La tecnología nos independiza ¿o no?

Los 15 de septiembre de cada año celebramos la independencia del entonces imperio español en nuestro país y otras naciones de la vecina región. Normalmente evocamos la heroica lucha, así como los sentimientos de orgullo nacional y del aprecio por la libertad, en todos los sentidos.

Hay mucha reflexión sobre lo que se considera ser independientes y libres, tanto a nivel nacional, regional, profesional y personal. Se trata de poder tomar nuestras propias decisiones, basados, idealmente, en el conocimiento de las opciones que tenemos enfrente en cada momento, así como sus costos, consecuencias y efectos, a corto, mediano y largo plazo.

La difusión y popularización de tecnologías que nos permiten tener acceso sencillo e instantáneo a un inmenso cúmulo de información, datos y conocimiento, en cantidades, calidades y formas como nunca lo había tenido la humanidad, puede ser considerado como un paso relevante en el insumo destacado para tomar decisiones conscientes e independientes.

El papel de las tecnologías actuales

Además de que la producción de información, datos y conocimiento ha aumentado en forma exponencial en los años recientes, así también lo ha hecho la calidad y variedad de la misma, lo mismo que la facilidad para que casi cualquier persona, con los medios relativamente a su alcance, pueda también contribuir a dicha generación de información en forma discriminada.

Esta avalancha de datos, y la facilidad para crear y diseminar información de toda clase y sobre todos los temas que crucen y se desarrollen en la mente de millones de seres humanos, tiene un doble efecto, cuando menos, en la independencia personal y profesional de los mismos millones de personas que reciben, perciben y asimilan este inmenso torrente de conocimiento.

Por un lado, estar tan bien informados y recibiendo una buena cantidad de información, presumiblemente de todas las fuentes posibles, sin un filtro o análisis que valide la calidad de la misma, permite que, al menos en teoría, conozcamos todos los lados y detalles de una historia, planteamiento o propuesta, y podamos hacer nuestro análisis para tomar las propias decisiones, En este sentido, podemos considerar que logramos independencia de medios oficiales o comerciales para ampliar nuestro criterio y optar por un curso de acción.

Sin embargo, por otro lado, y debido a la aplicación de inteligencia artificial, análisis de grandes volúmenes de datos y aprendizaje por máquina, es posible que la información que recibimos preferentemente en nuestras cuentas en los diversos medios en el ciberespacio, tengan  un sesgo hacia nuestras propias aficiones, inclinaciones, opiniones y gustos personales. Esto hace posible la continuidad de nuestro sistema de creencias, y en un caso extremo, nos retroalimenta con lo que ya consideramos lo correcto, alejándonos de posibles opciones discrepantes.

En este segundo sentido, entonces, seríamos menos independientes en nuestros análisis, información, conocimiento y reflexiones, al ser expuestos a mensajes y formas de presentación de información con cierta tendencia, reduciendo nuestra independencia. Habrá que estar atentos y alertas a esa posibilidad, para aprovechar el lado positivo del acceso a la información.

Definiciones de Internet, 50 años después

Durante este mes de septiembre de 2019, se cumplirá medio siglo desde que se hicieron las primeras conexiones entre computadoras, bajo lo que luego evolucionaría hasta convertirse en la gran red de redes que muchos seres humanos conocemos cono Internet.

Hace poco un grupo de estudiantes de bachillerato, participantes del programa de Jóvenes Talentos en TIC, como parte de una investigación que se encuentran realizando, preguntaban cuál es la definición de Internet, lo que de inmediato provoca una serie de reflexiones acerca de las diferentes acepciones y concepciones que esta herramienta es para cada uno de los habitantes planetarios, según su acercamiento a la misma.

Unos cuantos nos podemos considerar parte del grupo de personas que vivimos pre y post Internet, e incluso unos cuantos de este conjunto, somos parte de los que, debido a nuestras profesiones y experiencias profesionales y personales, conocemos la herramienta desde perspectivas históricas y tecnológicas, y hemos seguido su evolución.

Algunas definiciones de Internet

Red de redes de computadoras: esta puede considerarse la definición primaria, y fundamentalmente tecnológica. De hecho, el término en inglés proviene de este concepto, pues define la relación “entre” las redes.

Gran biblioteca desordenada: el cúmulo de información que se alberga en Internet, sin un proceso de catalogación estricto, lo convierte en uno de los mayores depósitos de bagaje cultural de la humanidad, sin un mecanismo sencillo de recuperación de toda la información almacenada.

Medio de comunicación social: en la actualidad, muchas personas reciben las noticias, opiniones, eventos deportivos y artísticos en vivo, documentales y reportajes, periodísticos o aficionados, por medio de sus dispositivos conectados a Internet, dejando de lado los medios de comunicación tradicionales.

Conexión personal con el mundo: para muchas personas, estar en línea, conectado o con la posibilidad ubicua de navegar desde todo lugar y a toda hora, es parte de su forma de vivir tanto su experiencia personal como la profesional.

Redes sociales: sobre todo para los jóvenes que han vivido la gran parte de su vida conectados a Internet, el concepto abrasador de Redes Sociales, y su especial forma de interactuar en su vida, se ha vuelto sinónimo de Internet, incluso haciendo que les preocupe poco saber un poco más de cómo logran estar comunicados de esa forma.

El lienzo libre y abierto: cualquier persona que esté conectada puede publicar el fruto de su intelecto o habilidades culturales y artísticas, prácticamente de forma gratuita y con pocas limitaciones, incluidas las competencias técnicas para hacerlo, que se han facilitado con los años.

La mayor academia en línea: las posibilidades de recibir educación, conocer, estudiar y aprender aspectos sumamente variados, desde la teoría hasta la práctica, por medio del acceso a cursos, tutoriales, vídeos, transmisiones en vivo, diagramas, libros y demás recursos que se hallan en la red, hacen de Internet una fuente de nuevas experiencias.

El mercado más universal: desde hace años, y con una clara tendencia al crecimiento, las compras y ventas de productos y servicios, así como cualquier cantidad y calidad de objetos de cambio, hacen que Internet sea al mismo tiempo, vitrina, tienda, caja de cobro, departamento de quejas, reclamos y devoluciones, así como punto de encuentro y concreción de negociaciones.

La democracia casi perfecta: el modelo de gobernanza con el que surgió y se desarrolló Internet ha permitido desde el principio que cualquier persona conectada, pueda participar en los aspectos sociales, económicos, de desarrollo, políticos, religiosos, culturales, técnicos y muchos otros, de forma bastante libre y abierta, casi sin restricciones.

Sin duda hay más definiciones de Internet que puede acuñarse y/o que ya existen en el mundo. No es relevante discutir si alguna es más apropiada que otra, ya que todas guardan un contenido de verdad y precisión, para una o más personas de las que, por ahora, utilizamos Internet, a los 50 años de su creación.