Archivo de la categoría: Con sabor local

Eventos TIC y de innovación para tres audiencias: gobierno, universitarios y niños

Como muestra de las actividades que aportan valor al desarrollo, nuestro país tuvo la coincidencia de contar con tres eventos que, desde su propia perspectiva y dirigidos a audiencias diferentes, buscan promover el conocimiento, las nuevas experiencias y el avance de las culturas digital y de innovación.

GoTIC: Siete años reuniendo a las empresas TIC con el gobierno

El 11 de octubre se llevó a cabo, por séptimo año consecutivo, el evento Gobierno – Tecnologías de Información y Comunicaciones, GoTIC, reuniendo una vez más a funcionarios del área de tecnología informática de las instituciones gubernamentales, con representantes de las empresas activas en la misma área en nuestro país.

Hace un poco más de siete años, en el seno de la junta directiva de la entonces recién formada Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicaciones (CasaTIC) se planteaba la necesidad y oportunidad de atender una vacante en cuanto a eventos tecnológicos en el país, y se creó el GoTIC con el objetivo de conversar y presentar la oferta en tecnología a funcionarios del gobierno.

Fotos cortesía de Marcella Aguilar (CasaTIC)

Con el tiempo, además de cumplir este objetivo original, este espacio se ha convertido en un punto de encuentro y diálogo entre el gobierno nacional y el sector privado en los temas de tecnología de información y comunicaciones, pues aquí se conciertan proyectos y acuerdos conjuntos.

Los temas de interés común incluyen el gobierno electrónico, la educación en línea, la agenda digital nacional, la seguridad informática, la transparencia y contraloría ciudadana, y muchos temas más. El desarrollo digital de un país es un tema que debiera ser de interés fundamental para todo gobierno, y la participación del sector privado es clave para empujar el avance e innovación tecnológica.

Taller preparatorio para el Rally Latinoamericano de Innovación 2017

Por tercer año consecutivo, nuestro país participará en el Rally Latinoamericano de Innovación 2017, con el apoyo de cuatro universidades nacionales, que en conjunto conforman las seis sedes que están registradas para participar en este evento, los días 27 y 28 de octubre próximos.

El sábado 14 de octubre, gracias al aporte voluntario y generoso de Espacio Zero, por medio de Carlos Moreno y Enrique Alarcón, se realizó un taller preparatorio para los participantes que lo quisieran recibir, sobre técnicas y consejos para completar adecuadamente el canvas, como instrumento para incluir los detalles propios de cualquier proyecto que busca financiamiento o apoyo, y también cómo preparar un vídeo de 3 minutos mostrando lo más importante de la idea.

Fotos cortesía de Carlos Moreno (Espacio Zero) y Salomón Aquino (UFG)

El Rally Latinoamericano de Innovación planteará una serie de desafíos, desconocidos para todos hasta las 9 am (hora de El Salvador) del viernes 27 de octubre. Los equipos seleccionarán el reto que desean intentar resolver, y trabajarán en este desarrollo desde ese momento hasta el sábado por la mañana. Los grupos de trabajo prepararán su canvas y su vídeo, y los jurados de sede, los jurados nacionales y los jurados internacionales evaluarán a los proyectos y propuestas que vayan superando el nivel correspondiente.

Los estudiantes universitarios participantes verán enriquecido su aprendizaje con una experiencia bastante similar al trabajo en la vida real productiva: resolver un problema con el trabajo en equipo, discutiendo ideas, realizando prototipos, bajo presión del tiempo, y otras condiciones similares. Todo esto además de la diversión que experimentarán al trabajar en conjunto sus compañeros.

Certamen de dibujo digital infantil de TBox

TBox, la empresa más destacada en informática educativa en nuestro país y otros países de la región, lleva varios años organizando con gran profesionalismo una serie de eventos y certámenes educativos tecnológicos para distintos grupos de edad y especialidades. Los estudiantes más pequeños tienen su propio espacio con el evento de dibujo digital infantil.

Este año, el motivo del certamen fue la ciudadanía digital responsable. Los niños y niñas participantes debían reflejar en sus dibujos algún aspecto que forma parte de vivir y comportarse de una forma responsable en el ambiente digital y virtual que nos rrodesa ya desde hace algunos años.

Fotos cortesía de Isaac Jiménez (TBox)

El impacto formativo de una actividad como ésta es invaluable en la vida y el crecimiento con valores de nuestros niños, ya que desde temprana edad van conociendo que lo que hagan y la forma en que se conduzcan en sus relaciones en el ciberespacio, en sus relaciones con otros seres humanos, y respecto a su relación con los equipos, aplicaciones, servicios y demás posibilidades en el mundo digital también debe ser observando las normas mínimas de convivencia que seguimos en la vida real.

Desarrollar y estimular la creatividad artística de los niños, pero con un objetivo educativo y formativo, en una actividad en la que, al mismo tiempo refuerzan sus habilidades y competencias tecnológicas, fortalecen sus valores y conductas sociales, y ponen en práctica sus capacidades creativas e innovadoras. Bien por TBox!

 

WALC: Aprendiendo de los expertos por una semana en El Salvador

Hace veinte años se organizó por primera vez una escuela itinerante para América Latina y el Caribe en temas relacionados con la tecnología de redes y conectividad, como una forma de apoyarnos unos a otros en la región, pues entonces era más acentuada la deficiencia en la formación técnica para impulsar la difusión de redes informáticas y conexiones a Internet.

EsLaRed, la Fundación Escuela Latinoamericana de Redes, entidad que organiza este evento año con año, cumple 25 años de existencia durante 2017. Uno de sus objetivos es “Desarrollar, promover y divulgar en el ámbito de América Latina y el Caribe, actividades de formación de recursos humanos e investigación en las áreas de Telecomunicaciones, Computación, Redes de Computadores e Informática en general y sus aplicaciones”.

El evento que EsLaRed coordina y organiza todos los años se llama “Workshop para América Latina y el Caribe” en una combinación particular de español e inglés, y en su vigésima edición anual se llevará a cabo en El Salvador, del 6 al 10 de noviembre próximos, hospedado y organizado por la Universidad Tecnológica de El Salvador, apoyada por EsLaRed, SVNet y Conexión.

Dada la calidad de los siete talleres que se impartirán, contando con la experiencia práctica de varios instructores latinoamericanos y caribeños, todos voluntarios, y el acompañamiento de las organizaciones que lo coordinan, el WALC 2017 se vuelve una oportunidad de gran valor para los residentes en la región, especialmente para los salvadoreños.

Sobre la experiencia y registro en el WALC 2017

Atendiendo a una iniciativa y solicitud expresa por parte de EsLaRed para celebrar este año, especial para WALC (20 años) y para EsLaRed (25 años), en El Salvador se encontró la respuesta entusiasta de las organizaciones locales para contribuir a que se hiciera real la ocurrencia de este evento formativo, “justificado principalmente por las necesidades de formación de profesionales y técnicos en el área de las Tecnologías de Redes Internet que se requieren en este país y en otros países cercanos de esta subregión”.

De acuerdo al sitio web del evento, el entrenamiento ofrecido contará con la participación de una veintena de instructores provenientes de la región Latinoamericana así como de EEUU y Europa, asociados a instituciones de educación superior, centros de investigación en innovaciones tecnológicas, organismos internacionales que proveen servicios de formación a países en vías de desarrollo, empresas del sector privado y otras organizaciones dedicadas a ofrecer y promover servicios de Internet.

Los interesados en aprovechar esta oportunidad única y especial en El Salvador, y fuera de él, pueden inscribirse aquí, si son salvadoreños, y aquí si son extranjeros. Es importante que revisen los prerrequisitos para el taller en el que estén interesados, para sacar un mejor provecho del mismo.

Los costos son muy accesibles: $350 por todo el taller, lo que comprende: Participación en el taller seleccionado, material de apoyo, certificado de asistencia, refrigerios y almuerzos durante los 5 días del evento. Con cupos limitados, el precio para estudiantes con carné es de $200.

Los talleres específicos de WALC 2017

Este año el WALC ofrecerá 7 distintos temas en sus talleres de 5 días continuos, cada uno de ellos impartido por 2 o 3 instructores y un número de colaboradores, la mayoría internacionales y con amplia experiencia en cada uno de los temas. A continuación cada tema y su objetivo resumido. Hay más información en cada vínculo respectivo.

Tema 1: Redes Inalámbricas
Entrenar a los participantes en las herramientas y técnicas para instalar, mantener, asegurar y actualizar redes inalámbricas para transmisión de datos, con énfasis en la utilización de soluciones de bajo costo y adecuadas para enlaces de larga distancia.

Tema 2: Despliegue de redes IPv6
Que los asistentes tengan una visión de conjunto sobre lo que requiere un despliegue de IPv6 y además los conocimientos prácticos para comenzar un despliegue real. Como añadido se dan algunos conceptos avanzados relacionados con IPv6.

Tema 3: Gestión de Redes
Este taller está diseñado para ingenieros y personal de sistemas de ISPs y grandes redes, incluyendo las redes académicas que están involucrados con la gestión de sistemas, monitoreo de las redes y la gestión y resolución de problemas con las redes.

Tema 4: Seguridad Informática
Ofrecer una panorámica general de las principales líneas de trabajo en Seguridad Informática.

Tema 5: Computación en la Nube
Este taller capacitará a los participantes, a través de una combinación de elementos teóricos y prácticos, en la configuración y operación de redes de alto rendimiento que conforman el Internet.

Tema 6: Internet de las Cosas
El asistente obtendrá una visión de conjunto cubriendo los aspectos principales que componen un sistema de Internet de las Cosas (IoT) y sus aplicaciones.

Tema 7: Alta Disponibilidad y Virtualización
Ofrecer a los participantes una panorámica general de las principales líneas de trabajo en las áreas de alta disponibilidad y tecnologías de virtualización como base para la gestión eficiente de infraestructuras de servidores, con énfasis en el uso de soluciones de bajo costo.

 

La niñez y juventud salvadoreña trabaja con nuevas tecnologías

Como ya es tradición, la empresa salvadoreña TBox, dedicada a la provisión de servicios en el campo de la tecnología educativa en los niveles de educación básica y media, llevó a cabo la premiación y competencia final de su certamen Código TBox correspondiente a este año 2017.

El eje temático central de este año fue “La fuerza de la naturaleza”, y los proyectos desarrollados por los más de 320 estudiantes de distintos centros educativos para ser presentados en este certamen debían estar motivados e inspirados como una solución o propuesta de aplicación tecnológica en torno a tópicos relacionados.

Este año los estudiantes y centros escolares que decidieron asumir y enfrentar el reto lo pudieron hacer en categorías tecnológicas como diseños de dispositivos y artefactos con componentes de robótica, diseños utilizando la plataforma Scratch, programación de videojuegos utilizando Kodu, programas utilizando Visual Basic y aplicaciones móviles utilizando App Inventor, entre otras.

La temática central, “La Fuerza de la Naturaleza”, y se estableció para fomentar entre los participantes, docentes, instructores y visitantes de la exposición y competencia final,  el cuidado del medio ambiente y medidas de prevención ante los desastres naturales. Por tanto, los estudiantes eran reforzados en los valores y conceptos relacionados a la tecnología, el medio ambiente y demás elementos como trabajo en equipo, planeación, etc.

Acompañantes del evento

Además de TBox El Salvador como organizador principal, algunos aliados tecnológicos hicieron posible que los asistentes a la muestra y competencia final, se presentaron exhibiciones de impresiones 3D, realidad virtual, realidad aumentada, videojuegos y creaciones de Apps para móviles.

Entre los expositores tecnológicos participaron las empresas: 360 Videowork (Manejo de drones), Mido International (Realidad Aumentada y video juegos con Óculus Rift), Shutter Media (transmisión en vivo en redes sociales) y Spe3dy Industries (Impresión 3D).

También acompañaron, como en anteriores ocasiones, patrocinadores como SVNet, Microsoft, Copa Airlines, ETC, ASIT, Pizza Hut, Cool Fm y TCS, y como entidad de apoyo Shutter Media. Este esfuerzo en común tiene el denominador común de un compromiso con la juventud salvadoreña, en particular por medio del apoyo al proceso de educación y experimentación tecnológica.

Fotos cortesía de Isaac Jiménez

La distribución de los espacios en el Salón 5 del Centro Internacional de Ferias y Convenciones fue parte del diseño por parte de los organizadores, para facilitar la circulación y examen de todos los proyectos y propuestas presentadas, tanto por parte de los jueces como del público asistente, compuesto mayoritariamente por los padres y familiares de los estudiantes compitiendo.

El beneficio de estas actividades

El certamen, exposición y presentación final es un evento extracurricular, e incluso ocurre en un día en el que habitualmente no hay actividad académica en los centros escolares. Sin embargo, es importante hacer notar que el desarrollo de conocimientos y experiencias prácticas que todos los estudiantes participantes en cualquiera de las modalidades obtienen, aun en los casos en que su proyecto no clasifique entre los finalistas, es parte clave de su formación.

Esto se hace más notorio cuando consideramos la evolución que se manifiesta en el ámbito productivo y, sobre todo, en el mercado y la economía global. La demanda de competencias y habilidades que son requeridas para destacarse y lograr una posición adecuada en una empresa, propia o ajena, incluyen muchas de las que en Código TBox se estimulan y propician.

Foto cortesía de Isaac Jiménez

Este es definitivamente el camino que todos debemos procurar para nuestros jóvenes. Si bien no debemos esperar que a todos les atraiga y sean buenos en estas disciplinas vinculadas a la tecnología, esta práctica les propicia el inicio de competencias y habilidades valiosas en el análisis y solución de problemas con las nuevas herramientas tecnológicas que están a nuestra disposición.

Una ganancia adicional es que es muy posible que tanto muchachas como chicos que han participado en estos proyectos descubran su vocación y gusto por una carrera universitaria que les permita programar, diseñar e integrar estas tecnologías, a niveles más profundos y especializados. Si al menos un 10% de estos jóvenes optaran por estas disciplinas, podríamos extender la satisfacción del deber cumplido de todos los organizadores a un nivel aun mayor.

 

Industria 4.0: otro vagón del tren que podemos abordar o dejar pasar

Para documentar algún fenómeno social, tecnológico, económico, científico o político, y poder referirnos al mismo de una forma abreviada, los humanos tenemos la tendencia de crear y acuñar nombres y acrónimos para los sucesos que nos parecen relevantes para la humanidad. Existen muchos ejemplos de estos términos, aplicados a épocas, regiones, sucesos y movimientos de diversa naturaleza.

Dentro del ámbito tecnológico social, se habla de las revoluciones agrícola, industrial, e informática, y se identifican algunas fechas en la historia, no necesariamente concordantes según los distintos autores, para establecer su inicio y final. En cualquier caso, es más definitorio la tecnología predominante y el nivel de difusión y popularización de la misma en todo el mundo.

Si bien es cierto que la denominación de estas tendencias y taxonomías puede ser calificada de arbitraria, y podemos optar por no seguir ni utilizar dichos nombres, la realidad es que los fenómenos, eventos y tendencias que se identifican con esos nombres, suelen ser reales y, más importante aún, revelan las posibilidades y reales que están ocurriendo sobre todo en países desarrollados, y que usualmente impactan la economía nacional e internacional.

Dada la gran proximidad de las relaciones de cada país con sus pares en cada parte del mundo que las comunicaciones actuales ha propiciado, el que una tendencia impacte en la economía de otros países y en el concierto mundial de las relaciones comerciales nos debiera motivar al menos a conocerla y, si es posible y adecuado, tratar de apropiarla localmente.

Revolución industrial 4.0

De acuerdo a Wikipedia en inglés, la Industria 4.0 es un nombre para la tendencia actual de la automatización y el intercambio de datos en las tecnologías de fabricación. Incluye sistemas ciberfísicos, Internet de las cosas, computación en la nube y computación cognitiva.

La Industria 4.0 crea lo que se ha llamado una “fábrica inteligente”. Dentro de las fábricas inteligentes estructuradas modularmente, los sistemas ciberfísicos monitorean procesos físicos, crean una copia virtual del mundo físico y toman decisiones descentralizadas. A través de Internet de las cosas, los sistemas ciberfísicos se comunican y cooperan entre sí y con los seres humanos en tiempo real a través de la Internet de Servicios, en la que tanto los servicios internos como los organizativos son ofrecidos y utilizados por los participantes de la cadena de valor.

Se dice, adicionalmente, que es la integración de diversas tecnologías que ya se encuentran disponibles y que son cada vez más accesibles a nivel popular, para ser utilizadas en las fábricas y en los sistemas de producción y manufactura.

Internet de las cosas, impresión 3D, big data, minería de datos, analítica, robótica, hardware y software abiertos, corte en laser, diseño y construcción por computadora, prototipado, RFID, NFC, redes inalámbricas, etc., son algunas de las tecnologías que, aunque se conozcan por separado, deben poder ser combinadas y puestas en producción.

El recurso humano debe dirigirse ahí

Las acciones requieren que las personas tomen decisiones, acopien recursos y ejecuten planes adecuados y diseñados para conseguir propósitos específicos. En casos como el tratado, no sólo se necesita que se tomen decisiones críticas, sino también un país como el nuestro demanda que la fuerza laboral nacional también esté calificada en estas tecnologías especializadas y, con una comprensión adicional de cómo aplicarlas.

El Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) desarrolló esta semana su IV Congreso de Formación Profesional, denominado “El Salvador y la Industria 4.0: desafíos y oportunidades para la formación profesional”, contando con la presencia de dos ponentes internacionales, y finalizando con un panel de cuatro profesionales salvadoreños de ámbitos diferentes, reflexionando sobre la aplicación a la realidad nacional lo discutido.

La capacitación del recurso humano para apoyar a la industria nacional es un tema estratégico de nación, considerando que dependiendo de la calidad de dicha formación, el país puede, o no, acompañar la posible decisión de los empresarios e industriales de enfocar los esfuerzos y recursos en orientar su cadena de producción para seguir las tendencias contemporáneas.

Es un tema también relacionado a la competencia mundial y al lugar que queremos, como país, tener en el mercado mundial. Si la producción y manufactura eficiente en el mundo se logra siguiendo las definiciones e intuiciones que la Industria 4.0 propone, es importante que para mantener la competitividad individual y colectiva, tomemos acciones concretas en ese sentido. Podemos decidir abordar o dejar pasar, una vez más, el tren de la tendencia tecnológica mundial, y eso definirá el futuro de nuestras generaciones por venir.

 

 

Innovación que viene desde la base: una manera accesible de lograrla

El término y definición de Innovación está siendo utilizado mucho desde hace algunos años en varios ámbitos y de muchas formas. Incluso hay instituciones públicas y empresas privadas que, si bien dedican recursos para entenderla y promoverla, aun consideran que es algo lejano y que se obtiene solamente invirtiendo muchos recursos y contando con algunas personas excepcionalmente brillantes en su planilla.

Esta semana, el Dr. Alan Robinson dictó una serie de charlas y conferencias en nuestro país, invitado por la Escuela de Comunicaciones Mónica Herrera, sobre el tema de la innovación en las empresas y organizaciones, enfocándose en la forma más general, accesible y barata de innovación: la que proviene de las mismas personas que trabajan en la primera línea.

Si bien existen, y todos quisiéramos poder contar con una o dos grandes ideas sumamente innovadoras y disruptivas que nos permitieran generar ingresos y riqueza en el mercado mundial actual, tan competitivo, lo cierto es que resulta mucho más realista y alcanzable pensar en pequeñas modificaciones en los procesos habituales de nuestro quehacer para lograr mejoras incrementales que, a su vez, generen ahorros y eficiencias en los procesos.

La tesis fundamental del Dr. Robinson es que el 80% de las ideas que provocan cambios en las empresas para mejorar sus procesos, impactando en la reducción de costos e/o incremento en las ganancias de las organizaciones, provienen de la gente que está al frente en el trabajo diario, en la línea de producción, atendiendo a los clientes, o en el campo directamente en contacto con los productos, servicios, empleados, clientes y proveedores.

Parte de la definición del cargo

Todos tenemos ideas respecto a lo que hacemos como parte de nuestro trabajo diariamente, y algunas de ellas pueden ser realmente buenas y aplicables. En general, las buenas ideas en el ambiente laboral pueden dar lugar a mejoras o a innovaciones, dependiendo del alcance, implicaciones, costos y potenciales impactos de tales ideas.

De acuerdo al conferencista, al dedicarse formal y sistemáticamente a estudiar el fenómeno de la producción, procesamiento e implantación de ideas en el trabajo, se pueden llegar a contar con métricas como la siguiente: en la empresa Brasilata, de Brasil, se han contabilizado la cantidad de 185 ideas por persona al año, con un 92% de estas ideas llevadas a la implementación por la empresa.

También se ha encontrado que las ideas que salen de abajo hacia arriba son más efectivas que las que provienen de la alta dirección o mandos medios, en un porcentaje variable, según la empresa, pero que puede ir del 70% al 85%. La conclusión inmediata es que deberíamos facilitar que el personal de primera línea produzca, comunique y concrete ideas de mejora.

Una de las recomendaciones que se derivan de este análisis es que deberíamos hacer parte de la definición de todos los puestos de trabajo la generación continua de ideas, así como incluimos en las especificaciones de un cargo los temas de eficiencia, seguridad, amabilidad con los clientes y otras.

Evitar recompensas específicas

Es interesante que, al pensar que un empleado o funcionario de primer nivel, que está en contacto directo con el cliente o la línea de producción o la concreción del servicio provisto, pueda brindar una idea a la organización que la hará más eficiente, más productiva o con mejor imagen, normalmente pensaremos en que es necesario concebir un sistema interno de recompensas, usualmente vinculadas a lo financiero.

El Dr. Robinson plantea que no se debe recompensar la producción de estas ideas dentro de los empleados de primera línea. Si se concibe esta actividad como parte del puesto de trabajo, sería más bien al contrario: los funcionarios que no aporten ideas que puedan mejorar los procesos podrían sufrir alguna penalización, como la sufren quienes no cumplen con el horario de trabajo, por ejemplo.

Es más, se dice que diferenciar a un empleado con una recompensa específica contribuye a generar hostilidad de parte del resto de colegas y compañeros hacia el beneficiado. Esto se debe, en parte a la envidia humana natural, pero también a que con frecuencia las buenas ideas en el trabajo surgen de conversaciones y discusiones entre los mismos protagonistas, y se pueden concebir como ideas colectivas.

Adicionalmente, la supervivencia, estabilidad y mejora de cualquier empresa impacta directamente en la seguridad laboral y mejora de condiciones de todos los participantes.

En cualquier caso, vale la pena no sólo prestar atención a las ideas de los empleados de primera línea, sino buscar contar con un sistema que haga de la actividad de generación de buenas ideas, aunque sean pequeñas, un procedimiento rutinario que forme parte de la cultura organizacional de cualquier empresa o institución.

