Archivo de la categoría: Día de Internet

El futuro de Internet y la brecha digital

Internet dejó de ser solamente un desarrollo tecnológico de la humanidad desde que los primeros usuarios compartieron información y documentos de variadas disciplinas y distintos niveles de conocimiento; desde que algunos innovadores dieron a conocer características de bienes y servicios, y cómo adquirirlos; desde que se pudieron transmitir en la red objetos y elementos activos que abrieron una serie de oportunidades y posibilidades a los más aventajados.

Una vez comprendido el medio y sus alcances, la imaginación y creatividad de muchas personas alrededor del mundo comenzó a poblar la red con innumerables formas de compartir, publicar, y obtener provecho personal, organizacional, empresarial y nacional, de tal suerte que la economía, el comercio, la política y todas las actividades de la humanidad fueron transformadas, o al menos matizadas por el uso de la red.

Si bien la tecnología subyacente ha manifestado algunos cambios desde su concepción original, éstos son mínimos comparados con las modificaciones que se han dado en otras áreas circundantes, más relacionadas con la forma en que se usa la tecnología, lo que se hace en la red, y el acceso legítimo a bloques de información.

Sin embargo, si bien la tecnología habilitadora se puso a disposición del mundo casi de inmediato, desde la perspectiva de los derechos de autor y la propiedad intelectual, la implementación y el ulterior desarrollo de la conexión y cobertura geográfica, así como el aprovechamiento comercial, económico, social y cultural de las aplicaciones sobre la red, ha sido muy heterogénea en el mundo.

Brechas geográficas, culturales y generacionales

Las diferencias entre hemisferios, entre países, entre regiones dentro de un mismo país, crecen cada vez más, en una carrera difícil de igualar. Existen áreas de gran extensión que aun no cuentan con cobertura y conectividad adecuadas a Internet, principalmente porque no representan una fuente de ingresos para los proveedores, lo que a su vez está vinculado a los motores de economía, niveles de ingreso, capacidad de pago y a las actividades productivas de estas regiones.

La familiaridad y facilidad con que las personas de un país o región utilizan las aplicaciones y procesos que combinan equipos y programas digitales establece otra diferencia. Desde la propagación de la cultura digital mínima, que permite a los pobladores sentirse cómodos y productivos en la interacción con dispositivos, máquinas y aplicaciones digitales y electrónicas, hasta la posibilidad de lograr productividad y calidad usando computadores, sensores, móviles, la distancia se hace cada vez mayor.

Las generaciones más jóvenes han sido más temerarias y abiertas a la aceptación de la nueva cultura, pero en general aun no superan la fase de impresión y uso lúdico y banal. Es a un ritmo lento que nuestras poblaciones se asoman al aprovechamiento de las tecnologías para generar riqueza. Las necesidades financieras de los jóvenes que usan las tecnologías contemporáneas no siempre los orientan a buscar la productividad.

Estas son algunas de las diferencias en el nivel de desarrollo, aceptación y adecuación de las personas al uso de las tecnologías. A ellas se puede sumar los niveles de capacidad y competencia para desarrollar nuevos dispositivos y aplicaciones, darles mantenimiento, configurar y proteger las redes y servidores, y proveer un servicio de calidad.

¿Se pueden cerrar las brechas?

Una posible estrategia para lograr sacar provecho a la red en nuestros países menos desarrollados es apoyar y fomentar la especialización, en todo sentido.

Los economistas deben discutir sobre la economía basada en las TIC y el conocimiento y, sobre todo, deben aportar propuestas de cómo encaminar nuestros países en ese rumbo; los sociólogos y sicólogos investigar y generar formas de comportamiento humano colectivo e individual que faciliten la interacción digital. Cada científico, desde su campo de estudio, debe analizar el impacto del uso de estas tecnologías en su área del saber, tanto como una herramienta de observación y medición, como un mecanismo de transformación de sus elementos.

La conectividad y el acceso general son una condición necesaria, pero no suficiente. Algunas políticas públicas han evolucionado, reconociendo que el compromiso va más allá de elevar la tasa de penetración en un país. Más relevante, incluso, es posibilitar el dominio productivo y provechoso de las herramientas tecnológicas.

Las brechas de todos los tipos que existen y que crecen continuamente pueden y deben ser contrarrestadas, por medio de iniciativas creativas y dedicadas, no solamente de parte de los gobiernos, sino también de la sociedad civil, el sector privado, la academia y la comunidad técnica. Como al inicio de Internet, la generosidad, solidaridad y espíritu de colaboración pueden hacer que las diferencias se vayan reduciendo. Sin embargo, el tiempo que nos tome hacerlo nos aleja de ese objetivo.

 

Las discusiones de Gobernanza de Internet crecen en la región

Con más frecuencia se están desarrollando los respectivos foros de gobernanza de Internet en varios países de la región, tales como Guatemala, Costa Rica y otros, incluyendo el foro regional de Latinoamérica y el Caribe, a celebrarse en Panamá, del 2 al 4 de agosto.

Esta es una buena señal, y más aun cuando vemos los temas que se discuten en cada uno de estos eventos, que muestran una mayor madurez y comprensión de los fenómenos y procesos que aun ameritan una mayor y amplia discusión entre los distintos actores que intervienen como proveedores, usuarios, consumidores, o intermediarios en el ámbito de Internet.

La participación de jóvenes y de otras personas que utilizan Internet, pero que no necesariamente están involucrados en la operación técnica de la red, ha ido incrementando año con año, y eso es bueno. Cada uno debe seleccionar en qué área o tópicos dentro de la amplia y creciente canasta de la gobernanza de Internet considera que debe involucrarse.

Es bueno contar con una base teórica general de cómo se coordina la base lógica de Internet, incluyendo los nombres de dominio, direcciones IP y protocolos de Internet, y a partir de ese conocimiento, atender a las áreas menos definidas que ocurren sobre estas capas técnicas.

Los temas en Guatemala

El primer Foro de Gobernanza de Guatemala fue celebrado el 27 de julio, y tuvimos el honor de participar en el mismo, intentando proveer un marco de referencia sobre el Ecosistema de Internet, y de inmediato el evento se dividió en tres paneles o sesiones de discusión simultáneos.

Los temas que los organizadores plantearon para discutir en esta primera reunión fueron:

  • Acceso al Internet
  • Gobierno Abierto
  • Ciberseguridad
  • Neutralidad en la Red
  • Economía Digital
  • Punto de Interconexión de Internet Local
  • Banda Ancha: Oportunidades para Guatemala

Para abrir el debate en cada uno de estos temas, algunos ponentes, tanto nacionales como extranjeros, proveyeron comentarios introductorios, para motivar y encontrar reacciones entre la audiencia. De esta forma, los ciudadanos guatemaltecos podían expresar sus inquietudes, dudas y consideraciones sobre cada uno de los temas.

Al final, en una sesión plenaria, se presentaron las principales conclusiones, sin que éstas representen una definición final y exhaustiva de los aspectos a considerar, sino una primera muestra y versión para continuar la discusión.

El LACIGF en Panamá

Del 2 al 4 de agosto de 2017 se llevará a cabo la 10ª edición del Foro Regional de Gobernanza de Internet, LACIGF, con la participación de varios actores relevantes de la región latinoamericana y Caribe, para continuar con las presentaciones, discusiones y debates sobre las propuestas de solución, o al menos tratamiento, de los diversos sucesos y desafíos que enfrentamos como región en las distintas canastas o áreas de trabajo de este gran tema conocido como la gobernanza de Internet.

De acuerdo al libro “Introducción a la Gobernanza de Internet” de Jovan Kurbalija, las siete canastas de la Gobernanza de Internet son:

  • Infraestructura y estandarización
  • Seguridad
  • Legal
  • Económica
  • Desarrollo
  • Socio-Cultural
  • Derechos humanos

Por supuesto, se trata de una guía, y cada país y región puede definir los temas que le parecen más urgentes, y de esto trata el Foro próximo. Cada uno de los asistentes tomará nota y discutirá sobre las alternativas de avance que han mostrado cada país y organización en sus países frente a los retos planteados para hacer de Internet una mejor herramienta, segura y confiable.

Los ciudadanos de Latinoamérica y el Caribe toman una mayor conciencia de lo que pueden hacer para incidir en lograr contar con un acceso a Internet que sea cada vez más confiable y seguro, y comparten sus experiencias, buenas y negativas, en el esfuerzo por moldear de la mejor forma el aprovechamiento de esta herramienta.

 

Una nueva edición de nuestra tradicional semana de Día de Internet

Estamos por iniciar en El Salvador toda una semana de eventos y encuentros en torno a los temas relacionados con Internet, en el mundo y en nuestro país. Esta es ya una tradición esperada por muchos, ya que se trata del noveno año consecutivo que las organizaciones Conexión y SVNet coordinan el trabajo de muchos voluntarios para hacerlo realidad.

Mientras en el mundo se presentan casos de ataques informáticos coordinados y masivos, nuevas aplicaciones móviles y web que mueven buena parte de la economía, decisiones y acciones que pueden favorecer o entorpecer el avance del comercio electrónico, ampliación de los servicios ofrecidos a través de la red y cientos de personas conectándose diariamente por primera vez, en nuestro país nos reunimos en distintos lugares durante una semana para compartir conocimiento y experiencias.

Para la mitad de la humanidad que ya utiliza Internet, ésta se ha vuelto una herramienta casi imprescindible, ya sea en sus teléfonos móviles, tabletas, laptops, computadoras de escritorio o servidores de cualquier naturaleza.

Pero aun queda una cantidad importante de habitantes del planeta que no cuentan con esa ventaja para comunicarse, trabajar, estudiar y hacer negocios. En países como el nuestro, esta cantidad de personas que no se conectan y quizá ni conocen de su existencia, es aún mayor, y nos impone un reto a los demás, considerando que deseamos lo mejor para nuestros ciudadanos.

El Congreso Internacional y el Lan Party

Como todos los años, el día miércoles 17 de mayo se realizará el Congreso Internacional y la exposición de avances y propuestas denominada como Lan Party. Esta edición 2017 tendrá su sede en el hotel Crowne Plaza de San Salvador, y la temática del congreso será la siguiente:

En el Lan Party se contará con la presencia de empresas, universidades, iniciativas privadas de la sociedad civil y los infaltables “gamers” o expertos en juegos de vídeo. La entrada a esta exposición, como siempre, es gratuita y libre, durante todo el día.

Actividades toda la semana

Gracias al apoyo de los miembros del Comité de Impulso, se logra mantener actividades, eventos y charlas desde el lunes 15 al sábado 20 de mayo. Igualmente se presenta el programa de lugares donde se desarrollarán las actividades durante la semana.

Por su parte, gracias al patrocinio de varias empresas y organizaciones, nacionales e internacionales, es posible contar con ponentes internacionales que visitan el país, y con conferencistas nacionales que, en conjunto, aportan sus experiencias y conocimientos a esta gran concentración y celebración del Día de Internet. Más información en www.diadeinternet.sv.

 

¿Hasta que suceda algo realmente serio?

Como hemos conversado en otras ocasiones, Internet ha evolucionado y revolucionado todo a su paso. Nadie podía concebir lo que sucedería unos pocos años antes del 50º aniversario de esta tecnología, como lo que se está desarrollando en la actualidad en torno o debido a esta tecnología.

Hay muchas cosas buenas alrededor de esta forma instantánea de comunicación, siendo quizá una de las más relevantes su alcance mundial. Esto se vuelve más evidente y, sobre todo útil, cuando las personas se trasladan de un lugar a otro en el planeta, y aun así, pueden realizar sus actividades laborales, familiares y personales con relativamente poca interrupción, y con admirable eficiencia, considerando los miles de kilómetros de distancia y la cantidad de horas de desfase horario.

Sin embargo, así como la naturaleza humana es dual, complementaria y contradictoria, también ocurren incidentes y actividades contra el bien particular y general de una forma más rápida, eficiente y, en muchos casos, impune. Desde robos de activos e identidades, hasta intromisiones y alteraciones de datos e información de forma no autorizada.

Las personas, organizaciones y gobiernos observan, conocen y a veces son afectados por estos eventos, y pueden, o no, tomar medidas para prevenirlos, evitarlos o perseguirlos, pero no siempre logran resultados contundentes. Las consecuencias pueden ser graves en algunos casos, ya sea sobre recursos físicos, humanos, financieros o fundamentales.

La jurisdicción internacional

Uno de los temas más acuciosos que impiden la efectividad de algunas de las medidas que se pueden tomar como prevención o reacción a los delitos y faltas cometidas a través de la red, o destinadas a los activos y recursos que son parte de la red, es la jurisdicción sobre la que aplican tales disposiciones.

Al ser Internet una red que comunica y permite intercambiar datos e información en varios formatos y de diversas maneras entre los habitantes y organizaciones de todo el mundo, el grave problema que impone es el de los territorios físicos y geográficos sobre los que tienen efecto las leyes, reglamentos y penalizaciones que se definen por las autoridades y las sociedades para buscar una convivencia armónica.

La ubicación de los equipos y servidores donde reside la información, así como la situación geográfica de las personas que programan, operan y mantienen los computadores que pueden ser usados para cometer actos contra la integridad de personas y activos, facilita o, en la mayoría de casos, obstaculiza, la ejecución y refuerzo de la ley, por muy adecuada que sea ésta.

El problema, con sus muchas aristas y condicionantes, es conocido por juristas alrededor del mundo, pero si antes, y aun ahora, ha sido difícil ponerse de acuerdo en reglas comunes que administren y permitan supervisar el comercio y las transacciones de todo tipo en el mundo real, este objetivo es aun más difícil en el virtual.

Hasta que suceda una catástrofe

Si vemos la historia del mundo, la mayor parte del tiempo de existencia de la humanidad la hemos desarrollado en forma aislada unos de otros. Si ya es difícil ponerse de acuerdo en una colonia, una ciudad o un país, ha sido más problemático conciliar las posiciones a nivel de federaciones de estados, conjuntos regionales de países, y todavía más a nivel mundial.

Ha sido necesario que ocurran sucesos trágicos que afectan a millones de seres humanos, como las grandes guerras mundiales, hecatombes de proporciones globales y fenómenos que potencialmente pueden causar la muerte o el deterioro de la vida humana, para que las naciones intenten tomar medidas paliativas.

Un ejemplo de este comportamiento es el surgimiento de la Organización de Naciones Unidas y otras regionales, como la Organización de Estados Americanos o la Unión Europea, como una forma de prevenir las guerras de alcance mundial, mejorar las condiciones de vida, y en algunos casos, tratar de promover el desarrollo económico y social.

Con temas como la ciberseguridad, la privacidad, la protección de datos personales y la defensa de derechos a la libre expresión y otros, está pasando algo similar. Aun no es suficiente lo que los estados están haciendo en forma coordinada para prevenirlos y combatirlos de la mejor forma. ¿Será necesario que ocurra un evento catastrófico de proporciones mundiales dentro de la red de redes para que tomemos entre todos las medidas adecuadas de prevención, mitigación y coordinación mundial? Ojalá que no sea así.

Día de Internet de las Cosas se celebra en El Salvador por primera vez

Cada vez más personas escuchan y se interesan sobre el término y conceptos detrás de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), y existen en el mundo numerosas iniciativas, proyectos, fondos y grupos de trabajo dedicados a este tema.

La razón es evidente: es fácil predecir que, gracias a una serie de eventos, desarrollos y tendencias, listadas a continuación, los conceptos asociados a la IoT serán cada vez más materializados y utilizados alrededor del mundo, pudiendo impulsar la economía mundial en una nueva oleada. Los factores que están propiciando este desarrollo son:

  • Conectividad ubicua: bajo costo, alta velocidad y mayor alcance
  • Adopción generalizada de las redes basadas en el protocolo IP (Internet Protocol)
  • La Ley de Moore: más poder computacional en un menor espacio
  • Avances en miniaturización
  • Avances en Analytics: más capacidad de procesamiento, almacenamiento y análisis de datos
  • Desarrollo de la computación en la nube

Por estas razones, desde el 2010, distintas organizaciones en varios países celebran el 9 de abril de cada año como el Día de Internet de las Cosas. “El “IoT day” es una invitación abierta a la comunidad de Internet de Cosas para participar en un evento, organizar un hackatón, o simplemente compartir una cerveza o un café con un amigo o compañero de trabajo enfocado en el IOT y sus implicaciones”.

El Consejo IoT

Entre las varias entidades creadas para dar seguimiento, apoyar y potenciar el desarrollo de Internet de las Cosas, se encuentra el Consejo IoT, en cuyo sitio web, además de anunciar el evento IoT Day alrededor del mundo, incluye otros elementos de utilidad:

“En 1999 Kevin Ashton, entonces en P & G, acuñó el término “Internet de las cosas”. Era un nuevo término, pero no una nueva operación. Se le conocía como computación omnipresente, ubicomp e inteligencia ambiental. El almacenamiento de la base de datos de los años 90 era demasiado caro. Es la Nube, operativa desde los años 2000, que permite IoT”.

“Edificios, automóviles, productos de consumo y personas se convierten en espacios de información. Estábamos entrando en una tierra donde el ambiente se convirtió en la interfaz, donde debemos aprender de nuevo cómo tener sentido. Hacer sentido es la capacidad de leer datos como datos y no ruidos. Sin embargo, este es el desafío que enfrentamos hoy”.

“Internet de las cosas es un nuevo comienzo. En nuestras actuales arquitecturas estamos acostumbrados a tratar con tres grupos de actores: ciudadanos / usuarios finales; Expertos de la industria / materia (PYME); y aquellos involucrados en asuntos de gobierno / asuntos legales. Todos ellos se caracterizan por ciertas cualidades. En nuestros modelos y arquitecturas actuales construimos a partir de y con estos actores como entidades en mente. El flujo de datos de IoT dará lugar a nuevas entidades que consisten en diferentes cualidades tomadas de los tres grupos anteriores disminuyendo el poder de las entidades tradicionales”.

El Salvador se suma a estas celebraciones

Por primera vez, nuestro país desarrolla un primer evento en la fecha establecida, para reunirse y conversar sobre Internet de las Cosas. Gracias al trabajo conjunto de Unified Inbox, Hackerspace San Salvador, Innbox, Asocación Fab Lab y El Monstruo, se lleva a cabo una serie de charlas. El aviso se encuentra en este sitio.

En este evento se presentó una introducción de lo que hace Unified Inbox como sus aplicaciones para teléfonos móviles que permiten controlar dispositivos hogareños, a cargo de Rosina Haberl. Después Lito Ibarra presentó las razones por las que Internet de las cosas se está desarrolando con más fuerza en la actualidad, así como dos visiones de IoT: Inteligencia distribuida e Industria en crecimiento.

Mario Gómez presentó algunas tecnologías básicas que se están utilizando en IoT en la actualidad, y las que están siendo probadas en distintos proyectos en el Hackerspace San Salvador y en otros lugares. Carlos Valladares presentó las actividades que se realizan desde la impresión digital, y el trabajo multidisciplinario que se viene realizando dentro del curso del Fab Academy, actualmente en proceso.

Finalmente, Yaser Pérez, de Monstruo Innovación, usando sus propias experiencias en la realización de propuestas y soluciones creativas que combinan hardware y software para sus clientes, presentó la evolución que han tenido en esta empresa salvadoreña. Se concluyó con dos demostraciones de proyectos en realización, y un diálogo entre los participantes.

Fotos cortesía de Moisés Larín

Una buena primera celebración del IoT Day en El Salvador, considerando que la fecha cayó en un domingo, y además previo a la Semana Santa.

 

Día de Internet 2017: Hagamos de Internet un instrumento para la paz

Como los ocho años anteriores, El Salvador celebrará de una gran forma el Día de Internet, en la semana que comprende la fecha designada, el 17 de mayo. Por novena ocasión consecutiva, varias organizaciones, universidades, gremiales, empresas de varios tamaños y personas se coordinarán y llevarán a cabo, de forma generosa y entusiasta, distintos eventos durante la semana que va del lunes 15 al sábado 20 de mayo.

Las organizaciones que coordinan todos los eventos son, desde el principio, las asociaciones Conexión al Desarrollo de El Salvador y SVNet, la administradora de nombres de dominio SV para nuestro país. A ellas les acompañan unas treinta instituciones y empresas que aportan recursos humanos y materiales, y más de una docena de patrocinadores, nacionales e internacionales, que apoyan también financieramente.

En 2017, aprovechando la celebración en El Salvador de los 25 años de la firma de los Acuerdos de paz, y la clara necesidad a nivel mundial de que ese estado de los pueblos se propague y comunique más, el lema para este año de estas celebraciones se refiere a la posibilidad que también presenta Internet de ser utilizada para acercar la paz a las personas, las comunidades y las naciones.

Al igual que otras muchas herramientas, Internet es suficientemente flexible y maleable para ser utilizada para muchísimos propósitos, y realmente está en las manos, mente y corazón de los usuarios la forma en que se le aprovecha. Es importante que, sobre todo los jóvenes, sepan que pueden potenciar sus virtudes y capacidades con la tecnología, si así lo desean.

Día de Internet en El Salvador

Gracias al apoyo e involucramiento de muchas personas, podemos hacer en nuestro país, año con año, difusión, talleres, charlas, conferencias, cursos, certámenes y varias actividades más en distintas partes del territorio nacional para promover el uso adecuado de la red de redes.

Si bien la ampliación de los niveles de conectividad y penetración de Internet favorece a los proveedores de enlaces y equipos, así como a los proveedores de contenido, también puede potenciar los pequeños y medianos negocios de los diseñadores de sitios web y aplicaciones, así como todos los servicios relacionados a esta tecnología.

Adicionalmente, al hacer posible que niños y jóvenes se expongan a los avances y posibilidades de la tecnología Internet, buscamos que más de ellos se entusiasmen y busque estudiar y tecnificarse en estas herramientas, y logren hacer una vida productiva ofreciendo sus servicios a nivel mundial.

No basta que los adolescentes y jóvenes se sientan cómodos en las redes sociales y en el desarrollo de tareas escolares usando los motores de búsqueda y otros sitios en la red. Es muy importante que sepan y aprendan a colocar su propia voz y obras en los lugares adecuados, aprovechando las posibilidades que nos brinda Internet. Hay un inmenso potencial para que se puedan ganar la vida de esta forma, cuando sean profesionales o se tecnifiquen para ello.

Un instrumento para la Paz

Podría parecer extraño que se piense que un elemento tecnológico pueda ser útil para buscar, promover y preservar la paz, pero la potencia y las posibilidades de comunicación de Internet hace posible que las ideas y las fuentes de inspiración y motivación que existen en el mundo, lleguen a muchas personas en las ciudades y comunidades que necesitan más la paz.

La paz colectiva da inicio por la suma y el contagio de los estados de paz individuales. De aquí que ser capaces de leer, escuchar y/o ver canciones, discursos, arengas y reflexiones de otras personas alrededor del mundo con mensajes concretos acerca de las actitudes y actividades que nos acercan a la paz personal puede ser un poderoso catalizador de ese estado en las personas.

En un plano más pragmático, Internet también puede servir para coordinar charlas y eventos presenciales que nos permiten entrar en contacto con otras personas, otras ideas y otras formas de ver la vida y las acciones que nos rodean.

Contar con acceso inmediato a amigos o familiares en los que confiamos, y sentimos alivio al escuchar sus palabras o simplemente entrar en contacto con ellos, puede también ser un aliciente para la permanencia de la paz en nuestro interior y, por extensión, a nuestro alrededor. De estas, y muchas más formas, podemos hacer de Internet un instrumento para la paz.

 

 

Talleres sobre Internet para adultos, padres de familia y niños

Aun existe una importante brecha digital en varios de nuestros países en Latinoamérica. Desde lo fundamental, que es la posibilidad de conectarse a Internet a precios y con tecnología accesible, hasta una forma de separación que se relaciona con el uso y aprovechamiento de todo lo que se puede hacer con la tecnología, y la publicación de los contenidos propios y locales.

Este hecho, que es innegable y aun se mantiene de esta forma en una buena parte de la población, trasciende los números y las estadísticas. A veces, comprensiblemente, olvidamos que aun hay muchos de nuestros conciudadanos que aun no se pueden conectar, y aprovechar las ventajas que cada uno de nosotros puede obtener de esa conexión.

No todos los gobernantes, que son los que con frecuencia tienen alguna posibilidad de destinar fondos públicos a la promoción de estas actividades, tiene dentro de su agenda esta carencia como una prioridad. Hay estados que han llegado a equiparar el acceso al agua y la energía eléctrica con el acceso a Internet como un derecho de sus ciudadanos, y canalizan recursos hacia esa meta.

No se trata solamente de conectar a las personas, o a hacer posible que cuenten con equipos y posibilidades para entrar a Internet, sino también enseñarles cómo hacerlo con propósitos claros, productivos y rentables, para que tenga completo sentido.

Talleres, cursos, y acompañamientos

Afortunadamente, hay muchas iniciativas en varios países, con o sin acompañamiento de los gobiernos, que la sociedad civil, la academia y la empresa privada pueden realizar en este sentido. Algunos de estos proyectos tienen un grupo meta específico, como pueden ser los adultos mayores, los padres de familia, los niños, y las mujeres, entre otros, y pueden ser desarrollados con el apoyo de voluntarios.

Una de estas actividades ha sido propuesta por las asociaciones Conexión y SVNet, organizadores de la semana de eventos que se desarrollan todos los años en nuestro país como parte de la celebración del Día de Internet, alrededor del 17 de mayo.

Se ha invitado a las diversas universidades locales que ya son parte del grupo de entidades que colaboran durante la semana mencionada, a que, previamente a dicha celebración, se lleven a cabo talleres de inducción para audiencias no tradicionales, como las mencionadas arriba, para contribuir a esta difusión.

Entre los temas propuestos se encuentran: Bullying y Cyberbullying; Acompañamiento de padres a hijos en Internet; Encuentre a su hijo en Facebook; Internet sano. Se invitó a las universidades a designar entre sus estudiantes algunos voluntarios para recibir una capacitación impartida por Conexión, para que a su vez puedan replicar estos conocimientos y experiencias.

Para padres de familia

El proyecto de Conexión y SVNet busca que, con el apoyo y participación activa de las sedes que forman parte del Comité de Impulso para el Día de Internet en El Salvador, utilizando sus laboratorios de informática y algunos estudiantes en servicio social, se puedan impartir talleres prácticos sobre temas específicos a poblaciones que no son tradicionalmente atendidas por dichas sedes.

La meta es que cada institución participante sirva al menos tres talleres entre los meses de febrero, marzo, abril y la primera quincena de mayo, de forma que puedan ser reportados durante la semana de celebración del Día de Internet.

Los talleres han dado inicio, y el sábado 25 de marzo, por ejemplo, en la universidad Evangélica se llevó a cabo una de estas sesiones, dirigida a padres de familia. El mensaje principal es que, independientemente de si estos padres de familia tienen acceso o no a las tecnologías, y saben o no usarlas, es importante que también comprendan las ventajas, así como los riesgos, que sus hijos pueden experimentar en la red, sin tomar la actitud de oponerse a esta necesidad de sus hijos.

En este taller participaron unos 30 padres de familia, y esperamos que las sesiones continúen en ésta y las demás universidades que son parte del proyecto, atendiendo a más poblaciones no tradicionales, como un aporte a disminuir la brecha digital en el sentido del conocimiento y aprovechamiento.

 

Los retos de la web a sus 28 años

De la misma forma que un padre puede hablar de los logros y desafíos que tiene un hijo por delante, Tim Berners-Lee, el creador del concepto y herramienta que hizo popular Internet, la World Wide Web, o simplemente “la  web”, escribió un artículo sobre lo que considera los retos más relevantes de la web al llegar ésta a sus 28 años.

El documento, que se encuentra aquí, fue publicado por la organización Web Foundation el 12 de marzo, día en que se celebra un aniversario más de la propuesta original para desarrollar la herramienta que facilitó que el uso de Internet fuera accesible para una mayor cantidad de personas, sin mayor conocimiento científico o de ingeniería.

Colectivamente, conocemos muchas necesidades y aspectos que requieren atención, así como análisis y estudios que serían necesarios para tratar de resolver esos aspectos relacionados con la web e Internet, y que se interponen entre la tecnología y su uso más adecuado. Muchos de estos elementos aparecen en las discusiones que se desarrollan en los foros y eventos relacionados a la Gobernanza de Internet.

Para Berners-Lee, tratando de enfocarse, hay tres elementos importantes que le causan preocupación durante los últimos 12 meses, y que en su opinión están restringiendo a la web de brindar su máximo potencial hacia lograr una “web abierta que nos permita a todos compartir información, acceder oportunidades y colaborar a través de fronteras geográficas y culturales”.

Tres desafíos para la Web

1) Hemos perdido control de nuestra información personal

A cambio de una serie de servicios y prestaciones supuestamente gratis, damos parte de nuestra información personal a muchos que lo requieren, y esto hace que sean otros lo que comercializan con la información personal en forma agregada.

Según Berners-Lee, “la recopilación de información generalizada por parte de las empresas tiene otros impactos. A través de la colaboración -o coacción- con empresas, los gobiernos también observan cada vez más todos nuestros movimientos en línea, y con la aprobación de leyes extremas que atentan contra nuestros derechos a la privacidad.

En regímenes represivos, es fácil ver el daño que se puede causar – pueden arrestar a los blogueros o matarlos, y pueden monitorear a opositores políticos. Pero incluso en países donde creemos que los gobiernos tienen en mente el mejor interés de sus ciudadanos, esto simplemente va demasiado lejos todo el tiempo. Tiene un efecto negativo sobre la libertad de expresión y evita que se use la web como espacio para explorar asuntos importantes, como problemas delicados de salud, sexualidad o religión”.

2)  Es muy fácil difundir información errónea en la web

Las noticias e información falsa ha estado presente en la web desde sus orígenes. Algunas veces motivados por el afán de notoriedad, otras con algún propósito de influir en las personas, y algunas otras veces simplemente como una travesura. Pero cuando esta desinformación se hace con una expresa voluntad de engaño, los resultados pueden ser más perniciosos y desvirtuar el propósito de la web e Internet.

En opinión de Berners-Lee, “hoy en día, la mayoría de personas encuentra noticias e información en la web por medio de apenas unos cuantas redes sociales y motores de búsqueda. Estos sitios ganan más dinero cuando hacemos clic en los enlaces que nos muestran, y eligen qué mostrarnos basándose en algoritmos que adquieren ese conocimiento a partir de nuestra información personal, que extraen constantemente.

El resultado final es que esos sitios nos muestran contenido en el que creen que haremos clic, lo que significa que la información errónea, o ‘noticias falsas’, algo sorprendente, sobrecogedor o diseñado para apelar a nuestras preferencias, se puede esparcir como reguero de pólvora. Y a través del uso de ciencias de datos y ejércitos de bots, quienes tienen malas intenciones pueden engañar al sistema para difundir información errónea y obtener un beneficio económico o político”.

3)   La publicidad política en línea necesita transparencia y entendimiento

La política es, en general, la forma de ejercer el poder sobre un colectivo, normalmente un país o una región geográfica. Su importancia es grande, pues puede definir la diferencia entre un país que se desarrolla y busca el beneficio de todos sus habitantes, o una nación que favorece solamente a un grupo pequeño. La facilidad de uso de la web puede abonar en ambas direcciones.

Para Tim Berners-Lee, “la publicidad política en línea se ha convertido rápidamente en una industria sofisticada. El hecho de que la mayoría obtenga su información de apenas un puñado de plataformas y la creciente sofisticación de los algoritmos que sacan provecho de abundantes reservas de información personal, significa que ahora las campañas políticas están elaborando anuncios individuales dirigidos directamente a los usuarios.

Una fuente sugiere que durante el período electoral estadounidense de 2016, diariamente se presentaban hasta 50,000 variaciones de anuncios en Facebook, situación a la que es casi imposible dar seguimiento. Y hay sugerencias de que algunos anuncios políticos –en Estados Unidos y alrededor del mundo- se están usando de maneras poco éticas –para dirigir a los votantes a sitios de noticias falsas, por ejemplo, o para hacer que potenciales votantes se mantengan alejados de las urnas. La publicidad dirigida permite que una campaña comunique cosas completamente diferentes, posiblemente contradictorias, a diferentes grupos. ¿Es eso democrático?”

Cuidado con la información

Las preocupaciones del creador de la web, en esencia, se refieren a los usos de la materia prima de Internet, la información. En los meses recientes, le parece a Berners-Lee, que los efectos e impactos de la información personal que ingresamos en la web, la información errónea a la que somos expuestos y la información política que busca ganar nuestros votos, son los puntos focales sobre los que hay que tener cuidado.

Por supuesto hay más, pero en general la llamada de atención es hacia un mayor cuidado personal y colectivo sobre cómo recibimos y tratamos lo que colocamos en la web y lo que recibimos de ella.

Más antecedentes e historias tempranas de Internet

En la anterior entrada de este blog comentamos detalles que escuchamos y aprendimos en la charla de Leonard Kleinrock, realizada el 1 de febrero de 2017 en ICANN Los Ángeles. Aquí hay algunos otros.

Kleinrock preguntó en su charla quién habría hecho las siguientes premoniciones:

  • “Será posible para un hombre de negocios en New York dictar instrucciones, y verlas aparecer instantáneamente por escrito, en Londres o en cualquier otro sitio”
  • “Él podrá llamar desde su escritorio a cualquier persona por teléfono en el globo”
  • “Un instrumento barato, no más grande que un reloj de pulsera, permitirá a quien lo utilice escuchar en cualquier lugar, en mar o tierra, música o canciones, el discurso de un político, la conferencia de un eminente científico, o el sermón de un elocuente clérigo, desarrollado en cualquier otro lugar, no importa qué tan lejano”
  • “En la misma forma, una imagen, personaje, dibujo o impresión puede ser transferido de un lugar a otro”.
Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

Aunque en su momento de la historia no se supo apreciar, ahora se sabe que Nikola Tesla fue el verdadero genio detrás de la distribución de la energía eléctrica, usando la corriente alterna, en lugar de tratar de hacerlo, ineficientemente, por medio de la corriente directa, como sostenía Thomas Alva Edison. Este mismo inventor insuficientemente reconocido, Tesla, tuvo la visión de anticipar mucho de lo que hoy es algo cotidiano, y lo hizo en 1908, por medio de las frases que aparecen arriba.

Boletín de prensa de 1969

En una declaración escrita para la prensa, publicada el 3 de julio de 1969, Leonard Kleinrock presentaba su propia visión de lo que unos años más tarde sería realidad:

“En la actualidad, las redes de computadoras están en su infancia. Pero a medida maduren y sean más sofisticadas, probablemente veremos la diseminación de ‘servicios utilitarios computacionales’ que, como los servicios utilitarios de electricidad y telefonía, le darán servicio a hogares y oficinas individuales en todo el país”.

Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

Sin duda, estas visiones tempranas se hicieron realidad algún tiempo después, de manera que los “servicios utilitarios computacionales” son los actuales servicios basados en la web; la comparación con los otros servicios utilitarios se refleja en que la conectividad actualmente está siempre encendida y disponible, en muchos lugares; y la propagación ciertamente es ubícua.

La primera conexión entre dos computadores, uno en UCLA (Universidad de California en los Ángeles) y el otro en SRI (Instituto de Investigación de Stanford), fue posible en septiembre de 1969, gracias al primer “Interface Message Processor” (IMP), considerado el tatarabuelo de los actuales enrutadores utilizados en todo Internet.

Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

Los inconvenientes comenzaron 20 años después

Casi 20 años después de que se diera la primera conexión entre computadoras, y la Internet comenzara a crecer, comenzaron a darse los problemas, debido a usos inapropiados de la red en crecimiento.

En 1988, Robert Morris creó e introdujo el primer gusano en la red, y el 12 de abril de 1994 se envió el primer correo no deseado, correo basura o spam, como se conoce en la actualidad.

Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

Este primer mensaje no deseado era la publicidad masiva realizada por dos abogados norteamericanos que ofrecían sus servicios de asesoría para los inmigrantes que deseaban participar en la lotería de tarjetas verdes o “green cards” que se sorteaban entre inmigrantes de algunos países que calificaban dentro de las condiciones. Se anunciaba que dicha lotería podría terminar pronto. Incidentalmente, los inmigrantes nativos de nuestro país, El Salvador, NO calificaban para estos sorteos, junto a otros países, como se puede leer en el primer spam de la historia.

