Bajamos porque no hacemos mucho mientras otros están trabajando

Todos los años, varios organismos internacionales publican indicadores de diversos tipos, comparando a los distintos países que son parte de su estudio y de acuerdo a la naturaleza de lo que hacen.

Por ejemplo, la Unión Internacional de Telecomunicaciones ha publicado su Medición de la Sociedad de la Información 2012, que contiene varios análisis del comportamiento de las telecomunicaciones en 2011 en el mundo, utilizando diversas tecnologías y dispositivos, como un elemento clave en el nivel de inserción dentro de la Sociedad de la Información que los distintos países reflejan.

Fuente: UIT

En la gráfica, basada en datos de la UIT a nivel mundial, se aprecia el explosivo crecimiento en la cantidad de personas que tienen uno o más teléfonos móviles, que llega 6 mil millones de personas, es decir, a casi 86 personas de cada 100 en el mundo, sin hacer distinción entre el tipo de aparato que se utiliza y las prestaciones que vienen asociadas con cada clase de ellos.

Comparativamente, en promedio, apenas 34 personas de cada 100 tienen acceso a Internet, aunque hay más categorías que se incluyen en la gráfica, mostrando las tendencias en este rubro. Es llamativo que la única tendencia a la baja a lo largo del tiempo es en la cantidad de abonados a telefonía fija, la que proporcionalmente, ha empezado a caer en desuso.

Indicadores para resumir aspectos

En estas mediciones, es bastante frecuente que los analistas e investigadores conciban índices de composición y cálculo complejo, de forma que se puedan considerar, en un mismo dato, varios parámetros y variables que tienen relación con el objeto de medición. De esta forma, aunque hay una simplificación en el método, es posible realizar comparaciones entre varios países y en un mismo país respecto al tiempo.

La metodología empleada en este informe utiliza el Índice de Desarrollo de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicaciones) (IDT) para lograr esta comparación. Este índice combina 11 variables con una valor entre 0 y 10 según el grado de avance en cada aspecto medido. Hay tres subíndices: Acceso, Utilización y Aptitudes, cada uno atendiendo a las características en esos temas. Cada uno de estos subíndices y sus indicadores tienen un peso específico en el cálculo del IDT.

  1. Dentro de Acceso se incluyen 5 variables: líneas de telefonía fija, abonados a telefonía móvil, ancho de banda internacional de Internet por usuario, porcentaje de hogares con computadora, y porcentaje de hogares con acceso a Internet.
  2. En Utilización se consideran 3 variables: porcentaje de usuarios de Internet, suscripciones a banda ancha fija (alámbrica), y suscripciones activas a banda ancha móvil.
  3. Aptitudes comprende 3 variables: alfabetización de adultos, matrícula en educación secundaria, y matrícula en educación terciaria o superior.

El informe también incluye datos y reflexiones sobre la Cesta de Precios de las TIC (CPT), destacando que entre 2008 y 2011, los precios de las TIC se han reducido en un 30% a nivel mundial, en promedio, facilitando de esta forma una mayor adquisición y penetración, tanto en países desarrollados como en desarrollo. Por supuesto, éste es un importante factor para el avance de la Sociedad de la Información.

Los países se mueven

Al revisar los números que resultan de la evaluación y calificación de las variables que componen el índice, se forma un “ranking” de países, que es actualizado cada año. Por diversas razones, no se incluyen todos los países en el análisis.

Enfocando nuestra atención en los países de Latinoamérica, y conociendo que no todos los países latinoamericanos fueron incluidos en el reporte, la posición más alta entre 155 países analizados la tiene Costa Rica, en el lugar 71, seguido de Colombia (78) y Venezuela (77). Después viene México (79), Ecuador (82), Perú (86), República Dominicana (93), Paraguay (97), Bolivia (98), El Salvador (103), Cuba (106), Honduras (107), Nicaragua (113).

De estos, solamente Ecuador, Paraguay, Bolivia y Cuba mostraron una mejor posición en 2011 respecto a la que tenían en 2010. Los demás países de nuestra región considerados permanecieron en similar posición o desmejoraron. El Salvador, por ejemplo, bajó un escaño.

En una tabla como la que se origina en este informe es lógico que algunos países suban y otros bajen. Sin embargo, en muchos casos el descenso de un país se debe a la mejora en otros países, que se mantienen ocupados con proyectos, visiones de país y agendas a largo plazo para atender estos temas en forma proactiva.

Nuestro país, El Salvador, no es de ese grupo que se mantiene trabajando para hacer avanzar el acceso, uso y aptitudes en nuestra población en rumbo a la Sociedad de la Información.

Dentro del informe, se incluyen cuatro metas “ambiciosas, pero alcanzables”, establecidas por la Comisión de Banda Ancha:

  • Meta 1: Universalizar la política de banda ancha. Para 2015, todos los países deben disponer de un plan o una estrategia de banda ancha, o incluir la banda ancha en sus definiciones de acceso/servicio universal (ASU).
  • Meta 2: Hacer asequible la banda ancha. Para 2015, los servicios básicos de banda ancha deben hacerse asequibles en los países en desarrollo por medio de una regulación adecuada y las fuerzas del mercado.
  • Meta 3: Conectar los hogares a la banda ancha. Para 2015, el 40% de los hogares de los países en desarrollo deben disponer de acceso a Internet.
  • Meta 4: Conseguir que la gente esté conectada en línea. Para 2015, la tasa de penetración de usuarios de Internet debe alcanzar el 60% en todo el mundo, el 50% en los países en desarrollo y el 15% en los países menos adelantados.

Estos son solamente algunos ejemplos de lo que deberíamos estar buscando, con una visión integral y un trabajo multisectorial cooperativo. Seguiremos esperando al IDT del próximo año, sabiendo que si no hacemos nada, los demás países que sí están trabajando continuarán subiendo en la tabla general, relegándonos cada vez más.

 

2 comentarios sobre “Bajamos porque no hacemos mucho mientras otros están trabajando”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *