Washington D.C.

Trump y el mundo

mm

Es oficial, Donald J. Trump será el próximo presidente de los Estados Unidos de América. El Colegio Electoral ha brindado la Presidencia del país más poderoso del mundo al ex candidato republicano.  Ahora que el proceso electoral ha terminado, y la transición hacia la nueva administración republicana domina la expectación del mundo, es importante entender los cambios políticos que están por impactar a la sociedad estadounidense y a la humanidad.

Donald Trump asumirá la presidencia con absoluto poder político en el órgano ejecutivo y legislativo, contando con mayoría republicana en el Senado y la Casa de Representantes, adonde se facilitarán las implementaciones de todas las nuevas políticas públicas de la nación, anunciadas por el presidente electo. Además, podrá obtener mayoría republicana en la Corte Suprema de Justicia, al elegir inmediatamente a un magistrado, sustituyendo al fallecido Juez Antonin Scalia. Esto le brindaría influencia total en los tres estados del gobierno.

Para el país significa cambios inmediatos en el sistema de salud, ya que millones de personas podrían perder acceso al seguro médico, siendo Obamacare repelido o substituido. Según datos preliminares por expertos, los más afectados serán los ciudadanos blancos obreros y de clase media que votaron por Trump haciendo a un lado su necesidad de salud por la promesa económica de llenarles los bolsillos con nuevos empleos.

Luego Trump detendrá la iniciativa de un salario mínimo de 15 dólares la hora, lo que sin duda no llenará los bolsillos de la clase trabajadora, sino los de los millonarios al ahorrase el incremento en salarios, prestaciones de salud y pagar menos impuestos por las ganancias de sus negocios. La política económica de Trump para el país es simple, consiste en crear empleo mal pagado con salario mínimo de siete dólares la hora para la clase media y enriquecer a la élite abriendo más Mcdonald’s o los Hardees’s de su multimillonario nominado a secretario de Trabajo, Andrew Puzder.

Para el mundo, los cambios políticos serán trascendentales. Primero, para los países que dependen de las remesas, son liderados por gobiernos corruptos o socialistas que no significan un beneficio comercial para USA como El Salvador, que en los últimos 15 años como principal producto ha sabido exportar mano de obra humana de mala calidad y criminal. Los miles de millones de dólares en remesas que sustentan las economías de estos países disminuirán por las más estrictas regulaciones para entrar al país y quedarse ilegalmente. Además, los programas de ayuda económica para el desarrollo como Fomilenio serán canceladas. Estos países deben prepararse no solo para dejar de recibir dinero desde USA, sino también para recibir a millones de criminales y otros inmigrantes que serán deportados el próximo año.

En otros más serios asuntos políticos, Trump está dejando claro el camino a la guerra que es parte de su plan de gobierno. En política exterior, con la elección de secretario de Estado de Rex Tillerson, ex CEO de Exxon Co., Trump muestra su propósito de apoderarse del petróleo del medio oriente, como hombre de negocios sabe que si conquista el oro negro conquistará el comercio mundial, y derrotaría comercialmente a China y demás competidores comerciales de USA. Con el anuncio hecho esta semana de mover la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, Trump busca crear un conflicto militar con los árabes que le permitirá invadir a Irán, militarizar Irak y torcer el brazo de Arabia Saudita sino invadirla igual. Vladimir Putin es vital para el plan de Trump, debido a ello la relación entre ambos líderes será clave para que el camino se le allane al presidente electo.

mm

Walter Monge-Cruz

Nacido en San Salvador el 02 de Julio de 1969. Residente en el área metropolitana de Washington DC desde 1992. Activista comunitario, empresarial y político. Empresario en la industria de Vinos Finos, Automovilística y Construcción. Presidente de la Comisión Cívica Democrática, organización dedica a promover la participación política de los inmigrantes salvadoreños y centroamericanos en la sociedad estadounidense.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *