De 33 países sólo 7 no tienen ley de firma electrónica, y El Salvador es uno de ellos

Aunque no se trata de una carrera, en algunos temas se vale comparar, sobre todo con los países vecinos, dado que tienen un ambiente similar al nuestro, el estado actual de nuestra legislación, particularmente en temas relativos al comercio electrónico.

Es un hecho que en la región de Latinoamérica y el Caribe, si hacemos un recuento de los países que cuentan con leyes de firma electrónica, tomando este dato como un indicativo del grado de interés y comprensión de sus legisladores sobre el tema del intercambio de bienes y servicios por dinero, en forma digital y por medio de la red, hay pocas naciones que aun no entran en esta dimensión del comercio internacional.

blog298img01

Particularmente, hay 33 países que reportan algún tipo de legislación: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Granada, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía

En la misma región, hay solamente 7 que aun no tienen dicha legislación: Cuba, El Salvador, Guyana, Haití, Surinam, Dominica, San Cristóbal y Nieves.

Si afinamos aun más, de toda la región centroamericana, el nuestro es el único país que no tiene este tipo de leyes, y no es por falta de propuestas.

¿Falta de interés o de comprensión?

Probablemente nuestros legisladores subestiman la importancia de leyes que, como la firma electrónica y protección de datos, entre otras, pueden tener en los modernos estados de derecho. Quizá consideran que, dado que nuestro país no es de los que están en la vanguardia de desarrollo tecnológico y que, por otro lado, nos aquejan una serie de situaciones adversas que también deben ser resueltas, podemos esperar algunos años para que en realidad necesitemos estas leyes, políticas y reglamentos.

Si ese es el caso, lo que se está perdiendo de vista es la estrecha relación que existe entre la forma de hacer negocios en la actualidad y la posibilidad de seguir generando ingresos monetarios para el mismo estado y sus ciudadanos, lo que a su vez puede permitir que un país se desarrolle y logre contrarrestar sus otros preocupantes y prioritarios problemas.

blog298img02

Otra posibilidad es que las propuestas que se encuentran en las mesas de discusión de las comisiones de los diputados se consideran mejores prospectos para negociar que las relativas a los temas de Internet y uso de tecnologías digitales para otras actividades.

Aun más, puede que sean algunos temas puntuales dentro de las propuestas los que no logran el consenso o la mayoría de las voluntades.

El tren del desarrollo nos está sobrepasando

Cualquiera que sea la razón, el hecho es que ni el resto del mundo ni el avance tecnológico y cultural en estos temas nos está esperando, y mientras las propuestas de ley reposan en bibliotecas y escritorios, las demás empresas y naciones se encuentran haciendo negocio y creando vínculos con productos y servicios alternativos a los que podemos ofrecer.

Internet ha desarrollado el comercio electrónico de una forma insólita. Gracias a esa conectividad propagada en el mundo, el comercio es global, sin límites de tiempo y espacio. El límite para el desarrollo del comercio electrónico está dado por las capacidades técnicas para ofrecer el intercambio y el mercadeo de los productos y los servicios; las posibilidades del fraude y la limitación aumentan proporcionalmente a la incidencia del comercio electrónico en la economía de un país; y los acuerdos y convenciones internacionales de facilitación de comercio dependen de la seguridad de los intercambios.

blog298img03

Por su parte, los consumidores (personas y empresas) se preocupan por el destino de sus datos, solicitan un mejor estándar de tutela, no dan información de forma tan abierta a quien lo requiera, no tienen confianza en el procesamiento de datos que dan los administradores de páginas web, administradores de negocios y negociantes de listas de comercio, y tienen el criterio de que las disposiciones sobre seguridad en las transacciones son dolosamente incumplidas por quienes participan en el comercio.

Estos son algunos de los efectos que las leyes relativas al comercio electrónico buscan homologar entre los países, para incrementar la confianza de los negociantes y empresarios.

Las transacciones con el gobierno, por medio de las tecnologías digitales, también pueden verse afectadas, pues la validez y garantía de documentos y operaciones realizadas por los ciudadanos y empresas con sus gobiernos se ve reducida al no contar con la posibilidad de firmarlas electrónicamente.

La situación debe cambiar pronto en El Salvador, bajo el riesgo de que nuestra brecha con otros países que participan en los mismos mercados, se haga cada vez más grande y más difícil de superar algún día.

 

Entrando a la cultura digital con preparación y formación completas

Con creciente frecuencia y contagioso entusiasmo, podemos enterarnos y asistir a eventos de diversa naturaleza relacionados con el conocimiento, apropiación y aplicación de tecnología digital y electrónica, dirigidos sobre todo a la niñez y juventud, auspiciados por empresas privadas, instituciones educativas y/o por entidades del sector público.

