Un Club para compartir el conocimiento

La aplicación práctica y concreta de los avances tecnológicos como un mecanismo para impulsar la competitividad, la productividad y el control de calidad en nuestras empresas y organizaciones requiere que estas novedades sean conocidas, analizadas, probadas y, deseablemente, discutidas con otros expertos y profesionales, por parte de los tomadores de decisión de las instituciones.

Con frecuencia, el trajín diario de nuestras ocupaciones y responsabilidades, nos impide estar al tanto de los más recientes desarrollos de herramientas, tecnologías y conceptos en el área de la tecnología, privando quizá de este modo a las empresas donde laboramos de introducir aportes relevantes para su mejor desempeño.

Al estilo de los foros antiguos, en los que se podía conocer, reflexionar y discutir acerca de temas específicos de interés común, la existencia en nuestro país de una organización en la forma de un Club de amplia y abierta membresía, puede resultar en un apoyo clave para el avance de sus afiliados.

Un ajuste de nombre

Esta semana fue lanzado en nuestro país el Club TIC (Transferencia e Intercambio de Conocimiento), www.clubtic.org.sv, que venía trabajando desde hace más de cinco años bajo el nombre de Club de Investigación Tecnológica.

Logo Club TIC

De acuerdo a su propia presentación, el Club TIC es una asociación de empresas, universidades, instituciones públicas, organizaciones y personas naturales que tienen necesidades, intereses y objetivos comunes, que buscan mejorar su productividad, eficiencia, imagen, relaciones y rentabilidad por medio del intercambio del conocimiento acerca de las herramientas tecnológicas, los paradigmas y los procesos que se utilizan en el mundo contemporáneo.

Los afiliados al Club TIC pueden disfrutar, entre otros beneficios, de la asistencia y participación en charlas y conferencias técnicas periódicas, brindadas por expertos en cada uno de los temas abordados, garantizando de esta manera la actualización permanente de la información y el conocimiento necesario para mantener la competitividad de los afiliados, independiente del negocio al que se dediquen.

El Club de Transferencia e Intercambio de Conocimiento, Club TIC, www.clubtic.org.sv nació de la experiencia de haber representado durante cinco años en el país al Club de Investigación Tecnológica, www.clubdeinvestigacion.com, dando continuidad y mejorando las actividades y apoyos que se brindan a sus miembros.

El hecho de que se trate de una evolución en el nombre, tiene la ventaja de preservar lo ganado anteriormente. La experiencia acumulada, la segmentación de los temas, la convocatoria a los profesionales de los tópicos abordados, líderes cada uno en su disciplina, asegura que por medio del Club TIC, cada uno de los asistentes, representantes de los afiliados, genere ideas innovadoras para su negocio, a partir del conocimiento transferido.

Pero la renovación también brinda la ventaja de desarrollar una personalidad propia, responder de una mejor forma a las sugerencias e inquietudes de sus asociados, y proyectar los servicios a futuro.

¿Qué busca el Club TIC?

El objetivo principal es compartir conocimiento e intercambiar experiencias entre los representantes de las empresas afiliadas, colaborando así con los miembros a mantenerse al día en los avances tecnológicos, a conocerlos y aprovecharlos en el desarrollo de sus empresas o instituciones.

Una de las formas en que el Club TIC busca alcanzar este objetivo es a través de eventos mensuales en los que se exponen diferentes temas de actualidad, en desayunos que sirven para realizar charlas conducidas por expertos en su área, nacionales o extranjeros, que presentan estos temas de forma amena, breve y comprensible.

Algunos ejemplos de charlas brindadas en 2009 y 2010 son las siguientes:

  • “La Tecnología en Tiempos de Recesión”
  • “La Tecnología al Servicio del Marketing”
  • “Adwords y Analytics: Campañas on line para todo el mundo”
  • “RFID: La frontera actual en eficiencia en la cadena de suministro”
  • “Cloud Computing”
  • Video conferencia “Business Ecology” y “BPM Expert”
  • “Mobile Commerce: Comercio electrónico empresa a  consumidor”
  • “Video Vigilancia IP”
  • “Managed Services”
  • “Ciudades Digitales”
  • “Medios Sociales: ¿moda o tendencia?”
  • “Inteligencia de Negocios y Data Warehouse”
  • “Proyecto de Tecnología en el Actual Período Gubernamental”
  • “Proyecto: Incubadora de Empresas, GERMINA”
  • “ITIGES: Perspectiva TIC en El Salvador”
  • “Generaciones Interactivas”
  • “Inteligencia de Negocios y Cartografía Digital, como Herramienta de Políticas Públicas en el Gobierno”
  • “Mobile Apps Cross Platform : Symbian and Java”
  • “La Arquitectura Empresarial”
  • “Web 2.0 y Educación”
  • “Voz sobre IP (VoIP)
  • “Plan y Estrategia del Gobierno electrónico de El Salvador”

Valores agregados

El Club también desarrolla una monografía anual, en la que el tema se elige por votación a partir de las sugerencias de todos los afiliados. Estos materiales y documentos quedan después accesibles en el sitio web del Club, con acceso limitado a los propios miembros.

Una gran ventaja de esta organización es la procedencia multisectorial de sus miembros, lo que permite el intercambio de experiencias y conocimiento desde diversas perspectivas, así como la actualización de los eventos y desarrollos nacionales de variada naturaleza.

No menos relevante es la capacidad de “networking” humano del Club. Es decir, la construcción de contactos de negocio que se puede desarrollar como un valor agregado entre los expositores y los miembros del Club, o entre los mismos afiliados, al conocer las actividades, las personas y las propuestas de negocio dentro de esta comunidad.

Metas latinoamericanas para el 2015

Después de meses de consultas públicas a través de Internet, reuniones presenciales de las delegaciones nacionales, negociación de los términos de redacción, expresiones de las principales organizaciones latinoamericanas y caribeñas que se ocupan de los temas de sociedad de la información, y muchas horas de digitar textos, envío de correos, videoconferencias y llamadas telefónicas, esta semana se acuerda en Lima el documento conocido como eLAC2015.

El evento es la Tercera Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento de América Latina y del Caribe, y convoca a delegados de los gobiernos y a otros participantes del resto de la sociedad, que a través de presentaciones, paneles y debates específicos, intercambian sus opiniones, visiones y sobre todo, prioridades.

Además de las declaraciones y resoluciones generales, tiene particular importancia la sección del documento que incluye las metas que los países de América Latina y el Caribe, ya que se asume que estos logros serán revisados en el año 2015 en cada uno de los países de la región.

Si bien estas metas han sido formuladas después de debatirlas ampliamente, y considerando que los países mantienen un desarrollo desigual, sirven como un horizonte, una aspiración y una justificación para buscar fondos y recursos con el objetivo de acercarse a las mencionadas metas.

Las grandes áreas priorizadas

El formato del Plan eLAC2015, en la sección de metas, contiene para cada área considerada, un lineamiento y una serie de metas que reflejan la prioridad que se le ha dado a cada gran área.

Los grandes temas que han sido mencionados explícitamente, incluyen el acceso para todos, el gobierno electrónico, el medio ambiente, la seguridad social, el desarrollo productivo e innovación, el entorno habilitador y la educación.

Estos grandes temas, que de alguna manera reflejan la visión actual de los estados en nuestra región acerca de la sociedad de la información y del conocimiento, contienen lineamientos que muestran fundamentos filosóficos, políticos e ideológicos.

La cantidad de metas específicas en cada una de las áreas es como sigue:

  • Acceso: 6 metas
  • Gobierno electrónico: 4 metas
  • Medio ambiente: 2 metas
  • Seguridad social: 2 metas
  • Desarrollo productivo e innovación: 6 metas
  • Entorno habilitador: 2 metas
  • Educación: 4 metas

En total, pues, se trata de 26 metas que presentan acciones concretas, aunque deliberadamente se deja fuera, en la mayoría de casos, parámetros y valores concretos que deberían cumplirse para el año 2015.

¿Qué se busca con estas metas?

El proceso de construcción de estos documentos reúne a los representantes y asesores de los distintos gobiernos de la región que, además de sus principios políticos e ideológicos, tienen sus políticas públicas, leyes, proyectos y programas de gobierno en cada país, así como su propia situación en cada tema.

Esta variopinta experiencia sirve para que unos delegados mocionen, cabildeen, presionen o promuevan los temas y metas que le interesan, haciendo menos énfasis en otros. El resultado final es un documento con diversos estilos de redacción y una consistencia general, que sirve como base para que cada país defina sus propias prioridades.

En todo caso, es importante que cada nación, a través de los mecanismos que los gobiernos y sus pueblos puedan haber definido, de seguimiento a cada una de las metas propuestas, e intenten hacer que avancen cada una de ellas.

La referencia a un documento como eLAC 2015, eminentemente político, sirve como apoyo a los gobiernos, las comisiones nacionales multisectoriales, y a los organismos multilaterales de cooperación, para negociar financiamiento, ampliación de presupuesto, préstamos y obtención de fondos no reembolsables, así como la definición de nuevas políticas públicas en estas áreas.

Nuestro país ha participado de lleno en estos procesos, lo que abre las puertas a la consideración de que nuestros propios proyectos nacionales deberán buscar hacer avanzar las metas propuestas en eLAC 2015, en la versión ajustada para El Salvador.

Se buscan (o se hacen) emprendedores

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española, emprender significa “acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”, y un emprendedor(a) es alguien que “emprende con resolución acciones o empresas innovadoras”.

Es interesante comprobar que las definiciones presentadas confirman la intuición de que los emprendimientos suponen dificultades, peligros e innovación. Se trata de personas que desarrollan acciones que van más allá de un propósito sencillo y común, y que lo hacen en condiciones quizá adversas, o al menos desconocidas. Para lograrlo, cuentan con determinación, voluntad y capacidad.

Un país de emprendedores

Es importante e imprescindible contar con emprendedores en todo tiempo y lugar. Esa es la forma en que suceden las transformaciones, los descubrimientos y los movimientos que hacen avanzar a las sociedades.

En una economía globalizada, como la que vivimos en la actualidad, este concepto también se vincula con la competitividad de las empresas y los negocios, con sus posibilidades de sobresalir en un mercado bastante poblado, y en algunos casos, con las razones de supervivencia.

De aquí se desprende la importancia de contar con un grupo importante de emprendedores como parte de la población de un país. Son esos emprendimientos los que hacen que una persona, una organización y una nación generen riqueza y desarrollo.

Los emprendedores completamente natos son escasos. En los tiempos actuales, si bien es necesario que una persona cuente con ciertas características individuales, es de gran importancia enseñar y aprender a ser emprendedores, dotando a los y las jóvenes de conocimiento, herramientas tecnológicas y empresariales, aptitudes y valores.

Una semana de emprendedurismo

Del 15 al 21 de noviembre se desarrolla en El Salvador la “Semana Global del Emprendedurismo”, organizada y coordinada por varias instituciones que en el país se hallan comprometidas con el desarrollo de esta capacidad especial de emprendimiento en nuestros jóvenes y menos jóvenes.

Durante estas fechas, se realizarán exposiciones de ideas empresariales, Foro de emprendedores, Congreso de emprendedores, conferencias magistrales sobre emprendedurismo, mesas redondas, asesoría a jóvenes empresarios, cursos sobre desarrollo emprendedor, feria de emprendedores, seminario sobre emprendedurismo en redes sociales, seminario-taller sobre emprendimientos en web, etc.

Algunas de las instituciones participantes incluyen la Escuela Superior de Economía y Negocios, Escuela Especializada ITCA-FEPADE, Proinnova FUSADES, First Tuesday El Salvador, Universidad de El Salvador, Universidad Tecnológica, Torre Futura, FEPADE, Universidad Católica, Fé y Alegría, Universidad José Matías Delgado, y algunas alcaldías. El patrocinio principal es provisto por Kauffman (The Foundation of Entrepeneurship), Enterprise UK y RTI International.

El perfil de un emprendedor

A través de éstas y otras actividades más permanentes, es encomiable que se busque desarrollar esta inquietud, entusiasmo y, sobre todo, las capacidades intelectuales, en nuestros jóvenes, de forma que sus ideas y conceptos innovadores puedan convertirse, por ellos y ellas mismas, en emprendimientos ganadores y exitosos.

Algunas de las características que estos emprendedores deben desarrollar y cultivar, tanto hacia el interior de sí mismos, como en la forma de competencias y habilidades, son las siguientes:

  • Visión
  • Liderazgo
  • Persistencia
  • Tolerancia
  • Autoestima
  • Reflexión y abstracción
  • Capacidades
  • Competencias
  • Disposición a tomar riesgos
  • Orientación a resultados
  • Aprendizaje permanente

Seguramente se pueden agregar algunas más, y cada una de las listadas se puede desarrollar. Lo importante es continuar trabajando, como una estrategia nacional, en la germinación de esta actitud y aptitud en los y las jóvenes.

Una gremial de empresas TIC salvadoreñas

Es una necesidad desde hace mucho tiempo. Ha estado en la mente de varios empresarios salvadoreños visionarios. Se han desarrollado algunos intentos, sin poder concretarlos exitosamente. Sin embargo, se ha convertido en una importante y valiosa herramienta competitiva en el mundo, y su creación y uso no debe retrasarse más.

Se trata de constituir formalmente en El Salvador una asociación gremial de las empresas y organizaciones que desarrollan sus actividades comerciales, empresariales, industriales y de apoyo, en el sector de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC).

Muchos países cuentan desde hace años con este tipo de agrupación, y los frutos que han obtenido alcanzan no solamente a sus miembros, sino benefician a sus clientes, al gobierno, a la academia, a la población en general, así como ayudan a dinamizar la economía nacional en el rubro de las TIC.

¿Sirve de algo asociarse?

“La unión hace la fuerza”, reza el viejo adagio. Aunque todos hemos experimentado la certeza de esta aseveración, no siempre estamos dispuestos, o simplemente no alcanzamos a visualizar, las ventajas de crear y fomentar una instancia asociativa de esta naturaleza.

Por ejemplo, la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), tiene como misión “Impulsar el desarrollo sostenible del sector de tecnologías de la información y las comunicaciones, dinamizando los mercados, facilitando el crecimiento y globalización de sus miembros y poniendo énfasis en el desarrollo de las personas y la responsabilidad social.”

Para la Cámara de Tecnología de la Información de Paraguay (CTIP), por su parte, lo que buscan es “Promover el desarrollo de Tecnologías de la Información con calidad para exportación basado en el intercambio de información, experiencias y conocimientos entre las empresas nacionales e internacionales.”

La Cámara Boliviana de Tecnologías de Información (CBTI) ha sido constituida para “Integrar y alinear las acciones de los diversos actores del sector de Tecnología de la Información y Comunicación para impulsar su desarrollo sostenible y competitivo a nivel internacional y el progreso socioeconómico. Canalizando de manera eficiente la cooperación internacional para el desarrollo de la industria de las TICS en el país con responsabilidad social.”

Estos, apenas unos pocos ejemplos cercanos en países latinoamericanos con economías incipientes, nos pueden dar ideas acerca del potencial alcance que tienen las uniones de empresas y organizaciones en este sector.

El rol de las TIC los negocios

Siendo la economía global, es un hecho que, en buena medida, lo ha llegado a ser en una relación dinámica de causa – efecto – causa con el desarrollo de las TIC.

Además de que utilizamos estas herramientas tecnológicas para realizar negocios, desarrollar inversiones y formar alianzas en el mundo en todos los sectores de la economía, es impensable que el propio sector de las TIC no se adhiera a esta cadena mundial de suministros.

Conocemos de las experiencias de países que compran, a distancia, desarrollos de software, juegos de vídeo, aplicaciones para móviles, arte digital, adecuaciones de software de código abierto, etc., en una industria que mueve cientos de millones de dólares en todo el mundo, y que sin duda continuará creciendo en los próximos años.

Sin embargo, aparte de algunos casos aislados, muchos de nuestros empresarios y talentos salvadoreños en el área de las TIC aun no han ingresado al mercado mundial, a pesar de que existe la capacidad, así como las herramientas de comunicación que permiten, con relativa facilidad, exportar productos digitales.

La búsqueda y concreción de venta de servicios de desarrollo, prueba y empaquetamiento en todo el mundo es una de las funciones de una gremial de empresas dedicadas a la producción de software y de bienes digitales. Es más fácil para una asociación permanecer atento a posibles oportunidades, asistir a ferias comerciales, preparar proyectos para concursos, etc.

Competidores trabajando juntos

Quizá una de las razones por la que nos hemos tardado tanto para concretar esta alianza múltiple, es que llevarla a buen término requiere que todos sus integrantes cuenten con una visión que trasciende la competencia diaria entre empresas que hacen lo mismo en nuestro mercado.

Se trata de que organizaciones que se enfrentan diariamente en las licitaciones y los concursos en los que participan para ofrecer sus productos y servicios. No obstante, y sin dejar de ser competidores, deben actuar en conjunto, con objetivos comunes que están por encima de esa saludable y normal competencia en todos los mercados.

Algunos de los objetivos que se pueden perseguir con esta organización son:

  • Agrupar a las empresas que operan en el país cuyo giro está relacionado con las Tecnologías de la Información
  • Fomentar la colaboración entre los asociados
  • Promover la industria de la Tecnología de la Información y Comunicaciones (TIC) en El  Salvador e internacionalmente
  • Contribuir con el desarrollo y aplicación de la Tecnología de información en El Salvador
  • Crear un ambiente de negocios que genere el crecimiento equitativo para los asociados
  • Generar mercados a nivel interno y externo para los productos y servicios nacionales de TIC
  • Acompañar al gobierno en la formulación de políticas, leyes, programas y demás iniciativas que involucren a las TIC
  • Tener representación ante las instancias gubernamentales e internacionales para obtener beneficios que no se obtienen individualmente
  • Promover la estandarización en la calidad de los servicios y los derechos a la propiedad intelectual
  • Promover el desarrollo de acciones encaminadas a la formación de recursos humanos capacitados en la aplicación de las TIC
  • Difundir entre sus asociados los desarrollos que realice
  • Mantener relaciones y servir de enlace y representación ante los foros, grupos y eventos regionales y mundiales relacionados con la administración y operación de las Cámaras y Gremiales de TIC

Nota importante: La Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicación está en plena formación. Si su empresa está interesada en formar parte de este esfuerzo, deje un comentario en este espacio, para que los encargados le comuniquen la información pertinente.