Archivo de la categoría: Miradas estratégicas

Un Fab Lab en El Salvador abre sus puertas

Nuestro país, El Salvador, no siempre está entre los primeros que realizan y concretan algún desarrollo tecnológico relevante. Seguramente no es la única nación que, por las razones que sean, no alcanza a asignar una alta prioridad a estos temas. A veces, con suerte, nos convertimos en seguidores, y eso, aunque no es la solución a nuestros problemas, definitivamente puede ayudar.

Para lograr que cualquier nueva tecnología florezca y eventualmente se desarrolle con su propia idiosincrasia salvadoreña, es importante y necesario que haya una o unas pocas personas que sean persistentes, pacientes, optimistas y entusiastas, y con sueños focalizados y bien definidos, para buscar apoyos voluntarios en varios sectores.

Aunque los recursos sean escasos, difíciles de obtener y diluidos, si las ideas y propuestas son buenas, pero además cuentan con promotores decididos, que consideran una misión personal dar a conocer, fomentar y propiciar el conocimiento, instalación y difusión de las nuevas tecnologías, filosofías y movimientos basados en tecnología, seguramente los resultados pueden obtenerse.

Laboratorios de Fabricación Digital

La instalación de laboratorios de Fabricación Digital son un ejemplo reciente de este tipo de tecnologías y movimientos que es importante desarrollar y acompañar en países como el nuestro, pues suponen la apertura de una serie de oportunidades y posibilidades para jóvenes de todas las edades para involucrarse y conocer tecnologías que en corto plazo seguirán siendo relevantes en el mundo.

La fabricación digital ha venido creciendo en importancia y desarrollo tecnológico en los años recientes, con el surgimiento de los llamados impresores 3D, la gran variedad de materiales, tamaños y campos dónde la manufactura aditiva ha probado ser un gran apoyo, además de los miles de practicantes en el mundo, desde la academia hasta la industria, llegando a los usuarios finales.

Foto cortesía de Kako Valladares

Desde hace unos pocos años, y propiciado por el entusiasmo de un pequeño, pero creciente, número de personas, inicialmente motivados por Carlos Kako Valladares, en El Salvador se ha venido conociendo cada vez más detalles y ejecuciones concretas de estas ideas y propuestas. Así, pronto surgió la Asociación Fab Lab de El Salvador, una organización sin fines de lucro para impulsar este movimiento, y pronto también han ido apareciendo empresas e iniciativas como Spe3Dy Industries y otras.

El Fab Lab de la Escuela Americana

Con el apoyo, trabajo y la visión de muchas personas, ha entrado en operación recientemente el Fab Lab de la Escuela Americana de El Salvador, y se halla impartiendo cursos y talleres a sus alumnos y a personas externas, combinando las habilidades, destrezas y conocimientos de varios instructores y empresas acompañantes.

Del mismo modo que otros laboratorios de fabricación digital que, sin duda, pronto integrarán la comunidad “maker” salvadoreña, y otros lugares que también ya cuentan con algunos de los equipos y facilidades para prestar estos servicios, estas instalaciones, los talleres y cursos que se imparten en estos lugares, contribuyen en forma relevante a la formación de personas que pueden, a su vez, sumarse al trabajo de producción e incorporación de tecnologías.

Foto cortesía de Kako Valladares

Estos eventos y concreciones van sumando, y gracias a visionarios y personas que saben escuchar y valorar buenas ideas, aunque no sean propias, poco a poco se desarrolla un ecosistema de innovación, aprovechamiento de tecnologías y maduración de personalidades institucionales propias que aportan su creatividad, ingenio y experiencia, para que más jóvenes encuentren vocaciones que se alejan de lo tradicional, pero se ubican mejor en el mercado competitivo mundial.

Felicitaciones a todos los involucrados en concebir, aceptar, patrocinar, promover y mantener operativo y funcional el laboratorio de fabricación digital de la Escuela Americana en El Salvador.

 

Declaración de Cartagena y objetivos eLAC 2020

Del 18 al 20 de abril de 2018, en Cartagena de Indias, Colombia, se desarrolló la Sexta Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe. Como en las anteriores conferencias de esta naturaleza, coordinadas por CEPAL, se llegó a un consenso entre las naciones participantes para redactar y presentar una Declaración, así como una Agenda Digital.

Uno de los párrafos de la Declaración, establece un propósito que, de realizarse en todos los países, podría en efecto crear diferencias y orientar el rumbo del trabajo de varios actores y sectores de nuestra región. El texto es ambicioso pero bastante comprensivo de lo que debería suceder proactivamente en nuestros países. A continuación el párrafo en mención:

“3. Impulsar el ecosistema digital y el potencial de Internet para promover el desarrollo sostenible de la región mediante el impulso de la economía digital, la participación de los actores interesados en una gobernanza de Internet que proteja la privacidad, promueva el acceso a la información pública, fomente la seguridad de la información, promocione una cultura de confianza en el uso de medios digitales, combata activamente el cibercrimen, entre otras actividades, y promueva la certeza jurídica que requieren los usuarios del sector privado y los gobiernos;”

La Agenda Digital

De la misma forma, los delegados a esta reunión, bajo la orientación de los funcionarios de CEPAL, algunos de los cuales tienen una larga trayectoria trabajando en estos temas, acordaron una Agenda Digital, que es revisada y actualizada en cada una de estas reuniones. En no pocas ocasiones, las áreas, metas y objetivos planteados terminan quedando grandes a algunos de los países, que no hacen la tarea para buscar el logro de estas metas.