A estas alturas, hay una aceptación generalizada entre padres, docentes, empresarios y funcionarios públicos de la necesidad de que nuestros niños y adolescentes formen parte de la cultura digital de la mejor manera, y por eso se organizan foros, concursos, campamentos, conferencias, hackatones, y todo tipo de eventos.

Por ejemplo, esta semana se han desarrollado en el país, al menos, el Foro de Robótica del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, Juventur 2014 por el Instituto de la Juventud, la III Copa Kodu de TBox y Microsoft, y la próxima semana se llevará a cabo el Congreso Internacional Emprendedor de la ESEN.

blog297img01
Equipo ganador de III Copa Kodu, del Complejo Educativo “Guadalupe Cárcamo”.

No cabe duda de que todos estos esfuerzos, inversión de recursos, apoyo de propios y extraños, se hace con el objetivo de que estos jóvenes se preparen para ingresar de la mejor manera a un mundo diferente al que conocimos las generaciones anteriores y, lo que es más crítico, puedan ser productivos y competitivos en el futuro cercano, cuando les corresponda generar la riqueza de su país, sabiendo que la competencia mundial está igual o mejor preparada.

La formación también es importante

Algunos padres de familia, así como algunos maestros y funcionarios, ante esta tendencia, manifiestan alguna preocupación sobre la creciente influencia del uso de estas tecnologías en el comportamiento, hábitos y actitudes de los jóvenes.

Existen historias reales sobre los efectos negativos que, en algunos casos, una minoría de ellos, han existido por malos usos de la red. Pero en la mayoría de ellos, juega un papel importante el desconocimiento que algunas personas, sobre todo los jóvenes, tienen sobre algunos riesgos que pueden presentarse al ser demasiado confiados. También es posible que algunos adolescentes se aíslen de sus familiares y amigos por períodos demasiado prolongados.

Estas conductas pueden ser prevenidas por medio de la formación que acompañe a la preparación. Es decir, si los padres de familia, maestros, directores y orientadores cumplimos ese rol de formar a los niños y jóvenes, haciendo conciencia de los alcances y limitaciones de estas herramientas, los efectos negativos pueden ser minimizados.

blog297img02

En este sentido, los eventos a que hacíamos alusión antes se vuelven escenarios idóneos para realizar esta labor de orientación y formación. Algunos de estos concursos y conferencias estimulan y propician el trabajo en equipo, el desarrollo de las competencias necesarias para investigar y resolver problemas no conocidos, la presentación en público de los muchachos y la planificación de tareas, entre otros.

A nivel mundial

Los temas que preocupan a padres y maestros no ocurren solamente en un país o una sola región del mundo. Internet es mundial, y así es su potencial, tanto para lograr efectos positivos, como para realizar malas acciones.

Bajo el concepto de Gobernanza de Internet se han venido discutiendo algunos de los aspectos que necesitan ser considerados y, eventualmente, enfrentados, por los seres humanos, con el objetivo de hacer de Internet un mejor entorno para todos.

Por ejemplo, algunos temas que comenzarán a ser tratados cada vez con más amplitud y, sobre todo, con mayor calidad de propuestas concretas para tomar decisiones y acciones, incluyen: los mecanismos para favorecer la participación amplia, de múltiples sectores y actores, en el debate de los temas que aun necesitan ser mejor tratados respecto al uso de la red; la regulación y mitigación del correo no deseado (spam); los mecanismos para fomentar el desarrollo sistemático del contenido local en cada país y región; el establecimiento de equipos de respuesta a incidentes en la red; y el compendio de mejores prácticas para proteger a la niñez en línea.

blog297img03

El próximo Foro Global de Gobernanza de Internet, del 2 al 5 de septiembre, abordará estos temas como parte de su enfoque principal. Lo que vaya saliendo de estas discusiones servirá de base para que cada país y región trabaje sobre la formación que desea brindar a sus jóvenes internautas para que sean mejores usuarios de la red.

 

La investigación científica ya no se puede realizar limitada por 4 paredes

Una de las características de la Sociedad del Conocimiento, en la que vivimos, tiene que ver con la producción y diseminación del conocimiento, entendido éste en su más amplia acepción. Así, bajo el concepto de conocimiento, se incluye también la información en todas sus formas, relevancia, temporalidad y espacialidad, por lo que caben tanto los temas triviales como los aspectos científicos propiamente dichos.

Normalmente, cuando se usa la expresión “generación de conocimiento” se hace referencia a la producción científica que es desarrollada en universidades y centros de investigación alrededor del mundo, tanto en empresas privadas como en organizaciones de la sociedad civil y de los organismos públicos, propiciada por políticas públicas nacionales, fondos concursables internacionales y otra serie de programas.

La conjugación de los adelantos en la tecnología miniaturizada que permite recabar, administrar, transmitir y procesar información en forma digital con la práctica de los métodos y técnicas para ejecutar la investigación científica que continúa facilitando el desarrollo de la humanidad en todas las disciplinas del saber, ha dado paso a lo que se conoce como e-ciencia.

blog296img01

Los equipos y aparatos de recolección de datos, medición, análisis se han vuelto, por un lado, mucho más precisos, complejos, de alta calidad y muy caros, y por otro lado, también se han popularizado en versiones más accesibles, de menos precisión, pero más baratos. Los equipos únicos, sofisticados y caros, como aceleradores de partículas, telescopios gigantescos, microscopios electrónicos, mallas de procesadores y supercomputadoras son adquiridos por los países y laboratorios que cuentan con ese alto presupuesto; los aparatos populares sirven para crear redes de sensores y equipos distribuidos que permiten realizar mediciones desde el campo.

El método científico y las TIC

La manera de desarrollar y generar conocimiento sigue siendo la aplicación del método científico, que se puede resumir en los siguientes pasos:

  1. Hacer una pregunta
  2. Investigar antecedentes y contexto
  3. Formular hipótesis
  4. Experimentar, virtual o realmente
  5. Analizar resultados y comparar datos
  6. Generar conclusiones
  7. Validar o revisar la hipótesis
  8. Reportar métodos y resultados

blog296img02

Lo importante que debe ser notado y considerado, es que varios de estos pasos en el método científico deben ser, actualmente, potenciados gracias al uso de las tecnologías computacionales y digitales que tenemos a nuestra disposición, llevadas a su máxima expresión.

Desde la búsqueda de antecedentes hasta la publicación adecuada y bajo estándares de los resultados, pasando por la simulación y realización de experimentos, documentación exhaustiva, capacidad de análisis y prospectiva, minería de datos y muchas técnicas más, así como la inclusión automática de mediciones realizadas con equipos de alta precisión, todos son elementos en los que el uso de tecnologías de información y comunicación hacen la diferencia.

La comunicación por medio de computadores y equipos conectados a las redes avanzadas (Internet2, GEANT, RedCLARA, etc.) es un componente clave de este enfoque. En El Salvador, la existencia de RAICES (Red Avanzada de Investigación, Ciencia y Educación Salvadoreña) como red nacional de investigación y educación, es un paso importante en esta dirección que fue dado por un conjunto de universidades locales en 2004, y que hoy es acompañado por el Viceministerio de Ciencia y Tecnología.

Más allá de las cuatro paredes

Ya no existe el científico de bata blanca, lentes, microscopio y tubos de ensayo que trabaja solo en su laboratorio. La e-ciencia sólo se puede desarrollar si los científicos e investigadores de un país, de una universidad, de un laboratorio, trabajan en forma colaborativa con sus homólogos de otras latitudes.

Muchos esfuerzos han sido realizados por cientos de personas en varias ubicaciones en el mundo, utilizando muchos recursos financieros, humanos y materiales. Los resultados de estos procesos deben servir de insumo para hacer avanzar la ciencia en el planeta. Esa ha sido la forma en que efectivamente ha avanzado la ciencia y la tecnología.

Así como la investigación, también el ejercicio de la docencia y la enseñanza ha sido permeada por la tecnología de información y comunicaciones en múltiples formas, y debe ser considerada para incorporarla de la mejor manera.

blog296img03

Mientras sigamos pretendiendo trabajar en forma aislada, sin buscar proyectos de investigación conjunta con instituciones tanto nacionales como en el extranjero, los avances que se puedan lograr en la generación del conocimiento serán reducidos.

Entonces, dos son los elementos clave en la actividad científica que debemos considerar seriamente si en realidad buscamos ser parte de la generación del conocimiento en el mundo: usar las tecnologías de información y comunicación en su más amplio sentido, y trabajar en forma colaborativa con homólogos de otros países. Las redes avanzadas son una forma, necesaria pero no suficiente, de satisfacer estos dos componentes.

 

Conectarnos y estar en línea, ¿nos acerca o nos aleja de las demás personas?

Nos gusta, y para algunos es imprescindible, estar en línea y conectados con el resto del mundo, aun el circundante y cercano, para saber qué está pasando en la vida de nuestros amigos y familiares, conocer los sucesos principales en el planeta, y en algunas ocasiones reencontrarnos con antiguas amistades o hacer nuevos amigos y conocidos, todo a través de los medios digitales.

Ya es un lugar común, en una parte de la población mundial, asumir que todas las personas utilizan medios tecnológicos para acceder a la red y realizar sus comunicaciones, búsqueda de información y realización de transacciones usando estos medios. Por ello, en algunos lugares se asume que los seres humanos harán uso de estos dispositivos para llevar a cabo transacciones y operaciones de diversa naturaleza.

Todo esto está muy bien, pues la tecnología que hemos visto, y seguimos viendo, evolucionar constantemente, hace que muchas funciones y actividades se realicen de manera más eficiente y cómoda, como herramientas que son y están diseñadas para facilitar esta interacción.

blog295img01

Sin embargo, cuando se trata de la capacidad de socializar del ser humano, entendida ésta como la necesidad y acción de interactuar con otros seres humanos, la intermediación de la tecnología se torna un tema controversial. Para unos, las computadoras, los móviles y la conexión a Internet nos hacen más sociables, mientras que hay quienes opinan que el uso de las mismas nos está alejando de nuestros congéneres.

Ni tanto que queme al santo…

Por supuesto, así como los extremos no son saludables en ningún caso, también es verdad que no se puede afirmar tajantemente ninguna de las posiciones anteriores. Intentemos listar algunas actividades que forman parte de lo que normalmente se comprende como socializar, y veamos en qué medida las tecnologías mencionadas apoyan su realización.

Conversar

El intercambio de ideas y opiniones, así como la relación de sucesos vividos, es una actividad eminentemente social. Normalmente no se califica como conversación al monólogo interno, y al menos se necesitan dos personas para conversar. Si bien las tecnologías permiten desarrollar conversaciones, muestran una seria limitante al no poder visualizar los demás gestos de la cara y el cuerpo de los interlocutores.

Dirigirse a una audiencia

Esta actividad presenta claras desventajas al ser mediada por la tecnología, ya que el ponente no puede observar fácilmente las reacciones y el lenguaje de los gestos de su audiencia, y al no contar con esta realimentación, es posible que su discurso o ponencia se vuelva monótona y poco motivadora.

Jugar

Si bien hay juegos en línea que exaltan las ventajas de jugar en equipo con y contra personas en muchos lugares del mundo, ya sea usando habilidades mentales y físicas (limitadas a los dedos de las manos, normalmente), la interacción que se puede lograr en los juegos en forma presencial es difícil de emular.

blog295img02

Contacto físico

Los abrazos, besos, estrechones de manos, palmadas en el hombro, el roce de una mano sobre una mejilla, la caricia en la cabeza de un niño, y otras muchas más formas de contacto físico, inclusive las adversas, como los golpes, son imposibles de realizar por medios tecnológicos, y sin embargo en muchos casos tienen una gran connotación y significado para quienes participan en ellas.

Bailar

Si se trata de danzar en parejas o en grupos, definitivamente la tecnología no nos ayuda. No obstante, la misma tecnología puede ser un tremendo apoyo si se trata de aprender los pasos de baile básicos, a solas, para prepararse para un evento de contacto real.

Hacer deportes

Aparte de las simulaciones que se hacen hoy en día con algunos equipos interactivos, y que difícilmente contarán como eliminatorias para juegos olímpicos, no es posible hacer deportes, ni individuales ni en grupo, por medio de la tecnología. Es posible que en algún futuro se incluyan como deportes algunas prácticas que se hacen en línea, pero no podrán igualarse al ejercicio físico real.

blog295img03

Contar historias y chistes

En tanto el arte de contar historias y chistes está en la capacidad de quien los cuenta de hacer trabajar la imaginación de la audiencia, y siempre y cuando no sea necesario mostrar con las manos, brazos, piernas o el cuerpo algún movimiento que es clave en la historia o el chiste, la tecnología puede ser un apoyo en la distancia para esta actividad.

Realizar arte

Las expresiones artísticas son una forma en que el ser humano se comunica con el resto de la sociedad, tanto su creador como aquellos que perciben la obra artística. Dependiendo del arte, incluyendo algunas nuevas formas que ha surgido con las tecnologías, es posible lograr este efecto mediante los dispositivos tecnológicos. Sin embargo, usualmente no es lo mismo apreciar una pintura o escultura, o escuchar una pieza musical en vivo, que por medio de artefactos tecnológicos.

Conocer otras personas

Esta es una actividad que, si bien se realiza todo el tiempo en el mundo real, se ha vuelto muy fácil y sencilla con la mediación de la tecnología. Quizá ayuda que no nos vemos cara a cara, y la posible timidez se diluye, o que es más fácil encontrar personas con gustos, aficiones u objetivos profesionales y personales similares.

 

Como se adelantó, no hay una sola y única respuesta. Mucho depende de cómo utilice la tecnología cada individuo, lo que, a su vez, estará muy de acuerdo a su personalidad. Esto último, en definitiva, nos hace pensar que, como toda herramienta, su verdadero efecto está en la decisión de quien la utiliza.