Archivo de la categoría: Miradas estratégicas

Mujeres en tecnología: Geek Girls El Salvador

Las mujeres y los hombres somos diferentes, y esa diversidad aporta mucho a la riqueza de la humanidad. Sin embargo, hay un número de capacidades y competencias en las que tenemos similares aptitudes, facultades y vocaciones. En el área de la tecnología, particularmente las tecnologías de información y comunicaciones (TIC), se ha demostrado ampliamente que el balance de género agrega valor a lo que hacemos.

Sin embargo, tanto en El Salvador como en el resto del mundo, la proporción de mujeres que estudian, trabajan, investigan, dirigen empresas y emprenden en campos basados en la aplicación de tecnologías emergentes y disruptivas, es menor cuando se compara con la cantidad de hombres en las mismas actividades y roles. No hay razón para que esta situación continúe sin cambios importantes.

Para poner énfasis y atención particular a esta situación, y buscar un balance más adecuado en la presencia de mujeres en la industria tecnológica, existen varias iniciativas y organizaciones que, siguiendo diversas estrategias, aportan su esfuerzo y trabajo a la obtención de resultados en esta línea. Una de estas organizaciones, con una filial en El Salvador, es la red de Geek Girls Latam.

Los principios de Geek Girls Latam

Tomado de su sitio web, Geek Girls Latam se define a sí misma de la siguiente forma: “Geek Girls LatAm es una comunidad de tecnología liderada por mujeres, que convoca a la academia, instituciones públicas y privadas, empresas, startups, comunidades técnicas y tecnológicas alrededor del mundo y a la sociedad en general, para impulsar y ejecutar juntos oportunidades donde las niñas, jóvenes y mujeres de América Latina usan, apropian y se vinculan activamente con la creación de tecnología. Geek Girls LatAm inspira, empodera y conecta con la Industria Tecnológica, para desde allí, transformar positivamente el entorno de la Mujer y contribuir a la construcción de una sociedad más justa, próspera, diversa y equitativa”.

Cuentan con un Manifiesto, al que invitan a adherirse en forma abierta. En el mismo, se expresan los conceptos en los que las Geek Girls creen: América Latina, las niñas, las mujeres, los medios de hoy, la familia, el estado, la academia, el poder de las comunidades técnicas y tecnológicas, la industria tecnológica y en tí.El nodo de El Salvador fue el primero en constituirse fuera de su lugar de origen, Colombia, y fue lanzado en nuestro país el 20 de febrero de 2016. En la actualidad, más personas, no solamente mujeres, continúan sumándose a la iniciativa, llevando a cabo diversas actividades para promover que las niñas, jóvenes y mujeres se involucren de diversas formas en el uso, aprovechamiento, desarrollo y comercialización de la tecnología.

Aun hay mucho trabajo por realizar, y parte del mismo comienza por las mismas niñas, jóvenes y mujeres, creyendo en el potencial que tienen, como todo ser humano, para descubrir si tienen vocación y aptitud para las tecnologías, dedicarse a alguna de las muchas ramas disponibles hoy en día, participar en eventos y talleres, formarse responsable y metódicamente, emprender o trabajar en su campo, y apoyar a otras mujeres que vienen después.

Por supuesto, toda la sociedad, formada por mujeres y hombres, también tenemos roles que jugar en este esfuerzo. Como en todo movimiento, las actividades y los resultados se dan mejor si se hacen en forma colaborativa, abierta, transparente e inclusiva. Apoyemos a Geek Girls Latam y, en particular, a su Nodo salvadoreño.

 

Sinónimos de futuro: Fusión y Singularidad

Al iniciar un año, algunas personas intentan hacer predicciones de lo que va a suceder en los siguientes doce meses, basados en experiencia, intuición, estimación educada, tendencias estadísticas, y quizá más de alguno, usando el humor como base para pronosticar el futuro cercano.

Por otro lado, hay futurólogos y científicos que, habiendo estudiado y analizado a conciencia los cambios y ritmos de aceleración con que la tecnología y la ciencia avanzan y se desarrollan, han sido capaces de hacer algunas estimaciones de cómo puede continuar las importantes y revolucionarias transformaciones que nos ha tocado vivir, respecto a dichos avances.