La Agenda Digital para América Latina y el Caribe (eLAC2020), recientemente acordada, incluye 7 áreas de acción y 30 objetivos, resumidos así:

Área 1. Infraestructura digital

  • Objetivo 1: Fomentar la elaboración e implementación de planes de banda ancha con metas concretas.
  • Objetivo 2: Impulsar políticas e incentivos para el despliegue y la operación de infraestructura y las tecnologías necesarias para el desarrollo de Internet.
  • Objetivo 3: Promover el uso de protocolos, tecnologías digitales y despliegue de infraestructura resiliente.

Área 2. Transformación digital y economía digital

  • Objetivo 4: Fomentar el uso de tecnologías digitales en las empresas.
  • Objetivo 5: Promover ecosistemas regionales de emprendimiento y acciones públicas y privadas.
  • Objetivo 6: Promover el desarrollo de fondos de capital de riesgo a nivel regional.
  • Objetivo 7: Promover el teletrabajo en los países de la región.

Área 3. Mercado digital regional

  • Objetivo 8: Promover una estrategia de mercado digital regional que incremente el comercio y la economía digital.
  • Objetivo 9: Impulsar medidas para la facilitación del comercio regional.

Área 4. Gobierno digital

  • Objetivo 10: Establecer e impulsar estándares de servicios digitales.
  • Objetivo 11: Impulsar el uso de componentes reutilizables y soluciones abiertas de gobierno digital.
  • Objetivo 12: Promover la adopción de una estrategia regional de estándares para la gestión e interoperabilidad de la identidad digital, la firma digital o electrónica avanzada, la apostilla electrónica y la historia clínica electrónica.
  • Objetivo 13: Promover iniciativas de gobierno abierto.
  • Objetivo 14: Promover el uso de sistemas digitales para compras gubernamentales.

Área 5. Cultura, inclusión y habilidades digitales

  • Objetivo 15: Impulsar el desarrollo y la incorporación de habilidades digitales y de pensamiento computacional en los procesos de enseñanza-aprendizaje.
  • Objetivo 16: Fortalecer las habilidades digitales avanzadas, técnicas y profesionales.
  • Objetivo 17: Promover la producción, oferta y uso de los contenidos, bienes y servicios digitales como condición necesaria para la inclusión de personas con discapacidad y personas mayores.
  • Objetivo 18: Masificar el acceso a servicios digitales y la producción y oferta de contenidos, asegurando la inclusión de toda la población.
  • Objetivo 19: Promover una cultura digital que incentive en los habitantes el desarrollo de habilidades y competencias digitales.

Área 6. Tecnologías emergentes para el desarrollo sostenible

  • Objetivo 20: Promover el diseño de políticas públicas apoyadas en la innovación.
  • Objetivo 21: Impulsar en los procesos de formulación e implementación de las políticas públicas y diseño de servicios digitales el uso convergente de diferentes tipos de tecnologías emergentes.
  • Objetivo 22: Promover servicios financieros digitales.

Área 7. Gobernanza para la sociedad de la información

  • Objetivo 23: Promover una perspectiva integral de igualdad de género.
  • Objetivo 24: Prevenir y combatir el cibercrimen.
  • Objetivo 25: Promover la participación de los países de América Latina y el Caribe en los procesos de gobernanza de Internet.
  • Objetivo 26: Fortalecer la institucionalidad de las entidades responsables de diseñar, implementar, dar seguimiento y continuidad a las políticas públicas de transformación digital y las agendas digitales nacionales.
  • Objetivo 27: Promover la coherencia normativa y coordinación regional.
  • Objetivo 28: Coordinar acciones orientadas a garantizar la privacidad, la protección de datos personales, la defensa del consumidor en línea, el acceso a la información pública y la libertad de expresión.
  • Objetivo 29: Mejorar la medición de la transformación digital y la economía digital.
  • Objetivo 30: Fortalecer la cooperación regional.

Como se dijo anteriormente, se trata de una agenda con objetivos ambiciosos, pero que al menos pueden constituir una guía para que los países, sobre todo los más rezagados, intenten adelantar y promover algunas acciones y políticas públicas que contribuyan a que las poblaciones y habitantes de la región puedan mejorar su desarrollo, nivel de vida y consolidación de una cultura digital, habilidad imprescindible en el mercado global actual.

Internet de las Cosas: elementos a considerar para que sea productivo

Desde 2011, se determinó que el 9 de abril de cada año se celebrara el Día de Internet de las Cosas (IoT Day) para concentrar la difusión, charlas, reflexiones, talleres y cualquier otra actividad que los voluntarios alrededor del mundo quisieran hacer para fomentar el conocimiento de un área de trabajo, diseño y comercialización que se viene convirtiendo en relevante cada vez más en la economía mundial.

Es clara la tendencia que existe en el mundo hacia el uso intensivo de la relación entre diversos objetos y dispositivos, con servidores y archivos de información, utilizando diversas tecnologías de comunicación hacia Internet, de forma que tal interacción sea económica, accesible, flexible y segura, distribuyendo de forma amplia la posibilidad de supervisar, observar, administrar y comandar artefactos en diversas ubicaciones.

Lo que se hace con IoT es, además de proveer “inteligencia” a muchas cosas, en el sentido de comunicar datos relevantes para que una máquina, remota o cercana, accesible a través de Internet, actuar según esa información, siguiendo algoritmos previamente codificados, incluyendo auto-aprendizaje, las computadoras puedan tomar decisiones y realizar acciones específicas.

Como motor de la economía

Hemos insistido por mucho tiempo que nuestro país, como otros que ya lo hacen desde hace años, se debería procurar incluir las tecnologías de información y comunicaciones como un motor del desarrollo económico y social, lo que significa que todos los actores y sectores estaríamos de acuerdo en tomar medidas y orientar esfuerzos a desarrollar y potenciar los elementos necesarios para ese fin.

Si éste fuera el caso, algunas de las industrias que estarían en pleno desarrollo, entre muchas otras, sería la dedicada a producir en escala comercializable objetos y dispositivos, o modificaciones a los actuales, para que correspondan a este gran campo de la Internet de las Cosas.

Al igual que las aplicaciones móviles y servicios en sitios web, estos servicios, diseños y productos cuentan con un mercado creciente a nivel mundial, y si la excelencia en la calidad se alcanza, se puede competir con relativa facilidad en un mercado mundial cada vez más exigente y con más necesidades en este amplio campo.

Elementos a considerar en la ruta de IoT

Si queremos aspirar a sumarnos a las legiones de emprendedores y empresarios que, a escala mundial, se están posicionando cada vez con mayor fuerza y definición en el espectro del mercado de Internet de las Cosas, deberíamos contar en El Salvador con al menos:

  • Recurso humano calificado y especializado: Nuestros técnicos e ingenieros deben estudiar mucho, mantenerse actualizados y enfocarse en unas cuantas de las áreas que sirven para producir la necesaria sinergia entre las distintas tecnologías que se encuentran, y se continúan desarrollando por Internet de las Cosas:
  • Facilidad de producción o importación de partes electrónicas y mecánicas: A diferencia de la producción de software puro, o hardware elemental, Internet de las Cosas requiere una buena integración entre la programación, la compresión de los sensores y actuadores, motores, interruptores, lentes, y muchos más elementos. Si no se cuenta con una disposición fácil de estos elementos, es difícil producir buenos productos y servicios.
  • Redes de Internet de alta calidad, seguridad, rendimiento y económicas: Muchos usamos Internet como medio de comunicación, transferencia de datos y entretenimiento, entre otras actividades, pero no es tan usada para que las cosas se comuniquen. Si queremos desarrollar productos que, por definición, usan Internet como medio para transferir datos, esta red debe funcionar con seguridad, velocidad y estabilidad, además de ser accesible.
  • Expertos en seguridad informática: El tema de la seguridad en las redes se está viendo más comprometido con la proliferación de más dispositivos conectados a la red sin precauciones o medidas que aseguren la seguridad y el acceso validado a los mismos dispositivos, y evitar que por medio de los mismos, incrementen y se faciliten ataques a otra infraestructura de las redes.

  • Escuelas y academias dedicadas al tema: El grado de especialización del conocimiento y experiencia necesarios para esta rama de la industria es todavía mayor que el que conocemos en nuestras actuales academias, facultades y escuelas. Será necesario invertir en desarrollar nuevos planes de estudio.
  • Facilidades y prestaciones para desarrollar empresas en el área: Como en todos los sectores de la economía, en éste y en cualquier país, los emprendedores que inician, no necesariamente tienen la experiencia para fundar, mantener y hacer crecer una empresa. Las facilidades para lograrlo deben ser desarrolladas.
  • Visión creativa: El mercado que se está abriendo en el mundo para los productos y servicios IoT es muy, muy grande, y está abierto a recibir una gran cantidad de propuestas, que deben venir de las mentes ingeniosas y creativas de las personas que comprendan la naturaleza de la combinación de hardware, software y redes para una gran cantidad de aplicaciones.

 

Las muchas, variadas y crecientes manifestaciones de la Inteligencia Artificial

La disciplina científica de la Inteligencia Artificial nos puede parecer todavía un producto de la ciencia ficción, propia de películas y libros llenos de trucos y efectos que buscan impresionarnos y causar en nosotros una admiración por el futuro que algún día llegará.

La realidad es que una gran cantidad de procesos, toma de decisiones, habilidades y acciones que por muchos años, y hasta fechas recientes se consideraban en el ámbito exclusivo de los seres humanos y sus capacidades mentales, reflexivas, analíticas, artísticas y filosóficas, están siendo más frecuentemente realizadas, con resultados cada vez mejores, por máquinas y programas de software sofisticados.

Los avances en varias disciplinas, como la nanotecnología, medicina y la informática, han permitido conocer más cómo funciona el cerebro humano, y científicos e investigadores de varias partes del mundo dedican esfuerzos, proyectos y recursos a emular porciones del pensamiento humano por medios no biológico, acercándonos más a la realización completa de la Inteligencia Artificial.

Procesos y metodologías para desarrollar IA

Una lista no exhaustiva de algunos principios y métodos utilizados por los científicos y desarrolladores de Inteligencia Artificial en productos específicos sigue a continuación.

Sistemas expertos
Una de las primeras encarnaciones de la IA, estos sistemas incluyen el desarrollo de reglas lógicas que permitan simular el proceso de toma de decisiones de expertos humanos. Se apoya en base de conocimiento, normalmente adquirido vía entrevistas a expertos humanos en un campo específico.

Redes Bayesianas
Basadas en la teoría matemática desarrollada por Thomas Bayes y publicada en 1763, el enfoque es determinar la probabilidad de eventos futuros basados en ocurrencias similares en el pasado. Algunos de los más exitosos filtros de correo no deseado (spam) se apoyan en este tipo de redes, conocidas también como “redes de creencias”.

Modelos Markov
Se basa en las cadenas Markov, un método desarrollado por Andrei Markov y refinado por Norbert Wiener en 1923, para determinar la posibilidad de que una secuencia de eventos ocurra. Se ha usado, por ejemplo, en trabajos de reconocimiento de lenguaje, y busca determinar la ocurrencia de ciertos patrones de sonido en los fonemas que se deben reconocer.

Redes Neurales
Este método emula un modelo simplificado de neuronas y conexiones interneuronales, en la que se comienza con las neuronas simuladas conectadas y con valores de fuerza sináptica establecidas al azar. Una vez inicia el proceso simulado, las neuronas dispararán su salida si se llega a un cierto nivel, y de este modo se va “construyendo” el conocimiento en el modelo. Se usan en reconocimiento de patrones, por ejemplo, en el lenguaje hablado.

Algoritmos Genéticos
Basados en el proceso evolutivo humano, estos algoritmos definen una forma de codificar varias soluciones a un problema dado, y habiendo definido los parámetros que se evaluarán en cada solución propuesta, se procede, por “evolución”, a quedarse con las soluciones más adecuadas y con mejores resultados, descartando las menos deseables.

Búsqueda Recursiva
Problemas como el juego de ajedrez, se pueden enfrentar creando árboles de posibilidades, considerando no solamente las posibles jugadas de uno, sino de ambos jugadores contrincantes. Este proceso, por ejemplo, se puede hacer por medio de la creación de escenarios en forma recursiva, hasta llegar a puntos terminales, y realizar la evaluación de ahí para atrás, en tiempos muy reducidos.

Combinación de métodos
Todos estos métodos, por supuesto, pueden combinarse para obtener el mejor aporte de cada uno de ellos.

Aplicaciones crecientes en IA

Por otro lado, el desarrollo de aplicaciones concretas de la IA también ha avanzado, un poco detrás de la depuración de los procesos y métodos explicados arriba. Muchos de los productos que usamos en la actualidad en varias de nuestras actividades, y lo que los dispositivos que nos rodean y que son parte de nuestras herramientas cotidianas, hacen uso de estas ventajas.

Sigue una lista no exhaustiva de áreas en que existen aplicaciones reales, comerciales y accesibles, en muchos casos, a cualquiera que las pueda adquirir. Esta lista se incrementa en forma continua.

  • Inteligencia en la milicia
  • Exploración espacial
  • Medicina
  • Ciencia y Matemática
  • Negocios, Finanzas y Manufactura
  • Fabricación y Robótica
  • Habla y Lenguaje
  • Reconocimiento facial
  • Entretenimiento y Deportes
  • Vehículos y medios de transporte
  • Búsqueda en línea
  • Vídeo juegos
  • Educación y distribución del conocimiento
  • Muchas  más…

No debe sorprendernos, entonces, el nivel de avance y desarrollo de la Inteligencia Artificial en el mundo actual. No es necesario esperar que aparezca el androide de la ciencia ficción que luce, habla, se mueve y reacciona como un ser humano, siendo un mecanismo no orgánico. Muchas de las piezas que vemos a diario son muestras parciales de la Inteligencia que las máquinas pueden producir, a velocidades mucho mayores que las que nuestro cerebro es capaz.

 

La Ley de Rendimientos Acelerados nos lleva rápidamente a la Singularidad

No solamente la tecnología cambia y se desarrolla a muy alta velocidad, sino también el ritmo y la rapidez con la que se logran esos cambios va aumentando cada vez más. En pocas palabras, esto es lo que nos asegura la Ley de Rendimientos Acelerados, enunciada y demostrada por Ray Kurzweil hace unos cuantos años, en su obra “La Singularidad está cerca”, entre otras.

Este descubrimiento, realizado al considerar la historia reciente de los avances en ciencia y tecnología, demuestra que los experimentos, hipótesis, modelos de trabajo y documentos publicados en la ciencia están provocando un gran desarrollo tecnológico que puede obtenerse de estos modelos, a velocidades y aceleraciones exponenciales, y no simplemente lineales. Claramente, Kurzweil hace una referencia, por oposición, a la Ley de Rendimientos Decrecientes, usada en economía.

Por otra parte, la Singularidad es un término que se usa en la ciencia para identificar un suceso que modifica radicalmente el ambiente o las reglas en un ámbito particular de una disciplina científica. Se denomina así pues casi nunca ocurre; es un evento único o muy especial.

Ray Kurzweil es un respetado y reconocido inventor, futurólogo, filósofo contemporáneo y escritor de libros y artículos, que ha acuñado, entre otros temas, la Ley de Rendimientos Acelerados, y ha predicho que llegaremos a la Singularidad en 2045.

La Singularidad

Gran parte de la visión innovadora de la historia explicada por Kurzweil y otros científicos es que la forma generalizada y la lógica aplicada para predecir el futuro es una que sigue el desarrollo lineal, aritmético y secuencial, cuando lo correcto debe ser aplicar una prospectiva exponencial, geométrica y disruptiva.

Ray Kurzweil. Traduccción del autor

Algo de lo que establece Kurzweil: “Un análisis de la historia de la tecnología muestra que el cambio tecnológico es exponencial, al contrario de la visión ‘lineal intuitiva’ del sentido común. Así que no experimentaremos cien años de progreso en el siglo XXI, sino que serán más como 20 mil años de progreso (al ritmo de hoy). Los ‘rendimientos’, tales como la velocidad de los chips y la relación costo-efectividad, también se incrementarán exponencialmente.

En el plazo de unas pocas décadas, la inteligencia de las máquinas sobrepasará la inteligencia humana, llevándonos a la singularidad (cambios tecnológicos tan rápidos y profundos que representen una ruptura en la estructura de la historia humana). Las consecuencias incluyen el surgimiento de inteligencia biológica y no biológica, software inmortal basado en humanos y niveles de inteligencia ultra-elevados que se expandirán hacia el universo a la velocidad de la luz”.

Intentando utilizar esta metodología que considera los rendimientos acelerados de las innovaciones, descubrimientos y alcances científicos y tecnológicos, se dice que esta Singularidad en la neurociencia, inteligencia artificial, y áreas clave como la Genética, la Nanotecnología y la Robótica (GNR) se está acercando a nuestro tiempo a una gran velocidad.

Algunos efectos en la economía

La Singularidad es un supuesto en el que en un cercano futuro una computadora portátil de $1000 podrá realizar todas los cálculos equivalentes a todos las cerebros de la humanidad en un segundo. Para cuantificar la velocidad de procesamiento en esta teoría se utilizan los MIPS (Millones de instrucciones por segundo).

Hay varios elementos en la economía que también han cambiado, y que muchos economistas y políticos aun no quieren admitir o simplemente no los ven: hay más inversionistas dispuestos a aportar grandes capitales a ideas y procesos de investigación que antes se veían con mucha duda y escepticismo; el valor agregado de los productos y servicios que se comercializan en la actualidad están moldeados por la cantidad de tecnología e investigación que les acompaña; los consumidores somos cada vez más expertos y exigentes de la buena calidad; etc.

Una pieza de ropa, una medicina, un servicio que antes no existía, un automóvil, la entrega de un paquete a domicilio, y prácticamente todos los bienes y servicios que podemos recibir hoy en día por medio de Internet tienen un valor mayor que el que obtenemos si nosotros mismos vamos a buscarlos a los almacenes. De ahí el auge de los centros comerciales virtuales y las plataformas de pago en línea.

En forma simultánea, miles de procesos de producción, calidad, provisión de servicios y productividad están siendo mejorados en todo el mundo, gracias al creciente poder, reducidos costo y tamaño, y facilidad de uso inclusivo de varias tecnologías, lo que nos acerca cada vez más, como ciudadanos, consumidores y seres humanos, a ese paso crucial que será la Singularidad.

 

 

¿Qué tan preparados estamos para la conectividad y su uso provechoso?

Todos los años, el Foro Económico Mundial desarrolla y publica un indicador que revisa en varios países, basado en datos duros, entrevistas y apreciaciones educadas, incluyendo una serie de indicadores que les permite adjudicar una puntuación a cada nación que establece aproximadamente el grado de preparación de cada uno para aprovechar la conectividad a la red.

El Índice de Preparación para la Red 2016 (Network Readiness Index) es un ejercicio académico que analiza diversas variables y estados de los países participantes para determinar, de alguna forma, qué tan cerca está el país bajo revisión de poder hacer uso provechoso de las tecnologías de información y comunicaciones. En anteriores entradas de este blog hemos conversado sobre este tema.

En su versión más reciente, correspondiente a 2016, el análisis hecho para El Salvador nos vuelve a clasificar en un estadio muy básico respecto a otros países en este tema, debiendo constituir este señalamiento como un nuevo aviso de los aspectos que deberíamos, como nación y comunidad, intentar impulsar. La siguiente gráfica muestra nuestra posición en cada uno de los 10 indicadores básicos que el índice mide. La puntuación mínima es 0, y la máxima es 7, siendo ésta la mejor.

Foro Económico Mundial. Traducción del autor

Los valores a continuación corresponden a El Salvador para 2016, y nos pueden dar algunas señales sobre lo que debemos mejorar en algunos de los parámetros en cualquiera de las 4 áreas que estudia el índice: Ambiente, Preparación, Uso e Impacto.

La posición y el puntaje de El Salvador

Los datos específicos obtenidos por el IPR para 2016 se presentan en la siguiente tabla, recordando que el mejor puntaje es 7.0 en cada categoría:

Foro Económico Mundial. Traducción del autor

Algunas reflexiones breves:

  • El puntaje más bajo se encuentra en los impactos económicos del uso y aprovechamiento de las TIC (2.8), lo que nos dice que no consideramos en absoluto a este sector como un potencial motor de la economía, y ciertamente nos falta mucho trecho para aprovecharlo para generar riqueza.
  • El mayor puntaje lo obtenemos en la accesibilidad financiera de los servicios de TIC (5.2), lo que significa que la competencia entre proveedores es buena; sin embargo, aun nos falta mucho en cobertura, puesto que aun estamos abajo del 30% de penetración de Internet (dato 6.2).
  • La mejor posición (32) la tenemos en la tasa de uso de telefonía móvil, que es de 144 por cada 100 habitantes.
  • Curiosa y paradójicamente, la posición menos favorable (121) la obtenemos en la tasa de cobertura de la red móvil, con 87.6% del territorio, siendo un país pequeño.

Sin duda se pueden obtener más conclusiones, ideas y reflexiones a partir de estos datos. Lo importante es que nos decidamos a hacer algo para definir a las Tecnologías de Información y Comunicación, y sobre todo las grandes posibilidades que nos da la red para mejorar nuestro nivel de desarrollo y calidad de vida.

 

 

League CA: un modelo a replicar, escalar, apoyar y difundir

Los grandes problemas necesitan propuestas creativas, innovadoras, abiertas y, hasta cierto punto, aventureras y arriesgadas. Los problemas de exclusión, reinserción y prevención de violencia son, lamentablemente, de gran tamaño y alcance en nuestro país, y caen en esta necesidad y definición.

La empresa League CA, ubicada en la zona franca de American Park y dedicada a la maquila de ropa casual y deportiva para unas 1,600 universidades en Estados Unidos, emplea aproximadamente unas 500 personas y exporta toda su producción a ese país, utilizando y cumpliendo estándares de calidad y productividad mundiales, lo que le ha significado incrementar el valor de sus acciones, cotizadas en la bolsa internacional.

Foto cortesía de League CA

Sus instalaciones y procesos de manufactura no difieren de otras empresas similares, al igual que la organización de personas que conduce, coordina, supervisa y dirige las operaciones cotidianas que les permiten cumplir con los compromisos que los equipos de venta acuerdan con los clientes actuales y potenciales.

Lo que hace a League CA admirablemente diferente a muchas empresas es la filosofía y el modelo que orienta la selección, contratación, desarrollo, compromiso y cuidado del personal que labora en ella: una buena parte de sus empleados son ex integrantes de pandillas, ex convictos y personas con alguna discapacidad.

Estudios y desarrollo personal incluido

Dentro de la empresa cuentan con una universidad en la que sus empleados deben estudiar una vez terminan su jornada de trabajo. Esta instalación académica dentro de la instalación industrial cuenta con al menos 6 aulas de diverso tamaño para las clases, un laboratorio para aprender el idioma inglés que recibe grupos de estudiantes cada media hora, y una vinculación con prestigiosas universidades nacionales para procurar una educación de calidad para sus empleados. También los gerentes son parte de esta formación continua (gracias por la invitación).

Foto cortesía de League CA

Por medio de la cooperativa de empleados, también han incursionado en el desarrollo de emprendimientos, conocidos usualmente como “start ups”, en sectores como la cocina y el mantenimiento de equipos electrónicos y electromecánicos. En estas empresas dentro de la empresa, empleados de la cooperativa ofrecen los servicios de alimentación regular a toda la planta, así como servicios de reparación y mantenimiento de equipos, con lo que generan algunos ingresos.

La educación, formación técnica y el estudio del inglés no son opcionales. Una parte importante de trabajar en League Central America es el compromiso individual y personal de desarrollar y cultivar la formación de competencias, habilidades y valores, para continuar con el empleo y participación de estos beneficios.

Para la sociedad salvadoreña, el beneficio social que se obtiene con este modelo de reinserción laboral es de gran valor; para cada persona involucrada proveniente de condiciones de vida desafortunadas, por decir lo menos, representa una oportunidad de redimir su pasado y reconstruir su rol en la sociedad.

Un modelo abierto, replicable y escalable

La experiencia acumulada por los gerentes, funcionarios, empleados y aliados de League CA, además de ser valiente, generosa y admirable, está abierta a que otros la repliquen, o bien pueda recibir apoyos de inversionistas, ya que al fin y al cabo es una industria rentable, de cooperantes internacionales, buscando una forma de canalizar el soporte, o de entidades públicas y privadas que lo puedan hacer.

League CA cuenta con presencia en Internet por medio de su sitio web (www.league91.com) y redes sociales propias al menos en Facebook y Twitter. Su historia y valiosa experiencia han sido conocidas y difundidas por numerosos medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales.

Foto cortesía de League CA

El concepto ha sido premiado y elogiado por propios y extraños, destacándose a nivel internacional con reconocimientos de talla mundial, como una actividad que ha generado frutos importantes y valiosos para la humanidad, en particular para la situación específica de nuestro país en la actualidad.

Es de gran relevancia continuar apoyando, difundiendo y, si es posible, promoviendo la replicación y escalamiento de este modelo, con las mejoras y ajustes que aun pueda recibir, pero conservando la esencia de servicio humanitario a la sociedad, y la demostración elocuente de que una actividad industrial, exitosa y rentable financieramente, puede simultáneamente ser una luz en el camino de los problemas sociales de un país.

 

 

Los valores fundamentales de Internet

En muchas organizaciones, acompañando la misión y la visión de la misma, se hacen explícitos los valores por los que dicha organización se mueve y encuentra su motivación básica. Como para las personas en forma individual, el concepto de valores representa el ideario o la filosofía que subyace a las acciones de la entidad, individuo o institución, y que las orienta de forma intrínseca.

La mayoría de usuarios actuales de Internet saben lo mínimo que necesitan conocer para realizar lo que quieren y necesitan hacer con esta herramienta, y probablemente no les interesa investigar más allá de eso. Aun así, en algunos casos es posible que experimenten alguno de los efectos negativos que los usuarios con malas intenciones provocan usando la misma red.

Muchas personas, empresas, instituciones y organizaciones en el mundo diseñan y ejecutan programas y aplicaciones de diversa naturaleza sobre la plataforma de Internet. Esto es posible porque todo el conocimiento que es necesario tener y las competencias que se deben completar para hacerlo están en el espacio abierto del conocimiento, y son accesibles para todos, independientemente de su intención, buena o mala.

Cuando Internet comenzó su desarrollo, los participantes, científicos e ingenieros en su mayoría, pensaban que diseñaban una herramienta que facilitaría compartir información y comunicarse entre sus colegas. No imaginaron que años después, su trabajo sería utilizado por la mitad de la humanidad (y creciendo), y menos aun, que sería usado para cometer delitos, abusos y acciones perniciosas.

Los valores fundamentales

Sin que fueran hechos explícitos en los momentos originales, años más tarde, y como parte de los grupos de trabajo del Foro de Gobernanza de Internet, llamados Coaliciones Dinámicas bajo la terminología de Naciones Unidas, un conjunto de personas se han dado a la tarea de rescatar y definir estos valores fundamentales de Internet. Estos son los identificados, por ahora:

Global: Internet es un medio global abierto a todos, independientemente de su geografía o nacionalidad.

Interoperable: la interoperabilidad es la capacidad de un sistema informático para ejecutar programas de aplicaciones de diferentes proveedores e interactuar con otras computadoras a través de redes locales o de área amplia, independientemente de su arquitectura física y sistemas operativos. La interoperabilidad es factible a través de componentes de hardware y software que se ajustan a los estándares abiertos, como los que se usan para Internet.

Abierta: como una red de redes, cualquier dispositivo, red, servicio, aplicación o tipo de datos (video, audio, texto, etc.) que cumpla con los estándares está permitido en Internet, y la arquitectura central de Internet se basa en estándares.

Descentralizada: Internet está libre de cualquier control centralizado.

Extremo a extremo: las características específicas de la aplicación residen en los nodos finales de comunicación de la red, en lugar de en los nodos intermedios, como las puertas de enlace, que existen para establecer la red.

Centrada en el usuario: los usuarios finales mantienen un control total sobre el tipo de información, aplicación y servicio que desean compartir y acceder.

Robusta y confiable: respetando los escenarios de mejor esfuerzo para la gestión del tráfico, la naturaleza interconectada de Internet y su densa malla de redes que se relacionan entre sí han hecho que sea robusto y confiable.

Si Internet evoluciona, ¿sus valores también?

Un tema relevante en la discusión acerca de valores, en general, es cuánto deben cambiar o adaptarse al tiempo. Sin duda, algunos de ellos deben prevalecer y permanecer en el tiempo, y varios deberían ser inmutables.

Pero dado que hablamos de Internet, y ésta es una tecnología que sigue experimentando mejoras, novedades y modificaciones, tanto en su tecnología básica como en sus aplicaciones para el usuario, quizá se debe revisar su mutabilidad, al menos en algunos aspectos.

Así es como se está desarrollando la discusión de si el valor “Libertad de daño”, o “Ausencia de daño” podría ser considerado como un valor fundamental de Internet. Si bien es algo deseable, pues la mayoría de usuarios de Internet no deseamos ni infringir y aun menos recibir algún daño por medio de la red, también podría prestarse a ciertos abusos, sobre todo de parte de la autoridad en cada país, usando el pretexto de este nuevo valor.

Los debates y discusiones continuarán, y aunque muchos usuarios actuales no tienen mucho interés, la difusión y propagación de Internet en el mundo nos debería motivar a considerar estos valores fundamentales como la base de propuestas de políticas públicas nacionales, convenios internacionales y leyes locales, para que todos logremos un uso productivo y, sobre todo, sano, eficiente, seguro, abierto y estable de la gran herramienta que es Internet.

 

 

Gobernanza de Internet: ¿cómo obtenemos lo bueno sin lo malo en Internet?

Del 18 al 21 de diciembre se desarrolla el 12º Foro de Gobernanza de Internet, en Ginebra, con la asistencia de más de 3 mil participantes de los más variados sectores, países, experiencias, ideologías e intereses. Sin embargo, todos tienen en común la creciente preocupación por mantener el uso y acceso a Internet más orientado al bien común y al interés público, con todo y lo difuso que esos conceptos pueden ser.

Como otras tecnologías en la historia, Internet no fue concebida con un mecanismo o diseño seguro que previniera que se utilice para concretar acciones delictivas, ofensivas o abusivas. Es una herramienta que facilita muchas actividades de comunicación y difusión, abriendo grandes posibilidades para compartir conocimiento y realizar trámites, investigaciones y negocios sin que importe la distancia o la diferencia horaria.

En su génesis, debido a la época en que fue concebida y a la filosofía de los ingenieros que la diseñaron y las personas que cabildearon para conseguir fondos, la red de redes nació con un espíritu abierto, transparente y de mucha colaboración generosa, en la que cualquier persona con ideas, talento y competencias, podía utilizar lo alcanzado por otra persona en el mundo, y construir sobre eso.

La relativa ingenuidad con la que se puso a disposición del mundo esta poderosa herramienta, pensando en un mundo ideal, libre de maldad y de picardía, hizo posible que aquéllos que buscan el camino fácil, que muchas veces choca y pone en riesgo el bienestar general, también pudieran utilizar fácilmente Internet para acciones incorrectas, nocivas o criminales.

Los Foros de Gobernanza de Internet

Auspiciados por la Organización de Naciones Unidas, y financiados por múltiples actores, que incluyen organizaciones internacionales como la Corporación Internet para Nombres y Números Asignados ICANN, la Sociedad de Internet ISOC, algunos países y algunas empresas, los foros de Gobernanza de Internet se han realizado durante los últimos 12 años, con una variedad amplia de temas que se presentan y discuten en paneles abiertos.

Aspectos como la neutralidad de la red, que ha saltado a la vista pública por la reciente decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos de derogar la sección de su reglamento que protegía dicha neutralidad; la protección de datos personales; los derechos humanos en Internet; la intervención de distintos gobiernos en el acceso de sus ciudadanos a sitios específicos en Internet, y otros temas, son presentados en este foro.

La gran incidencia que tiene Internet en la actualidad en todas las actividades humanas hacen prácticamente inevitable que, si bien se logran importantes efectos en el desarrollo de las comunidades y naciones que saben apostarle a esta herramienta estratégica, también hayan efectos que, en el mejor de los casos, sean controversiales, y en el peor de ellos, atentan contra algunos derechos, libertades y elementos de convivencia pacífica.

