¿Podemos insertarnos en un mundo modularizado?

En una misión de largo plazo, y gracias a la cooperación de Corea con El Salvador, se encuentra laborando desde julio de 2011 en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) de nuestro país el doctor Wonseok Hwang, consultor voluntario “senior”, experto en el desarrollo de empresas de tecnología de información y comunicaciones.

El doctor Hwang desarrolló una primera reunión con representantes de algunas universidades del país, para compartir ideas sobre la posibilidad de desarrollar una industria de fabricación de componentes para dispositivos electrónicos, y de esa forma ser parte de la cadena de valor del sector de la manufactura tecnológica que ha llevado riqueza y desarrollo a países como la nación de la que es originario el doctor Hwang.

Desde que se desarrolló y perfeccionó el concepto de la producción en serie y la separación en partes y etapas de fabricación de la mayoría de productos, se logró obtener los niveles de eficiencia y productividad que hacían rentable la industria manufacturera. Los bienes más sofisticados y complejos requieren varios niveles de agregación de valor al producto en proceso, desde la conversión de las materias primas hasta el ensamblaje del producto terminado.

Traducción propia de gráfica de Dr. HWang

El punto de partida de la argumentación es el cambio de paradigma que ha venido sucediendo en los años recientes en la cadena de valor de la industria electrónica: ninguna empresa y ningún país puede fabricar todos los componentes de un producto, y es necesario una distribución del trabajo y una especialización en la manufactura de las partes.

Traducción propia de gráfica de Dr. HWang

Algunos países extraen y procesan las materias primas, las exportan a los países que se encargan de transformar estas materias en partes o componentes primarios. Estas empresas o países, a su vez, consolidan, ensamblan y prueban estos componentes primarios, dando paso a componentes secundarios, módulos o subsistemas hasta que, finalmente, los fabricantes de productos terminados completan el proceso.

Experiencias en El Salvador

Si nos limitamos a la industria de dispositivos electrónicos, como una industria de alto rendimiento económico por la dosis de tecnología empleada, en el país han existido experiencias y planteamientos estratégicos en el pasado.

Por ejemplo, las fábricas de la empresa Texas Instruments, Inc. que operaron en el país hasta 1985 producían circuitos integrados, reguladores de voltaje y otros componentes electrónicos de sofisticada y compleja elaboración, que cumplían estándares internacionales, mantenían niveles de calidad comparables a las de los países más avanzados y se vendían a los fabricantes de productos terminados, tales como computadores, aparatos de medición, dispositivos, etc.

La empresa AVX Industries, en la zona franca San Bartolo, se mantiene fabricando capacitores cerámicos y de tantalio, entre otros productos, exportando estos bienes y habiendo recibido reconocimientos internacionales como planta independiente en normas CECC 30000 (Europea), lSO 9000 y QS 9000 (norma para la industria automotriz norteamericana).

Planteamientos estratégicos

Asimismo, hemos desarrollado planteamientos estratégicos que podrían habernos orientado hacia el logro de los objetivos de posicionamiento a nivel mundial como un país que es capaz de producir exitosamente partes, componentes y módulos en los mercados secundarios de fabricación.

Por ejemplo, la Política Nacional de Informática, elaborada por el Comité Nacional de Informática y aprobada por el CONACYT en 2000, establecía como su segunda gran línea estratégica: “Estimular el desarrollo de empresas dedicadas a la producción con calidad mundial de productos y/o servicios de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, así como propiciar alianzas estratégicas con empresas extranjeras del sector enfatizando la transferencia de tecnología”. Para lograrlo, se proponían 4 líneas de trabajo:

  1. Promover leyes y programas de apoyo que estimulen la creación de empresas de Tecnologías de Información y Comunicaciones y la producción y comercialización de productos y servicios informáticos.
  2. Promover la creación de políticas de incentivos especiales para inversionistas del sector de Tecnología de información y/o Comunicaciones.
  3. Garantizar a las empresas de alta tecnología que se instalen en El Salvador, condiciones económicas y fiscales estables y favorables.
  4. Identificar y promover el desarrollo y/o adopción y aplicación de estándares internacionales en los productos y servicios de Tecnologías de Información y Comunicaciones, tanto para el mercado local como para el de exportación.

Más recientemente, en 2006, el Programa ePaís, formulado por los varios sectores reunidos en la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información, fue menos ambicioso en este campo, y se limitó a insinuar tímidamente este sector, por medio de dos objetivos dentro de la línea estratégica de Industria TIC:

  • Establecer un ambiente atractivo para la inversión extranjera directa en empresas de TIC
  • Desarrollar una Industria de TIC competitiva con un enfoque al mercado externo.

Factores clave

El cambio de paradigma incluye el crecimiento en la actualidad de la industria de partes y componentes, el decremiento de la industria de ensamblaje y el surgimiento de una importante industria de distribución de los productos a nivel mundial.

Traducción propia de gráfica de Dr. HWang

Si a nuestro país le interesara desarrollar un segmento y un posicionamiento dentro de esta cadena de alto valor económico, al menos deberíamos considerar los siguientes factores clave:

  • Ponernos todos de acuerdo en éste y otros objetivos comunes: Revisar nuestros planteamientos estratégicos y ratificarlos, ajustándolos a la situación actual y buscando un compromiso real de todos los sectores.
  • Formar verdaderos clústers industriales: En el concepto de Michael Porter, los clústers industriales son alianzas y trabajo coordinado del sector privado, el gobierno y la academia. Este tipo de clústers podrían tener esperanzas de obtener resultados.
  • Buscar un aliado inversionista con trayectoria en el mercado: El campo de la alta tecnología o la manufactura de componentes electrónicos no puede iniciar de cero. De decidir entrar a este campo, nuestro debería buscar alianzas y prestaciones especiales para atraer la inversión de una corporación o maraca consolidada en el mercado mundial, ofreciendo las mejores condiciones para poder establecer una planta de componentes intermedios en el país, con la experiencia y tecnología de empresas con largo historial en el mercado.

Una gran feria tecnológica

Nuestro país se vestirá de fiesta en octubre cuando, del 19 al 23 de ese mes, se desarrolle en el Pabellón Centroamericano del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), por primera vez, la Feria TIC, la Feria de las Tecnologías de Información y las Comunicaciones. Se puede decir que octubre es el mes de la informática en el país, ya que el día 5 de ese mes oficialmente se celebra en El Salvador el día del Profesional en Informática.

A partir de una iniciativa conjunta entre los sectores público y privado de El Salvador, ha dado inicio todo el proceso de planificación, organización y coordinación de este gran evento, que sin duda marcará un hito especial en cuanto a presentación y difusión de los avances tecnológicos, los productos y servicios novedosos, y los proyectos informáticos que están realizando las empresas privadas, las entidades académicas y las instituciones del sector público.

Desde la ambientación del local hasta la oferta de entretenimiento, desde la presentación de las empresas comerciales y distribuidoras de software, hardware, dispositivos móviles, equipos de red, elementos activos y pasivos de seguridad informática, hasta los servicios que proveen las instituciones del gobierno a los ciudadanos y empresas, la Feria TIC será la vitrina más completa de lo que la industria local ofrece y de la utilización de las tecnologías de información y comunicación por parte de las empresas públicas y privadas.

El equipo multisectorial que conduce la realización de esta feria está conformado por la dirección de Innovación Tecnológica e Informática del Gobierno de El Salvador (ITIGES), Asociación Conexión al Desarrollo de El Salvador y Asociación SVNet. Como co-organizadores figuran la Asociación Salvadoreña de Profesionales en Computación ASPROC y la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicaciones CaSaTIC.

La más amplia temática

La concepción general del evento es del más amplio alcance dentro del hiper sector de las Tecnologías de Información y Comunicaciones. Todas las disciplinas, las ofertas y las implementaciones exitosas serán bienvenidas, expuestas, difundidas y compartidas con la gran cantidad de visitantes que podrán ingresar en forma completamente gratis a la Feria TIC.

Empresarios, profesionales, funcionarios, estudiantes, empleados, artistas y ciudadanos en general podrán conocer en un solo lugar lo que las entidades del gobierno están realizando con apoyo de las TIC, así como tendrán acceso a conversar con los encargados de difundir estos avances. Igualmente, podrán observar y comprender las principales ofertas de servicios, productos, equipos, programas de software, dispositivos, accesorios, computadores y la más completa gama de componentes TIC que las empresas privadas brindan a los salvadoreños.

Un aporte muy importante a la Feria TIC será suministrado por los patrocinadores, empresas e instituciones que hacen posible que El Salvador se mantenga al tanto y avanzando en los aspectos informáticos que pueden contribuir al desarrollo de las personas, las organizaciones y el país. Entre estos patrocinadores se pueden contar a la fecha con Grupo Dutriz Multimedia, Microsoft, GBM y Datum, y la lista continua creciendo.

Eventos dentro de la Feria TIC

Además de los espacios individuales en los que se mantendrán expuestas las demostraciones y presentaciones de las iniciativas tecnológicas que las entidades públicas y privadas han desarrollado, se realizarán dos importantes eventos: el Congreso de Informática (ConInfo), auspiciado por ASPROC, y el Congreso Go-TIC, organizado por CaSaTIC.

El Congreso de Informática se desarrollará los días 19 y 20 de octubre, y comprende una serie de charlas y conferencias dirigidas a los profesionales, técnicos, estudiantes y público en general, con temáticas diversas de gran interés para todas las personas en este campo. El ConInfo se ha venido desarrollando en los últimos años con creciente apoyo y asistencia de los muchos profesionales dedicados a la disciplina TIC.

Por su parte, Go-TIC es una novedad este año, y se trata de un encuentro concebido por CaSaTIC, la cámara que asocia a las principales empresas privadas salvadoreñas del sector TIC. Cumpliendo sus objetivos de promover el sector gremial de las empresas en el área de las TIC, así como crear y mantener estrechas líneas de colaboración con las instituciones gubernamentales, el Congreso Go-TIC tendrá como principal audiencia a los funcionarios y directores de tecnología informática del gobierno, quienes a través de la presentación de las herramientas y experiencias que las empresas de tecnología a nivel mundial, podrán conocer, visualizar y compartir los más recientes avances en la gestión gubernamental apoyada por las tecnologías de información y comunicación.

Adicionalmente, se contará con un completo programa de entretenimientos, aprendizaje, experiencias compartidas, ofertas, buenas noticias y otras sorpresas, combinando diversión con información y conocimiento.

La Feria TIC 2011 de El Salvador será, con el apoyo y la presencia de un importante grupo de instituciones y empresas, de los sectores público, privado y académico, un evento que no podemos perdernos.

De fútbol, política y computación, ¿todos sabemos un montón?

El fútbol y la política son dos temas que nunca faltan, tanto en los medios de comunicación como en las tertulias y reuniones informales entre amigos, familiares y conocidos.

En ambos temas, la mayoría de personas tiene opiniones, propuestas, capacidades y, aparentemente, competencias, para formular críticas y sugerencias a los directores técnicos y a los deportistas, así como a los funcionarios públicos y a los candidatos de todos los equipos y todos los partidos.

No es extraño ser testigos, y a veces, partícipes, de debates y discusiones, en ocasiones en tonos más altos de lo que recomienda la prudencia, entre dos o más personas a propósito de un partido de fútbol entre dos equipos rivales favoritos, o bien en torno a un decreto, una declaración o una acción de un miembro de la clase política nacional.

La mayoría de estas discusiones, desarrolladas en ambientes amistosos y coloquiales, no tienen trascendencia real, y sirven solamente para que los participantes expresen y desahoguen sus inquietudes, molestias o incluso frustraciones, ante hechos específicos en el campo deportivo o en la palestra política.

Computación al alcance de todos

Desde hace algunos años, comenzando en la década de 1980 al aparecer comercialmente la Computadora Personal (PC), las posibilidades de que cada vez más personas, sin tener estudios especializados en computación pudiera hacer uso de estos dispositivos tecnológicos, ha ido acercando la tecnología de información y comunicaciones (TIC) a la generalidad de la población, tanto en accesibilidad financiera como de uso, incrementando las formas en que se pueden realizar eficientemente las actividades diarias.

El acercamiento y popularización del uso de las computadoras y otros dispositivos informáticos, aunque es más evidente en las generaciones más jóvenes, afortunadamente se propaga cada vez más entre adultos mayores, independientemente de su formación o experiencia previa.

Los diseñadores de los componentes físicos y de los programas de computadora que existen en los celulares, dispositivos móviles, tabletas, impresores, laptops, notebooks y computadores personales han hecho un excelente trabajo poniéndose de acuerdo entre marcas y modelos diversos para usar normas y convenciones comunes, lo que permite que el aprendizaje operativo alcanzado en un equipo sea reutilizable en otros dispositivos: distribución del teclado, ubicación de teclas importantes, símbolos universales, etc.

Sin duda, esta facilidad de uso y operación, así como la erradicación del temor a equivocarse al presionar una tecla indebida, sobre todo por parte de los jóvenes, ha logrado que la curva de aprendizaje de la mayoría de personas ante un nuevo paquete de software o un nuevo dispositivo tecnológico (“gadget”) sea bastante menor que hace unos pocos años.

Macro-decisiones basadas en micro-experiencias

Sin embargo, de tener experiencia, poca o mucha, en el uso de aparatos tecnológicos, a contar con la capacidad de decidir o recomendar las soluciones tecnológicas para desarrollar en una empresa, aun existe un largo trecho.

En el fútbol son los directores técnicos, los preparadores físicos y los entrenadores los que deben conocer a sus jugadores, estudiar a los rivales, comprender las reglas de juego y las leyes de la física, planificar y desarrollar las medidas tácticas y estratégicas para presentarse a un juego. Esto ocurre en forma independiente a los que los aficionados pueden plantear.

En la política, de igual modo, hay personas que se dedican a estudiar, reflexionar y analizar las decisiones y las acciones que llevan a cabo los presidentes, ministros, diputados y funcionarios, y a partir de la comprensión del entorno social, económico y político, pueden realizar un estudio más completo que el cualquier persona puede desarrollar en una tertulia.

En computación o informática, dado que es una disciplina bastante joven, se encuentra cada vez más diseminada y con muchos usuarios, además de que avanza y cambia diariamente, no es fácil mantenerse al tanto de todo lo que ocurre en todas las áreas.

Existe un riesgo de trivializar el esfuerzo y las competencias que se requieren para analizar las opciones tecnológicas, planificar proyectos informáticos e implantar soluciones computacionales.

“Mi amigo, que no sabe mucho de computación, lleva el control de su tienda en una hoja de cálculo electrónica; ¿cómo es posible que en las empresas grandes no puedan hacer algo similar con todos los expertos técnicos y profesionales de computación que tienen?”. Aunque se tiene una idea buena, aquí se pierde la diferencia de escala, proporción y complejidad tecnológica.

“Mi hijo de 15 años sabe configurar su teléfono celular, mi laptop y sus cuentas de correo y de redes sociales; no puede ser que nuestro departamento de TI no sean capaces de proveernos de una buena velocidad de conexión a Internet”. Administrar las opciones libres de uso de varios equipos y personas dentro de una empresa no es lo mismo que configurar los equipos caseros para usos personales.

Zapatero, te confío mis zapatos

Esta característica de la evolución y la apropiación de la tecnología es comprensible. Sin mayor reparo, opinamos libremente acerca de la alineación y estrategia que nuestra selecta (sea la de liga o la de playa) debe plantear ante el rival. También argumentamos porqué éste o el otro partido político tiene posibilidades de ganar las elecciones si designa a tal o cual persona como candidato. Gane un equipo u otro, gane un candidato u otro, le hayamos atinado o no, a la larga no tiene mayor relevancia nuestra apreciación.

Cuando se trata de definir la estrategia tecnológica de una empresa no deberíamos tomar la misma actitud. Hay mucho más en juego si tomamos macro-decisiones en base a micro-experiencias aisladas. Se puede opinar, pero lo más razonable es confiar en las personas que hemos contratado para este fin y se dedican a esta disciplina como su forma de vida profesional.

El grado de especialización que el área de las tecnologías de información y comunicaciones demanda en la actualidad hace difícil que incluso estas decisiones trascendentales para la empresa en su desarrollo tecnológico sean tomadas por personas profesionales en forma individual. El trabajo y discusión en equipo, con argumentos y planteamientos tecnológicos, deben ser otro de los componentes importantes de estas decisiones.

De clústers y gremiales: asociatividad en tecnología

El anglicismo “cluster”, que significa racimo, grupo o conjunto, se utiliza frecuentemente en español, como clúster, y se refiere a un grupo de equipos, organizaciones o cosas que se ensamblan juntas o se reúnen para realizar acciones o actividades en conjunto para lograr un propósito común.

La idea de constituir clústers en una industria específica no es nueva. Particularmente, en el caso de las tecnologías de información y comunicaciones en El Salvador, desde 1998, año en que se constituyeron los clústers en varias áreas de la economía (café, plantas ornamentales, pesca, miel, turismo, artesanías, etc.) también se creó el primer clúster de tecnologías de información.

Con el concurso de varias empresas y personas, se inició el trabajo colaborativo definiendo objetivos y estrategias comunes. La misión de ese clúster se expresaba como: “Promover y desarrollar el sector de las Tecnologías de la Información y su inserción exitosa en el mercado global para alcanzar la competitividad, mejores oportunidades de negocios y así contribuir al desarrollo sostenible del país, mediante la formación de alianzas estratégicas, la inversión en el capital humano, la integración de la tecnología y la promoción de un entorno propicio”.

Sin embargo, las condiciones no se dieron adecuadamente para que este clúster terminara de desarrollarse, y si bien se obtuvo el financiamiento del BID para desarrollar un diagnóstico de los posibles nichos de tecnología en los que nuestro país podría incursionar, no se logró hacer mucho más.

El concepto económico de clúster fue popularizado por el economista Michael Porter el año 1990, en su libro “La Ventaja Competitiva de las Naciones”, y suponía la integración de los actores relevantes de un sector específico de la economía de un país. Esto es, no solamente las empresas productoras o comercializadoras del producto o servicio concreto, sino también universidades, centros de investigación, empresas de mercadeo, dependencias gubernamentales, y otras instancias que pueden aportar a los objetivos comunes.

Otras iniciativas y esfuerzos

Después de la disolución y desilusión de esta primera experiencia, se constituyó una segunda versión. Esta vez se concentró el enfoque en una rama específica de la industria TIC: el desarrollo de software. A partir de esta convocatoria, y después de algún tiempo de trabajo, se logró constituir el grupo asociativo Exsource Group El Salvador, reuniendo en su seno al menos a 13 empresas que desarrollan software en El Salvador.

Este grupo asociativo ha continuado su labor a favor del sector salvadoreño de desarrollo de software, logrando cooperaciones importantes con las organizaciones internacionales de apoyo y vinculándose con grupos similares en otros países.

Más recientemente, se ha constituido en El Salvador una gremial del sector amplio de las tecnologías de información y comunicación en el país, denominada Cámara Salvadoreña de Tecnologías de Información y Comunicaciones (CaSaTIC), asociando a más de 26 empresas y organizaciones que desarrollan sus actividades productivas y comerciales en el sector tecnológico.

Estos grupos asociativos salvadoreños se mantienen activos, realizando eventos, talleres y reuniones, preparando proyectos y documentos que fomenten las buenas prácticas, la capacitación profesional y el apoyo gubernamental para desarrollar el sector TIC salvadoreño.

Impulsando la asociatividad

Por ejemplo, con el apoyo de la cooperación alemana a través de GIZ, Exsource Group realizó recientemente un taller llamado “IT Cluster Development in El Salvador – Promoting Exports and Building Capacities”, impartido por el consultor internacional Lucas von Zallinger.

Entre otros temas, el taller cubrió los temas críticos de la conformación de clústers en el sector de Tecnologías de Información y Comunicaciones:

  • Administración de clústers de TI
  • Estrategia del clúster
  • Estructura organizacional
  • Servicios del clúster
  • Mercadeo del clúster
  • Financiamiento del clúster
  • Administración de información y conocimiento
  • Lecciones aprendidas

El argumento principal para conformar clústers de cooperación es la evolución de la economía, tal como se refleja en la siguiente figura.

Elaboración propia, basada en presentación de Lucas von Zallinger

Las lecciones aprendidas por iniciativas similares en otros países establecen que no es fácil lograr resultados con estos clústers y asociaciones gremiales. Las empresas deben comprender las posibilidades y oportunidades que se pueden obtener al trabajar en grupo, pero también deben estar dispuestas a contribuir con sus aportes financieros y parte de su tiempo, por una parte, y a ser pacientes para trabajar por los resultados, por otra.

Una buena noticia es que CasaTIC y ExSource Group han acordado mediante un convenio de trabajo mutuo, fomentar los lazos y formas de cooperación entre ambos grupos, sus miembros y sus alianzas nacionales e internacionales, extendiendo esta red de cooperación a otras organizaciones, tales como la Asociación Salvadoreña de Profesionales en Computación (ASPROC) y el Club de Transferencia e Intercambio de Conocimiento (Club TIC).