Las transformaciones que la ciencia está desarrollando en todas las disciplinas, pero particularmente en Genética, Nanotecnología y Robótica, comprendiendo ésta última la Inteligencia Artificial, lograrán un cambio radical en muchos aspectos de la humanidad, incluyendo la ampliación de la expectativa de vida y las capacidades computacionales. Hemos conversado sobre este tema, conocido como la Singularidad.

Las 5 etapas de la Fusión

La Singularidad, uno de cuyos más elocuentes, documentados y citados científicos, Ray Kurzweil, ha escrito y disertado muchos libros, artículos y eventos en torno al tema. Otros autores visualizan el mismo futuro con similares condiciones, pero para efectos de análisis y estructuración, lo conceptualizan como la Fusión, entendiendo ésta como la interrelación íntima entre la inteligencia humana y la inteligencia artificial.

Existe coincidencia entre muchos pensadores y analistas de que ya no se trata de una expectativa posible, sino de un hecho inevitable y la meta y consecuencia obvia de las investigaciones, dispositivos creados y experimentos en desarrollo en muchas universidades, grandes empresas y algunas dependencias de gobierno.

Así, en el libro “Merge: Una brecha que se cierra entre la tecnología y nosotros”, publicado por la agencia de medios y comunicación PHD, con la participación de varios autores, se establecen cinco fases con sus respectivos períodos (que se traslapan), para que la humanidad llegue a esa etapa del futuro en que nuestras capacidades mentales, físicas y sociales se fusionarán con las que nos pueden proveer las máquinas.

Fase I: Surgimiento (1950 a 1995). Las innovaciones importantes que surgieron en este período condujeron a la comercialización de las computadoras personales, y los inicios de Internet nos permitieron acceder a la información de una forma revolucionaria.

Fase II: Organización (1990 a 2015). El aparecimiento y desarrollo de los navegadores, los buscadores y los teléfonos portátiles inteligentes, propiciaron la propagación de la web, organizaron la información haciéndola globalmente accesible y universalmente valiosa.

Fase III: Extracción (2010 a 2025). Nos encontramos en esta fase, y además del avance y mejora en los buscadores inteligentes, la penetración de los móviles y la conectividad rápida y fiable, el aprendizaje automático, los sistemas operativos, las búsquedas semánticas y los asistentes cognitivos permiten extraer nuevos y valiosos significados a los volúmenes de datos e información.

Fase IV: Adelantamiento (2020 a 2035). Con el desarrollo maduro de la Inteligencia Artificial de aprendizaje profundo, la tecnología entenderá nuestro contexto y nuestras rutinas, e incluso dirigirá partes de nuestras vidas por nosotros, ya que pueden adelantarse a nuestras necesidades y deseos.

Fase V: Enaltecimiento (2030 a 2050). Seremos más dependientes de la tecnología que nunca, y los límites entre ella y nosotros se difuminarán. La Inteligencia General Artificial cambiará la forma de relacionarnos con la realidad, la tecnología sensible se solapa con nuestra existencia virtual en el mundo real y los avances biológicos nos dan mayor control sobre nuestro cuerpo y mente. La experiencia humana será enaltecida, y la relación hombre máquina será natural y normal.

 

Foro Gobernanza: ¿Modelo multipartito o multilateral para Internet?

Todos debemos tomar decisiones, casi a diario, en nuestra vida personal. Unas más trascendentales que otras, unas más difíciles que otras, unas con más consideraciones que otras. En no pocas ocasiones, acudimos a amigos y familiares para pedir su consejo, experiencia y el juego de roles: “¿qué harías en mi lugar?”.

Internet es bastante reciente, y continua cambiando y matizando nuestras actividades, y las de un número creciente de habitantes del planeta, a medida se alcanza más cobertura en cada uno de los países y naciones. Esto implica que tarde o temprano, también debemos tomar decisiones acerca de cómo lidiar y resolver los planteamientos delicados, controversiales o desconocidos que la red nos puede traer en los diversos ámbitos en los que incide.

Sin embargo, hablamos no solamente de decisiones individuales, sino más bien de aspectos que como comunidades en cada país o región debemos resolver, del mismo modo en que desde la antigüedad hemos venido tomando decisiones de qué conductas sociales son válidas, admisibles y dignas de apoyo, y cuáles deben ser limitadas, o incluso, reprimidas o castigadas, para vivir en armonía.

Los modelos principales de decisión

En el ámbito de Internet, desde su origen, tanto por sus creadores como por los muchos que seguimos trabajando en su desarrollo, se ha buscado la mayor apertura, libertad, transparencia y accesibilidad. Hasta el momento, esto se ha buscado siguiendo y promoviendo el modelo multipartito (multistakeholder en inglés), donde pueden participar, en igualdad de condiciones, las empresas privadas, los gobiernos, la organizaciones de la sociedad civil, las instituciones académicas y la comunidad técnica, por medio de sus diversas organizaciones.

La alternativa más visible a este modelo es el multilateral, es decir, la participación exclusiva, o al menos prioritaria, de los gobiernos de los países del mundo. Como en todos los casos, hay promotores de ambos modelos. Para el caso del esquema multilateral, son algunos países con regímenes menos democráticos y menos participativos lo principales promotores y defensores.

Quizá sea sencillo, para la mayoría de los usuarios de Internet, inclinarse por el modelo multipartito, para buscar la garantía de la participación, el análisis y la opinión de todos los actores relevantes en las tomas de decisión. Sin embargo, este modelo, si bien más participativo, abierto y nominalmente democrático, a veces se vuelve ineficiente y lento para tomar decisiones, lo que provee de argumentos a los defensores del modelo multilateral.

Es un hecho que el grado de participación en una decisión suele ser inversamente proporcional a la velocidad de la misma, no necesariamente a la eficacia. Es decir, mientras menos personas participen en la toma de una decisión, más ágilmente será ésta resuelta, aunque no necesariamente mejor.

Estos son los debates que el Foro de Gobernanza Mundial, recientemente celebrado, a la par del llamado a la Paz de París, y otros movimientos y acciones de algunos gobiernos, están renovando en diversos ámbitos. Cuando menos, el llamado es a que cada uno de nosotros nos enteremos un poco y tratemos de participar, mientras sea posible.

 

¿Qué podemos hacer en El Salvador por la Industria 4.0?

Desde hace algunos meses se han venido dando varios eventos que nos explican sobre lo que implica que las empresas industriales del mundo, y particularmente, las salvadoreñas, se encuentren en el estado de Industrias 4.0. Sin duda alguna, ésta es una actividad, visión y preocupación válida para las empresas salvadoreñas y de todos los países. Su competitividad y, en muchos casos, su supervivencia, depende de las decisiones que tomen.

Intentamos a continuación enumerar algunas ideas, en forma de frases breves, aplicadas a El Salvador, y quizá también a otros países, sobre la situación actual y deseable.

  • El concepto de Industria 4.0 representa una gran cantidad de tecnologías, entre ellas Big Data, Impresión 3D, RFID (Radio Frecuencia), Internet de las Cosas, NFC (Comunicación Cercana), Analytics, Seguridad, Inteligencia Artificial, Aprendizaje de Máquinas, Computación en la Nube, Realidad Virtual, Realidad Aumentada, Sensores, Agentes inteligentes, entre otras, además de las ya conocidas redes sociales, conectividad, interoperabilidad, energía, etc.
  • A pesar del desarrollo explosivo y exponencial, los empresarios industriales no deben abrumarse por la cantidad tan grande de necesidades aparentes.
  • En cambio, el enfoque correcto es que cada empresa industrial debe determinar cuáles tecnologías son aplicables en su caso, de acuerdo a su producto, mercado, competencia, y otros factores.
  • Una buena noticia es que hay varios jóvenes que están en el proceso de conocer y dominar las tecnologías de la industria 4.0, en principio porque les atrae la novedad y el avance tecnológico.
  • Por su parte, y para acompañar estas inquietudes, aptitudes y búsqueda de los jóvenes, la educación, formal e informal, debe buscar especializar a cada joven talentoso en alguna de estas tecnologías, no en todas ellas.

  • Desde una visión de país, las universidades deberían ponerse de acuerdo para dedicarse a distintas áreas, y poder de esta forma optimizar los recursos, enfocar los apoyos y abarcar un número mayor de tecnologías y jóvenes.
  • El gobierno puede y debe participar, apoyando y estimulando la formación de técnicos, así como también de emprendedores; fomentando y premiando a los innovadores y emprendedores; fortaleciendo un ecosistema de innovación adecuado, que incluya y patrocine centros de incubación, aceleración, y promueva a los inversionistas ángeles y de riesgo.
  • Las generaciones de empresarios conocedores del negocio deben conversar todo el tiempo con los emprendedores jóvenes conocedores de tecnologías, acercando estilos y visiones del mercado que pueden aprender de cada uno.
  • Dado el grado de especialización de las profesiones, y el tiempo en que se requieren, deben promoverse carreras cortas especializadas en las tecnologías 4.0 en universidades y otros centros de formación. Es importante y urgente que estos cursos den inicio o continúen y gradúen a más personas.
  • Promover a los inversionistas ángeles que apoyen los emprendimientos que, a su vez, apoyen y acompañen a las industrias tradicionales en su conversión a 4.0
  • Crear y fomentar empresas consultoras integradoras de tecnologías 4.0, con el fin de que más expertos consultores sepan recomendar a cada empresa la forma específica de aplicar alguna(s) de las tecnologías 4.0, de acuerdo a sus particulares necesidades, recursos y objetivos.
  • Finalmente, es importante reconocer, como tendencia mundial de aplicación local, que una corriente de innovación puede provenir de adoptar y adaptar las tecnologías 4.0 en las industrias actuales.

 

Llegamos a los 500

Con esta entrada llegamos a los 500 artículos en este blog. Parece no ser mucho, pero escribir sobre tecnología, con el enfoque que hemos buscado desde el principio en este espacio, a veces no parece sencillo.

Nuestro lema es, desde hace años, que la tecnología se convierta en una herramienta de desarrollo económico y social en nuestro país, en nuestra región y en todos los países que lo necesitan, por estar en una etapa de progreso y bienestar social que aun debe mejorar.

Por esta razón, en este espacio, que gentilmente nos facilita La Prensa Gráfica de El Salvador, tratamos de escribir sobre eventos, novedades, temas, teorías, situaciones y avances relacionados con la tecnología de información y comunicaciones (TIC) y especialmente, Internet, y todas las implicaciones y cambios que ha traído y continua haciendo, en nuestras vidas.

El razonamiento es que, siendo la tecnología una creación humana, a diferencia de los recursos naturales con los que cada país ha sido bendecido, se trata de una decisión de las personas y de los líderes, políticos, económicos y sociales, definir a las TIC y a Internet como una herramienta que puede causar una diferencia en el estado de salud y bienestar integral de nuestra población.

Muchos debates y acciones por diversos actores

Existen esfuerzos, acciones y actividades que indican que cada vez más personas que han contado con la posibilidad de ver otras oportunidades, están tácitamente de acuerdo que apoyar y fomentar el desarrollo tecnológico de nuestro país para que, a su vez, esto provoque una mejora en todos los niveles e indicadores económicos y sociales nacionales en escalas mundiales.

Sin embargo, aun falta que haya mayor cohesión y alineamiento entre los esfuerzos que hacen los diversos sectores y, en muchos casos, personas a título individual. Poco a poco estamos también comenzando a visualizar esa necesidad, ya sea por la presión de las circunstancias que nos rodean, por la competencia de otros países o por la demanda que la misma población, típicamente los más jóvenes, están manifestando.

Todos debemos convertirnos en promotores, actores y comunicadores de estas buenas iniciativas y noticias, y de uno en uno, seguir atrayendo a más participantes a este esfuerzo. A lo largo de los años que llevamos en este empeño, hemos sido bendecidos con encontrar en la ruta a muchas personas, en El Salvador, en Latinoamérica y en el mundo, con los que coincidimos en los objetivos fundamentales, y con los que podemos realizar acciones concretas para el avance de las metas planteadas.

A todos ellos, y a los que vendrán, de todas las edades, razas, credos y afiliaciones políticas, con las que existen estos anhelos en común, muchas gracias. Un especial agradecimiento a los que, al menos alguna vez, se han tomado el tiempo de leer, opinar o difundir algunas de las ideas aquí expuestas. Seguimos adelante!

Aprendizajes del 1er Foro de Gobernanza de Internet en El Salvador

Como comentamos oportunamente, el 12 de septiembre realizamos la primera edición del Foro de Gobernanza de Internet en El Salvador, obteniendo resultados alentadores, y aprendiendo valiosas lecciones de cara al futuro, tanto del mismo proceso de Gobernanza de Internet, como de los conceptos, opiniones y comentarios recogidos en dicho evento.

La inscripción previa fue bastante buena, pues se logró interesar a 122 personas, con una distribución y diversidad aceptable, como se puede apreciar en las gráficas a continuación:

Como es frecuente en estos eventos, la asistencia el día del evento fue menor a la cantidad que se había inscrito, obteniendo una presencia física de unas 80 personas. La cobertura mediática fue moderada, y la agenda fue cubierta de acuerdo a lo planeado: cuatro charlas de contexto, 2 por la mañana y 2 por la tarde, el trabajo en 7 grupos repartidos en dos sesiones, y su respectiva presentación plenaria.

Acompañamiento local e internacional

Se contó con el apoyo y acompañamiento de organizaciones internacionales como ICANN, LACNIC, ISOC, IGFSA y Google, que brindaron 3 de las charlas de contexto, por medio de sus representantes que estuvieron con nosotros: Rodrigo De La Parra (ICANN), Alejandro Acosta (LACNIC) e Israel Rosas (ISOC). Adicionalmente, Oscar Picardo, de la UFG, fue el 4º conferencista, presentando datos acerca de la educación e investigación en nuestro país, y el rol de Internet en dichas actividades.

El foco de un foro de esta naturaleza es buscar la participación de la mayor cantidad de personas, reflexionando y discutiendo sobre algunos de los aspectos que se analizan bajo el concepto de Gobernanza de Internet, por lo que se dividió a la audiencia en grupos de trabajo, tanto en la mañana como por la tarde.

Se formaron 4 grupos de discusión por la mañana y 3 durante la tarde, siguiendo el modelo analítico que usa 7 canastas de la Gobernanza de Internet. Los grupos, siguiendo los mismos nombres de las canastas, y moderados por voluntarios que habían preparado una guía de preguntas y aspectos en cada área, discutieron por 80 minutos en cada oportunidad, y sus insumos fueron consignados en las respectivas relatorías.

Estas relatorías estarán disponibles en el sitio web del Foro de Gobernanza de Internet de El Salvador.

Resultados y lecciones

Siendo la primera vez que se realiza este foro en el país, es lógico que se presentara algunas dificultades, especialmente en la familiaridad o comprensión total de los temas que se trataban, y más aun, intentar dilucidar, argumentar y razonar acerca de posibles soluciones o vías de tratamiento para cada tema discutido.

El cuestionamiento de cuál es el propósito de un ejercicio como éste también fue un tema recurrente, como lo es en foros similares alrededor del mundo. No se producen declaraciones o acuerdos conjuntos, y es muy difícil definir siguiente pasos concretos en cualquiera de los aspectos cubiertos.

Se espera, por otro lado, haber cumplido con el objetivo de poner sobre la mesa algunos de los temas que nos deben interesar a todos los usuarios de Internet, y ojalá, motivar a algunos de los participantes para que continúen organizando eventos y foros de discusión, así como acciones más concretas, como trabajar en propuestas de ley y/o proyectos de educación, difusión, acceso, y otros, que nos encaminen a lograr y mantener un mejor Internet en el país.

 

Las Redes Académicas Avanzadas son mucho más que tecnología

Del 3 al 7 de septiembre se llevó a cabo el evento TICAL (Tecnologías de Información y Comunicaciones en América Latina), que como todos los años, es coordinado y preparado por RedCLARA, la organización que reúne a las redes académicas de los países de Latinoamérica. Por una parte, durante los 3 primeros días, se presentan conferencias de utilidad a los directores de TI de las universidades, y en los 2 días finales se realizan reuniones de trabajo de las RNIE (Redes Nacionales de Investigación y Educación) de los miembros.

TICAL es la puesta en común de soluciones y avances en el uso, despliegue y desarrollo de tecnologías de información y comunicaciones en el ámbito de instituciones de educación superior. Es un evento que fue concebido para que los gerentes y directores de informática de las universidades compartieran las implementaciones específicas de tecnología en los campus universitarios.

Además de los desarrollos y nuevo servicios que muchas universidades de Latinoamérica comparten entre sí y con colegas y homólogos en el mundo, es importante la reflexión continua que hacen los administradores de las redes nacionales académicas, identificados con la misión de sus instituciones, acerca del papel que estas herramientas tiene en el panorama completo.

¿Por qué son relevantes las redes académicas para las universidades?

A pesar de que el origen de la red de redes, en septiembre de 1969, precursora de Internet, tuvo lugar entre cuatro universidades de Estados Unidos, y que fue la academia la que creó muchos de los cimientos de la actual tecnología, las universidades latinoamericanas no siempre aprovechan la tecnología.

Es importante enfatizar que las redes académicas avanzadas, la conectividad, los repositorios digitales, la supercomputación, el uso de equipos sofisticados y caros usando la red, las videoconferencias y videoclases, y muchas otras facilidades usando tecnología no deben ser adoptadas por las universidades por la razón de ser percibidas como modernas y actualizadas y como un argumento de mercadeo.

Este error de concepción manifiesta su realización cuando se nombra a los directores de tecnología de información de las universidades como representantes institucionales ante las redes académicas. Los directores de TI tienen un papel específico dentro de las instituciones de educación superior, que es garantizar, mantener y desarrollar una buena y estable operación de las redes, servidores, bases de datos y otros elementos operativos.

La visión estratégica es de los rectores y juntas directivas

Los desafíos de las universidades actualmente van mucho más allá de la conectividad y la dotación de tecnologías recientes en los campus, y la capacitación de docentes, la inclusión de tecnologías en las clases y el servicio de cursos en línea.

La internacionalización de los estudios, la cooperación entre universidades, los planes de estudio compartidos, las investigaciones colaborativas, las pasantías de docentes y estudiantes, la vinculación con el sector privado y el alineamiento con objetivos y planes de nación, sean o no liderados por los gobiernos de turno, son algunos de los temas relevantes estratégicos que los rectores y sus juntas de gobierno deben estar discutiendo permanentemente.

Por supuesto, la tecnología tiene un rol clave en esos debates, pero no hay excusa para delegar estas decisiones y visiones a los encargados de la función operativa de la tecnología en el ambiente universitario.

Si los líderes con poder de decisión en cada institución y en cada país no colocan en su justa dimensión el apoyo de la tecnología en esos objetivos, planes y metas a mediano y largo plazo, colocando a disposición los recursos adecuados, es difícil que la tecnología deje de ser para ellos apenas un argumento de venta de servicios educativos.

 

¿Qué puede hacer un joven en tecnologías para desarrollarse?

El 1 de septiembre se llevó a cabo el V Congreso Internacional de Ciencia y Tecnología de la Universidad Dr. Andrés Bello, con el lema “Herramientas de innovación para el avance de la sociedad, utilizando aplicaciones tecnológicas”, reuniendo a cientos de jóvenes estudiantes para escuchar ponentes nacionales e internacionales relatar y compartir sus experiencias y conocimientos.

Las presentaciones eran sobre temas variados de la tecnología actual, y fueron realizadas por expertos que trabajan en los respectivos campos de la tecnología, lo que permite transmitir, además de conocimientos teóricos, el valor de la experimentación, los errores y los aciertos que han encontrado en sus carreras.

Este tipo de eventos, organizados por las instituciones de educación superior en forma periódica, permite a los jóvenes estudiantes conocer en forma temprana en su formación profesional, un poco de la realidad profesional técnica, aportando a sus potenciales destinos profesionales la variedad de actividades y especialidades en las que pueden profundizar una vez graduados.

¿Qué ve un joven salvadoreño en tecnología estos días?

Gracias a estos eventos, que afortunadamente ocurren con relativa frecuencia, donde se reúnen profesionales y emprendedores en distintas áreas de trabajo y producción, se realizan por iniciativa de algunos promotores del desarrollo tecnológico del país que, sin necesariamente ponerse de acuerdo, buscan hacer una labor de difusión y motivación entre los jóvenes estudiantes.

Además de estos congresos, consideramos aquí otros eventos como el Juventour, desarrollado hace pocos días en CIFCO, los varios hackatones y certámenes de robótica y otras tecnologías que se organizan en nivel medio y superior del sistema educativo, encuentros que empresas de telecomunicaciones, periodísticas y bancarias desarrollan con alguna frecuencia, y reuniones convocadas por hubs y centros de coworking, incubadoras, aceleradoras y espacios de cohabitación tecnológica.

Por su temprana edad e inexperiencia de la vida productiva, y/o porque sus estudios aun no se encuentran en el nivel adecuado, es probable que a un buen número de los asistentes a los eventos no les termina de quedar claro la dimensión de futuro cercano y de posibilidades que lo que se les presenta les puede ofrecer.

Hay lugares para practicar y aprender más

Por fortuna, y de nuevo, gracias a unos pocos emprendedores inquietos, generosos y verdaderamente patrióticos, existen lugares en El Salvador donde se puede continuar o desarrollar el aprendizaje práctico de varias de estas tecnologías y tendencias contemporáneas, haciendo inversiones accesibles y razonables, y contando con el apoyo y asesoría generosa de sus fundadores y promotores.

Algunos de estos lugares son el Hackerspace San Salvador, la academia de videojuegos ArtCode, las empresas Spe3Dy, Kadevjo e Innbox, organizaciones como Asociación Conexión, La Casa Tomada, Insert, Nova, Impact Hub, Hub 170, Germina, y otros. También es importante citar la cooperación extranjera que está buscando apoyar a los emprendimientos, la innovación y la difusión entre jóvenes de estos conocimientos.

Entonces, la oportunidad que los jóvenes que tienen vocación tecnológica pueden encontrar actualmente tiene algunos componentes:

  1. Una formación teórica sólida, constante e integral,
  2. La definición del área en que, por gusto y vocación, este joven se especializará,
  3. Trabajo práctico, antes de graduarse, a modo de pasantía, aunque sea sin remuneración,
  4. Asistencia y participación atenta y activa en todos los eventos a los que puede presentarse,
  5. Vinculación con las personas, organizaciones y movimientos que pueden orientarle y, quizá, facilitar su inserción en el mundo productivo.

 

 

El Foro de Gobernanza de Internet de El Salvador

El próximo 12 de septiembre se llevará a cabo el primer Foro de Gobernanza de Internet en El Salvador. Si bien en nuestro país se ha desarrollado por 10 años el Día de Internet, y dentro del mismo se ha discutido sobre diversos temas que surgen de la utilización de esta herramienta, contando con la participación de personas y organizaciones de diversos sectores, de una forma abierta e inclusiva, será ésta la primera ocasión en que se realice este evento con su propio formato.Para coordinarlo, las organizaciones SVNet (comunidad técnica), Conexión y Capítulo ISOC (sociedad civil), RAICES (academia), CasaTIC (sector privado) y la Secretaría Técnica de Planificación (gobierno), participan en un grupo multipartito y multisectorial, aportando ideas y colaboradores para el evento, y cuentan con el apoyo de entidades internacionales, como IGFSA, ICANN, LACNIC, ISOC y UNESCO.

Gracias al aporte de algunos voluntarios, como ponentes, moderadores de grupos de trabajo y relatores, además de la supervisión de la logística que supone un evento de esta naturaleza, se espera poder obtener ideas, opiniones, insumos y discusiones sobre algunos temas que se consideren relevantes para la Internet salvadoreña.

El modelo de las 7 canastas

Además de las charlas que aportarán contexto, la idea es que haya una buena participación de los asistentes, y que estos provengan de todos los sectores que actúan, trabajan, utilizan y puede aprovechar, o no, las posibilidades que ofrece la red de redes. Para este fin, a lo largo de la jornada, se integrarán 7 grupos de trabajo, cada uno con un moderador y un relator, enfocados a uno de los 7 temas que constituyen las canastas, de acuerdo al modelo presentado en el libro de Jovan Kurbalija: “Introducción a la Gobernanza de Internet”, 7ª edición en español.

  1. Infraestructura y estandarización
  2. Seguridad
  3. Legal
  4. Económica
  5. Desarrollo
  6. Socio-Cultural
  7. Derechos humanos

Se espera que los moderadores sugieran temas de discusión dentro del ámbito de su canasta, provocando a los participantes en cada grupo para que discutan, debatan y propongan algunas medidas o pasos que podrían ser tomados, así como qué actores de la sociedad salvadoreña deberían involucrarse en potenciales futuras discusiones, en cada uno de los temas que salgan a discusión.

Resultados esperados

Es claro que no podrán ser discutidos, ni siquiera presentados, todos los temas que podrían ser de preocupación, o al menos deberían ser considerados por la comunidad, pero el objetivo del ejercicio es promover la discusión abierta de los temas en conjunto, y no necesariamente alcanzar algún tipo de consenso.

El papel de los moderadores y relatores es muy importante, pues además de conducir la discusión, promoviendo tocar varios temas, sin permanecer estancados en uno solo de ellos, minimizando la participación exclusiva de uno o pocos interlocutores, deben mantenerse muy abiertos para dar cabida a todas las opiniones, sin dirigir hacia una conclusión determinada.

Al final de cada una de las dos rondas de discusiones en grupos, por tema de interés, habrá una sesión plenaria donde los relatores presentarán, en un período limitado pero similar para todos los grupos, las principales temáticas y discusiones que hayan sido abordadas por cada grupo.

Posterior a este evento, los organizadores editarán, en aspectos de forma, y publicarán en el sitio web del Foro, las 7 relatorías resultantes de los aportes y discusiones de las partes que se hayan involucrado en las discusiones. De ninguna forma se pueden considerar éstas como acciones o sugerencias que sean representativas de la comunidad como un todo. Serán tomadas como insumos para continuar con debates en los respectivos ámbitos y con todos los posibles actores.

 

La transición a IPv6 dejó de ser un tema técnico para ser estratégico

Con el título de esta entrada se puede resumir el mensaje principal que LACNIC, por medio de su director ejecutivo, Oscar Robles, hizo llegar en reuniones presenciales durante esta semana a distintos actores y sectores interesados en los países del triángulo norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador.

En reuniones con funcionarios de gobiernos, empresarios del sector privado, entidades reguladoras de telecomunicaciones, proveedores de servicios de conectividad, académicos y funcionarios de universidades, así como instituciones regionales, como el Proyecto Mesoamérica, COMTELCA, y otras, el tema principal fue el llamado a realizar esfuerzos para promover con más énfasis la transición de IPv4 a IPv6 en la conectividad a Internet.

Aunque el diseño e implementación de IPv6 tiene ya muchos años de estar disponible, lo niveles de tráfico en Internet usando este protocolo aun son muy bajos, llegando en el mejor de los casos a un 25% aproximadamente a nivel mundial, con países, como El Salvador, en los cuáles el nivel es nulo, y otros en los que dicha cobertura es baja, sin que se vea claro la necesidad de hacer algo al respecto.

No alcanzará para nuevos usuarios

El tema de la transición a IPv6 es algo estratégico, o debería serlo, sobre todo para los países, líderes y gobernantes que, al menos en su discurso y declaraciones públicas, están buscando incrementar la cantidad de usuarios conectados a Internet en sus territorios.

Una vista breve a los números nos indica que, en la región latinoamericana y caribeña, el ámbito de trabajo de LACNIC, solamente quedan aproximadamente unos 300 millones de ciudadanos por conectar a la red de redes, y para hacerlo, la región solamente cuenta con unas 3 millones de direcciones IPv4. Un déficit muy grande, que no podrá ser cubierto por los proveedores si continúan sin incluir IPv6 en sus estrategias a corto plazo.

Adicionalmente, las demandas que Internet de las Cosas (IoT) están desarrollando para contar con más aparatos, dispositivos, sensores y actuadores, así como seres vivos, animales y plantas, conectados en tiempo real a Internet, y la millonaria industria que esta tendencia sumará a la actual economía mundial, también hará que sea necesario usar IPv6 más temprano que tarde.

A todos nos interesa y todos podemos hacer algo

Basado en estas realidades, es fácil concluir que a todos los sectores y actores, dada la propagación e importancia de contar con conectividad y la posibilidad de aprovechar Internet como herramienta de desarrollo, trabajo, comunicación, educación y difusión, nos interesa la ampliación de la cantidad de personas conectadas y la reducción de la brecha digital en todas sus formas.

Los gobiernos deben interesarse en que sus ciudadanos se puedan comunicar y realizar transacciones con las instancias del estado, así como mejorar la interacción de control y pago de impuestos, la transparencia en la gestión del mismo gobierno, y la evolución del gobierno digital.

Las academias, además de ser la cuna del desarrollo del conocimiento e, históricamente, la misma Internet, se deben preocupar por formar a los ingenieros, técnicos y profesionales de todas las disciplinas que darán soporte, mantenimiento, mejoras y usos provechosos a la red de redes, usando también la misma red para publicar, compartir y aprender nuevos conocimientos.

Las empresas privadas, no solamente las dedicadas a proveer la conectividad, sino todas las del sector informático, así como las empresas en general, también se interesarán por contar con más usuarios de Internet que puedan y necesiten utilizar los productos y servicios que ofrecen en venta como su núcleo de negocios.

Contrario a crear regulaciones que obliguen a los proveedores a tomar el camino de la transición a IPv6, que generarán anticuerpos y rechazo, una mejor estrategia, vista la experiencia en otros países, es buscar formar una especie de Coalición IPv6, formada por miembros de varios sectores, que busquen apoyar, motivar y fomentar, con incentivos positivos, que los proveedores de conectividad se muevan a IPv6 a la brevedad. La pelota queda en nuestra cancha.