¿Qué podemos hacer en El Salvador por la Industria 4.0?

Desde hace algunos meses se han venido dando varios eventos que nos explican sobre lo que implica que las empresas industriales del mundo, y particularmente, las salvadoreñas, se encuentren en el estado de Industrias 4.0. Sin duda alguna, ésta es una actividad, visión y preocupación válida para las empresas salvadoreñas y de todos los países. Su competitividad y, en muchos casos, su supervivencia, depende de las decisiones que tomen.

Intentamos a continuación enumerar algunas ideas, en forma de frases breves, aplicadas a El Salvador, y quizá también a otros países, sobre la situación actual y deseable.

  • El concepto de Industria 4.0 representa una gran cantidad de tecnologías, entre ellas Big Data, Impresión 3D, RFID (Radio Frecuencia), Internet de las Cosas, NFC (Comunicación Cercana), Analytics, Seguridad, Inteligencia Artificial, Aprendizaje de Máquinas, Computación en la Nube, Realidad Virtual, Realidad Aumentada, Sensores, Agentes inteligentes, entre otras, además de las ya conocidas redes sociales, conectividad, interoperabilidad, energía, etc.
  • A pesar del desarrollo explosivo y exponencial, los empresarios industriales no deben abrumarse por la cantidad tan grande de necesidades aparentes.
  • En cambio, el enfoque correcto es que cada empresa industrial debe determinar cuáles tecnologías son aplicables en su caso, de acuerdo a su producto, mercado, competencia, y otros factores.
  • Una buena noticia es que hay varios jóvenes que están en el proceso de conocer y dominar las tecnologías de la industria 4.0, en principio porque les atrae la novedad y el avance tecnológico.
  • Por su parte, y para acompañar estas inquietudes, aptitudes y búsqueda de los jóvenes, la educación, formal e informal, debe buscar especializar a cada joven talentoso en alguna de estas tecnologías, no en todas ellas.

  • Desde una visión de país, las universidades deberían ponerse de acuerdo para dedicarse a distintas áreas, y poder de esta forma optimizar los recursos, enfocar los apoyos y abarcar un número mayor de tecnologías y jóvenes.
  • El gobierno puede y debe participar, apoyando y estimulando la formación de técnicos, así como también de emprendedores; fomentando y premiando a los innovadores y emprendedores; fortaleciendo un ecosistema de innovación adecuado, que incluya y patrocine centros de incubación, aceleración, y promueva a los inversionistas ángeles y de riesgo.
  • Las generaciones de empresarios conocedores del negocio deben conversar todo el tiempo con los emprendedores jóvenes conocedores de tecnologías, acercando estilos y visiones del mercado que pueden aprender de cada uno.
  • Dado el grado de especialización de las profesiones, y el tiempo en que se requieren, deben promoverse carreras cortas especializadas en las tecnologías 4.0 en universidades y otros centros de formación. Es importante y urgente que estos cursos den inicio o continúen y gradúen a más personas.
  • Promover a los inversionistas ángeles que apoyen los emprendimientos que, a su vez, apoyen y acompañen a las industrias tradicionales en su conversión a 4.0
  • Crear y fomentar empresas consultoras integradoras de tecnologías 4.0, con el fin de que más expertos consultores sepan recomendar a cada empresa la forma específica de aplicar alguna(s) de las tecnologías 4.0, de acuerdo a sus particulares necesidades, recursos y objetivos.
  • Finalmente, es importante reconocer, como tendencia mundial de aplicación local, que una corriente de innovación puede provenir de adoptar y adaptar las tecnologías 4.0 en las industrias actuales.

 

Llegamos a los 500

Con esta entrada llegamos a los 500 artículos en este blog. Parece no ser mucho, pero escribir sobre tecnología, con el enfoque que hemos buscado desde el principio en este espacio, a veces no parece sencillo.

Nuestro lema es, desde hace años, que la tecnología se convierta en una herramienta de desarrollo económico y social en nuestro país, en nuestra región y en todos los países que lo necesitan, por estar en una etapa de progreso y bienestar social que aun debe mejorar.

Por esta razón, en este espacio, que gentilmente nos facilita La Prensa Gráfica de El Salvador, tratamos de escribir sobre eventos, novedades, temas, teorías, situaciones y avances relacionados con la tecnología de información y comunicaciones (TIC) y especialmente, Internet, y todas las implicaciones y cambios que ha traído y continua haciendo, en nuestras vidas.

El razonamiento es que, siendo la tecnología una creación humana, a diferencia de los recursos naturales con los que cada país ha sido bendecido, se trata de una decisión de las personas y de los líderes, políticos, económicos y sociales, definir a las TIC y a Internet como una herramienta que puede causar una diferencia en el estado de salud y bienestar integral de nuestra población.

Muchos debates y acciones por diversos actores

Existen esfuerzos, acciones y actividades que indican que cada vez más personas que han contado con la posibilidad de ver otras oportunidades, están tácitamente de acuerdo que apoyar y fomentar el desarrollo tecnológico de nuestro país para que, a su vez, esto provoque una mejora en todos los niveles e indicadores económicos y sociales nacionales en escalas mundiales.

Sin embargo, aun falta que haya mayor cohesión y alineamiento entre los esfuerzos que hacen los diversos sectores y, en muchos casos, personas a título individual. Poco a poco estamos también comenzando a visualizar esa necesidad, ya sea por la presión de las circunstancias que nos rodean, por la competencia de otros países o por la demanda que la misma población, típicamente los más jóvenes, están manifestando.

Todos debemos convertirnos en promotores, actores y comunicadores de estas buenas iniciativas y noticias, y de uno en uno, seguir atrayendo a más participantes a este esfuerzo. A lo largo de los años que llevamos en este empeño, hemos sido bendecidos con encontrar en la ruta a muchas personas, en El Salvador, en Latinoamérica y en el mundo, con los que coincidimos en los objetivos fundamentales, y con los que podemos realizar acciones concretas para el avance de las metas planteadas.

A todos ellos, y a los que vendrán, de todas las edades, razas, credos y afiliaciones políticas, con las que existen estos anhelos en común, muchas gracias. Un especial agradecimiento a los que, al menos alguna vez, se han tomado el tiempo de leer, opinar o difundir algunas de las ideas aquí expuestas. Seguimos adelante!