La ley y el mundo digital

A medida que más servicios, dispositivos y actividades que forman parte de nuestra vida cotidiana hacen uso de computadores, microprocesadores y sofisticados programas de instrucciones, vamos modificando y adaptando en ese mismo ritmo nuestros patrones culturales y normas de comportamiento. Ante fenómenos de impacto tan masivo como éste, y al igual que en toda evolución de grupos humanos, para lograr una convivencia armoniosa, se vuelve necesario en algún momento decidir, como conglomerado social, si van a existir o no, reglas para orientar las conductas; y, si las van a haber, cuál será su alcance.

El mundo digital, caracterizado por la expansión de posibilidades respecto al manejo de información, representa uno de los avances más trascendentales del siglo XX en ciencia y tecnología. A la par de este logro y de lo que es cotidianamente impulsado por el mismo en otras áreas del quehacer humano, surge su antítesis: la posibilidad de hacer daño o causar perjuicios a personas y organizaciones, usando los mismos medios. De ahí que sea necesario al menos reflexionar y evaluar en El Salvador la pertinencia o no de crear leyes nacionales para diversos tópicos, surgidos del ámbito digital y electrónico, de los que se dan algunos ejemplos.

Privacidad y Habeas Data

¿Debemos tener derecho legal a decidir sobre la inclusión, actualización, publicación, y distribución de datos e información sobre nuestra persona y nuestros actos, contenida en bases de datos electrónicas? ¿Hasta dónde es correcto conocer información clínica, penal, y otras, sobre una persona, almacenada en archivos de distintas instituciones, como criterio de selección, por ejemplo, para un cargo laboral? Sobre esto ya existe alguna reflexión en el país, en al menos un libro: “La Protección de datos personales en El Salvador”, publicado por UCA Editores.

Libertad de expresión

¿Cómo se interpreta la libertad de expresión en un medio digital de alcance global? ¿Es lícito para un operador de un sistema de alojamiento de sitios web restringir o vedar la publicación de un contenido determinado por considerarlo inapropiado para su audiencia, en este caso, global? ¿Se puede “decir” lo que se quiera en el ciberespacio?

Material para adultos

La pornografía, el racismo, la violencia y hasta el proselitismo político o religioso, pueden ser considerados como material para adultos. ¿Hasta dónde las personas o grupos que publican estos materiales tienen derecho de expresión, dado que los medios utilizados en el mundo digital pueden no ser privados? ¿Sobre qué bases legales alguien que se siente ofendido puede presentar una demanda? ¿Y si la publicación se origina en un país en que tal acción es completamente legal?

Propiedad intelectual

Tanto en el licenciamiento de software como en el uso de derechos de autor, marcas registradas y otros, será necesario discutir y posiblemente adecuar nuevas y creativas legislaciones. Nuestro país ha suscrito Tratados internacionales de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual sobre Derechos de Autor y sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas que ya han sido actualizados y consideran el medio electrónico.

Validez de evidencias en la corte

En algunos países, la evidencia de un delito contenida en un video o una fotografía no es admisible en un juicio, sobre la base de que tales pruebas, en virtud de las potencialidades de la tecnología digital, puede ser alterada con relativa facilidad. Entonces, ¿bajo qué condiciones, si es posible identificar algunas, sería permitido presentar un archivo digital como evidencia, por ejemplo? ¿Un fragmento de audio o video?

Autenticidad de documentos

De igual modo, ¿cómo se puede garantizar la veracidad, autoría y/o firma de un documento que es generado por medio de tecnología digital? Elementos de la misma tecnología, tales como los microchips incorporados en documentos de identificación, información magnetizada en las bandas, y otros, intentan solucionar este problema. Las leyes deben ser modificadas para considerar éstas y otras soluciones. Aquí también hay algún avance en nuestro país, a través de la propuesta de Ley de comunicaciones y firma digital.

Fraudes, robos y crímenes electrónicos

Asumiendo que el crimen o el fraude realizado por medios electrónicos sea descubierto, ¿existe providencia en nuestras leyes actuales para acusar y condenar al autor de tales actos? ¿Cuáles son las evidencias requeridas? ¿Qué sucede si el ladrón o autor del fraude reside en otro país? Los primeros pasos pueden verse en la propuesta de modificación al Código Penal.

Infiltraciones y espionaje industrial

Dependiendo de los esquemas de seguridad establecidos en cada organización, los depósitos de sus datos podrían ser invadidos sin su autorización, con la posibilidad de obtener información que puede o no ser utilizada con propósitos adversos al bienestar de la organización infiltrada. ¿Hay penalizaciones en nuestro país para estos actos de invasión?

Comercio electrónico

De acuerdo a las legislaciones vigentes en muchos países, las facturas deben tener un soporte escrito en papel para que sean válidas y legales. Esto puede provocar que un comerciante salvadoreño no pueda completar el ciclo de su venta por medios electrónicos. En este sentido, la UNCITRAL (Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional) ha creado un modelo de Ley para el Comercio Electrónico, que los legisladores nacionales pueden usar como referencia. En el país ya hubo una propuesta de ley en el año 2000, que lamentablemente no prosperó.

Transacciones virtuales

Además de las comerciales, existen otras transacciones que podrían ser realizadas por medios electrónicos, al adecuar las leyes a las mismas. El pago de impuestos es un ejemplo. En nuestro país, el Ministerio de Hacienda ofrece la posibilidad de la entrega de declaraciones (Renta, IVA, etc.) y posterior pago en forma virtual.

Correos no solicitados

La cantidad de correos no requeridos, conocidos como “spam” o basura, es cada vez mayor en cada casillero habilitado. En otros países, algunas empresas que alojan sitios web incluyen como política la cancelación del sitio si se prueba que se envían correos basura del sitio en cuestión. También existen las “listas negras” para bloquear estos sitios.

Una referencia

Un buen sitio para mantenerse al tanto de estos y otros muchos temas más en que se vincula el derecho y la informática, es el de la organización Alfa-Redi. Entre la variada cantidad de información que contiene este sitio, se encuentra un observatorio de la legislación en los países de América Latina. Este es un buen punto de partida para cualquier esfuerzo serio en este sentido que se quiera hacer en nuestro país, o en cualquier otro.

Una propuesta educativa para la generación Net

Alguna vez mencionamos que hoy en día “los niños vienen con el ‘mouse’ bajo el brazo”. Igual significado tendría decir que “las nuevas generaciones traen la tecnología en los genes”, o hablar de “ciudadanos nativos digitales”, para referirnos a la generación de niños y niñas, adolescentes y jóvenes adultos que han crecido, jugado y aprendido comunicándose por medios y dispositivos que utilizan tecnologías basadas en la digitalización de la información.

Para esta generación, conocida por algunos como la “generación Net” o “generación Red”, la cultura y todo su estilo de vida ha estado permeado desde siempre por la presencia y el uso de estos artefactos tecnológicos. Es un grupo de personas más independiente, con más autonomía y con una mayor cantidad de información y conocimiento a su disposición, son una generación que “asesora a sus padres porque éstos no entienden Internet”.

Muchos de los adolescentes contemporáneos, en todo el mundo, viven una virtualidad real, y para ellos ya no se puede hablar de una realidad virtual, como hasta hace unos pocos años nombrábamos a esa simulación que se hace en las computadoras de los sentidos y las sensaciones reales. A través de las redes sociales, y la gran cantidad de formas, aplicaciones y eventos que les dan vida, los miembros de la generación Net comparten con sus allegados una importante parte de sus actividades, de sus expresiones, de sus sentimientos y de sus procesos de maduración y aprendizaje.

La esencia del web 2.0

El fenómeno web 2.0, hay que aclararlo, no es un movimiento tecnológico. Si bien se ha usado el estilo de nombrar versiones empleado en la identificación de paquetes de software, en el que se usa un entero y uno o varios decimales, no es un producto ni un dispositivo comercializado por una de las empresas famosas en tecnología informática.

Si bien la tecnología de las comunicaciones contemporánea ha sido un elemento importante, la realización de lo que se puede conocer como web 2.0 está mejor referido a la forma en que se relacionan las personas en el presente. Cronológicamente, podemos ver algunos hitos importantes en el siguiente gráfico:

Web 2.0 en el tiempo
Web 2.0 en el tiempo

En este sentido, la esencia de web 2.0, es “la promesa de una visión realizada: la Red, Internet, convertida en un espacio social, con cabida para todos los agentes sociales, capaz de dar soporte a y formar parte de una verdadera sociedad de la información, la comunicación y/o el conocimiento”.

Algunos de los principios de la web 2.0 y la nueva economía que la acompaña, la “Wikinomía”, son los siguientes:

* El servicio mejora automáticamente mientras más personas lo usan: Los usuarios agregan valor

* Se apoya en el poder de la Web para reunir la inteligencia colectiva

* Se trata de una web incremental, web viva, que puede actualizar su contenido a cada instante, en segundos, por medio de fuentes seleccionadas por cualquier persona

* Nuevos modelos y formas de negocio

* El activo clave no es el programa, sino el contenido

Los requerimientos de la generación Net

Si bien todos hemos desarrollado algunos niveles de exigencia respecto a los servicios que nos brindan terceros, es posible enumerar los requerimientos específicos de los nativos digitales, ante los cuáles ellos muestran un menor nivel de tolerancia que los que somos “inmigrantes digitales” (es decir, aquéllos que, al nacer, no contaron de inmediato con las herramientas tecnológicas modernas, sino han debido conocerlas y adaptarse a ellas en su edad adulta).

Requerimienos de los nativos digitales
Requerimienos de los nativos digitales

T-Box Planet: una propuesta web 2.0 salvadoreña

Nuestros niños, niñas y adolescentes, al igual que los demás miembros de la generación Net del planeta, se sienten a gusto con los mensajitos por celular, las fotografías digitales, los vídeos accesibles públicamente, y la posibilidad de participar en eventos, movimientos, y agrupaciones que se manifiestan por medio de la red Internet. La mayoría de nombres que aparecen en el cronograma anterior no les son extraños, ni en concepto, ni en utilización.

Y aunque no conozcan las fechas o las circunstancias en que surgió cada una de las innovaciones que dieron forma al fenómeno web 2.0, hoy son parte recíproca de su modo de vivir, de su manera de aprender y de su forma de expresarse.

Atendiendo a esa realidad, y con una buena experiencia didáctica a su favor, Futurekids ha iniciado la difusión y comercialización de la propuesta T-Box Planet, que es una plataforma integrada de herramientas web 2.0 para ser empleadas en la educación de los niños, niñas y jóvenes salvadoreños y de la región centro y latinoamericana.

Los principios de diseño de esta innovadora plataforma educativa son los mismos principios que subyacen en el fenómeno web 2.0: colaboración, autonomía, participación, multimedia, interacción, aprendizaje colectivo, trabajo entre pares. La idea realmente destacable es destinar una plataforma que es una colección de herramientas y componentes web 2.0 al servicio de la educación.

¿Qué hay en T-Box Planet?

La propuesta comprende, además de una plataforma en Internet, materiales didácticos de apoyo, tanto al alumno como al docente, así como soporte y apoyo técnico por parte de expertos técnicos y pedagogos que han utilizado la tecnología de información durante años para hacer más eficiente el proceso de enseñanza aprendizaje.

Esto significa situar el proceso educativo en “la misma cancha” en la que los miembros de la generación Net, los actuales educandos, se mueven a diario y en cada momento de su vida. La plataforma integra espacios para que los alumnos coloquen fotografías, vídeos, textos, y referencias a sitios web que sean de su gusto, y que hagan algún aporte, según su opinión, a los temas que se están aprendiendo en un momento dado.

T-Box Planet
T-Box Planet

Los estándares usados, la metodología empleada, los servicios ofrecidos y los beneficios obtenidos se presentan en la plataforma, de manera pública y abierta. Los docentes y alumnos que cuentan con un usuario autenticado, pueden tener acceso, en forma personalizada, a los servicios de Correo electrónico, Directorio compartido de sitios favoritos creado por los miembros de la comunidad, Creación y administración de Blogs, Galería de imágenes y fotografías, Galería de audio y vídeo, Portafolio electrónico, Mensajería entre miembros de la comunidad, Portal de actualizaciones de contenidos, Círculo de amigos y colegas, Creación y administración de Wikis.

Además, un docente registrado, cuenta de inmediato con una Webteca, o colección revisada de sitios web, clasificada según área del conocimiento; un Directorio de contactos, entre las personas registradas en la plataforma; acceso a BrainPop, una colección de recursos multimedia en español para apoyar el aprendizaje de una gran variedad de temas; acceso a WikiBox, una serie de publicaciones wiki sobre diversos aspectos; y acceso a Eduteca, un almacén de propuestas educativas contribuidas por los docentes que pertenecen a T-Box, independientemente del centro educativo donde laboran.

Una apuesta al futuro, ahora

Como dice uno de los principios de web 2.0, “el activo clave no es el programa, sino el contenido”. La plataforma T-Box Planet es apenas el medio para propiciar la colaboración de jóvenes salvadoreños entre sí y con los demás alumnos y docentes que se irán conectando a la misma plataforma, en otros países de la región.

Es la entrada al futuro, es la forma de propiciar la participación y el involucramiento de nuestros jóvenes en su propio proceso de aprendizaje, desarrollando las habilidades y competencias que los harán más adaptables a este entorno real actual que lo único que tiene constante es el cambio.

Carreras tecnológicas con enfoque local

Todos desearíamos que en nuestro país se produjera un salto cualitativo que mejore los niveles de vida, las perspectivas de desarrollo, y nuestro posicionamiento en el tinglado mundial. Incontables son los ejemplos de países, regiones y experiencias en el mundo que demuestran que eso es posible, y es por eso que no lo consideramos un sueño imposible.

 Sin embargo, a no ser que algo parecido a un milagro ocurra, la única forma de obtener esos ideales es por medio de decisiones, planes y acciones que, tomando la referencia de esas otras experiencias exitosas, provoquen el enrutamiento en la vía correcta. No es demasiada desconocida la estrategia: entre los componentes más notorios se encuentra la educación de la mayoría de la población, y el enfoque de la misma a disciplinas diferenciadoras, como las relacionadas con la Ciencia y la Tecnología, que busquen desarrollar nuestra ventaja competitiva.

El Modelo Educativo Gradual de Aprendizaje Técnico y Tecnológico, MEGATEC, desarrollado por el Ministerio de Educación como parte del Plan Nacional de Educación 2021, hace precisamente parte de ese enrutamiento en la dirección correcta. El nombre adoptado también transmite la idea del tamaño e impresionante imagen que transmiten las sedes MEGATEC.

 

MEGATEC LA Unión
MEGATEC LA Unión
MEGATEC Ilobasco
MEGATEC Ilobasco

Dicho brevemente, el modelo contará con una red de sedes en varias ubicaciones del país, y ofrecerán una serie de carreras tecnológicas que inician en el 1er año de bachillerato y pueden culminar en un grado de nivel técnico o en una carrera de grado superior, y todo ello teniendo como marco de referencia el aprovechamiento de las vocaciones productivas y el desarrollo geográfico de las localidades próximas a cada sede.

 Un planteamiento innovador

 El modelo tiene varios elementos que lo definen de una forma singular. Por ejemplo, cada una de las sedes es administrada por una institución de educación superior acreditada, lo que establece el nexo con el nivel profesional de los docentes y la calidad de los servicios ofrecidos. El modelo también define un grupo de instituciones de educación media articuladas a cada sede, de forma que los estudiantes de esos centros cuentan con una opción cercana a ellos, tanto geográficamente como institucional.

Distribución de Sedes MEGATEC
Distribución de Sedes MEGATEC

Otro elemento destacado es la articulación de las carreras ofrecidas, tanto a nivel técnico como universitario, con la vocación productiva local y regional de la zona. Consistente con el planteamiento descentralizador que presentara la Comisión Nacional de Desarrollo, este modelo focaliza la oferta educativa considerando las fortalezas del lugar.

El financiamiento a la demanda, por medio de un sistema de becas, permite apoyar la operación y mantenimiento de estas sedes, y a la vez estimula a los jóvenes de la zona a buscar la formación técnica de calidad, que les permita encontrar oportunidades laborales con mayor potencial.

Sedes en marcha

En fechas recientes han sido inauguradas las sedes de La Unión y la de Ilobasco, administradas respectivamente por la Escuela Especializada en Ingeniería ITCA-FEPADE, y la Universidad Católica de El Salvador. Además de estas sedes, formarán parte de la red MEGATEC los centros ubicados en Zacatecoluca, Sonsonate, Chalatenango y Usulután

Además de algunos planes educativos importantes, pero que se encuentran en otras instituciones, la oferta educativa de estas sedes comprende en varios casos carreras novedosas, con planes de estudio recién diseñados y acordes a la zona donde opera el MEGATEC.

En La Unión, por ejemplo, los muchachos y muchachas podrán estudiar y obtener, entre otros, grados técnicos en Gastronomía, Hostelería y turismo, Logística y aduanas, Administración y operación portuaria, Pesquería, Acuicultura, Electrónica naval y Mecánica naval, además de una Ingeniería en logística.

MEGATEC La Unión
MEGATEC La Unión

En Ilobasco, por su parte, algunas de las carreras ofrecidas comprenden los grados técnicos en Lácteos y cárnicos, Producción de frutas y legumbres, Gestión y desarrollo turístico, Diseño industrial, con especialidad en producción de artesanías y Enfermería, además de licenciaturas en Ciencias de la Educación con especialidad en Matemáticas, Inglés o Ciencias, así como licenciatura en Enfermería.

MEGATEC Ilobasco
MEGATEC Ilobasco

En Sonsonate, las carreras servidas son las de Técnico en sistemas y redes, en Ingeniería eléctrica, Telecomunicaciones, Mecánica industrial, Hostelería y turismo y Mercadeo. En Chalatenango serán los Técnicos en Ingeniería civil y en Turismo alternativo rural. Estos dos MEGATEC serán administrados por AGAPE.

MEGATEC SOnsonate
MEGATEC Sonsonate

Zacatecoluca ofrecerá los estudios para convertirse en Técnico en Mantenimiento de computadores, Ingeniería de sistemas informáticos, Electrónica y Logística global. Es relevante recordar que en esta sede operará el Centro de Reacondicionamiento de Computadores, parte clave del programa “Computadoras para mi Escuela”.

MEGATEC Zacatecoluca
MEGATEC Zacatecoluca

Constituida como una red que comprende todo el país, administrada por instituciones educativas de prestigio y reconocimiento, con un fuerte apoyo en forma de becas para los estudiantes, y con una cuidadosa selección y desarrollo curricular de las carreras que más pueden impactar a la región en la que se encuentra cada sede, este es un modelo que puede dar mucho de sí, y que tiene el potencial, con el tiempo, de brindar un componente importante al salto tecnológico que por tanto tiempo se ha buscado, y que le haría tanto bien a nuestro país.

 

 

El español que hablamos en el computador

Tal y como aseguran los expertos estudiosos de la evolución de las lenguas en cada cultura y país, el acervo de palabras, expresiones y formas de construcción en cada idioma va sufriendo transformaciones a lo largo del tiempo. Esto se debe, entre otras cosas, a la influencia global y a los nuevos elementos que pasan a integrar la cultura y la vida diaria.

Son pocas las disciplinas profesionales y tecnológicas que han experimentado una transformación y avance en tan corto tiempo como las vinculadas a la tecnología de información. Esto va desde la miniaturización de los circuitos integrados y microprocesadores, con sus millones de transistores, hasta los poderosos administradores de bases de datos, los lenguajes de desarrollo de aplicaciones y sistemas, y la gran velocidad a la que viajan los datos por todo el planeta.

Con el surgimiento de tantos nuevos dispositivos y la creación de tantos nuevos conceptos, también cobran existencia nuevos nombres, términos y expresiones. Estas nuevas palabras, habiendo sido originadas en otros idiomas, mayoritariamente el inglés, deben ser rápidamente incorporadas en nuestra lengua materna al mismo tiempo en que van siendo introducidos en nuestra vida, sin mucha oportunidad para ser traducidas o reemplazadas por términos creados para ese fin.

Por la misma velocidad, la personalidad cultural en cada país y región y la proximidad geográfica, es posible incluso que los nuevos términos sean asimilados en forma distinta de una nación a otra, aunque hablemos el mismo idioma.

Así, parafraseando al insigne Pedro Geoffroy Rivas, y solicitando la benevolencia de los lingüistas, es posible identificar algunos elementos del español que hablamos en el computador, y particularmente en El Salvador.

Difícil de traducir

Hay expresiones que provienen de frases para las que es difícil encontrar un equivalente en nuestro idioma. Así, es necesario “butear” la computadora (del término “boot”, bota) para inicializar la máquina. Cuando inexplicablemente deja de trabajar, hay que “resetear” el computador, y/o “setear” la configuración del “bios” en forma correcta. También puede suceder que se nos olvide el “paswuor”, que lo “tecleemos” mal, o que la solución sea tan elemental como “pusharle” el “suitch on-of” para que encienda.

Las bases de datos pueden no estar correctamente “indexadas”, por lo cual tal vez sea necesario recuperar el “bac-ap” más reciente o “bacapear” en ese momento la información. En alguna ocasión, el disco duro se puede “envirular”, y quizá haya que “formatearlo” por completo, con la posibilidad de perder información importante.

Al ofrecer una presentación sobre un tema particular, podemos usar una “laptop” o una “notbuk”, en conjunto con un “data show” o un “cañón” que nos permita proyectar nuestros “eslaids” con alta resolución, usando la mayor cantidad de “pixeles” que se puedan. Si no se entregan copias “printeadas”, algunos de los asistentes seguramente tomarán apuntes en sus “palms”, en los nuevos “blackberries” o en los “simples” celulares.

Los archivos que contienen los documentos, las presentaciones, las fotos y los videos, por ejemplo, pueden ser transportados en una “memoria USB”, “memoria flash” o simplemente “USB”, o pueden ser “quemados” en un “cidi”, “subidos” a algún “disco virtual” en Internet, o anexados a un “emilio”, “i-meil”, o correo electrónico (término usado frecuentemente en lugar de “mensaje”).

Españolización, traducción o adaptación

En otros casos, las palabras y frases se traducen o se adaptan. Así, es deseable contar con un servidor que sea “tolerante a fallas”, que tenga “fuente de poder” “redundante”, y que permita el “cambio en caliente” de sus dispositivos. También es importante al momento de adquirir un computador conocer si aun cuenta con “disquetera”, si trae o no “cartuchera” para hacer copias, conexión de “waifai” y cuál es la velocidad de su “cidirrom” o si su “divirrom” permite quemar los “dividís”.

Los dispositivos accesorios son también de relevancia, tales como el “ratón”, el “printer”, el “escáner” o “digitalizador”, el “ploter” y las tarjetas de sonido y de red. En un nivel más interno, también cuentan los puertos “usb”, “seriales”, “paralelos”, así como las ranuras vacías que permitan conectar dispositivos externos.

Con frecuencia hacemos verbos las palabras en otro idioma (fundamentalmente inglés) que sentimos más próximas a lo que queremos expresar. Por ejemplo, “tagueamos” los sitios web o las partes de un documento, “pinguiamos” una dirección en Internet para probar si responde, o “daunlodeamos” contenidos interesantes de la web a nuestra computadora.

El Web o la gallina: ¿qué fue primero?

Internet es otra fuente de nuevos términos. Así nos podemos “imeilear” algunos mensajes, “efetepear” los archivos y navegar en el ciberespacio. Los que administran sistemas deben tener cuidado con los “hackers” y los “crackers” que pretenden, a veces inescrupulosamente, “hackear” un sistema, saltando los “faierwols” o “paredes de fuego” y los “proxis” que hemos colocado.

Las páginas “web” son visitadas gracias a los “brausers” y a la velocidad de la conexión que nuestro “ISP” nos puede ofrecer. También podemos “chatear” con algunos amigos o buscarlos por medio de “Skype”, “Messenger”, “Facebook”, “Hi5”, “Wayn” y las demás redes sociales a través de la gran Red.

También podemos hacer “daunlod” de lo archivos, fotos y programas, o podemos “subir” nuestros propios “videos” a “Youtube” y otros depósitos de información en el mundo. Podemos deambular por el “blogcindario” o la “blogósfera”, y si no encontramos algo, podemos intentar “guglearlo” (a propósito, ésta es una de las acciones más frecuentemente realizada en Internet todos los días, en todo el planeta).

El castellano también aporta

Siendo uno de los idiomas más ricos, el castellano no podía quedarse atrás, y algunas palabras empleadas en la jerga han sido tomadas del español aceptado, en algunos casos aportándoles nuevas connotaciones. En España se utilizan “ordenadores” para trabajar con los “ficheros” que contienen la información.

En todo caso, en cualquier país, siempre puede ser necesario “abortar” un programa o una “sesión” ante un eventual problema, sobre todo si no se ha hecho una buena “depuración” de los programas “fuente” antes de “compilarlos” para crear los programas “objeto”, “ejecutables” o “binarios”.

Una red de computadores está formada por un servidor y varias estaciones, así como cables coaxiales o trenzados, o fibra óptica. Como parte de esa red pueden haber repetidores, puentes, enrutadores y hasta cajeros automáticos y puntos de venta. La conexión puede ser “cableada” o “inalámbrica”.

Si alguien se lo propusiera, podría construir una wikipedia (¡hablando de nuevos términos!) con todas las palabras, verbos y definiciones que a diario utilizamos y aprendemos en esta nueva época.

Lo más importante es que nosotros, los humanos que utilizamos estos dispositivos de tecnología reciente, lo hagamos en forma eficiente, tanto en forma aislada como en red, y que eso nos haga permanecer “enredados”, pero no tan enredados.