31 de agosto: Día del Blog

Una de las puntas de lanza más popular y difundida de la revolución tecnosocial del web 2.0 es la tecnología que permite la publicación de los blogs. La posibilidad de que virtualmente cualquier persona en el mundo pueda mantener un espacio en Internet en el que puede expresar sus opiniones, pensamientos, críticas, sentimientos, emociones, y toda la gama de manifestaciones creativas del autor, incluyendo el uso de objetos multimedios.

Es generalmente aceptado que el nombre blog proviene de la contracción de Web y Blog, es decir, una bitácora en el web. Lo más parecido a un blog en el mundo real que conocemos es un diario personal, con la importante y radical diferencia de que normalmente el diario personal, como lo concebimos, es algo privado, una especie de amigo con el que compartimos nuestros más íntimos pensamientos y reflexiones.

La blogosfera, entendida como el conjunto de publicaciones en formato blog en el mundo o en una región determinada (por ejemplo, la blogosfera salvadoreña), ha ido en continuo crecimiento desde su aparición.

Desde el surgimiento del World Wide Web, en 1992, la popularización del acceso a Internet inició su incremento exponencial en todo el mundo, porque hacía más fácil la lectura del contenido y, más importante aún, permitía que la publicación de artículos, imágenes, y otros materiales se acercó a la persona que no contaba con estudios profundos en tecnología. Como parte del WWW surgió el formato HTML (Lenguaje de Marcado de Hiper Texto), y los editores ad hoc, que hicieron posible la explosión de sitios web por todo el mundo.

Del Web al Blog

Aunque ya era posible que casi cualquier persona contara con su página o su sitio web, aun se requería (y se requiere) cierto nivel de conocimiento y habilidades para producir el diseño y el mecanismo de publicación a través del formato web.

El surgimiento del concepto del Blog como lo conocemos hoy, hizo posible que cualquier persona que sepa teclear en un computador y desee expresar sus ideas en forma pública, pueda hacerlo.

Hay muchos sitios públicos, en diversas partes del mundo, en varios idiomas, en los que se puede publicar y mantener, en forma gratuita, un blog personal sobre cualquier tema de interés y dominio de conocimiento, y que se considere haya más personas que les pueda interesar.

Dependiendo del tono, el enfoque y el estilo de cada blog, podemos considerar que cualquier persona se puede volver analista político, comentarista deportivo, crítico de espectáculos y arte, conocedor de comidas y bebidas, experto en temas específicos, o cualquier ocupación del conocimiento. Este movimiento ha dado paso al surgimiento de la ocupación de “bloguero”, como la persona que publica con regularidad en su espacio virtual propio.

Un día propio

Como era de esperar, con tal crecimiento, y a partir de 5 años atrás, se celebra el 31 de agosto de cada año el día del Blog, como se puede ver en el sitio www.blogday.org/. El logo diseñado para este fin juega con los números de la fecha, 31, y las letras «B» y «L» de la palabra Blog.

En este sitio se explica la idea: el BlogDay es el día de los blogueros, ha sido creado para que los blogueros conozcan otros blogueros, de otros países y de otros centros de interés. El 31 de agosto es el día en el que los blogueros dan a conocer otros autores.

De acuerdo a sus creadores, “toda la jornada del 31 de agosto, los blogueros en el mundo entero postearán un artículo recomendando 5 nuevos blogs, preferentemente blogs diferentes a su propia cultura, punto de vista y posición. Así, ese día, el 31 de agosto, los lectores descubrirán otros autores alejados de su entorno habitual. Es un día para descubrir nuevos blogueros y nuevas experiencias”.

Se pide que se realicen las siguientes actividades:

1. Encontrar 5 nuevos blogs que consideras interesantes.

2. Informar o advertir a los autores seleccionados tu recomendación para el BlogDay.

3. Escribir una descripción corta de cada blog y enlazarlos.

4. Publicar una entrada el 31 de agosto, el BlogDay, mencionando los 5 blogs que recomiendas

5. Agregar el tag BlogDay de Technorati (http://technorati.com/tag/blogday2009) y un enlace al sitio BlogDay

Publicaciones alusivas

Entre las realizaciones alusivas se encuentra el siguiente video, realizado por blogueros peruanos, en YouTube:

Mi buen amigo, Erick Iriarte, abogado peruano, ha reflexionado y publicado a propósito de este día, los siguientes Puntos Mínimos Legales acerca de los Blogs, dirigido a todos los que escribimos nuestros propios blogs y/o leemos y comentamos blogs de otros:

1. El principio básico de la blogosfera y de la Sociedad de la Información es el compartir. En este compartir el blog es de los mecanismos más idóneos. Recuerda que este compartir está signado por la libertad de información y de expresión, y también por el irrestricto respeto por los derechos de otros (los mismos que se encuentran  en la Declaración Universal de Derechos Humanos).

2. En el diálogo se encuentra la verdad, y tienes que ser claro al dar los marcos para dicho diálogo, en especial en los comentarios a tus “posts” o entradas. Si bien son hechos por terceros, si tú tienes administración de los mismos, tienes cconocimiento y posiblemente responsabilidad sobre ellos. Si no los controlas, debes tener mecanismos de eliminación en caso de afectación de derechos de terceros.

3. Tu blog es tuyo, en todo sentido. Los contenidos que produces son de tu autoría, aun cuando puedas tener fuentes (las que debes citar o referenciar). La responsabilidad de las entradas es tuya. También son tuyos los contenidos, así que si no indicas explícitamente que pueden ser referenciados o utilizados por terceros, la protección de derechos de autor los resguarda. Haz una declaración en algún sitio de tu blog si quieres que tus contenidos sean o no sean utilizados por otros, y como quieres que los referencien.

4. El Blog de otros es de ellos, así como tus contenidos son tuyos, los contenidos, imágenes, videos, marcas, signos, etc., de otros blogs es de ellos. Muchos indican cómo utilizar sus contenidos, si debes o no debes pedir permiso. En caso que no veas una indicación sobre el mismo escríbele al autor, pero siempre avísale o referencia de donde obtuviste una información.

5. Sé consciente que aún colocando un contenido en un país X,  si tu contenido termina afectando a alguien en un país Y, y en ese país Y las normas jurídicas refieren algo sobre el tema, puedes verte afectado. La ley también sirve para protegerse en caso que otros busquen censurarte.

6. Los datos personales de los que hacen comentarios debes resguardarlos, no utilizarlos para correo no solicitado (spam) o para fines diversos que los de haberse referenciado para hacer un comentario.

7. Si tu blog es institucional, recuerda que la responsabilidad es de la institución. Si es de un negocio recuerda que las reglas de competencia también le aplican y también las reglas sobre defensa al consumidor. Sé veraz en tus posts, que las reglas de defensa al consumidor y de competencia se te aplican.

8. La xenofobia, la discriminación, el racismo y la apología del terrorismo están penados en la mayoría de países, ten cuidado de que tus comentarios no puedan ser tomados como tales, puesto que estarías incurriendo en un delito.

9. Hay usuarios de la red que son menores de edad, para lo cual te recomendamos que sigas las pautas del  Memorando sobre la protección de datos personales y la vida privada en las redes sociales en Internet, en particular de niños, niñas y adolescentes

10. Trata, en la medida de lo posible, de tener una nota sobre las reglas de tu blog, de modo tal que todo usuario que lea o haga comentarios sepa claramente las reglas de juego del mismo. Esto los protege y te protege en caso de responsabilidad.

11. El Internet no es un espacio sin Ley, le son aplicables la mayoría de la legislación que se encuentra en el mundo físico. Si bien antes los jueces tenían resistencia a enfrentar estos problemas, nuevas generaciones de jueces, fiscales y abogados, están demostrando que no son dos mundos separados sino que Internet no es más que un reflejo del mundo no digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *