Archivo de la categoría: Recién llegado

Los futuros de Internet

Una investigación reciente por parte de Ofcom, el ente regulador de las telecomunicaciones del Reino Unido, generó un reporte sobre los futuros más probables para Internet, de acuerdo a las entrevistas y análisis desarrollados por este equipo de investigadores, a nivel mundial. El  reporte completo se puede descargar de este sitio.

Como dice el reporte en su introducción, “Este informe arroja luz sobre las tecnologías de Internet innovadoras y emergentes que podrían dar forma a nuestra Internet en el futuro. Hemos seleccionado una muestra de tecnologías en función de las respuestas que recibimos a nuestra solicitud de aportaciones y las discusiones que tuvimos con líderes de opinión tanto en la academia como en la industria”.

Fuente: Ofcom. Traducción propia

La importancia de Internet y su impacto en el mundo se deriva del hecho de que está intercalado entre las personas y los proveedores de contenido y aplicaciones, lo que combina dos funciones: transferencia de datos y computación de datos. Esta relación, que se vuelve cada vez más útil, nos permite lograr más y mejores resultados en muchos casos, pero también tiene implicaciones en las brechas y algunas desventajas que poco a poco se van mitigando.

Cinco rutas de desarrollo de Internet

El reporte habla de cinco potenciales rutas de desarrollo para Internet, de las que ya estamos vislumbrando algunos avances en la actualidad.

1. Internet para la entrega de tráfico, que es lo que tenemos hoy, pero con un mayor soporte para QoE (Calidad de la Experiencia) y un mayor alcance global.

2. Internet de las personas (IoP) habilitado por la conexión perfecta, la interacción y el intercambio de información por parte de las personas dentro de su contexto y entorno social.

3. Internet de las cosas (IoT), que es una infraestructura de red en la que las «cosas» físicas y virtuales se integran a la perfección en una red de información común a través de la cual tiene lugar la interacción.

4. La Internet de Servicios (IoSr) es creada por varias aplicaciones interoperables mediante el uso de semántica para la manipulación de datos e información de diferentes proveedores de servicios, fuentes y formatos.

5. Internet de los sentidos (IoS), que permite a las personas usar sus sentidos para comunicarse entre sí, así como con máquinas y cosas a través de Internet.

Fuente: Ofcom. Traducción propia

Cada una de estos posibles caminos implica, por supuesto, mayores desarrollos tecnológicos, pero ya hace muchos años podemos percibir que los impactos más relevantes de los cambios y adiciones en Internet ocurren en las actitudes, las conductas, las relaciones y, en una palabra, en la cultura de las personas a nivel global.

El tráfico local de Internet ya se intercambia dentro de El Salvador

Es posible que, ante la asombrosa velocidad con que nos comunicamos millones de personas en forma simultánea a través de Internet a diario, se nos olvide que entre quienes usamos la red de redes, y establecemos contacto entre nosotros, existen cientos o miles de kilómetros de separación.

Al viajar la información (mensajes de correo, vídeos, contenido de sitios web y de streaming, textos de WhatsApp, descargas de archivos y documentos, etc.) de un lado a otro del planeta, y hacerlo en lapsos de micro segundos, es fácil obviar que la distancia física entre un servidor de cualquier aplicación y mi computador o dispositivo donde recibo la información.

Sin embargo, la distancia que los datos, en forma de bits y bytes, recorre de un servidor aun dispositivo receptor incide en la rapidez con que accedemos a la información. En otras palabras, qué tan próximos se encuentren los equipos emisor y receptor sí tiene un efecto en la velocidad o el retraso con que se comunican los computadores.

IXSal: El Punto de Intercambio de Tráfico de El Salvador

El 1 de septiembre de 2021 comenzó a operar en nuestro país el primer Punto de Intercambio de Tráfico, denominado IXSal, en el centro de datos Dataguard, en el complejo del World Trade Center, en San Salvador.

Este tipo de instalaciones son conocidas genéricamente por sus siglas en inglés, como IXP (Internet eXchange Point), y hay miles alrededor del mundo, haciendo más eficiente y expedito el viaje de los datos desde la red de un proveedor de conectividad hacia la red de conectividad de otro proveedor, enlazados a través del IXP.

Gracias al apoyo de organizaciones internacionales como LACNIC, ICANN, ISOC, LAC-IX, PCH, y después de más de dos décadas de intentos y esfuerzos, se logró instalar y configurar la infraestructura necesaria para iniciar operaciones de IXSal, el primer punto de intercambio de tráfico de El Salvador.

Entre los beneficios que se obtienen al contar con un IXP se hallan:

El tráfico nacional se mantiene local

Mejor calidad de Internet y experiencia de usuario

Mejor respuesta de conectividad a iniciativas locales, públicas y privadas

Ahorros en la operación de la red

Interconexión menos costosa para los operadores de red

Menor latencia (retraso) y menos interrupciones o demoras en el contenido

Acceso a contenido de Redes de Distribución de Contenido (CDN) como Google, Netflix, Facebook, Akamai, etc.

Fuente: IXSal

Auspiciado, dirigido y administrado por SVNet, el registro de nombres de dominio SV, y contando con la asesoría y apoyo de la empresa Socium, de Costa Rica, durante varios meses se llevó a cabo, por un lado, la instalación, configuración y puesta a punto de los equipos en Dataguard, y por otro, la convocatoria, reuniones bilaterales y promoción del proyecto, ante la mayoría de proveedores de conectividad a Internet en el país.

Inicialmente, las empresas Telenetwork, GCA Telecom y Enlacevisión (Cablecolor), proveedores de conectividad a Internet, se encuentran intercambiando su tráfico local desde este 1 de septiembre recién pasado, y se espera que más proveedores continúen conectándose, para beneficio de sus clientes y usuarios. ¡Felicitaciones, El Salvador!

Bootcamp Ticongle para desarrolladores Web

Ticongle es una iniciativa de Asociación Conexión, una organización que promueve el uso y aplicación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), y contribuye a la reducción de la pobreza y facilitando el desarrollo empresarial. Ticongle está concebido especialmente para beneficiar jóvenes en situación académica y/o económica vulnerable, contribuyendo a su formación básica en aspectos de tecnología.

En particular, el Bootcamp Ticongle, celebrado del 23 al 27 de agosto, buscaba promover la formación acelerada en las diferentes áreas de la industria del desarrollo de software, siendo dirigido a jóvenes y profesionales para que entren al mundo del software y conozcan de las experiencias de líderes de la industria local y latinoamericana.

Fue planificado para atraer a mujeres, jóvenes, estudiantes de bachillerato, profesionales, empresa privada, universidades, gobierno, empresas de telecomunicaciones, ONG y más, y contó con el apoyo y acompañamiento de numerosas empresas, organizaciones e instituciones con similares objetivos.

El contenido del Bootcamp Ticongle

Siendo la intención proveer un panorama general de las tecnologías, habilidades y posibilidades de trabajo en diversas áreas del campo del desarrollo web, el Bootcamp fue diseñado con un abanico de temas a cubrir en 2 o 3 sesiones diarias, transmitidas por medio de una plataforma en línea. Las áreas generales cubrieron los siguientes temas:

La experiencia fue todo un éxito. Se logró una inscripción de más de 1,600 jóvenes, de los 14 departamentos del país. Entre los ponentes, profesionales dispuestos a compartir sus experiencias con los jóvenes, se contó con 13 mujeres y 12 hombres, incluyendo expertos internacionales, así como nacionales, procedentes de regiones como Chalatenango y San Miguel, y no solamente de la capital.

Diseño de Base de datos

Diseño UX-UI

Desarrollo Front End

Desarrollo Back End

Infraestructura

Testing

Organizado por Conexión, este proyecto contó con amplio apoyo de empresas locales, organizaciones internacionales, y universidades, así como el gobierno central salvadoreño. Además del acompañamiento, en algunos casos en forma de charlas y participaciones durante las jornadas del Bootcamp, también se logró contar con un número importante de becas para que los jóvenes beneficiados puedan continuar su desarrollo profesional.

Por ejemplo, todos los participantes recibirán un crédito de $1,000 para crear Servidores y hacer distribución de Aplicaciones en la nube Amazon Web Services (AWS), y se concedieron más de 200 becas de Código Facilito en distintas especialidades. Es importante mencionar que la mayor parte de las becas estaban destinadas para mujeres, con el objetivo de promover su inserción exitosa en este sector tecnológico.

Utilizar blockchain requiere acceso a Internet

Hay muchos cursos, tutoriales, vídeos, talleres y documentos de todo tipo distribuidos en Internet, para ayudar a comprender qué es Blockchain, la tecnología utilizada en muchas aplicaciones en la actualidad, y que fuera concebida hace algunos años desde una perspectiva de diseño distribuida y segura.

Uno de estos sitios dice: “Blockchain (o cadena de bloques en español), es una tecnología que permite crear un libro de contabilidad distribuida en una red de ordenadores sin necesidad de contar con un servidor o base de datos central. La actualización y manejo de este libro de contabilidad, solo se puede realizar en consenso con todas las partes que forman la red».

Otros conceptos alrededor de la tecnología son los bloques, que como lo dice el nombre, van siendo encadenados unos con otros de una forma segura y prácticamente inviolable; los mineros, que son los equipos servidores que prestan el servicio de construir y mantener los bloques encadenados; y los nodos, que los puntos desde los que se generan y agregan los bloques.

Aplicaciones prácticas de los bloques encadenados

Existen varias aplicaciones de esta tecnología, con diversos grados de aceptación, propagación y aplicación en todo el mundo. Los contratos electrónicos inteligentes, la resolución de nombres de dominio, los sistemas contables, el registro y verificación de datos, escrituras públicas, identidades digitales, y una lista que puede ir creciendo, son apenas algunas de las utilizaciones de la tecnología.

Las monedas de uso y cambio son una de las aplicaciones más conocidas, y de las que más han captado la atención del mundo, dando paso a la creación de varias monedas digitales, con características particulares, distintas a las distintas monedas tradicionalmente usadas en todo el mundo.

En cualesquiera de todas las aplicaciones de blockchain, incluidas las monedas digitales, es necesario contar con algunos elementos de tecnología que deben ser efectivos y accesibles para los usuarios, y dependiendo de la aplicación particular, su accesibilidad debe ser garantizada todo el tiempo y con una buena calidad.

* Acceso a Internet de buena calidad, cobertura, velocidad y estabilidad.

* Disponibilidad de equipos terminales (celulares, tabletas y otros) que permitan garantizar la conectividad en forma continua e ininterrumpida

* Servidores accesibles y con un tiempo de actividad de 100%, con redundancia y respaldo

* Aplicaciones y software adecuado, seguro y actualizado

* Conocimiento y familiaridad por parte de los usuarios

* Soporte, mantenimiento, apoyo y mesa de ayuda

* Suministro de energía eléctrica permanente e ininterrumpible, sobre todo si se ofrece el servicio de los servidores mineros, buscando quedarse con una porción del ingreso generado por la transacción.

Independientemente de la aplicación y utilización que se haga de la tecnología de bloques encadenados, estas condiciones de índole tecnológica deben ser provistas, facilitadas y accesibles a los usuarios de las mismas, para garantizar una operación exitosa de las mismas.

El mapa de Internet

La analogía de ver Internet como un país o una región geográfica no es nueva. Con la cantidad creciente de Internautas en todo el mundo, es sencillo pensar en el Ciberespacio como un mundo paralelo, con sus medios de comunicación y transporte, con su propia cultura y formas de interacción, y otros elementos que la mayoría de personas conectadas comparten.

No obstante, eso no significa que necesariamente tengamos un idioma común, costumbres, folklore, o aún una historia común para todos los ciberhabitantes de ese planeta paralelo y transversal. Aún así, cada red social, plataforma de búsqueda o de consulta masiva puede asemejarse con un país o región de un planeta imaginario, y todos los Internautas somos los viajeros y turistas que vamos de uno a otro lado.

Atendiendo a esta analogía, desde hace algunos años se publica un Mapa de Internet, donde se toma como referencia gráfica la construcción y diseño de los mapas antiguos, y como referencia para dimensionar las tierras, regiones, países, cuerpos de agua y otros accidentes geográficos, los tamaños relativos de los sitios web, entidades y jugadores clave dentro del ecosistema de Internet.

Información hecha gráfico

El autor, diseñador e ilustrador Martin Vargic viene trabajando en diversos diseños, mapas e infografías que traducen algunos elementos de la realidad en diseños gráficos de distinta naturaleza y utilizando diversas técnicas para traducir conceptos con historia, secuencia, cantidad o distribución en un formato gráfico, que suele ser más atractivo y pedagógico, por ser visual.

Internet es un planeta dinámico, donde muchos actores y empresas surgen, y otras desaparecen, porque son absorbidas, compradas, adquiridas u obligadas a cerrar, por las más grandes, o bien algunas logran crecer un poco, al menos en su zona de influencia. Los servicios que se ofrecen por medio de la red también son diversos.

Como sucede con los grandes países en los mapas geográficos, algunos nombres aparecen a simple vista en el mapa global, tales como Google, Youtube, Facebook, Baidu, y otros, mientras otros son más pequeños o están localizados en zonas específicas dentro del mapa global. Hasta la Web oscura tiene su representación, aunque fuera del mapa regular y sin mayor definición, como se esperaría.