Respecto a la (falta de) seguridad y apertura de la red, Kleinrock comentó que en los primeros años, de hecho la intención era precisamente     que todos los futuros usuarios encontraran la entrada y participación sin ninguna barrera. Su mente de científicos les motivaba a mantener abierta la red, y no considerar ninguna malicia ni malas intenciones de parte de los usuarios, actuales y futuros, de la red.

Lamentablemente, se equivocaron en ese alto nivel de confianza en los que serían los futuros usuarios de Internet, y hoy en día es necesario invertir muchos recursos en la protección de los activos, servidores y datos en Internet.

 

 

Una charla especial con Leonard Kleinrock: uno de los científicos que crearon Internet

Como se ha dicho varias veces, Internet es una de las grandes creaciones de la humanidad que el siglo XX nos dejó. Dada la relativa juventud de esta tecnología, muchos de sus creadores aun permanecen activos, y continúan impartiendo charlas, clases, desarrollando tecnologías y orientando a las generaciones que vienen atrás.

Quien escribe ha tenido el privilegio de conocer, escuchar y conversar con algunos de estos ingenieros a lo largo de algunos años, conociendo de primera mano a los héroes originales que concibieron e hicieron posible la realización de la red de redes.

En un entorno privado, en las oficinas centrales de ICANN, Leonard Kleinrock, Profesor Distinguido de la Universidad de California en Los Ángeles, matemático de profesión, se dirigió a un pequeño grupo para relatar su participación y proximidad en la construcción de Internet, así como su apreciación de lo que sucede actualmente y lo que puede constituir el futuro.

Steve Crocker, Lito Ibarra y Leonard Kleinrock – ICANN Los Angeles, 1 de febrero de 2017

Además de algunos datos personales, el doctor Kleinrock compartió la historia de la concepción y desarrollo de la red ARPA Net, que un poco después sería llamada Internet. A continuación algunos extractos.

Estaba en el aire

Como muchas ideas de la humanidad, hay un momento en el que la secuencia de eventos precedentes, las circunstancias de las personas en el mundo y ese vínculo, visible o no, que nos une como humanidad, hace posible que similares ideas sean concebidas en distintas partes del planeta.

Así, Kleinrock comenta que, a partir de 1958, cuando se fundó la agencia ARPA en Estados Unidos, motivados por el hecho de que en 1957 los rusos lanzaran el Sputnik al espacio, lo que se consideró una derrota en el liderazgo tecnológico en el mundo, comenzaron, sin previo acuerdo, tres esfuerzos paralelos que incidieron en el desarrollo de la red: la teoría matemática de Kleinrock en MIT, el desarrollo de la infraestructura de Baran en RAND, y la ingeniería desarrollada por Davies, en NPL, en Inglaterra.

Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

La motivación principal para desarrollar esta red no era la salvaguarda contra una guerra y eventual catástrofe nuclear, como se ha querido hacer ver, sino la incipiente pero creciente necesidad de los científicos e investigadores de compartir recursos computacionales, mucho más caros y escasos en ese entonces.

Kleinrock concluye rápidamente que, aunque no hubiera existido ninguna de estas personas, Internet se habría desarrollado de todos modos, y presenta la secuencia de eventos que sucedieron en esos años. El primer ancestro de los actuales enrutadores fue conectado el 2 de septiembre de 1969, y el primer mensaje fue enviado el 29 de octubre del mismo año.

Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

Algunas anécdotas

Aunque en el mismo momento en que se realizan los eventos nadie es consciente de su trascendencia, al ver para atrás e intentar hacer memoria, se encuentran algunas curiosidades que vuelven más humano el relato.

Por ejemplo, Kleinrock señala que, al prepararse para enviar el primer paquete de datos de un punto a otro, entre los primeros dos nodos, los participantes usaron el teléfono para comunicarse y confirmar lo que estaban haciendo. La paradoja es que está tecnología que estaba siendo probada por primera vez eliminaría o reduciría drásticamente el uso del teléfono como herramienta de comunicación. De la conmutación de circuitos nos movíamos a la conmutación de paquetes.

Fuente: Charla de Leonard Kleinrock en ICANN Los Angeles, 1/feb/2017

Los primeros dos nodos de la red, como sabemos, fueron ubicados en la Universidad de California en Los Ángeles y en el laboratorio de investigación de Stanford. Los primeros caracteres enviados fueron L-O, y al tratar de enviar la tercera letra, una G, para continuar digitando la palabra “LOGIN” e ingresar al computador principal de Stanford en una forma remota, este computador tuvo una falla y truncó la comunicación, pero, curiosamente, la falla no fue de las comunicaciones sino del anfitrión al que intentaban entrar.

Todo eso es historia, y quizá muy poca gente esté realmente interesada en conocerla. La necesidad inmediata es que la red funcione, lo haga eficiente y velozmente, a precios accesibles, y nos siga permitiendo hacer todo lo que hoy hacemos en y gracias a ella.

Sin embargo, y aunque pudieron ser otras las personas que lograron este gran avance, lo cierto es que quienes estuvieron ahí supieron perseverar y lograr hacer trabajar lo que será, para siempre, la mayor creación humana para comunicar y vincular al mundo entero.