 

Los Laboratorios de Fabricación Digital se reúnen en FAB 13

La creciente comunidad de creadores, diseñadores y “hacedores” (“makers”) de todo el mundo se reunieron la primera semana de agosto en Santiago de Chile, para desarrollar sus diversas actividades, talleres, discusiones y presentaciones, como vienen haciendo desde hace 13 años.

La Fabricación Digital, y sus laboratorios, conocidos como Fab Labs, hacen reales y tangibles los conceptos de poder fabricar (casi) todo a partir de diseños en formato digital, movimiento iniciado prácticamente en la cátedra del mismo nombre, impartida hace años por el profesor Neil Gershenfeld, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

De un archivo digital, se preparan las partes o los objetos completos que serán en seguida construidos por medio de impresores 3D (o de manufactura aditiva, para usar el nombre más apropiado), cortadores láser, máquinas CNC (Control Numérico Computarizado), tornos, fresadoras, y con frecuencia, agregar también diseños e implementaciones de circuitos electrónicos, mecánicos y eléctricos.

Aunque requiere habilidades y competencias de cierta calificación, no resulta algo completamente alejado del alcance de los ciudadanos, estudiantes y profesionales de varias disciplinas.

El encuentro FAB 13

Actualmente hay alrededor de 1,200 laboratorios de fabricación digital alrededor del mundo, y el número sigue creciendo. El tema principal de este año fue el de “Sociedades que Fabrican”, y bajo este paraguas, se cubrieron temas y cuestiones como:

Ciudades: Desde el inicio de la segunda revolución industrial, nuestras ciudades han externalizado la producción de productos y bienes descontextualizando la creación y el territorio. Se estima que para 2050, el 75% de la población mundial vivirá en ciudades. ¿Pueden las ciudades volver a producir sus propios objetos y encontrar soluciones a sus propias necesidades?

Vivienda: Es necesario proporcionar una solución al problema de la vivienda que existe en América Latina. La vivienda para las familias en riesgo social es, en su mayor parte, autoconstruida y construida en tierras segregadas de la ciudad.

Innovación: Los Laboratorios de Fabricación Digital, mejor conocidos como “Fab Labs”, son plataformas de fabricación que permiten desafiar los esquemas de producción convencionales. En este sentido, los Fab Labs puede ser un complemento de la industria, que a su vez puede ser reforzada por su capacidad para producir objetos innovadores utilizando el lenguaje digital. Del mismo modo, los Fab Labs también pueden apoyar a los empresarios a medida que convierten los prototipos en productos.

Energía y medio ambiente: Hay varias ciudades en Latinoamérica y el mundo que muestran altos niveles de contaminación. Sin embargo, la región es rica en energía hidráulica, geotérmica y solar, entre otras. Entonces, ¿cómo se pueden utilizar positivamente estos recursos para resolver las necesidades directas de los habitantes?

Educación: Los Fab Labs son entornos de aprendizaje en los que cualquiera puede fabricar (casi) cualquier cosa. Lograr que las personas encuentren sus propias soluciones a los desafíos que tienen se logra gracias a métodos de aprendizaje basados en proyectos transferibles a niños, estudiantes, profesionales, empresarios, jubilados y personas sin educación formal.

Descentralización: Como se trata de un evento de gran interés público, tanto a nivel nacional como internacional, y con el objetivo de ampliar el impacto de esta reunión, se amplía su alcance a las regiones, creando el Off Lab: Miembros de la red mundial de Fab Labs viajarán a algunas de las regiones del país para desarrollar actividades, talleres, charlas y participar en festivales regionales.

Fotos del autor

En El Salvador y la región

Si bien algunos países de Latinoamérica cuentan ya con varios de estos laboratorios, aun hay muchos más, proporcionalmente, en otras regiones del mundo. La instalación y operación de estos centros de aprendizaje, manufactura en pequeña escala y potencial negocio rentable, supone una inversión de monto variable, dependiendo de la cantidad, variedad y calidad de máquinas con que se dote.

Por esta razón, muchos laboratorios operan en universidades y centros educativos, pues sus directores consideran una buena práctica que los alumnos tengan acceso a estas herramientas y, sobre todo, a estos conceptos, que no tardarán, como lo hizo la computadora personal, en popularizarse aun más.

En El Salvador existe la Asociación Fab Lab desde hace unos pocos años, pero aun no se ha logrado desarrollar un Fab Lab en forma, si bien hay varios centros educativos interesados. Aun así, ya contamos, como país, con cuatro personas que han tomado el curso de aproximadamente 6 meses que los habilita en este campo, para seguir propagando los conceptos.

El movimiento “maker”, como se le conoce en general, seguirá creciendo, pues las tecnologías y materiales utilizados continúan bajando de precio, los conceptos se difunden cada vez más, y los visionarios y tomadores de decisión lo verán poco a poco como una ventaja para sus comunidades.

 

 

Gobierno electrónico en El Salvador: un nuevo intento

El 19 de julio se llevó a cabo la presentación de los resultados de un nuevo diagnóstico sobre el estado actual del gobierno electrónico en nuestro país, esta vez desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo, por medio de sus consultores de planta, apoyados por personas contratadas para este fin.

Si bien el diagnóstico presentado mostró la situación actual de las acciones que un poco más de 30 ministerios e instituciones del ejecutivo han realizado utilizando las tecnologías de información y comunicación (TIC) para cumplir algunos de propósitos de un gobierno electrónico, acompañado por algunas recomendaciones para el gobierno central, el ejercicio no es el primero que se ejecuta en el país.

Al menos desde 1998, en que se fundó el Comité Nacional de Informática, bajo los auspicios del recién formado CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), este organismo produjo la Política Nacional de Informática, comenzando en El Salvador la reflexión formal y documentada sobre los temas, efecto e incidencia de las TIC en la sociedad en general.