Activistas, académicos, ingenieros, gobiernos y empresarios

Durante los 5 días que dura el Foro, muchas personas con distintos cargos, roles, experiencias y responsabilidades en sus países y organizaciones, presentan hallazgos, investigaciones y, en algunos casos, propuestas para enfrentar los distintos y variados potenciales peligros, amenazas o disyuntivas que Internet ha propiciado, o está por hacerlo, en diversas regiones y situaciones a lo largo del planeta.

No hay decisiones ni declaraciones finales. No hay determinaciones vinculantes para nadie. Lo que se espera es abundancia en reflexiones, personales y grupales, matices y afinamientos de propuestas, apertura de ojos y oídos ante lo que se observa en varias ubicaciones en el mundo, y llamados a acción en algunos aspectos, considerados críticos para sus promotores y/o defensores.

A partir de este ejercicio comunitario, realizado bajo un modelo abierto de participación colectiva e individual, en igualdad de condiciones, con múltiples sectores y partes interesadas interviniendo, los grupos, individuos, organizaciones e instituciones, nacionales e internacionales, regresarán a sus lugares de trabajo y residencia, y posiblemente gestionarán la formulación de leyes, guías, reglamentos, manifestaciones, declaraciones, convenios y otros instrumentos que permitan el avance en los temas de su interés y preocupación.

Así, cada uno de los participantes, desde y hacia su radio de acción e influencia, contribuirá de la mejor forma posible a que sus conciudadanos, y aquellos que están en su proximidad física, social, política o legal, puedan continuar aprovechando lo bueno que Internet nos trae, reduciendo o siendo protegidos de lo que no es tan bueno, y que aun así, ocurre por medio de Internet.

 

Emprendedores con identidad e imagen propia en Internet

Mucho se habla de emprendimientos, innovación y creatividad, y muchos de estos emprendedores se asocian con el uso de la red de redes, Internet. Comprensiblemente, esta herramienta puede facilitar la publicidad, la comunicación, la difusión y por supuesto, la concreción de los negocios.

Se habla también de economía digital, publicidad en línea y mercadeo digital, y los emprendimientos y experiencias más exitosas que se citan en cualquier foro o conferencia de innovación y creatividad, independientemente del sector en el que se desarrollen, hacen un uso efectivo de Internet.

Se puede extrapolar, entonces, que innovación e Internet son conceptos que están relacionados íntimamente y que la inmensa mayoría de productos, ideas y servicios innovadores que en la actualidad compiten a nivel mundial para atraer un flujo importante de consumidores y clientes buscan también hacer un uso provechoso de la red.

Social networking Virtual communication. Vector illustration

Por otro lado, en el mercadeo actual, tienen importancia comparable tanto la idea del producto o servicio como su nombre o la marca con la que se identificará dicha propuesta, sobre todo bajo las tendencias que surgieron con la web 2.0, usando nombres cortos, con faltas de ortografía deliberadas y con identificadores únicos.

Nombres propios

La marca y la imagen pueden contribuir en forma clave en la acogida que se tenga del producto o servicio que se comercializa. Si se va logrando la masa crítica de consumidores y clientes que pueden dar buenas referencias del innovador servicio o bien ofrecido, es importante que estas personas satisfechas puedan referirse de una forma sencilla y atractiva, con un nombre descriptivo y que enganche a potenciales consumidores.

Hay muchos ejemplos de nombres que se fijan en la mente de los consumidores, de forma que cuando se menciona una categoría de bienes o servicios, dichas marcas pueden posicionarse en los primeros lugares en la mente de los usuarios, y a veces hasta convertirse en sinónimos de ese tipo de producto o servicio.

Este tipo de identificación, tan provechoso para cualquier marca, se construye con buena calidad sistemática y continua, y con una referencia de fácil memorización, compuesta de un nombre y una imagen. En el caso de Internet estamos hablando de un nombre de dominio propio, desde el principio.

Así, los emprendedores deben procurar contar con una idea comercializable que tenga un nicho de potenciales clientes, además de un modelo de negocios aceptable y realizable, un plan estratégico y operativo con su respectivo presupuesto de inversiones y de ejecución, y una marca o nombre distintivo que se asocie a lo que se ofrece.

¿Nombre de dominio o redes sociales?

Con la explosión y popularidad de las redes sociales, un fenómeno real y de alcance mundial que se apoya en la tecnología de Internet, se ha ido desarrollando una tendencia en los empresarios y emprendedores jóvenes de pensar que basta con mantener presencia en Internet por medio de cuentas y páginas en las redes sociales más populares en los mercados que resultan de interés.

Es importante reflexionar que un nombre de dominio propio existe en Internet por sí mismo, sin depender de otro nombre, el de la red social, por muy popular que ésta sea en un momento dado. En otras palabras, es más impresionante y favorable referir a “www.miempresa.com.sv”, en vez de “www.redsocial.com/miempresa”, sin mencionar que “redsocial.com” podría desaparecer o cambiar sus políticas inesperadamente.

La variedad de nombres de dominio de nivel superior (la partícula al extremo derecho de un dominio) ha crecido mucho en años recientes, superando la cantidad de 1,500, ofreciendo muchas opciones para registrar y usar un nombre propio, ya sea bajo el código de un país (como SV para El Salvador) o de uno de tipo genérico.

La recomendación para los emprendedores es, entonces, considerar registrar un nombre propio, con el cual establecer un sitio web, direcciones de correo propias y otros servicios, y combinar esta presencia en Internet con una vitrina o punto de entrada en las redes sociales. Éstas servirán como una forma de atraer y llevar el tráfico a un sitio web o portal, más estable y bajo el control completo del emprendedor.