También es importante actualizar el mapa, para considerar nuevos actores o algunos que dejan el ciberespacio, o las fusiones y adquisiciones que son el pan de cada día en el mundo empresarial de Internet. En algunos casos, el diseñador ha decidido mantener cerca, en una región del planeta, a los que se dedican a oficios particulares, como por ejemplo, los servicios de noticias.

La base para la construcción del mapa son las estadísticas de consumo y de navegación que realizamos todos los seres humanos que somos parte de este planeta paralelo. En el futuro, ¿Los actuales grandes países seguirán creciendo aún más? ¿Surgirán nuevos países dominantes, al menos en algunas regiones? ¿Serán conquistados por los vecinos? Veremos qué tanto cambia, y en qué dirección, la próxima actualización.

Vint Cerf: Los temas pendientes de Internet

El 4 de marzo recién pasado, por medio de una videoconferencia abierta, organizada por el Capítulo ISOC (Internet Society) de Islas Canarias, Vint Cerf, uno de los ingenieros que diseñaron los protocolos que hasta la fecha hacen posible que Internet funcione, se refirió a los temas que aún están pendientes dentro del uso y operación de la red de redes.

Por una variedad de razones, el diseño original de Internet no tomó en consideración varios aspectos técnicos, sobre todo relacionados con la ciberseguridad, así como otros elementos que van más allá de lo meramente tecnológico, y que desde hace algún tiempo, a medida el uso de la red ha evolucionado, los usos se han diversificado, y la cantidad y calidad de usuarios ha aumentado, se han hecho evidentes.

Por supuesto, muchos de estos temas son tratados en forma sistemática y dedicada en diversos foros, mundiales, regionales o locales, según sea el caso, y de acuerdo a la especialidad y disciplina del saber humano a la que se refieren: tecnología, derecho, política, sociología, psicología, educación, comercio, relaciones internacionales, etc.

El trabajo inconcluso

Como otras personas que reflexionan sobre lo que aún le hace falta a Internet, las acciones provienen de fenómenos como el desarrollo y evolución de la tecnología que hace uso de la red; el mal uso que hacen algunos actores de la red al intentar engañar, estafar o cometer algún tipo de acto reñido con la legitimidad o la legalidad; la carencia de un desarrollo de conectividad global y acceso universal, así como el analfabetismo digital; entre otros.

Internet de las cosas (Sistemas ciberfísicos), Inteligencia Artificial y Aprendizaje de Máquinas

Las vulnerabilidades que en materia de seguridad traen los sistemas de Internet de las cosas serán uno de los aspectos que deben seguir siendo desarrollados, así como los retos que la inteligencia artificial, el aprendizaje por máquinas, la robótica, los grandes volúmenes de datos, entre otros, que deben seguir siendo revisados.

Desinformación, Información engañosa y Pensamiento crítico

Es muy fácil caer en engaños, suplantación de identidades, noticias e información falsa y otros tipos de abusos en la red, hechos por malos actores con intenciones de aprovecharse de la ingenuidad y falta de pericia de la mayor parte de usuarios. Desarrollar en los cibernautas la capacidad de analizar en forma crítica la información que circula en la red es otra tarea pendiente.

Alfabetismo Digital

Aún hay una buena parte de la población que no está conectada a Internet, y dentro de los que ya lo están, hay diferencias muy grandes en lo que a sus competencias y capacidades respecta, por lo que aún se debe recorrer un largo trecho.

Procesos y Cumplimiento de leyes nacionales e internacionales

La reacción lógica de muchos gobiernos y entidades multilaterales es buscar y desarrollar mecanismos legales para proteger a sus ciudadanos de estos peligros y riesgos en la red. Aún así, hay que vigilar que por un lado, las leyes no sean tan radicales que bloqueen aún las buenas acciones, y por otro, los llamados a hacer cumplir las leyes estén capacitados y con recursos para hacer el seguimiento adecuado.

Consecuencias de programas defectuosos o con malas intenciones

Una falla en una pieza de software, dependiendo de dónde se ejecute, e independientemente de si esta falla es intencional o no, puede generar resultados no deseados, lamentables o incluso nefastos, por lo que el control de calidad, sobre todo en aplicaciones y sistemas que utilizan la red, debe ser aún más detallado.

Ética y sistemas basados en software

Aún no parecemos estar listos, como humanidad, para dejar que los sistemas automatizados tomen todas las decisiones, sin un control de calidad y, sobre todo, de ética y moral, que los humanos, asumiendo en ellos buenas intenciones y claridad en los objetivos, pueden tomar. Es otra tarea pendiente.

Las reuniones en línea agregan cansancio y tensión

La mayoría de nosotros, a partir del inicio de la pandemia y su cuarentena asociada, en el afán por continuar trabajando y haciendo avanzar los proyectos, las ideas, las ventas, el aprendizaje, y mantener las relaciones sociales, familiares y de amistad, hemos sostenido un gran número de reuniones en línea, por medio de alguna de las plataformas que han proliferado.

La oferta de webinars, cursos, charlas, tutoriales, y todo tipo de interacción en línea, ha aumentado en cantidad y a veces, también en calidad, lo que hace que nuestra agenda puede verse copada por reuniones de trabajo, familia, sociales, o las motivadas por un tema que nos interesa que será presentado en línea.

Hay claras ventajas en las posibilidades que se abren bajo esta modalidad: mayor alcance geográfico, las sesiones pueden ser grabadas y reproducidas nuevamente, los horarios pueden ser flexibles, si se asume que muchos asistentes están en sus casas, etc., aunque también hay desventajas, como la intrusión en el hogar, la ausencia de cambio de ambiente, etc.

Efectos en el cansancio y la tensión

Otras desventajas se refieren a la reacción psicológica de cada persona ante esta forma de interactuar que, si bien saca provecho de la interconexión mundial de equipos, la optimización de los diseños de las plataformas y de los protocolos de comunicación, no son la forma natural de comunicación del ser humano.

El profesor de comunicaciones Jeremy Bailenson, de la Universidad de Stanford, ha realizado un estudio sobre los efectos de las muchas horas de comunicación y conferencias en línea. En dicho estudio, el profesor menciona cuatro fuentes de fatiga y tensión, que se dan cuando utilizamos la opción de abrir la cámara y hacer nuestro rostro visible:

1. Una cantidad excesiva de contacto visual de cerca es muy intensa.

En situaciones normales, no es usual tener muchos pares de ojos viéndonos a la cara, como parece darse en una sesión con uso de vídeos por parte de varios usuarios. Para personas que son tímidas y que normalmente pasan casi desapercibidas y en silencio en reuniones físicas, en estos casos pueden sentir un nivel de intimidación al estar bajo el aparente escrutinio de los demás asistentes. Además, dependiendo del tamaño de nuestro monitor, podemos ver una cara de un tamaño distinto al natural.

2. Verse a sí mismo durante los chats de video constantemente en tiempo real es fatigoso

El hecho de verse a sí mismo dentro del grupo de asistentes es también poco natural. Es como si alguien anduviera a nuestro lado todo el tipo llevando un espejo, y haciendo que nos veamos en el mismo. Este hecho puede ser tensionante, y puede hacernos más autocríticos con nuestra imagen, arreglo personal, gestos y demás actitudes a las que normalmente no prestamos atención.

3. Los chats de video reducen drásticamente nuestra movilidad habitual

El área que la cámara alcanza a mostrar es reducida. Aunque esto puede ser deseable para no mostrar públicamente más espacio del que es necesario de nuestro espacio en el hogar o la oficina, si consideramos una buena práctica que mientras tengamos el vídeo encendido mostremos nuestro rostro, el espacio dentro del que podemos movernos es reducido significativamente. En una reunión presencial, es posible levantarse, estirar los músculos, caminar un poco, favoreciendo nuestros procesos creativos.

4. La carga cognitiva es mucho mayor en los chats de video

En reuniones presenciales, los gestos y el lenguaje del cuerpo son interpretados más fácilmente entre los participantes. Por ejemplo, para mostrar acuerdo con una idea que está siendo desarrollada por otra persona, podemos asentir con la cabeza, viendo a los ojos al interlocutor; para hacerlo en una video reunión, no estamos seguros que los gestos que realizamos son percibidos de igual modo por los demás. O bien, alguien puede realizar un gesto para su grupo interno, por ejemplo, su familia, y tomarse erróneamente como parte de la sesión. En cualquier caso, hay que mantenerse más atento a estos detalles, en línea.

El Índice de Inteligencia Digital

Cuando se estudia y analiza la situación de diversas economías o países respecto a un tema específico, no es extraño que los académicos y científicos que realizan el estudio construyan un índice que intente resumir y ponderar los indicadores que utilizan para el fin de comparación, tanto entre las naciones analizadas, como en el transcurso del tiempo.

La universidad de Tufts, de Medford, Massachusetts, por medio de su Escuela Fletcher, especializada en Relaciones Internacionales, ha elaborado el Índice de Inteligencia Digital, Digital Inteligence Index, y toma como referencia los avances en digitalización que han ocurrido en varios lugares a raíz de la pandemia mundial.

El Salvador no está incluido en la muestra de 90 economías que este estudio analizó. El marco de la evolución digital segmenta estas 90 naciones en cuatro zonas: sobresalientes (stand outs), estancados (stall outs), emergentes (break outs)  y observables (watch outs). Los países latinoamericanos incluidos son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Perú y Uruguay.

Contenido del Índice

El Índice de Inteligencia Digital es una evaluación holística basada en datos del progreso de la economía digital, combinando más de 358 indicadores en dos cuadros de mando: Evolución digital y Confianza digital. Además considera los niveles de Preparación para el trabajo remoto, la Protección General de Datos y la Preparación para la Inteligencia Artificial que cada país muestra.

La Evolución Digital contiene cuatro impulsores clave: Condiciones de oferta, Condiciones de demanda, Entorno institucional e Innovación y cambio. El marco resultante captura tanto el estado como la tasa de evolución digital e identifica las implicaciones para inversión, innovación y prioridades políticas.

La Confianza Digital está compuesto de cuatro impulsores: Ambiente digital, Experiencia digital de usuario, Actitudes y Comportamiento. La confianza se define como el acto de fe y la confianza que hace que los usuarios elijan interactuar, realizar transacciones y consumir en línea. Fundamentalmente, determina la calidad de la interacción entre quienes dan confianza y quienes buscan dicha confianza.

Las economías sobresalientes son altamente avanzadas digitalmente y exhiben un gran impulso. Son líderes en conducción innovación, aprovechando sus ventajas existentes de forma eficiente y eficaz. Para mantenerse a la vanguardia, estas economías necesitan mantener sus motores de innovación a la máxima velocidad y generar nueva demanda o correr el riesgo de estancarse.

Las economías estancadas disfrutan de un alto estado de avance digital mientras exhiben un impulso relativamente más lento. Superar estas «mesetas digitales» requerirá un esfuerzo consciente de estas economías para reinventarse, apostar por una creciente tecnología digital en la que tienen liderazgo y eliminar los impedimentos a la innovación.

Las economías emergentes tienen una puntuación más baja en su estado actual de digitalización, pero están evolucionando rápidamente. El fuerte impulso de las economías emergentes y su importante margen de crecimiento las haría muy atractivas para innovadores e inversionistas. Economías como China, India, Indonesia, Arabia Saudita, Kenia y Rusia lideran el grupo.

Las economías observables enfrentan desafíos importantes con su estado de digitalización relativamente más bajo y su impulso. Con debilidad digital en la mayoría de los frentes, estas economías mantienen las actitudes más escépticas hacia la digitalización y la tecnología. Sin embargo, algunas de estas economías demuestran creatividad frente a severos problemas de infraestructura, brechas, limitaciones institucionales y baja sofisticación de la demanda de los consumidores.

Balance 2020 de nuestra Sociedad de la Información

Cualquier recuento de 2020, en cualquier tema y en todo el mundo, tendrá como denominador común algún comentario acerca de lo especial y diferente que este año fue, de lo que aprendimos y de lo que parece venir a continuación.

Aun así, manteniendo nuestra tradición, revisamos brevemente algunos aspectos y hechos que incidieron en la Sociedad salvadoreña de la información y el conocimiento.

En el plano nacional

El 15 de enero de 2020, el gobierno de El Salvador realizó el lanzamiento público de la Agenda Digital. Como sabemos, sus planteamientos, planes y proyectos no han podido avanzar debido a la situación que pocas semanas después iniciaría en el mundo. Estamos en espera.

Otro hito importante fue la firma de un acuerdo de trabajo conjunto entre el gobierno de El Salvador y la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicaciones (CasaTIC), para buscar resultados favorables a nuestro país en las áreas de muto interés.

Conocimos acerca de la empresa salvadoreña Compucentro, que diseña y construye equipos de hardware especializado, por ejemplo, en cajeros inteligentes. Se convierte en un ejemplo y paradigma a seguir en nuestro país.

SVNet abrió la posibilidad de registrar nombres de dominio con vocales tildadas y la letra “ñ”, para ser utilizadas en las direcciones de sitios web, aunque todavía no para direcciones de correo electrónico.

A partir de marzo de 2020, y una vez asimilada la situación de encierro en casa debido a la pandemia, un buen número de personas tuvimos que desarrollar, experimentar y/o aprender habilidades para la interacción en línea. Estos temas fueron analizados y provocaron muchas reflexiones.

Ya que la mayoría de actividades, al menos las que continuaron realizándose en línea, la mayoría debimos recordar y/o adquirir buenos modales al interactuar en línea. También se comenzó a hablar de la “nueva normalidad”.

En el país, pero también en el mundo, surgió la preocupación de si Internet resistiría la carga incrementada que estaba, y continúa, experimentando.

Igual de importante se volvieron los aprendizajes a partir de la situación, y los propósitos que debemos mantener para que más personas puedan estar conectadas a Internet y sepan usarlo.

Dentro de todo, celebramos por 12º año consecutivo, las jornadas de Día de Internet, alrededor del 17 de mayo, como en los años anteriores, con la importante diferencia de que fue todo en línea. Por el lado positivo, esto permitió que más personas se conectaran y atendieran a las distintas actividades, desde varios países de Centroamérica y Latinoamérica. El lema de este año fue “25 años se pasan navegando”, aludiendo a los 25 años de conectividad del país.

Surgieron nuevas aplicaciones, como 5vid y otras, que buscan apoyar y ayudar a la diseminación de información y otros recursos durante la pandemia y la cuarentena. Así mismo, más eventos y actividades fueron mostrando la creatividad y el ingenio de las personas, buscando cómo mantenerse activos y productivos a pesar de las condiciones.

Desde El Salvador, se lanzó la propuesta de Intermall, por parte de Pagadito Group, la misma empresa atrás de Pagadito, la pasarela de pago, con interesantes y atractivas oportunidades de inicio, para integrarse a este centro comercial en Internet.

El sector de la educación, en todos sus niveles, fue uno de los que más rápida y profundamente debían reinventarse, y acelerar su transformación digital. En general, también tuvimos que desarrollar nuevas habilidades digitales, y eso resulto muy positivo.

Tampoco se abandonó la exitosa y necesaria actividad de realizar certámenes para que los jóvenes pongan en práctica sus competencias. Uno de estos eventos fue Smart Edu, que produjo interesantes resultados.

La academia Cisco de CCAT LAT (Centro de Capacitación en Alta Tecnología de Latinoamérica), filial El Salvador, continuó sus actividades, e impartió algunos cursos en línea.

De igual forma, nuevos paradigmas en Formación en línea, y en la educación tradicional, como el del Aula Invertida, fueron estudiados y difundidos entre los educadores del mundo.

LACNIC llevó a cabo su tradicional “LACNIC On The Move”, con especial dedicación a El Salvador, aunque en formato en línea, lo que permitió que más interesados pudieran participar a finales de agosto.

El Rally Latinoamericano de Innovación, desarrollado por 7º año consecutivo entre universidades de Latinoamérica y 6º en que participa nuestro país, contó con la participación local de 7 universidades salvadoreñas. Por supuesto, aún la participación local debió ser en línea.

TBox, en conjunto con sus aliados, llevó a cabo la 14ª edición de la Competencia Microsoft Office Specialist. Igualmente, el evento Código TBox se desarrolló el 2020 en línea, y el certamen de dibujo digital infantil organizado por TBox, tuvo una nueva edición.

Términos como “Transformación digital”, “Disrupción tecnológica”, “Conferencias virtuales”, “Ferias en realidad virtual”, “Reuniones sincrónicas”, y otros, se volvieron cada vez más comunes y aceptados.

Se lanzaron dos importantes lugares para promover la innovación en forma sistemática en nuestro país: el InnovaLab, de Termoencogibles, y SandBox, de Agrisal, Seed e Innbox.

El 14 de diciembre de 2020 El Salvador cumplió 25 años de haber realizado con éxito, después de varios meses, incluso años, de trabajo, la primera conexión dedicada a Internet desde un punto dentro del territorio nacional.

Se llevó a cabo, en un formato un poco diferente al habitual, el 3er Foro de Gobernanza de Internet de El Salvador, con la coordinación, organización y apoyo de organizaciones relevantes e interesadas en estos temas en el país y fuera del mismo.

En una nota personal, LACNIC me hizo el honor de designarme para recibir el Premio Trayectoria 2020, instituido por dicha organización, por lo que me mantengo agradecido permanentemente.

La cantidad total de nombres de dominio SV mostró un incremento en 2020, como se aprecia en las siguientes gráfica y tabla, que tienen como fuente a SVNet.

Fuente SVNet
Fuente SVNet

Más allá de las fronteras

Fue lanzado el libro “El reto de la democracia digital”, escrito por Elaine Ford, del Capítulo ISOC de Perú. Una lectura actual y muy relevante, que además fue utilizada en el 3er foro de Gobernanza de El Salvador, el 16 de diciembre de 2020.

El libro “Los 50 mitos de Internet más comunes”, publicado por el Foro de Gobernanza de Internet en Naciones unidas, también es una lectura provechosa.

Comenzando con la reunión de marzo, las tres reuniones mundiales de ICANN debieron realizarse en línea, usando el horario de Cancún, Kuala Lumpur y Hamburgo, respectivamente, sedes planificadas de dichas reuniones.

A raíz, y durante la pandemia y cuarentena mundial, varias organizaciones aportaron su experiencia y recomendaciones. Internet Society presentó algunos mitos y sus realidades, respecto a Internet en tiempos de pandemia.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, publicó el 26 de agosto su 7º informe especial, titulado “Universalizar el acceso a las tecnologías digitales para enfrentar los efectos del COVID-19

En formato en línea, como todos los eventos de este año, se desarrolló el 13º Foro de Gobernanza de Internet de Latinoamérica y el Caribe, LACIGF.

Muchos más eventos internacionales fueron desarrollados en línea, organizados por LACTLD, ISOC, ICANN, LACNIC y otras organizaciones, que se mantuvieron muy activas durante 2020.

Esta lista es parcial, por lo que si el lector conoce algún otro suceso relevante, por favor háganoslo saber.

¡Seguimos conversando en línea en 2021!

25 años de estar conectados a Internet en El Salvador

Este lunes 14 de diciembre de 2020 cumplimos 25 años de haber realizado la primera conexión dedicada, exitosa y completa a Internet desde un punto en nuestro país, El Salvador. La historia de ese día y algunos antecedentes y hechos relacionados ha sido ya contada por este servidor en algunos espacios previamente, por ejemplo, aquí, aquí y aquí.

Muchos de los actuales usuarios de Internet aún no nacían cuando logramos establecer esa primera conexión con el mundo, por medio de esta tecnología, y sin embargo, es un lugar común decir que ellos, y muchas más personas de todas las edades, no podríamos desarrollar muchas actividades, algunas tradicionales y otras más nuevas, sin el acceso a esa herramienta.

Afortunadamente, mucho ha pasado en el ámbito tecnológico, innovador, académico, científico y empresarial, que busca hacer nuestras vidas más cómodas, sencillas y eficientes, usando la tecnología, en general, como medio para lograrlo. Nuestro país no es la excepción, si bien no estamos en la situación que  muchos quisiéramos, como la pandemia ha demostrado.

Algunos hitos relevantes

En cada sector y espacio de la vida cotidiana de las personas y las organizaciones han ocurrido cambios desde aquel momento, aunque no necesariamente con ritmos, dinámicas o apoyos similares. Algunos hechos relevantes:

1996: Privatización de las Telecomunicaciones, por medio de la venta de ANTEL (Administración Nacional de Telecomunicaciones).

1998: Fundación de Infocentros, proyecto y organización con la que se llevó la conectividad a Internet al interior del país, formando a cientos de miles de salvadoreños, y se desarrolló la masa crítica necesaria para que algunos negocios prosperaran, como cibercafés, empresas de sitios web, ventas de equipos, etc. En septiembre de 2000 se abrieron los primeros locales.

2000: Se escribió por el CNI (Comité Nacional de Informática) y aprobó por el CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) la Política Nacional de Informática, primera versión de lo que pudo haber sido una agenda digital nacional.

2005: El Salvador se conectó a las Redes Avanzadas Académicas, por medio de RAICES (Red Avanzada de Investigación, Ciencia y Educación Salvadoreña), conformada por un grupo de universidades, en ese momento visionarias.

Desarrollo de modelos comerciales para la oferta de la conectividad a Internet por las empresas privadas que ofrecían este servicio, al establecer cuotas planas por mes, y no por consumo.

Incursión de varias empresas grandes en el comercio electrónico, y surgimiento de varias empresas de apoyo, soporte, desarrollo y servicios en el área de sitios web, transacciones y comercio electrónico.

Desarrollo incipiente de cursos en línea, y apoyo para programas semipresenciales en algunas universidades del país.

Fortalecimiento de la banca y servicios financieros, al desarrollar, conocer e implantar medidas, protocolos y estándares de ciber seguridad.

Desarrollo de medios de comunicación en línea, y fortalecimiento de la presencia en la red de los medios de comunicación tradicionales.

Surgimiento de varios servicios al ciudadano y las empresas, por parte de gobierno, si bien en forma aislada, y por iniciativas individuales de algunos titulares, sin una visión unificada.

Por supuesto, aún queda, y siempre será así, mucho por hacer, para acortar la brecha digital que hemos permitido que crezca aún más en estos 25 años, en lugar de haber intentado aproximarnos al desarrollo en otros países, con políticas públicas, proyecto y medidas congruentes, sistemáticas y apolíticas. Ojalá lo podamos hacer para los siguientes aniversarios de Internet en El Salvador.