Menos de una década después, culminando en 2006, se prepararon sendos documentos, uno delineando la factibilidad de un gobierno electrónico, apoyado por el gobierno y pueblo de Japón, y otro presentando una agenda digital para todo el país. Ninguno de estos documentos, a pesar del tiempo y esfuerzo de muchas personas, nacionales y extranjeros, fue puesto en marcha.

De la misma forma, más recientemente han existido varios documentos, apoyo de cooperantes y horas de trabajo de funcionarios gubernamentales y colaboradores de la sociedad civil, con similares objetivos.

Coincidencia en la importancia del e-Gob

Si bien en los primeros esfuerzos, los responsables de turno del gobierno salvadoreño no le daban ni siquiera un espacio de mención a estos temas en sus planes de trabajo y estratégicos, más recientemente, al menos el discurso parece haber cambiado. En el gobierno recién pasado, escuchamos al actual presidente de la República, como vicepresidente, decir que “si bien el gobierno electrónico no gana votos, es un proceso que debe ser desarrollado”.

El actual intento proviene de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia de la República, por lo que se sabe que cuenta con el apoyo político del más alto nivel. Eso es una buena señal y un posible buen augurio, aunque en su contra obra el tiempo que falta en la gestión de este gobierno, y los recursos que pueda obtener y canalizar hacia este objetivo.

Por tanto, será importante que los encargados directos de esta iniciativa tomen acciones para dejar establecida una forma de trabajo y una estrategia que se pueda ejecutar desde los próximos meses, se involucren a otros actores de la sociedad, y comience a mostrar resultados en el más corto plazo.

Si bien se podría decir que varias de las acciones dentro de un plan de Gobierno electrónico son competencia y están en el ámbito del aparato estatal, y que en cuanto a recursos humanos, materiales y financieros pueden ser recanalizados por una decisión propia del mismo gobierno, sería más conveniente diseñar una forma de trabajo que desde ya busque asegurar la continuidad de las medidas, programas y proyectos que se incluyan en este esfuerzo, con la finalidad de que sean retomadas cuando el siguiente gobierno tome posesión.

Institucionalidad, presupuesto y participación

¿Qué habría que hacer para intentar que esta nueva iniciativa, además de dar resultados reales y concretos, permanezca en el tiempo, y continúe colocando a El Salvador en esta ruta? El apoyo político decidido y consistente es un elemento clave, pero no suficiente. Seguramente los consultores actuales del BID, tal y como lo hicieron otros antes que ellos, propios y extraños, habrán advertido de los aspectos que se requieren.

Aquí podemos identificar al menos tres elementos que consideramos pueden apoyar y contribuir a que ésta no se convierta en otra propuesta más en las gavetas y anaqueles de varias personas.

Institucionalidad: Habrá que trabajar en formar las estructuras, jerarquías y canales organizativos dentro del gobierno para coordinar efectivamente estos esfuerzos. Lo peor que puede suceder es que las voluntades se sigan moviendo en forma independiente y aislada, sujetas a la visión de cada ministro o funcionario de alto nivel de cada entidad en el gobierno.

Presupuesto: Lamentablemente para todo se necesitan fondos y financiamiento continuo, y esto significa, en un país como el nuestro, que además de las cooperaciones extranjeras, que pueden o no aparecer y, sobre todo, mantenerse un tiempo, es necesario autofinanciar con recursos propios los proyectos, esfuerzos y programas. No es suficiente colocarlos en un plan estratégico y esperar que alguien los patrocine.

Participación: empezando por los funcionarios y empleados públicos, pero incluyendo a la sociedad civil, la empresa privada y la academia, todos los actores deben participar en este emprendimiento nacional. Se trata de hacer un gobierno electrónico para que todos los ciudadanos lo usemos, aunque se trate, en este caso, de incidir y transformar la infraestructura y servicios del gobierno.

Si al menos se satisfacen estas tres condiciones, las posibilidades de tener un éxito visible y sostenible en esta transformación del gobierno pueden ser incrementadas significativamente.

 

Casa abierta para el Hardware Abierto: la primera experiencia

Este 15 de julio se desarrolló la primera Casa Abierta de la comunidad Open Hardware SV. Se le convocó como OHOH (Open House Open Hardware), y se llevó a cabo de 2 pm a 6 pm, en el local de Innbox, donde también residen otras iniciativas como Hackerspace San Salvador, Masterplan y Spe3Dy, entre otras.

Esta novedosa práctica se organizó con la idea de dar la posibilidad a cualquier persona o grupo que se encuentre trabajando en proyectos de hardware abierto, siendo los más populares los que involucran electrónica y micro controladores, de exponerlos ante audiencias en general y personas que también puedan intercambiar experiencias y conocimientos.

La comunidad Open Hardware SV lleva varios años en nuestro país, y ha desarrollado ya dos encuentros abiertos de Open Hardware, además de ser el primer capítulo de OSHWA fuera de los Estados Unidos. Algunos de sus miembros se mantienen muy activos en el desarrollo de proyectos, así como en el servicio a otros mediante tutoriales, consejos y venta e intercambio de materiales.

Algo relevante es que este tipo de experiencias se organizan por la comunidad OHSV para dar a conocer la existencia de la misma, y simultáneamente invitar a nuevos miembros a unirse a la misma. No tiene ningún costo, y sólo se necesita el entusiasmo de querer hacer proyectos e ideas de forma abierta.

Las presentaciones

Se logró contar con varias presentaciones, en una combinación de presentaciones formales, vídeos, demostraciones y charlas improvisadas, pero todas en un ambiente de cordialidad y mucha apertura y confianza.

Personas como Mario Gómez y Joksan Alvarado, de los fundadores de la comunidad OHSV, brindaron sus respectivas presentaciones y participaciones sobre algunos de los proyectos que están realizando, entre ellos la construcción de un drone usando algunas partes obtenidas a través del tiempo, y experimentando con otras.

Gerardo Iraheta mostró dos proyectos en los que está trabajando: un sencillo robot que es manejado por un control de videojuegos, y una caja fuerte que se abre con una clave y cuya cerradura es también administrada por un microcontrolador. En ambos casos utilizó un Arduino Uno.

Como parte del curso Fab Academy 2017, los 3 salvadoreños que se hallan tomando este diplomado, también presentaron sus proyectos, que se hallan ya en la fase final, y ya fueron presentados a los docentes del mencionado curso. Estos son Damaris Cotto, Iván López y Carlos Valladares. Los proyectos son:

Yekatl: que significa “agua purificada” en maya, es el proyecto de Damaris, y consiste en clasificar el agua llovida que se recibe y se pasa a través de un filtro, dependiendo del PH que se mide, en agua bebible o para uso del hogar en otras actividades. De acuerdo a un sensor de PH, si el agua están entre 6.5 y 7.5, ésta puede ser consumida por el humano, y es dirigida a un recipiente. De lo contrario, es dirigida a un segundo colector para ser usada en el resto de la casa.

Diseño de Damaris Cotto

Rho: un “wearable” para medir el carbono en el aire, es el proyecto de Carlos, y su objetivo es que los niños lo consideren una especie de juguete que le da poderes de súper héroe para medir el nivel de CO (monóxido de carbono) en el aire. De esta forma, el niño puede tomar varias medidas de su ambiente, y luego descargar dicha información en la nube, para estudios posteriores.

Diesño y fotografía de Carlos Valladares

Bokashing: una forma de crear abono, es el proyecto de Iván, y se basa en necesidades concretas de agricultores de menores recursos que deben preparar el abono para sus sembradíos y huertos. Usando un motor de lavadora de ropa descartada, y agregando algunos controles electrónicos, se puede hacer este proceso de forma automatizada.

Diseño y fotografía de Iván López

En el Open House OHSV, también se contó con la visita de un colega de Guatemala que expuso los avances en materia de Open Hardware en el vecino país, pudiendo constatar los asistentes las similitudes y diferencias entre ambas naciones.

Una buena experiencia

Aunque no se pudo contar con una audiencia muy grande, el intercambio quedó registrado en video, que se puede ver aquí.

Se trató de una buena experiencia, donde se pudo preguntar cualquier aspecto a los expositores y a los presentes, logrando satisfacer la curiosidad y deseo de conocimiento de los asistentes. La idea es continuar haciendo estas Open House de Open Hardware, para posibilitar un intercambio mayor entre los que están realizando proyectos en este campo.

 

Social Media Day 2017: Las redes sociales como herramienta de mercadeo

En su séptima edición, se llevó a cabo del 29 de junio el evento Social Media Day, con una serie de presentaciones desarrolladas por expertos de España y Argentina, así como un salón lleno de las propuestas comerciales de empresas, universidades en el campo de la tecnología y relacionados.

El tema principal fue el uso provechoso y productivo de las redes sociales para promover la venta de productos y servicios, y los presentadores, cada uno con su estilo, hicieron énfasis en las formas actuales en que los mercadólogos, expertos en mercadeo, gerentes de campaña y altos tomadores de decisiones en empresas grandes, medianas y pequeñas, pueden hacer uso de las distintas redes sociales para cerrar ventas e incrementar sus ingresos.

En la primera charla, la española Patricia de Andrés hablo de los “insights” digitales. Como en cualquier curso básico de marketing, la conferencista recomienda conocer a los clientes al mayor nivel de profundidad posible. La diferencia es que en el mundo digital, ya existen herramientas con muchos enfoques, alcances y posibilidades para lograrlo. De ahí que ella establece que para lograrlo se debe lograr una combinación de arte y ciencia, creatividad e ingeniería.

El también español Juan Merodio habló de estrategias de mercadeo en línea y fuera de línea. Estableció que si bien las redes sociales atraen a algunos prospectos de clientes, no sirve de nada tener cientos o miles de seguidores, si no se logra convertir las visitas en ventas concretas. Para ello, además de no usar la cantidad de “me gusta” como métrica de éxito, debe también contarse con un punto de llegada o “landing point”, refiriéndose a contar con un sitio web propio.

Las charlas cerraron con la del argentino David Castejón, que con un estilo más interactivo, hizo evidente que los consumidores y clientes son todos diferentes, aunque tengan algunas características en común con unos y otras con otros. Su mensaje principal fue la omnicanalidad, es decir, el uso de muchos y diversos puntos de contacto entre clientes y empresas, online y offline.

Cegados por los destellos de las redes sociales

No es un fenómeno ajeno a nuestros tiempos el nivel casi obsesivo de muchas personas por estar conectados a las redes sociales. Ya sea para saber qué se dice de nuestros conocidos, o de nosotros mismos, o para enterarnos de los chismes, chistes, burlas y rumores que se difunden ampliamente sobre personas, empresas, instituciones, nacionales o internacionales, mucho o poco conocidos.

Fotos de La Prensa Gráfica

Para algunas personas, dejar de consultar sus redes sociales por unas pocas horas es casi un atentado a su salud mental. Para otros, es preferible mantener la conectividad que comprar algunos productos y servicios necesarios. La movilidad experimentada gracias a los dispositivos celulares es un factor de suma importancia en la popularidad que han logrado estos niveles de propagación y acceso.

Por esta razón, es lógico y válido que consideremos que para llegar al potencial consumidor, el canal de las redes sociales nos presenta una gran oportunidad por su relativo bajo costo, y creciente nivel de uso, en los distintos estratos sociales que pueden convertirse en nuestro cliente y consumidor.

Sin embargo, si se trata de cerrar los negocios, lo que los mercadólogos llaman la tasa de conversión, y concretar ventas que dejen ingresos y, sobre todo, dejen clientes satisfechos que volverán a buscarnos en la siguiente ocasión que deseen comprar, es importante considerar, diseñar y desarrollar una estrategia concreta y específica, que usa las redes sociales como un canal de entrada, como una vitrina, nada más.

Ingeniería y creatividad: ambas necesarias

Como en cualquier tarea de mercadeo, lo que cuenta al final es el rendimiento de las inversiones hechas en publicidad, cuando éstas se traducen en ventas, comentarios positivos y clientes satisfechos. Se trata, entonces, de comprender las potencialidades de estas herramientas que han sido desarrolladas sobre la plataforma Internet, y saber incluirlas en la mezcla adecuada de promoción y mercadeo.

Para eso, es importante considerar las ventajas y desventajas que nos presentan, y sacar provecho o cuidarse de no cometer errores propios del nuevo medio. Las características de inmediatez, cuasi anonimato, respuestas públicas, venta de boca en boca con receptores multiplicados en número, cultura digital propia, y muchas más, deben ser conocidas y consideradas.

Una gran ventaja es la cantidad de información sobre clientes, potenciales y actuales, que puede obtenerse y segmentarse, gracias a la aplicación de algoritmos hechos para tratar sobre los grandes volúmenes de información que se obtiene de forma gratuita.

El experto en marketing actual no puede considerar que su trabajo está completo o será bien realizado, si deja fuera las grandes posibilidades que las tecnologías informáticas de captura, almacenamiento, procesamiento y generación de información valiosa a partir de inmensas bases de datos que crecen cada día más.

Lo que se mantiene en la base es la creatividad individual, pero con un apoyo mayor en el conocimiento de las herramientas tecnológicas. Cualquiera de ellas sin la otra, conocimiento sin creatividad, o creatividad sin conocimiento, no llegará muy lejos.

 

Un joven salvadoreño nos representará en competencia mundial de Microsoft

En su edición 11, la competencia MOS (Microsoft Office Specialist) a nivel nacional determinó este 10 de junio recién pasado a la persona que representará a El Salvador en la competencia similar, pero a nivel mundial.

Como en las pasadas ediciones, la Competencia Nacional fue organizada por T-Box y contó con el patrocinio de empresas y marcas de gran prestigio: Microsoft, SVNET, Copa Airlines, ASIT, Radio Cool F.M., Fundación TCS y ETC Iberoamérica.

De acuerdo a sus organizadores, el objetivo del concurso fue maximizar el potencial de los jóvenes en el uso de la tecnología para lograr más altos conocimientos y habilidades en el uso del programa en su versión más reciente: Microsoft Word 2016, bajo la certificación de Microsoft Office Specialist (MOS) válida en todo el mundo.

Arte cortesía de TBox

El objetivo del certamen nacional fue seleccionar al estudiante que representará al país en la categoría de Word 2016 en el Campeonato Mundial MOS, que se llevará a cabo en Anaheim, California, Estados Unidos.

Por más de diez años T-Box ha invitado a las instituciones educativas públicas y privadas para motivar a los estudiantes de 13 a los 22 años cumplidos, a que realicen su examen de certificación MOS en las fechas dictadas en las bases de la competencia. El requisito básico para clasificar como finalista fue aprobar el examen de certificación con un puntaje mínimo de 900 puntos, antes del 27 de mayo.

Este año, 51 finalistas

Dado que se debía utilizar la versión más reciente del paquete Word, la 2016, la herramienta y el examen se volvieron más complejos, y dado que un requisito imprescindible para clasificar a la final nacional es lograr 900 puntos de 1000 en la prueba, en menos de 45 minutos, solamente 51 jóvenes de todo el país lograron hacerlo.

Los 51 finalistas se dividieron en 3 grupos para realizar la prueba en vivo y en presencia de los instructores y organizadores, en las instalaciones del Colegio García Flamenco, que gentilmente prestó sus laboratorios de informática e instalaciones para desarrollar la final nacional.

Después de las 3 rondas de pruebas equivalentes, el mismo sistema registra los puntos y el tiempo, al detalle del segundo, que cada participante alcanza, resolviendo problemas y acciones usando de forma profesional el paquete Word 2016. De aquí sale el orden de los ganadores, estableciendo quién es el primer lugar, acreedor al viaje a la competencia mundial.

Foto cortesía de Isaac Jiménez

En esta ocasión el ganador fue Arturo Antonio Cienfuegos, estudiante de noveno grado de la Escuela Interamericana de Santa Ana, logrando 981 puntos en 38 minutos y 51 segundos. Felicitaciones a este joven campeón nacional, a su centro educativo y a su familia.

¿Qué relevancia tienen estas competencias?

Durante meses, desde febrero en que se anuncia este certamen, cientos de jóvenes en todo el país se preparan, estudian, se ejercitan y conocen los detalles de Word 2016, de forma que sin duda alcanzan a conocer mejor que la mayoría de personas las ventajas, potencialidades y características del programa ofimático.

Fotos cortesía de Isaac Jiménez y TBox

Además de adquirir conocimientos específicos, estos cientos de jóvenes desarrollan habilidades de disciplina de estudio, mucha cultura e intuición digital, que les permite conocer y aprender a utilizar otros paquetes informáticos que puedan necesitar en su vida estudiantil o, mejor aún, en su vida profesional.

Uno o más instructores los acompañan, por lo que también ejercitan las habilidades de relacionamiento y trabajo en equipo. El gusto por la tecnología seguramente dejará su marca en muchos de estos jóvenes, y muy probablemente más de algunos pocos optarán por estudiar carreras profesionales relacionadas con el desarrollo y aprovechamiento de tecnologías.

Por estas y otras razones, es importante que los diversos sectores de la vida nacional, en este caso las empresas privadas, centros académicos y organizaciones de la sociedad civil, continúen promoviendo y realizando estas competencias, facilitando que muchos jóvenes obtengan experiencias positivas y valiosas, y posiblemente, descubran sus vocaciones para la industria de la informática.