 12:12

Días amargos aquellos, donde por complejos me detuve y privé de disfrutar las bellezas de la vida, dando lugar a los malos sentimientos tales como el sentimiento de venganza, de resentimiento y de odio a ciertas personas a quienes yo mismo abrí la puerta y dejé entrar en mi diario vivir. Tenía miedo de tomar control de mis pensamientos y siempre buscaba la aprobación de otros.

La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Juan 14:27

Dos casos de los que más recuerdo, el primero fue el rechazo de una jovencita a quien yo puse todo mi empeño para conquistar a mis cortos quince años; mi madre y padre, por mi bien, me sugirieron que desistiera de dicha relación sentimental ya que ella estaba en la universidad, y yo estaba en secundaria y demasiado joven para pensar en una relación seria.

Claman los justos, y el SEÑOR los oye, y los libra de todas sus angustias. Cercano está el SEÑOR a los quebrantados de corazón, y salva a los abatidos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo libra el SEÑOR.

Salmos 34:17-19 (NVI)

Después de ignorar los consejos de mis padres sufrí por largo tiempo el rechazo de esta jovencita, quien no solamente era mayor, sino que también estaba ya en una relación sentimental activa; al principio todo lo que yo podía ver era un problema, pero al final realmente fue una oportunidad de conocer a una mejor persona quien ahora es la madre de mis tres hijos.

E invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me honrarás.

Salmos 50:15

Dios nos quita lo bueno para darnos lo mejor.

El segundo caso fue el rechazo al solicitar trabajo en diferentes lugares en los Estados Unidos de América. Yo era un inexperto en muchas áreas. Añoraba un trabajo en el Aeropuerto Internacional de Miami, tenía algunos conocidos que laboraban en el lugar y yo envidiaba sus uniformes y salarios.

Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación,

2 Corintios 4:17

Dos décadas después, agradezco a Dios por no haberme dado ese trabajo; ahora que funjo como CEO de la Misión Bautista Internacional de El Salvador, doy gracias que ese problema de hace dos décadas fue mi oportunidad de crecer y ser útil, no a unos cuantos pasajeros, sino a una muy numerosa comunidad para quienes ahora trabajo.

Por lo tanto, muestren humildad bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Descarguen en él todas sus angustias, porque él tiene cuidado de ustedes.

1 Pedro 5:6-7

Después de leer estas líneas espero entiendas que en cada problema esta oculta una oportunidad, espero que visualices que cuando las cosas no están saliendo a tu manera, es porque están saliendo a la manera de Dios. Esta es ya una garantía que todo estará maravillosamente bien en unos pocos días, no cometas el error de retirarte avergonzado, espera en el Señor y Él hará.

Cada problema es una oportunidad, cambia de actitud.

¡Dios está en control!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *