La propuesta de la comunidad al gobierno de los Estados Unidos sobre Internet

El 10 de marzo de 2016 será agregado a los anales de la historia de Internet, y será registrado como el día en que la comunidad de múltiples partes interesadas, por medio de ICANN, envió sus propuestas sobre cómo llevar a cabo la transición de la supervisión de las funciones técnicas que son el fundamento de la estabilidad, continuidad y resilencia de Internet en todo el mundo, desde el gobierno de Estados Unidos hacia todo el mundo.

No ha sido una tarea sencilla. Aunque para muchos es una tarea pendiente desde hace muchos años, no era, ni es, una decisión fácil para el gobierno de los Estados Unidos. Significa que, después de más de 45 años de existencia de Internet, el país que vio nacer esta red está dispuesto a ceder y transferir a otros la porción remanente de supervisión de las funciones básicas técnicas que permiten y aseguran el buen funcionamiento de la infraestructura lógica y técnica de la red de redes a nivel mundial.

Buscando una analogía, es como si un padre que ha engendrado y cuidado a su hijo por varios años después de su nacimiento, decide revisar si éste ya es lo suficientemente maduro para conducir su propia vida y le concede, por ejemplo, la administración del negocio de la familia. Cualquier padre querrá pedir a su hijo algunas condiciones y evidencias de que ya puede tomar decisiones maduras por su cuenta, antes de siquiera pensar en traspasarle el control.

blog376img01

Desde la expresión de la voluntad de hacer esta transición por parte del gobierno de EEUU, en marzo de 2014, han pasado dos años. En este tiempo, la comunidad mundial de múltiples partes interesadas, formada por la academia, los técnicos, los empresarios, los gobiernos y la sociedad civil, se dedicó a formular, discutir y llegar a acuerdos sobre qué debe ser satisfecho y puesto en marcha para aceptar el traspaso de la supervisión de funciones, y estar tranquilos sobre la continuidad de la operación de esta importante red de redes.

No una, sino dos propuestas

Parecía sencillo. Una entidad de naturaleza tecnológica que administra y ejecuta las tres funciones técnicas para que Internet opere en forma continua, interoperable, escalable y resistente a la mayoría de posibles fallas globales, debe ser supervisada por alguien que tenga el conocimiento, los recursos, la habilidad y la aceptación de todos para hacerlo.

Dado que son tres funciones fundamentales (gestión de nombres de dominio, delegación de direcciones IP y definición de protocolos estándar de interoperación), lo sensato es que las entidades que se encargan de realizar estas tres funciones en el nivel más operativo construyeran una propuesta para definir los esquemas de supervisión de la ejecución a alto nivel de dichas funciones.

Este fue el primer paso que se dio: encargar a un grupo de representantes de las tres comunidades involucradas la redacción de lo que les podría parecer aceptable, técnica, administrativa y estratégicamente para la operación de esta función tan relevante a Internet. Este grupo ad hoc trabajó primero por separado, y luego que cada una de las tres comunidades definieron sus propuestas, un cuarto grupo las consolidó, creando la propuesta principal de la Dirección de la Transición de IANA (IANA Stewardship Transition).

blog376img02

Sin embargo, se pensó que si la institución que supervisaría las funciones de la nueva IANA iba a ser ICANN, esta organización debería mejorar sus mecanismos de transparencia y rendición cuentas de cara a la comunidad. De aquí surgió el trabajo de un segundo grupo de personas que prepararon una segunda propuesta: la mejora en la rendición de cuentas de ICANN.

blog376img03

Estas dos propuestas se presentaron oficialmente a la junta directiva de ICANN durante la reunión 55 de la organización, del 5 al 10 de marzo, y el 10 de marzo, dicha junta directiva resolvió transmitirlas a la Administración Nacional de Información y Telecomunicaciones (NTIA) de EEUU, cerrando exitosamente la primera parte de todo este proceso.

Siguientes pasos

Lo que se espera a continuación, durante los próximos meses, es una bifurcación en la ruta del proceso completo: por un lado, la NTIA revisará, en un máximo de 90 días, ambas propuestas para confirmar que cumplen con las condiciones de madurez que habían establecido previamente. Por otro lado, la comunidad reunida en torno a ICANN deberá trabajar en la concreción de los pasos para la transición en sí misma.

En la primera vía, a cargo del gobierno de EEUU, además de la revisión y confirmación de las condiciones, si bien no es necesario el aval del Congreso, es mejor que éste pueda revisar las propuestas y estar cómodo. Esto debe suceder antes de las elecciones presidenciales y del vencimiento del contrato actual de ICANN con el Departamento de Comercio de EEUU, que ocurrirá el 30 de septiembre de 2016.

En la segunda vía paralela, la comunidad debe preparar y someter a consulta y aprobación de la junta directiva de ICANN los nuevos estatutos de la organización, debe crear la nueva instancia que realizará las funciones operativas en lugar de IANA, debe acordar cualquier nuevo contrato, revisión y renovación del mismo o los procesos de negociación entre los ejecutores y operadores finales de las tres funciones y la entidad supervisora (ICANN), y muchas más actividades.

blog376img04

Lo esperado es que a finales de 2016 todo esté operando bajo este nuevo esquema, donde ya no será necesario que EEUU supervise la realización de estas funciones, sino sea ICANN, con el aval y contraloría de la comunidad, la que haga posible que Internet siga operando en forma continua, estable, segura, abierta y disponible para todos los ciudadanos del planeta. Así sea.

 

 

Un comentario sobre “La propuesta de la comunidad al gobierno de los Estados Unidos sobre Internet”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *