Investigación, empresa privada e instituciones de educación superior

En una frase, el título de esta entrada representa el tema central del III Congreso de Educación Superior, desarrollado del 28 al 30 de abril recién pasados en nuestro país. Los congresos I y II, de años anteriores, abordaron los temas curriculares de la docencia y la vinculación de las instituciones de educación superior con la sociedad y el campo laboral. La frase de este año era “la investigación como sustento del desarrollo”.

Debido a una acertada coincidencia de objetivos, esta edición del evento que reúne a más de 40 instituciones de educación superior de El Salvador, fue organizada y auspiciada en forma conjunta por el Consejo de Educación Superior, presidido por el Ministerio de Educación, y el Proyecto Educación Superior para el Crecimiento Económico, de RTI / USAID, que busca precisamente la vinculación sistemática entre el sector privado productivo y la academia, sobre todo en proyectos de investigación.

blog333img01

Durante el congreso, se conversó mucho tanto en el foro público como en los pasillos y los recesos, sobre diversos aspectos y perspectivas sobre la investigación científica en nuestro país, y lo importante que es vincular los temas y resultados de estos proyectos de investigación con las necesidades reales de la población y de las empresas de todos los sectores, con el fin de aplicar realmente el trabajo que desarrollan los investigadores en las distintas Instituciones de Educación Superior (IES).

Aun hay diversidad en las opiniones de los participantes sobre aspectos tales como el origen, destino y forma de adjudicación del financiamiento para las investigaciones, ya sea público o privado; las publicaciones, registro de patentes y propiedad intelectual también es sujeto de debate; la construcción y equipamiento de laboratorios y la colaboración con homólogos alrededor del mundo a través de redes avanzadas, entre otros muchos temas.

¿Quién propone los temas: la academia o la empresa?

Dentro de las conferencias que se ofrecieron y las preguntas posteriores, algunos comentarios y experiencias nos hicieron reflexionar sobre la forma de iniciar y mantener la relación sistemática entre las empresas industriales y productivas y las instituciones que desarrollan las investigaciones científicas.

En esta interacción, además de los temas a discutir sobre quiénes deben financiar la labor de investigación; quiénes tienen el derecho a registrar la propiedad intelectual y a usufructuarla de los descubrimientos o resultados que se obtengan; y la necesaria y conveniente firma de acuerdos de confidencialidad, entre otros, también hay que revisar cómo y quién propone los temas de investigación.

blog333img02

El organismo encargado dentro del gobierno ha definido que el financiamiento concursable del Fondo para la Investigación de Educación Superior (FIES) debe ser orientado a una de las cuatro áreas Seguridad alimentaria, Energía Renovable, Salud y Medio ambiente, y eso está bien, puesto que parte de la idea de colocar los recursos públicos del FIES en proyectos que busquen resolver problemas identificados en las áreas más necesitadas por la población salvadoreña.

Sin embargo, es posible que las empresas privadas requieran otros temas a ser investigados, atendiendo a necesidades específicas para producir, comercializar, prolongar la duración, almacenar o hacer más rentable la manufactura de un producto o servicio. Lo lógico es pensar entonces, que en ese caso, serán las empresas las que financiarán, al menos parcialmente, la investigación solicitada. O aun mejor, buscar una fórmula que permita apoyar ciertos temas, que eventualmente harán su contribución al estado, por la vía de impuestos a la renta o a la venta.

¿Investigación para resolver problemas o para crear nuevas industrias?

Otro aspecto a revisar y que puede marcar una diferencia importante en el enfoque, es si la investigación aplicada que se busca realizar en el país debe ser dirigida a resolver problemas de la población o de algunas otras entidades en las distintas disciplinas de la ciencia, o bien se busca promover la investigación con objetivos de contribuir a la generación de nuevas industrias.

blog333img03

Tampoco hay una respuesta única. Es claro que uno de los papeles que debe cumplir la ciencia y la tecnología, por medio de su instrumento, la investigación, es hacer posible un mejor y mayor nivel de vida de los seres humanos, por lo que es importante dedicarse a proponer, evaluar y probar las posibles soluciones que se consideren para enfrentar problemas en vivienda, salud, suministro de agua y energía, alimentación, educación, transporte, seguridad, etc. y tantos problemas que impiden un buen desarrollo humano.

Por el otro lado, es muy importante no limitar el rol de la investigación a presentar soluciones a problemas conocidos. También es crucial la investigación que promueve, descubre, prueba y valida nuevas ideas, nuevos productos o servicios, con el objetivo de lanzarlos al mercado nacional e internacional. Este es un enfoque más económico que social, pero es el que puede contribuir realmente al avance y posicionamiento de nuestro país en el entorno global, generando riqueza para el país.

 

Las acciones que los sectores involucrados y participantes en el congreso, instituciones de educación superior, empresas privadas, gobierno y sociedad civil, decidan emprender a partir de este momento pueden ir en cualquiera de las vías propuestas, pero deben tener claras las reglas de juego que eso implica, y evaluar constantemente si se lograron los resultados deseados. Lo peor que se podría hacer es mantener la distancia que habitualmente existe entre los sectores, y esperar que cualquiera de los otros, o peor aun, la providencia, realice los primeros movimientos.

 

 

3 comentarios sobre “Investigación, empresa privada e instituciones de educación superior”

  1. OTRO mega poyecto guanaco fantasioso, llevo casi 5yrs. leyendo de estos poryectos castillos ene l aire y NINGUNO se ha logrado materilializar, caules han sido los RESULTADOS concertos de tantas iniciativas TIC en el Salvador??? los guanacso solo somos proyectos faraoncios fantasiosos q nunca prosperan!!!

  2. Buen punto el de Manuel Arce .Lo que yo pienso es que en EL Salvador no hay conciencia profesional .Todo se hace por plante .Ademas tampoco hay «know how» .Es decir hay un monton de «profesionale» .Pero no tienen una capacitacion que les permita ser seguros de su conocimiento .El mundo va demaciado rapido .Los Salvadorenos a penas entienden de tecnologias
    Para ejemplo dare la payasada del SITRAM .Es increible que poner unos buses a circular sea una tarea FARAONICA tambien aca .
    son tan solo unos buses .Pero tal parace que son naves espaciales del siglo XXi . Un buen temporal los sacara de servicio .Y se perdio tanto tiempo con ese cuento .Cuento que es uno mas .

  3. Hola, Manuel.
    Tienes razón en que los salvadoreños hemos iniciado muchos proyectos, de todos tamaños, y muchos no han podido continuar, y quizá algunos ni siquiera comenzar.
    Sin embargo, la alternativa a eso es quedarnos quietos, y dejar que las cosas, sobre todo las malas, sigan pasando.
    Tendremos que escoger cuál de esas dos intentamos seguir.
    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *