Humanos y tecnología ¿quién controla a quién? ¿quién depende de quién?

La fascinación del ser humano por encontrar formas de hacer más fácil su trabajo, o desarrollar maneras y procesos para aliviar la carga física y mental en sus procesos de interacción con la naturaleza, ha existido desde siempre. La Revolución industrial, junto con la construcción de líneas de ferrocarril y mejores accesos a mercados más grandes, impulsó de manera extraordinaria la creatividad para llevar la mecanización a niveles superiores.

Más recientemente, la facilidad para desarrollar dispositivos y aplicaciones electrónicos que usan los códigos digitales para representar la información y los datos, así como la ubicuidad de las redes y conexiones, y el alcance ampliado de las mismas, han desatado una carrera que permite que muchos seres humanos cuenten con una súper herramienta en la palma de su mano, convirtiéndose ésta en un auxiliar casi imprescindible.

Sin embargo, esa misma facilidad y comodidad para utilizar productivamente las poderosas relaciones que los modernos dispositivos establecen entre sí y con servidores cargados de información y altas velocidades de procesamiento, están creando una dependencia tal por parte de las personas que algunos científicos de la naturaleza humana sostienen que estamos perdiendo algunas habilidades cognitivas, debido al desuso en que están cayendo.

blog367img01

No se trata solamente de la obsesión, tan frecuente, con que muchas personas se aferran a sus dispositivos tecnológicos, sobre todo los móviles, sino de la transferencia de responsabilidades y el descuido de la formación de capacidades y habilidades en los cerebros y cuerpos humanos.

Atrapados

Según el libro “Atrapados” (originalmente “The glass cage: automation and us”), de Nicholas Carr, la proliferación de tecnología, en todas sus manifestaciones, está causando que más y más personas, de cualquier profesión y oficio, logren los objetivos de sus tareas más fácilmente, por un lado, pero por otro muestren la tendencia a desaprender y olvidar lo aprendido en su área de experiencia, y a confiar excesivamente en lo que sus dispositivos les recomiendan.

Un ejemplo sumamente cotidiano, y al parecer leve e intrascendental, es el corrector ortográfico y sintáctico de muchas aplicaciones y productos de software, que sugieren y/o cambian en forma automática lo que las personas escriben. La excesiva confianza en tales ayudas sigue causando el intercambio de palabras por algunas erróneas en nuestros textos, con algunas consecuencias, a veces jocosas y en ocasiones vergonzosas. Lo peor, sin embargo, es que estas sugerencias de tildes o cambio de letras de nuestros asistentes digitales, aunque sean identificadas, nos hacen dudar y, en casos extremos, olvidar, nuestras lecciones de ortografía.

Algo similar ocurre con el sentido de orientación espacial cuando utilizamos los ahora muy comunes GPS (Sistemas de Posicionamiento Geográfico) cuando conducimos hacia lugares desconocidos, o aun conocidos. Descansamos y confiamos en los satélites que le dictan a nuestro maravilloso receptor las mejores rutas hacia nuestro destino, “apagando” y dejando fuera de servicio cualquier sentido natural de orientación. Recordemos que habilidad que no se usa, se atrofia.

blog367img02

Pilotos, médicos, arquitectos, militares, choferes, programadores, entre otros, están sufriendo ya algún deterioro en sus capacidades específicas de sus profesiones, al recibir y aceptar sistemáticamente la ayuda de las máquinas que recogen información masivamente y la procesan en una fracción mínima del tiempo que necesitamos los seres humanos.

Buscando un balance

Algunos términos como “automatización adaptativa”, “sesgo hacia automatización”, “automatización centrada en los humanos”, y otros, han comenzado a surgir para representar los argumentos y debates en torno a los pros y contras de delegar demasiado de las actividades mentales y físicas a las máquinas, por muy poderosas que éstas sean.

Los vehículos conducidos sin choferes, los pilotos automáticos que pueden dirigir un avión prácticamente durante todas las fases de un vuelo, los sistemas inteligentes que diagnostican y brindan sugerencias de tratamientos y medicinas, los sistemas diseñadores de edificios que en forma automática calculan las estructuras, los soldados electrónicos que pueden abrir fuego sin arriesgar a los francotiradores, los drones que capturan información de campo y pueden actuar sobre ella, y muchos ejemplos más, ofrecen grandes ventajas sobre la imprecisión, volatilidad, subjetividad y cansancio que sus contrapartes humanas pueden mostrar.

blog367img03

A cambio de esas prestaciones, los seres humanos podemos llegar a perder capacidades analíticas y cognitivas, así como el contacto con el entorno y la habilidad para percibir e interpretar señales excepcionales y, sobre todo, reaccionar a ellas.

Este deterioro será más grave en las generaciones que van tomando posesión de la productividad y administración del planeta, pues han crecido toda su vida haciendo uso de esta tecnología, sin darse la oportunidad de hacer las cosas por sí mismos. Es importante que encontremos un balance que nos permita gozar de las grandes ventajas de la tecnología, sin perder lo inherente y particular de los seres humanos, lo que nos distingue de los demás seres vivientes: nuestra inteligencia.

 

 

24 comentarios sobre “Humanos y tecnología ¿quién controla a quién? ¿quién depende de quién?”

  1. ¡Hola! Muy Buenas Tardes.
    Soy Alumna del Colegio Gustavo Adolfo Bécquer de Santa Tecla. Del 2º Año de Bachillerato. Mi nombre es Michelle Monroy.
    Mi punto de vista sobre su información de Humanos y Tecnología ¿Quién controla a quién? ¿Quién depende de quién? Es el siguiente: Antes que nada darle las felicitaciones por un buen argumento de un tema súper importante para todas las personas de este mundo en especial para los jóvenes así como esta información se me hizo interesante a mí sé que también lo será para la mayoría de mis compañeros ya que le hago una invitación a usted para poder llegar a nuestro centro educativo para hablarnos mucho más de esta información y de este problema en la sociedad , ya que estamos llegando a un punto donde decimos que sin la tecnología no somos nada no podemos desarrollar ciertas actividades ni dichos trabajos de investigación, aun así existiendo libros donde sí se podría encontrar dicha información pero muchas veces nosotros estamos más pendientes de una computadora que de otra cosa. Pero sin embargo nosotros los jóvenes ahora parecemos unos esclavos por la tecnología ya que todo nos facilita. Pero ¿Quién depende de quién? La computadora no controla al ser humano mucho menos dependemos de ella ya que una computadora no hace ninguna actualización mucho menos una investigación si una persona no la impulsa a hacerlo, sino que uno escribe la información de lo que queremos encontrar o hacer, lo facilita si porque es una búsqueda instantánea y más fácil pero ella no nos controla sin nosotros impulsarla.

  2. me parecio muy interante el artico de humanos y tecnologia quien controla a quien quien depende de quien

  3. Buenos Dias Señor Rafael, Me ha parecido muy interesante su articulo y nuestro profesor Ricardo Mejia nos ha estado hablando sobre usted, sobre que usted fue el que trajo el internet a El Salvador y la verdad que seria interesante saber mas sobre todo eso y como alumno del colegio Gustavo Adolfo Becquer en Santa Tecla quisiera que pudiera dar nos una charla o explicarnos todo eso a nuestra promocion, espero que pueda leer este mensaje y tome en cuenta mi propuesta para saber mas sobre ese gran paso que hizo usted para nuestro pais
    Feliz Dia señor Rafael Ibarra

  4. Hola Michelle
    Gracias por tus comentarios.
    Con gusto podemos arreglar una visita de mi parte a tu centro educativo. Escribiré a tu dirección de correo.
    Saludos,

  5. Hola, muy buenas tardes señor Ibarra, me a parecido muy interesante su articulo, y nuestro profesor durante las clases nos a estado hablando sobre usted,sobre que usted fue quien trajo el internet a El Salvador, todo su trabajo me parece muy interesante, soy alumno del colegio Gustabo Adolfo Becquer de Santa Tecla y al igual que muchos de mis compañeros me gutaria que pudiera hacernos una visita para hablarnos mas sobre el tema, espero que pueda visitarnos.
    Feliz tarde!

  6. ¡Hola! Buenas tardes, Sr. Ibarra.
    Me ha parecido muy interesante su artículo, en especial donde menciona que no es tanto la obsesión que tenemos con los móviles o dispositivos electrónicos, si no, que les hemos transferido algunas responsabilidades, a pesar de ser capaces por nosotros mismos.
    En mi opinión, es la tecnología quien depende de nosotros, ya que es solo son herramientas que nos puede facilitar muchas veces el trabajo. Por lo tanto, es muy importante mantener un balance.
    Soy estudiante del Colegio Gustavo Adolfo Becquer, y como ya lo mencionaron mis compañeros, nos encantaría si pudiera programar una visita para profundizar sobre el tema.
    Buen día.
    Saludos.

  7. Hola buenas noches Sr. Ibarra,lo felicito por su articulo, ya había leído algo parecido en una red social, tengo 17 años y para mí el uso del Internet es fundamental ya sea para comunicarme o hacer tareas y he comprobado que confiamos en la tecnología específicamente en el uso de corrector ortográfico sin embargo artículos como este nos dan una alerta que no debemos confiarnos o no depender demasiado de estas herramientas, el habito de la lectura nos ayuda a tener una buena ortografía y no debemos perderlo.
    Aprovecho para comentarle que soy alumna del colegio Gustavo Adolfo Bécquer de Santa Tecla, y nos gustaría mucho que nos visite para impartir una charla con respecto al Internet.
    Saludos cordiales, Gerany Melissa.

  8. Hola! Buenas noches señor Ibarra.
    Mi nombre es Rosario Flores y estuve leyendo su articulo acerca de los humanos y la tecnología y me pareció un tema muy interesante y así como los demás alumnos que le han escrito si un día nos podría visitar o hacer una vídeo conferencia y podríamos hablar acerca del tema así para saber un poco mas.
    Soy estudiante del Colegio Gustavo Adolfo Becquer en Santa Tecla del segundo año de bachillerato y seria un gran gusto que nos acompañara en alguna de nuestras clases de informática.

  9. Buenas noches Señor Lito Ibarra.
    Tenga un cordial saludo. Bueno me tomo el atrevimiento de escribir un comentario sobre su argumento, ya que me llamo mucho la atención sobre, lo de la obsesión tan frecuente que tenemos los seres humanos en los dispositivos tecnológicos ya que a menudo a nosotros los jóvenes nos afecta, pero también de igual manera nos satisface.
    Soy estudiante de el Colegio Gustavo Adolfo Becquer y seria un honor para mis compañeros y mi persona, que asistiera a nuestro centro educativo y nos diera una charla o una exposición sobre este tema ya que me párese muy interesante.
    MUCHAS GRACIAS POR TOMAR DE SU TIEMPO EN LEER ESTE PEQUEÑO COMENTARIO. «Nuestro colegio le tiene las puestas abiertas».

  10. Buenas noches señor Ibarra estuve leyendo su articulo y me parece muy interesante acerca de los humanos y la tegnologia.
    Soy estudiante del Colegio Gustavo Adolfo Becquer y seria un honor que nos visitara y nos hablara sobre este tema que esta bien interesante

  11. buenas noches señor Ibarra le queria decir que me parecio bien interesante su articulo y que me llamo bastante la atención .
    soy estudiante de Colegio Gustavo Adolfo Becquer y seria un honor que nos visitara y nos comunicara mas sobre el tema .

  12. Hola Señor Ibarra.
    Soy Marcela Bonilla estudio en el Colegio Gustavo Adolfo Becquer y me pareció muy interesante su aporte y gracias por traer el internet aquí a El Salvador, y nuestro colegio tiene las puertas abiertas así que venga cuando quiera sería un gusto tenerlo por aquí.
    Gracias y saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *