Ir a portada de La Prensa Gráfica

EL ENTRENAMIENTO FUNCIONAL

Hay que notar en primer lugar que no se debe ubicar el entrenamiento funcional como un entrenamiento propiamente dicho, sino que se debe definir como uno de los tantos principios a utilizar puesto que tiene como objetivo la transferencias de las cualidades fisicas basicas y coordinativas, hacia las actividades de la vida diaria por medio de complejas sinergias musculares la cuales deben ser desarrolladas analiticamente.
Debe estar planteado sobre la base de las actividades cotidianas del individuo, por ejemplo no sera el mismo entrenamiento funcional para un persona que trabaja sentada en un escritorio que para un caficultor, o para un jugador de golf que para un tenista; ahi radica la objecion del entrenamiento funcional grupal versus el gggentrenamiento funcional personalizado. Lo anterior se basa en el axioma de Beevor, que senala que la musculatura no se contrae segun su accion anatomica sino en funcion al movimiento que se quiere realizar. “El cerebro no conoce la accion del musculo aislado, sino el movimiento habitual”.

Actualmente han cobrado mucho auge los centros de entrenamiento funcional grupales, pero estos tendran la carestia de no poder ofrecer una especificidad en el entrenamiento de sus usuarios, lo que convertira sus resultados en una situacion del azaar. Lo anterior significa que si tenemos a 10 personas realizando un mismo programa de entrenamiento funcional, algunos se veran mas beneficiados que otros y eso sera unicamente que por casualidad el programa estaba mas apropiado para ellos que los que no lograron dicho beneficio en terminos de tener un mejora en sus habilidades para la vida diaria.

A lo anterior tendria que agregarle un problema y es que muchos tecnicos confundiran practicidad con complejidad, es decir lo practico y util del ejercicio sera llevado a tal grado que los entrenamientos funcionales cada vez se conviertan en mas dificiles de realizar cayendo en una situacion creciente e indefinida hasta llegar a provocar el fallo y la fatiga del usuario. Lo anterior debido a no tener objetivos especificos concretos para poder desarrollar un programa individual.

“Un entrenamiento dificil, no necesariamente es el mejor”.

Habra que estar seguros cada tecnico y cada usuario que se debe contar con una herramienta util para poder objetivar la intensidad del trabajo en el entreno funcional, pero muchas veces es dificil pues no se cuenta con un indicador carga-peso, pero si con nuevas circunstancias o situaciones (movimientos) de entrenamiento con los cuales se podra medir unicamente a nivel propioceptivo y de calidad de ejecucion los cuales deben estar sincronizados con escalas subjetivas de esfuerzo (Escala de Borg).

Los equipos o implementos a usar como: suspencion, fitball, bosus, core bands, flexi bar, kettebells, rodillos, etc, resultan de forma impresindible su inclusion detnro de los programas convencionales, pero debe desarrollarse una conciencia en que deben tener la misma relevancia que las maquinas tradicionalmente dispuestas en los gimnasios o salas de musculacion, la cuales cubren otros objetivos especificos de gran utilidad.

“El entrenamiento funcional no es en sustitucion del entrenamiento de musculacion…es su complemento”



Deja un comentario