Archivo de la categoría: Desde el aula

Deployatón: una maratón de despliegue de IPv6

Un proceso natural de la creatividad humana innata es la fertilización cruzada de unas ideas exitosas con otras necesidades, percibidas en diferentes áreas. Para el caso, hace unos años se crearon las hackatones, literalmente maratones de hackers, para exponer a los programadores, desarrolladores y diseñadores, aquí englobados en el término “hackers”, a una jornada intensa de trabajo, innovación, creatividad y labor en equipo, haciendo la analogía con la maratón.

De hecho, nuestra lengua nos ha permitido crear otros términos, como “teletón” o “radiotón” para referirnos a esas jornadas intensas y continuas de transmisión por televisión o radio, respectivamente, con determinados fines. Que sepamos, aun no se ha dado un “podcastón”, “facebooktón”, o “Internet-tón”, y quién sabe si se llegue a dar, por la naturaleza del medio de comunicación, pero todo es posible.

Lo que sí hemos tenido oportunidad de observar, en el marco de la reunión 29 de AfriNIC, el Registro Regional de Direcciones IP para África, es una Deployatón (escrito en inglés como Deployathon), que podría traducirse como un “Desplieguetón”, perdiendo mucho del atractivo mercadológico del nombre.

¿Qué es una Deployatón?

Desde hace mucho tiempo está claro para la comunidad técnica que opera Internet en el mundo que debe realizarse la transición de la versión 4 a la versión 6 del protocolo de direcciones en Internet conocido como IP. Es decir, es importante desde hace varios años que para que podamos seguir conectando a más personas, dispositivos, computadoras, cosas, teléfonos y lo que se nos ocurra a Internet, debemos contar con suficientes direcciones únicas en Internet. Esto es parte de lo que resuelve IPv6.

Sin embargo, por diferentes razones, no todos los proveedores de conectividad, ni todos los países o regiones del mundo se están moviendo al mismo ritmo en este cambio. Se alegan muchas razones, pero eventualmente, a ese cambio debemos orientarnos.

Como hemos indicado en el título, y adelantado en los párrafos precedentes, se trata de una jornada intensa y continua para lograr el despliegue del protocolo de direcciones IPv6, sustituyendo el IPv4 en los enrutadores, servidores y demás equipos que intervienen en la comunicación de paquetes que se realiza en Internet.

Las personas y organizaciones que están comprometidos con iniciar el despliegue de IPv6 en sus redes deben pre-registrarse, y comprometerse a llevar los accesos, contraseñas, y autorizaciones necesarias de sus jefes y otros gerentes en su institución, para hacer lo necesario para acceder, configurar e implementar alguna parte de la red IPv6, en forma remota.

Con el apoyo de los ingenieros de AfriNIC, en este caso, durante dos días de trabajo formal y dedicado, realizan los cambios en la red necesarios, y finalmente logran desplegar IPv6 en sus redes, resolviendo sus dudas y reduciendo sus posibles temores al trabajar en equipo. Este ejercicio ha probado ser efectivo en las cuatro versiones del mismo que se han tenido hasta el momento en África, logrando que entre 4 y 5 organizaciones en cada Deployatón realicen una experiencia real de transición a IPv6.

Vale la pena considerar replicar esta experiencia en otras regiones, particularmente en los próximos eventos de LACNIC, para nuestra región de Latinoamérica y el Caribe. De esta forma estaremos contribuyendo a incrementar el necesario despliegue de IPv6 en nuestros países.

¿Para qué sirven los hackatones, congresos y otros eventos de tecnología?

Como por coincidencia, varias organizaciones de diversa índole, universidades, instituciones gubernamentales, gremiales empresariales, cooperantes internacionales, organizaciones de la sociedad civil de diversos ámbitos, activistas sociales, periodistas, académicos, empresarios y otras entidades, se hallan celebrando eventos en que se tiene a la tecnología como tema transversal.

Este fenómeno es un reflejo de la conciencia y las preocupaciones que varios líderes en diversos sectores están tomando frente al desarrollo y aplicaciones de las diversas tecnologías en todos los ámbitos de la vida. Hay un creciente reconocimiento de algunas tendencias mundiales que nos afectan, al margen de  nuestra voluntad soberana como país, y ponen en juego nuestra posición en el mercado mundial.

Tal vez no se tiene completamente claro el objetivo de estos eventos, más allá de colocar los nombres de los organizadores a la par de los apelativos y nombres de las tecnologías emergentes, y de acompañar las presentaciones de los términos que resuenan en los círculos de desarrollo tecnológico e innovador. En todo caso, este movimiento es muy positivo, provechoso y ventajoso para el país, por varias razones.

Ventajas de los eventos tecnológicos

Es deseable que este tipo de eventos, sobre todo, pero no exclusivamente, los dirigidos a los jóvenes, continúen en nuestro país, y vayan siendo cada vez más populares, atractivos y sostenibles en la mayor cantidad de ciudades y convocando a la mayor cantidad de población. Algunas de estas ventajas son:

  • Podemos conocer y ampliar nuestra experiencia sobre diversas tecnologías.
  • Se da un intercambio y nuevos contactos con personas que, desde distintas perspectivas y con diversos niveles de conocimiento, saben de las tendencias mundiales.
  • Identificamos quiénes están haciendo qué en el país, para posibles alianzas y trabajos conjuntos.
  • Colocamos en un mismo lugar a tomadores de decisión, cazadores de talento, inversionistas potenciales, por un lado, y a creativos, diseñadores, desarrolladores y emprendedores, por otro.
  • Desarrollamos, poco a poco, y sin tenerlo como propósito explícito, las bases humanas para forjar un ecosistema de innovación y emprendimiento.
  • Exponemos a los asistentes a la realidad de otros países que ya han adoptado a las tecnologías de información y comunicaciones, en general, como motor de la economía, y reconocemos los beneficios de esta estrategia.
  • Fomentamos el trabajo en equipo, el desarrollo de liderazgo, el razonamiento bajo presión, la discusión y mejora de ideas por fertilización cruzada, los grupos multidisciplinarios, el reconocimiento y desarrollo de habilidades blandas, etc.
  • Evidenciamos que en nuestro país existe talento en tecnología, innovación, creatividad y espíritu emprendedor.
  • Fogueamos a los innovadores y emprendedores en las prácticas de preparar y defender sus discursos de venta de ideas, y los sometemos a preguntas y cuestionamientos críticos.
  • Introducimos en el ambiente los conceptos y aplicaciones de modelo de negocio, valor agregado, plan de negocio, elementos diferenciadores, monetización de las ideas, mentoría, incubación, aceleración, capital de riesgo, ángeles inversionistas, etc.

Seguramente se pueden identificar más aspectos positivos en la realización de estos eventos, que nos invitan a darles continuidad, asistir y aportar a los mismos cuando sea posible, buscando como objetivo de fondo desarrollar una cultura emprendedora, innovadora y de negocios en el mercado global, con empresas basadas en tecnología, que permitan que El Salvador figure en el mapa mundial de una forma positiva.

 

Foro Gobernanza: ¿Modelo multipartito o multilateral para Internet?

Todos debemos tomar decisiones, casi a diario, en nuestra vida personal. Unas más trascendentales que otras, unas más difíciles que otras, unas con más consideraciones que otras. En no pocas ocasiones, acudimos a amigos y familiares para pedir su consejo, experiencia y el juego de roles: “¿qué harías en mi lugar?”.

Internet es bastante reciente, y continua cambiando y matizando nuestras actividades, y las de un número creciente de habitantes del planeta, a medida se alcanza más cobertura en cada uno de los países y naciones. Esto implica que tarde o temprano, también debemos tomar decisiones acerca de cómo lidiar y resolver los planteamientos delicados, controversiales o desconocidos que la red nos puede traer en los diversos ámbitos en los que incide.

Sin embargo, hablamos no solamente de decisiones individuales, sino más bien de aspectos que como comunidades en cada país o región debemos resolver, del mismo modo en que desde la antigüedad hemos venido tomando decisiones de qué conductas sociales son válidas, admisibles y dignas de apoyo, y cuáles deben ser limitadas, o incluso, reprimidas o castigadas, para vivir en armonía.

Los modelos principales de decisión

En el ámbito de Internet, desde su origen, tanto por sus creadores como por los muchos que seguimos trabajando en su desarrollo, se ha buscado la mayor apertura, libertad, transparencia y accesibilidad. Hasta el momento, esto se ha buscado siguiendo y promoviendo el modelo multipartito (multistakeholder en inglés), donde pueden participar, en igualdad de condiciones, las empresas privadas, los gobiernos, la organizaciones de la sociedad civil, las instituciones académicas y la comunidad técnica, por medio de sus diversas organizaciones.

La alternativa más visible a este modelo es el multilateral, es decir, la participación exclusiva, o al menos prioritaria, de los gobiernos de los países del mundo. Como en todos los casos, hay promotores de ambos modelos. Para el caso del esquema multilateral, son algunos países con regímenes menos democráticos y menos participativos lo principales promotores y defensores.

Quizá sea sencillo, para la mayoría de los usuarios de Internet, inclinarse por el modelo multipartito, para buscar la garantía de la participación, el análisis y la opinión de todos los actores relevantes en las tomas de decisión. Sin embargo, este modelo, si bien más participativo, abierto y nominalmente democrático, a veces se vuelve ineficiente y lento para tomar decisiones, lo que provee de argumentos a los defensores del modelo multilateral.

Es un hecho que el grado de participación en una decisión suele ser inversamente proporcional a la velocidad de la misma, no necesariamente a la eficacia. Es decir, mientras menos personas participen en la toma de una decisión, más ágilmente será ésta resuelta, aunque no necesariamente mejor.

Estos son los debates que el Foro de Gobernanza Mundial, recientemente celebrado, a la par del llamado a la Paz de París, y otros movimientos y acciones de algunos gobiernos, están renovando en diversos ámbitos. Cuando menos, el llamado es a que cada uno de nosotros nos enteremos un poco y tratemos de participar, mientras sea posible.

 

¿Qué podemos hacer en El Salvador por la Industria 4.0?

Desde hace algunos meses se han venido dando varios eventos que nos explican sobre lo que implica que las empresas industriales del mundo, y particularmente, las salvadoreñas, se encuentren en el estado de Industrias 4.0. Sin duda alguna, ésta es una actividad, visión y preocupación válida para las empresas salvadoreñas y de todos los países. Su competitividad y, en muchos casos, su supervivencia, depende de las decisiones que tomen.

Intentamos a continuación enumerar algunas ideas, en forma de frases breves, aplicadas a El Salvador, y quizá también a otros países, sobre la situación actual y deseable.

  • El concepto de Industria 4.0 representa una gran cantidad de tecnologías, entre ellas Big Data, Impresión 3D, RFID (Radio Frecuencia), Internet de las Cosas, NFC (Comunicación Cercana), Analytics, Seguridad, Inteligencia Artificial, Aprendizaje de Máquinas, Computación en la Nube, Realidad Virtual, Realidad Aumentada, Sensores, Agentes inteligentes, entre otras, además de las ya conocidas redes sociales, conectividad, interoperabilidad, energía, etc.
  • A pesar del desarrollo explosivo y exponencial, los empresarios industriales no deben abrumarse por la cantidad tan grande de necesidades aparentes.
  • En cambio, el enfoque correcto es que cada empresa industrial debe determinar cuáles tecnologías son aplicables en su caso, de acuerdo a su producto, mercado, competencia, y otros factores.
  • Una buena noticia es que hay varios jóvenes que están en el proceso de conocer y dominar las tecnologías de la industria 4.0, en principio porque les atrae la novedad y el avance tecnológico.
  • Por su parte, y para acompañar estas inquietudes, aptitudes y búsqueda de los jóvenes, la educación, formal e informal, debe buscar especializar a cada joven talentoso en alguna de estas tecnologías, no en todas ellas.

  • Desde una visión de país, las universidades deberían ponerse de acuerdo para dedicarse a distintas áreas, y poder de esta forma optimizar los recursos, enfocar los apoyos y abarcar un número mayor de tecnologías y jóvenes.
  • El gobierno puede y debe participar, apoyando y estimulando la formación de técnicos, así como también de emprendedores; fomentando y premiando a los innovadores y emprendedores; fortaleciendo un ecosistema de innovación adecuado, que incluya y patrocine centros de incubación, aceleración, y promueva a los inversionistas ángeles y de riesgo.
  • Las generaciones de empresarios conocedores del negocio deben conversar todo el tiempo con los emprendedores jóvenes conocedores de tecnologías, acercando estilos y visiones del mercado que pueden aprender de cada uno.
  • Dado el grado de especialización de las profesiones, y el tiempo en que se requieren, deben promoverse carreras cortas especializadas en las tecnologías 4.0 en universidades y otros centros de formación. Es importante y urgente que estos cursos den inicio o continúen y gradúen a más personas.
  • Promover a los inversionistas ángeles que apoyen los emprendimientos que, a su vez, apoyen y acompañen a las industrias tradicionales en su conversión a 4.0
  • Crear y fomentar empresas consultoras integradoras de tecnologías 4.0, con el fin de que más expertos consultores sepan recomendar a cada empresa la forma específica de aplicar alguna(s) de las tecnologías 4.0, de acuerdo a sus particulares necesidades, recursos y objetivos.
  • Finalmente, es importante reconocer, como tendencia mundial de aplicación local, que una corriente de innovación puede provenir de adoptar y adaptar las tecnologías 4.0 en las industrias actuales.

 

Llegamos a los 500

Con esta entrada llegamos a los 500 artículos en este blog. Parece no ser mucho, pero escribir sobre tecnología, con el enfoque que hemos buscado desde el principio en este espacio, a veces no parece sencillo.

Nuestro lema es, desde hace años, que la tecnología se convierta en una herramienta de desarrollo económico y social en nuestro país, en nuestra región y en todos los países que lo necesitan, por estar en una etapa de progreso y bienestar social que aun debe mejorar.

Por esta razón, en este espacio, que gentilmente nos facilita La Prensa Gráfica de El Salvador, tratamos de escribir sobre eventos, novedades, temas, teorías, situaciones y avances relacionados con la tecnología de información y comunicaciones (TIC) y especialmente, Internet, y todas las implicaciones y cambios que ha traído y continua haciendo, en nuestras vidas.

El razonamiento es que, siendo la tecnología una creación humana, a diferencia de los recursos naturales con los que cada país ha sido bendecido, se trata de una decisión de las personas y de los líderes, políticos, económicos y sociales, definir a las TIC y a Internet como una herramienta que puede causar una diferencia en el estado de salud y bienestar integral de nuestra población.

Muchos debates y acciones por diversos actores

Existen esfuerzos, acciones y actividades que indican que cada vez más personas que han contado con la posibilidad de ver otras oportunidades, están tácitamente de acuerdo que apoyar y fomentar el desarrollo tecnológico de nuestro país para que, a su vez, esto provoque una mejora en todos los niveles e indicadores económicos y sociales nacionales en escalas mundiales.

Sin embargo, aun falta que haya mayor cohesión y alineamiento entre los esfuerzos que hacen los diversos sectores y, en muchos casos, personas a título individual. Poco a poco estamos también comenzando a visualizar esa necesidad, ya sea por la presión de las circunstancias que nos rodean, por la competencia de otros países o por la demanda que la misma población, típicamente los más jóvenes, están manifestando.

Todos debemos convertirnos en promotores, actores y comunicadores de estas buenas iniciativas y noticias, y de uno en uno, seguir atrayendo a más participantes a este esfuerzo. A lo largo de los años que llevamos en este empeño, hemos sido bendecidos con encontrar en la ruta a muchas personas, en El Salvador, en Latinoamérica y en el mundo, con los que coincidimos en los objetivos fundamentales, y con los que podemos realizar acciones concretas para el avance de las metas planteadas.

A todos ellos, y a los que vendrán, de todas las edades, razas, credos y afiliaciones políticas, con las que existen estos anhelos en común, muchas gracias. Un especial agradecimiento a los que, al menos alguna vez, se han tomado el tiempo de leer, opinar o difundir algunas de las ideas aquí expuestas. Seguimos adelante!

Aprendizajes del 1er Foro de Gobernanza de Internet en El Salvador

Como comentamos oportunamente, el 12 de septiembre realizamos la primera edición del Foro de Gobernanza de Internet en El Salvador, obteniendo resultados alentadores, y aprendiendo valiosas lecciones de cara al futuro, tanto del mismo proceso de Gobernanza de Internet, como de los conceptos, opiniones y comentarios recogidos en dicho evento.

La inscripción previa fue bastante buena, pues se logró interesar a 122 personas, con una distribución y diversidad aceptable, como se puede apreciar en las gráficas a continuación:

Como es frecuente en estos eventos, la asistencia el día del evento fue menor a la cantidad que se había inscrito, obteniendo una presencia física de unas 80 personas. La cobertura mediática fue moderada, y la agenda fue cubierta de acuerdo a lo planeado: cuatro charlas de contexto, 2 por la mañana y 2 por la tarde, el trabajo en 7 grupos repartidos en dos sesiones, y su respectiva presentación plenaria.

Acompañamiento local e internacional

Se contó con el apoyo y acompañamiento de organizaciones internacionales como ICANN, LACNIC, ISOC, IGFSA y Google, que brindaron 3 de las charlas de contexto, por medio de sus representantes que estuvieron con nosotros: Rodrigo De La Parra (ICANN), Alejandro Acosta (LACNIC) e Israel Rosas (ISOC). Adicionalmente, Oscar Picardo, de la UFG, fue el 4º conferencista, presentando datos acerca de la educación e investigación en nuestro país, y el rol de Internet en dichas actividades.

El foco de un foro de esta naturaleza es buscar la participación de la mayor cantidad de personas, reflexionando y discutiendo sobre algunos de los aspectos que se analizan bajo el concepto de Gobernanza de Internet, por lo que se dividió a la audiencia en grupos de trabajo, tanto en la mañana como por la tarde.

Se formaron 4 grupos de discusión por la mañana y 3 durante la tarde, siguiendo el modelo analítico que usa 7 canastas de la Gobernanza de Internet. Los grupos, siguiendo los mismos nombres de las canastas, y moderados por voluntarios que habían preparado una guía de preguntas y aspectos en cada área, discutieron por 80 minutos en cada oportunidad, y sus insumos fueron consignados en las respectivas relatorías.

Estas relatorías estarán disponibles en el sitio web del Foro de Gobernanza de Internet de El Salvador.

Resultados y lecciones

Siendo la primera vez que se realiza este foro en el país, es lógico que se presentara algunas dificultades, especialmente en la familiaridad o comprensión total de los temas que se trataban, y más aun, intentar dilucidar, argumentar y razonar acerca de posibles soluciones o vías de tratamiento para cada tema discutido.

El cuestionamiento de cuál es el propósito de un ejercicio como éste también fue un tema recurrente, como lo es en foros similares alrededor del mundo. No se producen declaraciones o acuerdos conjuntos, y es muy difícil definir siguiente pasos concretos en cualquiera de los aspectos cubiertos.

Se espera, por otro lado, haber cumplido con el objetivo de poner sobre la mesa algunos de los temas que nos deben interesar a todos los usuarios de Internet, y ojalá, motivar a algunos de los participantes para que continúen organizando eventos y foros de discusión, así como acciones más concretas, como trabajar en propuestas de ley y/o proyectos de educación, difusión, acceso, y otros, que nos encaminen a lograr y mantener un mejor Internet en el país.

 

Las Redes Académicas Avanzadas son mucho más que tecnología

Del 3 al 7 de septiembre se llevó a cabo el evento TICAL (Tecnologías de Información y Comunicaciones en América Latina), que como todos los años, es coordinado y preparado por RedCLARA, la organización que reúne a las redes académicas de los países de Latinoamérica. Por una parte, durante los 3 primeros días, se presentan conferencias de utilidad a los directores de TI de las universidades, y en los 2 días finales se realizan reuniones de trabajo de las RNIE (Redes Nacionales de Investigación y Educación) de los miembros.

TICAL es la puesta en común de soluciones y avances en el uso, despliegue y desarrollo de tecnologías de información y comunicaciones en el ámbito de instituciones de educación superior. Es un evento que fue concebido para que los gerentes y directores de informática de las universidades compartieran las implementaciones específicas de tecnología en los campus universitarios.

Además de los desarrollos y nuevo servicios que muchas universidades de Latinoamérica comparten entre sí y con colegas y homólogos en el mundo, es importante la reflexión continua que hacen los administradores de las redes nacionales académicas, identificados con la misión de sus instituciones, acerca del papel que estas herramientas tiene en el panorama completo.

¿Por qué son relevantes las redes académicas para las universidades?

A pesar de que el origen de la red de redes, en septiembre de 1969, precursora de Internet, tuvo lugar entre cuatro universidades de Estados Unidos, y que fue la academia la que creó muchos de los cimientos de la actual tecnología, las universidades latinoamericanas no siempre aprovechan la tecnología.

Es importante enfatizar que las redes académicas avanzadas, la conectividad, los repositorios digitales, la supercomputación, el uso de equipos sofisticados y caros usando la red, las videoconferencias y videoclases, y muchas otras facilidades usando tecnología no deben ser adoptadas por las universidades por la razón de ser percibidas como modernas y actualizadas y como un argumento de mercadeo.

Este error de concepción manifiesta su realización cuando se nombra a los directores de tecnología de información de las universidades como representantes institucionales ante las redes académicas. Los directores de TI tienen un papel específico dentro de las instituciones de educación superior, que es garantizar, mantener y desarrollar una buena y estable operación de las redes, servidores, bases de datos y otros elementos operativos.

La visión estratégica es de los rectores y juntas directivas

Los desafíos de las universidades actualmente van mucho más allá de la conectividad y la dotación de tecnologías recientes en los campus, y la capacitación de docentes, la inclusión de tecnologías en las clases y el servicio de cursos en línea.

La internacionalización de los estudios, la cooperación entre universidades, los planes de estudio compartidos, las investigaciones colaborativas, las pasantías de docentes y estudiantes, la vinculación con el sector privado y el alineamiento con objetivos y planes de nación, sean o no liderados por los gobiernos de turno, son algunos de los temas relevantes estratégicos que los rectores y sus juntas de gobierno deben estar discutiendo permanentemente.

Por supuesto, la tecnología tiene un rol clave en esos debates, pero no hay excusa para delegar estas decisiones y visiones a los encargados de la función operativa de la tecnología en el ambiente universitario.

Si los líderes con poder de decisión en cada institución y en cada país no colocan en su justa dimensión el apoyo de la tecnología en esos objetivos, planes y metas a mediano y largo plazo, colocando a disposición los recursos adecuados, es difícil que la tecnología deje de ser para ellos apenas un argumento de venta de servicios educativos.

 

El Foro de Gobernanza de Internet de El Salvador

El próximo 12 de septiembre se llevará a cabo el primer Foro de Gobernanza de Internet en El Salvador. Si bien en nuestro país se ha desarrollado por 10 años el Día de Internet, y dentro del mismo se ha discutido sobre diversos temas que surgen de la utilización de esta herramienta, contando con la participación de personas y organizaciones de diversos sectores, de una forma abierta e inclusiva, será ésta la primera ocasión en que se realice este evento con su propio formato.Para coordinarlo, las organizaciones SVNet (comunidad técnica), Conexión y Capítulo ISOC (sociedad civil), RAICES (academia), CasaTIC (sector privado) y la Secretaría Técnica de Planificación (gobierno), participan en un grupo multipartito y multisectorial, aportando ideas y colaboradores para el evento, y cuentan con el apoyo de entidades internacionales, como IGFSA, ICANN, LACNIC, ISOC y UNESCO.

Gracias al aporte de algunos voluntarios, como ponentes, moderadores de grupos de trabajo y relatores, además de la supervisión de la logística que supone un evento de esta naturaleza, se espera poder obtener ideas, opiniones, insumos y discusiones sobre algunos temas que se consideren relevantes para la Internet salvadoreña.

El modelo de las 7 canastas

Además de las charlas que aportarán contexto, la idea es que haya una buena participación de los asistentes, y que estos provengan de todos los sectores que actúan, trabajan, utilizan y puede aprovechar, o no, las posibilidades que ofrece la red de redes. Para este fin, a lo largo de la jornada, se integrarán 7 grupos de trabajo, cada uno con un moderador y un relator, enfocados a uno de los 7 temas que constituyen las canastas, de acuerdo al modelo presentado en el libro de Jovan Kurbalija: “Introducción a la Gobernanza de Internet”, 7ª edición en español.

  1. Infraestructura y estandarización
  2. Seguridad
  3. Legal
  4. Económica
  5. Desarrollo
  6. Socio-Cultural
  7. Derechos humanos

Se espera que los moderadores sugieran temas de discusión dentro del ámbito de su canasta, provocando a los participantes en cada grupo para que discutan, debatan y propongan algunas medidas o pasos que podrían ser tomados, así como qué actores de la sociedad salvadoreña deberían involucrarse en potenciales futuras discusiones, en cada uno de los temas que salgan a discusión.

Resultados esperados

Es claro que no podrán ser discutidos, ni siquiera presentados, todos los temas que podrían ser de preocupación, o al menos deberían ser considerados por la comunidad, pero el objetivo del ejercicio es promover la discusión abierta de los temas en conjunto, y no necesariamente alcanzar algún tipo de consenso.

El papel de los moderadores y relatores es muy importante, pues además de conducir la discusión, promoviendo tocar varios temas, sin permanecer estancados en uno solo de ellos, minimizando la participación exclusiva de uno o pocos interlocutores, deben mantenerse muy abiertos para dar cabida a todas las opiniones, sin dirigir hacia una conclusión determinada.

Al final de cada una de las dos rondas de discusiones en grupos, por tema de interés, habrá una sesión plenaria donde los relatores presentarán, en un período limitado pero similar para todos los grupos, las principales temáticas y discusiones que hayan sido abordadas por cada grupo.

Posterior a este evento, los organizadores editarán, en aspectos de forma, y publicarán en el sitio web del Foro, las 7 relatorías resultantes de los aportes y discusiones de las partes que se hayan involucrado en las discusiones. De ninguna forma se pueden considerar éstas como acciones o sugerencias que sean representativas de la comunidad como un todo. Serán tomadas como insumos para continuar con debates en los respectivos ámbitos y con todos los posibles actores.

 

Internet es algo distinto para cada uno

¿Qué tan obvia es la aseveración incluida en el título de esta entrada? Podríamos pensar que siendo Internet una herramienta tecnológica, surgida de la mente de algunos ingenieros y científicos en el siglo pasado, básicamente respondiendo desde la academia a la necesidad de los científicos de compartir información, la definición de la misma debería ser similar para todos.

En realidad, es casi seguro que si se hace una encuesta con una sola pregunta, abierta, solicitando la propia definición de la red de redes (aquí va ya una definición), obtendremos una gran variedad de respuestas distintas, dependiendo de muchos factores, entre los que podemos anticipar la ubicación geográfica, la edad, la capacidad adquisitiva, el nivel educativo, el bagaje y experiencia propia, el lugar de trabajo, la profesión u ocupación, y muchas más.

Lic. Giann Velásquez Marchena – UTP.

Incluso, es probable que encontremos algunas concepciones que aparentemente no se relacionan con alguna de las variantes que nosotros mismos entendemos son parte del concepto de Internet. O bien, puede ser que nuestro concepto también haya ido cambiando con el tiempo, y lo que antes fue más sencillo de definir y explicar hablando de su origen, hoy sea más visible en sus efectos en el mundo.

Algunos ejemplos de la concepción de Internet

Para muchos, hoy en día, Internet es sinónimo de redes sociales, y es difícil que comprendan que hay más en el ciberespacio (otra definición, basada en literatura de ficción). Para otros, Internet es sinónimo de los mensajes breves, o la comunicación cotidiana usando whatsapp, el intercambio de fotografías y videos, selfies y muestras de su vida social.

Para algunos, Internet es un lugar misterioso donde podemos educarnos y aprender sobre casi cualquier tema que nos interese. Algunas personas lo ven como un mercado mundial para comprar y vender bienes y servicios, para hacer publicidad o mercadeo, y para establecer nuevos canales, socios, clientes y proveedores a lo largo del mundo.

También es el punto donde los ciudadanos se pueden comunicar y cumplir con sus obligaciones con el gobierno de su país. Para algunos, tener presencia en Internet es una forma de legitimar su empresa, organización o marca, aunque quizá no hayan seguido los procesos legales definidos para cada uno de estos fines.

También hay concepciones con propósitos no claros

Lamentablemente, también existen concepciones de Internet que buscan favorecer intereses individuales o de algunos pocos, no siempre con buenas intenciones. Por ejemplo, para un grupo de personas es el medio para publicar material y contenido de otras personas sin respetar la propiedad intelectual y obtener dinero de manera ilegal.

Es un medio de coordinación para realizar ataques, robos, secuestros y otros delitos, contra la información, la infraestructura o la riqueza de algún país, organización o persona. Es también para algunos una vía para perpetrar incursiones no autorizadas con motivaciones políticas, financieras, industriales o de otra naturaleza.

A algunos les sirve para comercializar servicios y productos que se hallan vetados en el mundo real, hacer acuerdos en contra de personas y organizaciones, llevar a cabo extorsiones, amenazas, estafas o actos vandálicos, con o sin motivos ulteriores.

Cada uno tiene su visión

Internet es un avance tecnológico importante, que sigue transformándose y transformando a la humanidad día a día. Procesos de toda índole han sido revisados y adaptados a nuestra vida e interacción en el ciberespacio. No está conectada toda la humanidad, todavía, pero la gran mayoría de futurólogos, políticos, ingenieros, científicos y pobladores del mundo dan por sentado que en unos cuantos años, todos estaremos interconectados gracias a ésta y otras tecnologías.

Cada uno de nosotros y de los millones de seres humanos que compartimos esta infraestructura tiene su propia concepción, muy limitada o menos cerrada, y de acuerdo a la misma, es capaz, o no, de percibir y anticipar otros efectos de Internet en nuestro desarrollo y futuro. Internet puede ser un enorme apoyo para el desarrollo de las personas y los países, así como un obstáculo para la convivencia en armonía, dependiendo de cómo sea concebida por cada uno. De aquí la importancia de intentar comprender sus alcances y consecuencias.

 

La transición a IPv6 dejó de ser un tema técnico para ser estratégico

Con el título de esta entrada se puede resumir el mensaje principal que LACNIC, por medio de su director ejecutivo, Oscar Robles, hizo llegar en reuniones presenciales durante esta semana a distintos actores y sectores interesados en los países del triángulo norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador.

En reuniones con funcionarios de gobiernos, empresarios del sector privado, entidades reguladoras de telecomunicaciones, proveedores de servicios de conectividad, académicos y funcionarios de universidades, así como instituciones regionales, como el Proyecto Mesoamérica, COMTELCA, y otras, el tema principal fue el llamado a realizar esfuerzos para promover con más énfasis la transición de IPv4 a IPv6 en la conectividad a Internet.

Aunque el diseño e implementación de IPv6 tiene ya muchos años de estar disponible, lo niveles de tráfico en Internet usando este protocolo aun son muy bajos, llegando en el mejor de los casos a un 25% aproximadamente a nivel mundial, con países, como El Salvador, en los cuáles el nivel es nulo, y otros en los que dicha cobertura es baja, sin que se vea claro la necesidad de hacer algo al respecto.

No alcanzará para nuevos usuarios

El tema de la transición a IPv6 es algo estratégico, o debería serlo, sobre todo para los países, líderes y gobernantes que, al menos en su discurso y declaraciones públicas, están buscando incrementar la cantidad de usuarios conectados a Internet en sus territorios.

Una vista breve a los números nos indica que, en la región latinoamericana y caribeña, el ámbito de trabajo de LACNIC, solamente quedan aproximadamente unos 300 millones de ciudadanos por conectar a la red de redes, y para hacerlo, la región solamente cuenta con unas 3 millones de direcciones IPv4. Un déficit muy grande, que no podrá ser cubierto por los proveedores si continúan sin incluir IPv6 en sus estrategias a corto plazo.

Adicionalmente, las demandas que Internet de las Cosas (IoT) están desarrollando para contar con más aparatos, dispositivos, sensores y actuadores, así como seres vivos, animales y plantas, conectados en tiempo real a Internet, y la millonaria industria que esta tendencia sumará a la actual economía mundial, también hará que sea necesario usar IPv6 más temprano que tarde.

A todos nos interesa y todos podemos hacer algo

Basado en estas realidades, es fácil concluir que a todos los sectores y actores, dada la propagación e importancia de contar con conectividad y la posibilidad de aprovechar Internet como herramienta de desarrollo, trabajo, comunicación, educación y difusión, nos interesa la ampliación de la cantidad de personas conectadas y la reducción de la brecha digital en todas sus formas.

Los gobiernos deben interesarse en que sus ciudadanos se puedan comunicar y realizar transacciones con las instancias del estado, así como mejorar la interacción de control y pago de impuestos, la transparencia en la gestión del mismo gobierno, y la evolución del gobierno digital.

Las academias, además de ser la cuna del desarrollo del conocimiento e, históricamente, la misma Internet, se deben preocupar por formar a los ingenieros, técnicos y profesionales de todas las disciplinas que darán soporte, mantenimiento, mejoras y usos provechosos a la red de redes, usando también la misma red para publicar, compartir y aprender nuevos conocimientos.

Las empresas privadas, no solamente las dedicadas a proveer la conectividad, sino todas las del sector informático, así como las empresas en general, también se interesarán por contar con más usuarios de Internet que puedan y necesiten utilizar los productos y servicios que ofrecen en venta como su núcleo de negocios.

Contrario a crear regulaciones que obliguen a los proveedores a tomar el camino de la transición a IPv6, que generarán anticuerpos y rechazo, una mejor estrategia, vista la experiencia en otros países, es buscar formar una especie de Coalición IPv6, formada por miembros de varios sectores, que busquen apoyar, motivar y fomentar, con incentivos positivos, que los proveedores de conectividad se muevan a IPv6 a la brevedad. La pelota queda en nuestra cancha.