Washington, DC

Desplome del FMLN en las Elecciones Legislativas de El Salvador por José Manuel Ortiz Benítez

mm

Salvador Sánchez Cerén Medardo González, Violeta Menjívar y José Luis Merino

La autodestrucción del FMLN – Dura derrota electoral del FMLN en las Elecciones Legislativas en El Salvador

Primero, “La instrucción de arriba es esperar los resultados oficiales.” Después, “que no cunda el pánico, sólo estamos con el 15% del voto escrutado. ” Finalmente la realidad se impone “…OK, manden los músicos a casa.”

El 4 de marzo de 2018 será recordado por el FMLN como el día maldito en que el partido se rompió la geta en la contienda electoral de alcaldes y diputados.

A estas horas de la noche, es probable que el FMLN haya perdido la crucial marca de los 28 diputados, sin los cuales el partido se vuelve un actor irrelevante en la Asamblea Legislativa porque pierde la silla en la mesa de la discusión de todos los temas importantes: la elección del nuevo Fiscal General, la elección de los nuevos miembros de la Corte Suprema de Justicia, el Presupuesto Nacional, la Reforma Fiscal, etc.

Con menos de 28 diputados, el FMLN otorga todo el poder (los 56 votos de la mayoría cualificada) a ARENA y el resto de partidos amigos (GANA, PCN, PDC) y los ciudadanos de izquierda que, de alguna manera todavía se veían representados en el FMLN, ahora se quedan huérfanos de representación en la Asamblea Legislativa, porque con ese resultado, el FMLN se queda fuera de la negociación.

El FMLN, en teoría el único defensor de los principios de izquierda, deja fuera a todo el electorado salvadoreño de principios de izquierda. Esa responsabilidad de ser el único vehículo que represente a la izquierda en El Salvador recae en el FMLN y la dirigencia del FMLN, lejos de tomarse en serio esa gran responsabilidad, se ha tomado el partido como propiedad particular y la ha gestionado a su antojo como le ha dado la gana.

No son los principios de izquierda los que se han traicionado en esta elección. Es el desatino y la torpeza de la gestión. Es la cúpula del FMLN que ha traicionado al FMLN. La cúpula, con Medardo González, Norma Guevara, Lorena Peña, José Luis Merino y Sigfrido Reyes a la cabeza, se ha tomado al FMLN como rehén y lo ha manejado como una entidad secreta, al margen de la fiscalización ciudadana.

El disparate total del manejo del FMLN culminó cuando la cúpula decidió unilateralmente expulsar de sus filas a Nayib Bukele, el político salvadoreño mejor evaluado en todo El Salvador.

A pesar de todos los problemas internos que causaba Bukele dentro del FMLN, era el único que aun podía frenar al tren arenero en su regreso al poder. La elección a dedo de Jackline Rivera por parte de la alta dirigencia del FMLN para reemplazar a Nayib Bukele en San Salvador fue un como un chiste de mal gusto, rápidamente nos dimos cuenta que la paliza en San Salvador, donde estaban en juego 25 escaños, era inminente.

Error básico de principiante, soberbia, arrogancia o retirada calculada de zorro viejo hacia la trinchera de la oposición. Ni idea, todos podemos opinar. Lo que sí parece claro es que el FMLN,  con su cúpula actual, cabalga por el sendero hacia la autodestrucción.

José Manuel Ortiz Benítez es columnista salvadoreño en la ciudad de Washington, DC. @jjmmortiz

mm

José Manuel Ortiz Benítez

José Manuel Ortiz Benítez emigró a Los Estados Unidos en 1985. Gracias a una beca del gobierno federal, se licenció en Relaciones Internacionales y en Economía de la Universidad de George Mason, en el condado de Fairfax, estado de Virgina, EE.UU. En 1995, emigró por segunda ocasión, esta vez a España, donde se especializó en el mundo de la imagen y la publicidad. José Manuel Ortiz Benítez también es analista, comunicador en espacios sociales y destacado columnista en medios escritos en El Salvador y Estados Unidos. José Manuel Ortiz Benítez ha producido gran cantidad de contenidos audiovisuales en Europa, Estados Unidos y El Salvador. Twitter @jjmmortiz

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *