Archivo de la categoría: Recién llegado

No es verdad que dos (o más) Internet son mejores que una

Recientemente el gobierno de Estados Unidos ha lanzado una propuesta de política y legislación que aparentemente tiene buenos propósitos, pero que puede llegar a complicar y, posiblemente dañar en forma importante una de las características más apreciadas de la red redes: la unicidad.

Se trata de la iniciativa para una Red Limpia (Clean Network), en cuya presentación, se autodefine como “El programa Clean Network es el programa integral de la Administración Trump, enfocado en proteger la privacidad de nuestros ciudadanos y la información más sensible de las empresas, de intrusiones agresivas por parte de actores malignos, como el Partido Comunista Chino”.

Este programa comprende 5 iniciativas: Clean Carrier (operadores mayoritarios), Clean Store (almacenamiento), Clean Apps (aplicaciones), Clean Cloud (uso de la nube), Clean Cable (cables submarinos). La idea es prohibir que cualquier operador Chino, o de países no amigos de Estados Unidos, provean estos servicios.

Un riesgo inminente: La fragmentación de Internet

Iniciativas como ésta, juntos con otras que en algún momento han anunciado países poderosos como China y Rusia, se convierten en un riesgo para la Internet como la única red de redes que nos permite a los ciudadanos del mundo comunicarnos, hacer negocios e intercambiar ideas, ciencia, cultura, bienes y servicios, y más, con cualquier otra persona en el planeta.

Introducir en el sistema de Internet cualquier tipo de separación entre redes atenta directamente contra el principio de una sola red para un solo mundo. Internet Society lo expresa en un comunicado reciente: “Internet es una red global de redes, donde las redes se interconectan de forma voluntaria sin una autoridad central. Es esta arquitectura la que ha hecho que Internet tenga tanto éxito. El anuncio del programa Clean Network desafía esta arquitectura en su esencia”.

Continúa el comunicado de ISOC: “Que un gobierno dicte cómo las redes se interconectan de acuerdo con consideraciones políticas en lugar de consideraciones técnicas, es contrario a la idea misma de Internet. Estas intervenciones tendrán un impacto significativo en la agilidad, resistencia y flexibilidad de Internet”.

La fragmentación de Internet ha sido, desde hace algunos años, un riesgo inminente, debido exclusivamente a razones de índole política, donde los líderes de algunas naciones, en su visión egocéntrica, ven la creación de su propia Internet como algo que sirve su autonomía y les permite ejercer un control más directo y activo en lo que circula por la red, que nació abierta e inclusiva.

El cierre de la expresión del documento de ISOC es lacónico: “Si este enfoque se extendiera aún más, la capacidad de Internet para brindar los beneficios más amplios de la colaboración, el alcance global y el crecimiento económico se verá seriamente amenazada”. Lo que se perdería sería más relevante que lo positivo que se puede generar de medidas como ésta.

Lo positivo: Aprendizaje de nuevas habilidades digitales

“La necesidad es la madre de la motivación para aprender”. Si no existe, un dicho como éste podría tener total validez para ser parte de nuestras frases coloquiales, y en los tiempos que vivimos estaría siendo cumplido a cabalidad. La necesidad de continuar trabajando, estudiando y comunicándonos efectiva y ampliamente, continúa haciendo que conozcamos y aprendamos nuevas competencias.

Trabajar, estudiar y reunirse desde casa ha impulsado que la mayoría de empresas, organizaciones y personas busquen iniciar o mejorar su acceso a Internet y a muchas herramientas digitales para suplir la falta de asistencia a las oficinas o a los salones de clase, entre otras. También ha motivado que se busquen y utilicen aplicaciones que quizá no estaban siendo tan demandadas.

A propósito: Virtual es definido por la RAE como “Que tiene virtud para producir un efecto, aunque no lo produce de presente, frecuentemente en oposición a efectivo o real.”, y también “Que tiene existencia aparente y no real”. En cualquier caso, lo que se hace en línea, en forma digital, suele ser completamente real, por lo que no debería ser llamado “virtual”.

Algunos nuevos conocimientos

Independientemente de la preparación específica, de la edad, del lugar de residencia o del nivel escolar, cientos de miles de personas en el mundo se han enfrentado a la necesidad de continuar, de alguna forma, y quizá con menos eficiencia y eficacia, las labores y tareas que venían realizando en su vida normal antes de la pandemia. Para ello, han debido estudiar y aprender a usar, quizá por su propia cuenta, algunos conceptos e instrumentos:

  • Plataformas para comunicarse en grupo. Para desarrollar reuniones, foros, discusiones, seminarios, conferencias, clases individuales y otros similares, hemos aprendido a usar una o varias plataformas para este fin.
  • Plataformas para educación y formación en línea, conocidos como LMS (Learning Management Systems). Tanto en universidades como en centros de educación media y básica, docentes, alumnos y padres de familia han debido utilizar estos sistemas.
  • Trabajos colaborativos. Estamos utilizando más seguido las facilidades que dan varios programas de elaboración de textos, hojas multicolumnares, diseños y gráficos, que se mantienen en la nube y pueden ser editados por varias personas.
  • Tiendas, almacenes y centros comerciales en línea. El comercio electrónico ha experimentado una nueva oleada de proponentes y usuarios del mismo, y varios neófitos han incursionado en este campo.
  • Sistemas de colocación de pedidos y entrega a domicilio. Ya sea utilizando un sistema de uso general, o una aplicación desarrollada en casa, no sólo restaurantes, sino ferreterías, farmacias, centros comerciales, y otros, los encargos a casa han aumentado.
  • Pasarelas de pago. Hemos conocido de formas seguras de pago en línea, tanto propuestas que existen desde hace años, como recién llegadas al mercado.
  • Transacciones financieras. Si no lo hacíamos, o al menos no tan frecuentemente, ahora transferimos fondos entre bancos, o hacia fuera del país, y pagamos servicios, transferimos pagos a empleados y colaboradores, etc.
  • Consultas médicas y psicológicas. Doctores, psicólogos y otros profesionales de la salud han habilitado consultorios  a distancia, para los casos en que es posible tratar temas vía la conversación.
  • Entrevistas y desarrollo de programas en medios tradicionales. Los medios han debido limitar la presencia de periodistas, entrevistadores, técnicos y entrevistados en los estudios de las radios y estaciones de televisión, y se han movido a hacerlos en línea.
  • Términos, frases y formas de hablar. Para muchos se ha vuelto usual usar términos y frases como “habilita el micrófono”, “poco ancho de banda”, “te congelaste”, “preguntas en el chat”, “te oigo pero no te veo”, etc.

Intermall: Un nuevo centro comercial, acorde a los tiempos

El 7 de julio fue lanzado públicamente el nuevo ofrecimiento de Pagadito Group al mercado salvadoreño y centroamericano, en la forma de un centro comercial en línea, bajo el nombre de Intermall. Se trata de un espacio virtual donde los comerciantes pueden contratar un local para exponer sus productos, y ofrecerlos para la venta.

La propuesta de valor de Intermall, sobre todo para los pequeños y medianos empresarios, es que pueden encontrar satisfecho en un mismo lugar el conjunto completo de necesidades que cualquier negocio requiere para ofrecer, vender, cobrar y entregar sus productos dentro de la región centroamericana.

Un avance en el comercio electrónico

Desde hace varios años el comercio electrónico, es decir, la posibilidad de mostrar, ofrecer, cotizar, negociar, comprar, pagar, entregar, reclamar, comentar, devolver, y repetir una transacción entre dos entidades, personas naturales o jurídicas, en forma exitosa y segura, ha ido evolucionando en el mundo.

En nuestro país el desarrollo de la posibilidad de realizar el ciclo completo del comercio electrónico, si bien ha iniciado en forma incipiente hace algunos años, aun puede aprovechar innovaciones y ofertas como la plaza que Intermall puede facilitar.

Sobre todo a raíz de la cuarentena y la pandemia mundial, son muchos los emprendedores que han logrado identificar productos que pueden vender y ofrecer, pero no les resulta sencillo hacerlo utilizando las tecnologías digitales y las facilidades que en la actualidad ofrece Internet. Encontrar esta posibilidad con servicios integrados, a un costo accesible, es una gran posibilidad para que estos empresarios participen del comercio electrónico sin altas inversiones.

Las ventajas de contar con una vitrina de alcance mundial, y una posibilidad de venta durante 24 horas al día y siete días a la semana, sin descanso y sin mayor esfuerzo, así como la ampliación del mercado meta y la reducción de costos en locales físicos y personal, hacen de esta opción una buena posibilidad a ser considerada.

Como la mayoría de iniciativas en el ámbito de Internet actualmente, mientras más usuarios, tanto vendedores como compradores utilicen este servicio, mayor será su probabilidad de éxito. La alianza de Pagadito Group y la Red Salvadoreña de Medios (RSM) para apoyar con la difusión y publicidad, tanto del centro comercial como de algunas tiendas individuales, representa otro valor agregado a este centro comercial.

Desempolvando los equipos, licencias y la estrategia digital

Dependiendo de la definición de cada país, poco a poco los empresarios, trabajadores, emprendedores, gobiernos, universidades y todas las organizaciones que forman el aparato productivo de una nación, irán retornando a sus negocios y oficinas, y abriendo sus puertas, con prudencia, después de varios días de confinamiento y de trabajo, o no, desde casa.

Para algunos, significará volver a su lugar de trabajo después de un período considerable de ausencia, y seguramente el regreso no será igual para todos. Es posible que solamente una parte de los colaboradores vuelvan en una primera instancia, debido a la estrategia propia de cada unidad productiva.

El estado anímico también puede ser distinto, según la personalidad, la residencia, la experiencia y las condiciones del regreso de cada persona. Quizá algunos colaboradores y empleados no puedan volver de inmediato, debido al transporte disponible, a sus condiciones físicas de vulnerabilidad, o sus condiciones psicológicas de adaptación a nuevas formas de convivencia.

También la tecnología debe retornar

Si bien los bits y bytes no han dejado de circular en las redes que conforman Internet, sino más bien, se han multiplicado por varios medios, tratando de compensar y facilitar la continuación de labores productivas y de aprendizaje en forma digital y en línea, los equipos que están en la oficina y lugares de trabajo han podido experimentar un receso en su operación.

Además de desempolvarlos y limpiarlos, literalmente, de los efectos del paso del tiempo en abandono, habrá que encenderlos, correr algunos diagnósticos o rutinas de ejercitación, dependiendo de los equipos y la tecnología. Quizá en algunos casos habrá que actualizar licencias o versiones del sistema operativo y otras aplicaciones, antes de volver a utilizarlos efectivamente.

Es probable que los equipos directamente vinculados con la conectividad a Internet hayan permanecido encendidos, y dependientes del suministro de energía durante el período de ausencia de seres humanos. Algunos servidores, conmutadores, enrutadores, equipos de protección y seguridad deben haber quedado encendidos, deliberadamente, para que pudieran seguir prestando servicios a los trabajadores y clientes desde casa.

Plantas telefónicas, teléfonos y equipos de fax, donde aún se utilicen, así como fotocopiadoras y equipos multifuncionales también deberán ser encendidos y puestos a prueba y listos para ser utilizados de nuevo. Quizá en algunos casos también habrá que reparar desperfectos físicos, inundaciones, y otro tipo de irregularidades causadas por el tiempo y la falta de uso.

De cualquier forma, habrá que seguir observando los protocolos y las medidas preventivas que buscan evitar más contagios, al mismo tiempo que la reapertura busca recuperar paulatinamente las actividades económicas y productivas. En la mayoría de lugares incluso habrá que invertir en modificaciones físicas y adquisición de dispositivos como los termómetros y dispensadores de alcohol gel, así como distanciar adecuadamente las sillas y demás muebles que promuevan la distancia entre personas.

Esta combinación entre productividad, trabajo bajo una nueva normalidad, distanciamiento y medidas preventivas, cuidado mutuo y atención a las necesidades particulares de cada funcionario, colaborador, empleado y cliente o usuario, permitirá que recuperemos la mayor parte de nuestras actividades regulares productivas. Algo muy importante será la definición de la transformación digital que cada empresa, organización e institución decidirá adoptar.

Mitos y realidades de Internet y Covid 19

Recientemente, y a raíz de algunos temores, comentarios, e incluso decisiones por parte de autoridades nacionales de algunos países, Internet Society preparó y distribuyó entre sus capítulos una breve guía de 10 mitos y realidades sobre Internet en los tiempos de Covid 19. Por considerarla de utilidad se reproduce en este espacio.

Mitos y realidades

Mito 1: Internet está congestionado

Realidad: No existe congestión. Se ven aumentos de tráfico en las redes de última milla, en los IXP, en los enlaces internacionales, en las CDN, etc. Poder ver que el tráfico aumenta es la prueba de falta de congestión. Cuando el gráfico se ve «aplanado» en un nivel máximo es que hubo congestión.

Mito 2: El aumento del tráfico en Internet está afectando a los IXP

Realidad: El tráfico en los IXP del mundo aumentó por la pandemia y puede aumentar más sin afectar el servicio de Internet.

Mito 3: El aumento del tráfico en Internet está afectando a los proveedores en la última milla

Realidad: Las redes de acceso en fibra óptica y ADSL han podido responder sin problemas a los cambios de hábito en la población. Gran parte del aumento se da en horarios que normalmente eran de oficina, y en los cuales existía capacidad ociosa.

Mito 4: El aumento del tráfico en Internet está afectando a los proveedores a nivel del backbone

Realidad: Ningún proveedor ha reportado problemas en el backbone causados por el incremento de tráfico.

Mito 5: El servicio de Internet falla porque los empleados de los ISPs no pueden solucionar  problemas por la cuarentena impuesta

Realidad: No se registran problemas de servicio masivamente o diferentes a los normales, y los problemas que surgen se están resolviendo normalmente. En algunas redes se registran menos cantidad de problemas por la falta de actividad (menos cortes y mantenimientos). Puede haber dificultades para acceder a los hogares en los casos de reclamos de última milla.

Mito 6: Es mejor utilizar líneas fijas para llamada de voz

Realidad: La telefonía tradicional se planificaba para soportar una determinada cantidad de llamadas según una distribución estadística (Erlang) que permitía un uso normal, pero no soportaba picos de consumo (muchos recordamos que era imposible comunicarse en navidad o en situaciones de catástrofe). La voz sobre IP escala mucho mejor que las líneas fijas.

Mito 7: Es mejor utilizar SMS en vez de WhatsApp para mensajería instantánea

Realidad: El servicio SMS generalmente tiene costo para el usuario y utiliza recursos de la red móvil que pueden sufrir congestión. Es recomendable que al estar en sus casas utilicen los servicios de banda ancha en lo posible minimizando el uso de la red móvil.

Mito 8: Las limitaciones en la calidad de video que impusieron a Netflix y otros proveedores de video “on demand” ayudó a los proveedores

Realidad: La disminución de calidad no tiene impacto en el tráfico de los posibles cuellos de botella de los grandes proveedores (enlaces Internacionales, interconexiones con otros proveedores, IXP, etc.) No verán ninguna disminución en su conexión con el resto de Internet. Los cambios en la calidad del video si pueden ayudar en redes de acceso que presentaban altos niveles de ocupación (cercano a la congestión) o tecnologías que están limitadas en capacidad (como las redes de servicios móviles).

Mito 9: Los servicios  de «streaming  de audio y video “on demand» (Netflix, Amazon Prime, Youtube, Spotify, Deezer, etc.) tienen el mismo impacto en las redes que los servicios de comunicación de audio y video en tiempo real (videoconferencias, VoIP, live streaming, etc.).

Realidad: Los Servicios de streaming “on demand” generan un impacto distinto que servicios de comunicación en tiempo real.

Mito 10: Los proveedores de servicio de Internet pueden absorber los costos y no cobrar el servicio durante la pandemia 

Realidad: Muchos de los proveedores de Internet son pequeñas y medianas empresas que apenas pueden subsistir y no tienen ahorros ni financiamiento que les permita funcionar sin ingresos

5VID: Una aplicación para apoyar la apertura gradual

La vinculación de las herramientas tecnológicas y la situación de cuarentena que el mundo ha debido experimentar, se ha hecho claramente evidente, como mínimo en las facilidades que está proveyendo para continuar con la educación y el teletrabajo desde casa. Hay muchos ejemplos, y muchas lecciones que se están aprendiendo, además de las que ya conocíamos, respecto al rol de las tecnologías en las situaciones sociales.

Desde hace varios años, crear aplicaciones útiles, fuentes de información y otros medios de comunicación, usando las tecnologías disponibles, que a su vez van evolucionando a gran velocidad, tanto en potencia como en usabilidad, es un área de estudio y trabajo para cada vez más personas en el mundo.

Nuestro país no es la excepción, y gracias a hackatones, certámenes, bootcamps, cursos breves en línea y en forma presencial, modificaciones a planes de estudio formales, así como los esfuerzos de varias organizaciones, centros educativos y empresas, en algunos casos con apoyo del gobierno, hay un sector creciente de desarrollo de aplicaciones tecnológicas.

La UFG ha desarrollado una aplicación para la siguiente fase

Conscientes de estas posibilidades, y pensando en una forma de apoyar al resto de la población, por medio de las empresas, organizaciones, instituciones y otras entidades que irán abriendo sus puertas gradualmente, pero observando los protocolos de seguridad sanitaria que se han establecido, la Universidad Francisco Gavidia (UFG), ha desarrollado la aplicación llamada, apropiadamente, 5VID.

Según sus autores, “la aplicación móvil (app) “5VID” tiene como objetivo facilitar la vuelta a la normalidad de instituciones, organizaciones, empresas, universidades u oficinas de gobierno, bajo el principio de identificación de sujetos inmunes o no contagiados de SARS-Cov2 o COVID19. Obviamente, siempre se corre un riesgo por personas “asintomáticas”; pero al no existir otro mecanismo clínico al momento, esta herramienta ofrece la mejor posibilidad para planificar al corto plazo la vuelta a la normalidad”.

El sistema es una forma sencilla de mantener una supervisión, con base en las respuestas del personal sobre su estad de salud, coordinados por una persona delegada para este fin, y así determinar la factibilidad de trabajar en forma física presencial en cada uno de los espacios de la empresa o institución. Las funciones de la aplicación son:

  • Registro de la organización: Implica cargar datos de la institución que utilizará la app
  • Registro de responsable: Debe existir un responsable general
  • Crear edificios: comprende los edificios y niveles que componen la empresa o institución
  • Comparte enlaces con líderes de las Comunidades para que se registren y creen las comunidades: El responsable de registro al designar líderes de las comunidades les envía enlace por correo, WhatsApp u otros medios. Las comunidades pertenecen a un nivel específico de un edificio.
  • El líder la comunidad incorpora a personal: Los líderes de comunidad son los encargados de ingresar al personal a las comunidades, para su evaluación
  • Evaluar personal: Se provee un formulario que el líder de la comunidad irá llenando conforme llamada telefónica a cada personal a su cargo, para luego conocer si está habilitado para volver a trabajar de manera presencial o se mantiene por teletrabajo
  • Gestionar reportes: Se brindarán reportes de los resultados, por edificios y comunidades que pueden ser útiles para el monitoreo o para entrega de entes gubernamentales de salud o trabajo que lo soliciten

De la misma forma que al principio de la cuarentena, muchos desarrolladores, diseñadores y programadores se unieron en forma voluntaria y espontánea, y desarrollaron proyectos tecnológicos en conjunto para el beneficio de la comunidad, de igual modo, ahora que nos aproximamos a una reapertura gradual de la economía, será bueno ver proyectos y esfuerzos que, como 5vid.sv, apoyen a nuestra población de manera creativa.

Experiencias en la interacción en línea al trabajar desde casa

A estas alturas, y en buena medida obligados por las circunstancias mundiales y las disposiciones en muchos países, un buen número de personas han debido quedarse en casa, e intentar realizar al menos algunas de las actividades productivas desde ese lugar. Aunque no siempre se menciona explícitamente, esta nueva forma de laborar supone una buena dosis de tecnología.

Las actividades que pueden ser suplidas de esta forma son las intelectuales, y esto siempre y cuando se cuente con las herramientas adecuadas, principalmente una terminal para conectarse, que puede ser un celular, tableta, laptop o desktop, y por supuesto, una buena conexión a Internet, lo que significa que sea estable, con la apropiada velocidad, retardo aceptable, y eficiente, con la menor cantidad de pérdida de paquetes.

Aunque ni todas las actividades laborales pueden ser suplidas ni todos los individuos pueden acceder a estos servicios, es seguro que cada vez más estados, empresas, instituciones y personas se preocuparán por facilitar esta posibilidad en la mayoría de sus ciudadanos.

Algunas novedades para muchos

Para muchas personas, trabajar desde casa usando la tecnología para comunicarse, enviar documentos, trabajar hojas multicolumnares y escritos en forma colaborativa, sostener reuniones de trabajo en línea, relacionarse con clientes, tomar pedidos, realizar pagos y abonos, y entrar y usar las plataformas de educación o colaboración en línea, está siendo una novedad.

Esto ha resultado en un conjunto de anécdotas y situaciones donde, usando las diversas plataformas de comunicación, formación, colaboración y educación en línea, algunos más experimentados tratan de orientar a los recién llegados a estas metodologías, de tal forma que se logren los resultados buscados al trabajar en forma remota, o desde la casa.

Algunas de estas experiencias, sucedidas o por suceder en cualquier lugar del planeta durante una interacción en línea son las siguientes:

  • Los bebés e hijos pequeños irrumpen en el espacio donde papá o mamá están reunidos en línea con sus colegas o clientes, solicitando comida o ir al baño.
  • Las mascotas no distinguen que su amo se ha quedado en casa para trabajar, no para jugar o ponerles atención: perros ladrando, pericos gritando improperios, gatos con ataque de asma.
  • La pareja hace algún comentario o, peor aún, alguna aparición en el vídeo de la conferencia remota, realizando algún acto privado y propio de la intimidad del hogar.
  • Los participantes encienden, o dejan encendido, el vídeo o el audio de la comunicación, en momentos en que no estaba supuesto a ser escuchada o vista la actividad, la decoración o el atuendo con el que se está en la comodidad de la residencia.
  • Cuando se usa el vídeo, es fácil olvidar que, aunque se encuentra en casa, más personas lo están observando todo el tiempo, y realizar actividades casi en forma inconsciente, como rascarse, hurgarse, burlarse, tomar una llamada, distraerse, y más.
  • El fondo que se muestra al resto de los participantes puede ser para nosotros habitual, y quizá refleja nuestro gusto e (in)capacidad para mantener un lugar ordenado, pero no necesariamente será bien visto o compartido por la audiencia.
  • Aplicando la cortesía de mantener enmudecido el micrófono mientras no se participa, a veces se olvida o se tiene inconvenientes para encender el micrófono, con el resultado de dictar un pequeño discurso a la audiencia, sin que nadie haya escuchado una palabra por minutos.

Además de las mencionadas, muchas más experiencias y anécdotas, cómicas o vergonzosas, pueden pasar en estos tiempos en que la comunicación en línea ha cobrado una relevancia mayor a la que ya tenía. Todo es parte del aprendizaje en línea.

Nombres de dominio SV con vocales tildadas y “ñ”

Las letras con tilde y la letra ñ son los caracteres del alfabeto, de la gramática y ortografía de la lengua castellana, que son intrínsecas a nuestra herencia hispana y una parte esencial de nuestra identidad cultural. Dado que no aparecen en el alfabeto latino utilizado en el idioma inglés, al principio de la era digital no contaban con representación, y los teclados no los incluían.

Algunos conjuntos de caracteres en diversos idiomas que se hablan en el planeta, como el árabe, chino, ruso, japonés, y otros, han tenido esa misma ausencia, a pesar de que hace ya años que se diseñaron los códigos binarios para representarlos.

Esa misma tendencia han seguido los nombres de dominio en Internet. Los esfuerzos por incluir otros conjuntos de caracteres en las direcciones de sitios web y en las direcciones de correo electrónico se encuentran incluidos en las iniciativas IDN (Nombres de Dominio Internacionalizados, por sus siglas en inglés) y UA (Aceptación Universal, por sus siglas en inglés).

En El Salvador

En la actualidad, la mayoría de navegadores reconocen los caracteres de otros conjuntos de símbolos en otros idiomas, incluyendo las vocales tildadas y la letra ñ. Aun se trabaja en que los administradores de correo electrónico acepten y descifren correctamente los nombres de dominio que van después de la arroba en las direcciones de correo electrónico.

Teniendo esto en consideración, SVNet, como el administrador de los dominios SV para El Salvador, está abriendo la posibilidad de registrar nombres de dominio que hagan uso de vocales con tilde y/o con la letra ñ como parte del mismo.

La consideración principal es que se debe comprender que estos dominios IDN sólo servirán, por ahora, para definir direcciones de sitios web, pero no para direcciones de correos electrónicos. La otra salvedad es que se dará prioridad, por un período, a quienes tienen ya registrado un nombre terminado en SV, y que podría utilizar vocales con tilde o ñ, antes que al público en general.

Si, por ejemplo, alguien tiene registrado el nombre de dominio “salvadorenos.com.sv” o “arboles.org.sv”, esta persona tendrá la primera opción para registrar “salvadoreños.com.sv” o “árboles.org.sv”, respectivamente. Si esta entidad, persona o empresa, no lo desea, lo puede registrar cualquiera otra.

Los precios y condiciones se mantienen similares, y se puede solicitar el nombre escrito en castellano (salvadoreño.com.sv o árboles.org.sv), o en su formato en punycode, que es el código utilizado para esta conversión. En este caso, el nombre sería “xn--salvadoreos-9db.com.sv” o “xn--rboles-ota.org.sv”, respectivamente.

Hardware diseñado y fabricado en El Salvador ¿Es posible?

En países como el nuestro, con los problemas que nos aquejan, las limitantes históricas y actuales para que una mayoría de ciudadanos puedan acceder a educación, para que haya inversiones, sobre todo en áreas no tradicionales de la economía, y para que las políticas públicas logren romper los obstáculos estructurales, es difícil concebir que podamos participar en la industria mundial de alto valor agregado.

El diseño y fabricación de hardware basado en elementos electrónicos y digitales, para realizar funciones propias de un ambiente digitalizado, es un sector de la industria que puede ser intimidante, por varias razones, para nuestros ingenieros, productores, empresarios e inversionistas locales.

Parte de la filosofía de trabajo de Compucentro

Por esas razones, es reconfortante conocer experiencias salvadoreñas que tienen el potencial, la capacidad, el talento, la energía, los deseos y, sobre todo, la voluntad, de sobresalir en el mundo, enfocándose en el desarrollo de hardware digital para distintas aplicaciones.

Un kiosko automatizado de pago… y más

Una empresa salvadoreña llamada Compucentro, fundada en 1995, y con el empuje de sus líderes, Edgar Borja hijo y padre, están diseñando y construyendo, desde hace unos cuantos años, productos de hardware y software que responden a necesidades en el ambiente salvadoreño y mundial, facilitando algunas tareas a los usuarios de tales dispositivos.

Figura cortesía de Compucentro

Uno de estos dispositivos, quizá el más impresionante por su funcionalidad, apariencia, versatilidad, utilidad y nivel de sofisticación, por el hecho de utilizar dinero en sus transacciones, es un kiosko automatizado de pago, que puede ser, para Compucentro, fácilmente adaptable a otras funciones.

Figura cortesía de Compucentro

Por ejemplo, utilizando algunos módulos diseñados para este kiosko, el equipo de diseño y construcción ha diseñado, y tienen en fase de prototipo, un receptor automatizado de las cuotas de pago por seguridad en colonias, comunidades y condominios, extendiendo esta posibilidad a 24 x 7, comparado con la forma actual y más difundida de realizar este cobro, por medio de una persona.

Figura cortesía de Compucentro

Igualmente, han diseñado y construido un casillero electrónico, con el que buscan facilitar la entrega de productos entre emprendedores comerciantes y productores pequeños, y sus clientes, al realizar entregas en puntos intermedios, usando los casilleros, con clave para que el comprador recoja su producto.

Algunos diseños, como el de una pequeña consola de videojuegos, estilo Game Boy, que se puede construir por menos de $5, ha sido colocado por Edgar para ser compartido en su espacio www.github.com/edgarborja, con el fin de que cualquier institución educativa, o joven interesado lo pueda realizar. Ver artículo aquí.

La imaginación, la creatividad y la innovación parecen ser los motores de esta empresa y de sus emprendedores. Compucentro es la confirmación práctica de que buenos productos de calidad pueden ser diseñados, concebidos y construidos en nuestro país por medio de la colaboración multidisciplinaria, y un claro sentido de realidad, oportunidad y visión, así como una filosofía que le da vuelta a las aparentes desventajas de nuestro país, hacia un verdadero potencial de generación de riqueza y reputación.

Otra Agenda Digital para El Salvador

El 15 de enero de este año, la Secretaría de Innovación de la Presidencia realizó el lanzamiento público de la Agenda Digital 2020 – 2030, para nuestro país. Si bien no es la primera agenda digital que tiene El Salvador, es la primera que es comunicada por una entidad gubernamental, con el beneficio de que lo hace apenas con seis meses y medio de haber asumido.

Hasta hoy, la experiencia de construir, diseñar y promover versiones de una política o agenda pública en el área de la transformación digital del país, la sociedad del conocimiento o de la información ha sido frustrante y desgastadora. Si hubiéramos comenzado en 1998, cuando formulamos la primera de éstas, llamada Política Nacional de Informática, estaríamos en un estado diferente en indicadores internacionales y en nuestro nivel de digitalización.

Aun así, es mejor tarde que nunca, y el planteamiento de esta agenda digital luce bastante completo, y existen señales de que este gobierno está comprometido en hacerla funcionar, al menos estableciendo una ruta clara en estos 4 y medio años de gestión remanente.

Algunos retos

Con sus cuatro pilares, 1. Identidad Digital, 2. Innovación, Educación y Competitividad, 3. Modernización del Estado, y 4. Gobernanza Digital, y sus 17 programas bajo estos cuatro grandes líneas de trabajo estratégicas, la agenda digital parece abarcar bastante bien las áreas de impacto que, con el desarrollo de estrategias, programas y proyectos concretos pueden lograr el objetivo fundamental de transformar nuestro país.

Aunque ha habido, y siguen existiendo, algunas iniciativas valiosas que aportan y apuntan a las mismas metas y objetivos que esta agenda digital, aun falta bastante para trabajar, y es evidente que ninguna entidad, institución, empresa o persona, puede, por sí misma y en solitario, lograr avances relevantes en esta senda estratégica.

El texto del documento lo confirma: “El acompañamiento que recibamos por parte de todos los actores involucrados será la clave para marcar la diferencia entre el nivel de desarrollo tecnológico que tenemos y al que aspiramos llegar”. En este sentido, algunos retos que puede enfrentar esta agenda son:

  • Se debe buscar que la gestión, coordinación y administración de las acciones y proyectos sea coordinada entre los distintos sectores interesados: estado, sector privado, academia y sociedad civil. Un organismo de esta naturaleza es útil para orientar los esfuerzos en un sentido, y además permite una vinculación armoniosa, constante creación de sinergias y trabajo en equipo.
  • Elaboración y seguimiento de indicadores de gestión, y un conjunto de métricas, que permita establecer un grado de avance de los proyectos y objetivos, y ajustes de medio término.
  • Desarrollar mecanismos de revisión, actualización y ajustes de la agenda, sus prioridades, enfoque de recursos, e inclusión de nuevos retos y objetivos, acorde al desarrollo de la tecnología, economía y políticas globales.
  • Contar con una agenda como ésta nos brinda una buena carta de presentación ante la comunidad y cooperación internacional. A cualquier cooperante le interesa saber que cualquier proyecto apoyado con fondos públicos de su país o fuente de fondos, está alineado con un plan estratégico sólido, sistemático y a mediano plazo.