IPv6: Más direcciones que arenas en la playa

Tal vez haya escuchado el acrónimo IPv6, o quizá le haya pasado desapercibido, pero se trata de uno de los cambios más importantes que se está desarrollando en Internet, en forma casi silenciosa. Se trata, dicho brevemente, de un cambio en el protocolo de comunicaciones en el que se empaquetan los mensajes que circulan en Internet, una vez segmentados, para que viajen de un punto a otro, y se vuelvan a armar en el extremo de llegada.

Un protocolo es un conjunto de reglas y definiciones que los fabricantes de los aparatos y dispositivos que se usan para un propósito específico deben seguir en el momento de diseñar y manufacturar sus productos. En este caso, el protocolo IP (Protocolo Internet) debe ser acatado por los productores de equipos para comunicarse en Internet.

Actualmente, la mayor parte de comunicaciones se realizan utilizando la versión 4 del protocolo IP, pero se están realizando esfuerzos intensos para dar a conocer los mecanismos de transición de ésta a la versión 6, pues se considera importante lograr el cambio total hacia este nuevo conjunto de reglas y acuerdos.

¿Qué hacen las direcciones IP?

Una de las características más reconocidas y fáciles de comprender de las direcciones IP, independientemente de la versión, es que cada dispositivo que está conectado a Internet debe tener un identificador único, llamado dirección IP, para que los mensajes y paquetes dirigidos a ese dispositivo puedan llegar en forma correcta y completa a su destino.

Las direcciones IPv4 usan 32 bits (dígitos binarios) para construir los identificadores únicos, separados, para efectos de comprensión del ser humano, en 4 bloques de 8 bits, cada uno de los cuales puede tener un valor que va desde 0 hasta 255. Esto completa 256 valores, que es la cantidad de combinaciones binarias que se producen con cuatro dígitos, obtenida matemáticamente de elevar 2 a la cuarta potencia.

Haciendo un poco de matemática binaria, comprendemos que con 32 bits disponibles, la cantidad de direcciones únicas en Internet son un poco más de 4 mil millones. Si bien es un número bastante grande, ya hace varios años los ingenieros de Internet comenzaron a prever que en algún momento esa cantidad de direcciones y de posibles dispositivos conectados simultáneamente a Internet podría quedarse corta, atendiendo a las tendencias de crecimiento de la red de redes.

Después de mucha discusión técnica en varias partes del mundo, e incluso de una versión intermedia del protocolo (IPv5) que fue desechada, se arribó al consenso sobre el nuevo diseño, y gracias a la versión 6 del protocolo IP, que establece direcciones de longitud de 128 bits, será posible contar con “3.4 multiplicado por 10 elevado a la 38 potencia” direcciones.

Esta es una cantidad de direcciones IP accesibles para comunicar dispositivos en Internet tan grande, que algunos han llegado a comparar dicha cantidad con la de arenas en la playa, y de estrellas en el universo. Es decir, se trata de magnitudes que resultan hasta difíciles de imaginar.

Un poco de tecnología

Si bien este apartado contiene elementos quizá excesivamente tecnológicos, será breve y tal vez abone a la comprensión adicional del tema de la necesidad de migración de una versión a la otra en todas nuestras instalaciones de red conectadas a Internet.

Además de los cambios en la cantidad de direcciones, la nueva versión también comprende modificaciones en la estructura de los paquetes de datos que viajan en el ciberespacio. Baste decir esto muy brevemente, de forma que si alguien se interese, pueda estudiar un poco más sobre el futuro del Protocolo Internet.

Los paquetes de la versión IPv4 tienen 192 bits, (10 campos, 2 direcciones y opciones).

Los paquetes de datos en la versión IPv6 tienen 320 bits (6 campos y 2 direcciones).

¿Por qué se desea realizar el cambio a IPv6?

El esfuerzo de esta migración es masivo e intenso, supone capacidad técnica y una clara comprensión de los aspectos involucrados, así como de equipo, hardware y software, diseñado expresamente para poder conocer y dar paso a los paquetes con esta nueva versión.

A pesar de ello, es un proceso que debe realizarse en la mayoría de instalaciones, y en el menor plazo posible. Un solo motivo existe detrás de estos esfuerzos: tener más direcciones IP disponibles en la red mundial de Internet.

La mayor cantidad de direcciones son necesarias para atender la creciente demanda de las mismas, a nivel mundial, para:

* Miles de millones de nuevos dispositivos: teléfonos celulares, PDAs, dispositivos de consumo, automóviles, aparatos de medición, etc.

* Miles de millones de nuevos usuarios: China, India, países con economías emergentes, etc.

* Tecnologías de acceso “always-on” (siempre necesitan estar en línea)

* Nuevos tipos de aplicaciones y nuevos mecanismos de acceso que requieren direcciones únicas, sin admitir mecanismos de traducción de direcciones, como los conocidos NAT (Network Address Translations).

Adicionalmente, la nueva versión del protocolo IPv6 tiene como ventajas:

* Capacidades ampliadas de direccionamiento

* Autoconfiguración y reconfiguración sin servidor (“plug and play”)

* Mecanismos de movilidad más eficientes y robustos

* Incorporación de encriptado y autenticación en la capa IP

* Formato de la cabecera simplificado e identificación de flujos

* Soporte mejorado de opciones y extensiones

* Más facilidad para configurar la seguridad de acceso

Para conocer más sobre IPv6

El 14 de octubre próximo, en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, a partir de las 8 de la mañana, y durante todo el día, tendremos la oportunidad de conocer más acerca del nuevo protocolo IPv6, gracias a un seminario taller que será impartido por Jordi Palet Martínez, un verdadero profeta del IPv6 a nivel mundial.

Jordi Palet Martínez
Jordi Palet Martínez

La entrada es gratuita, y solamente debe registrarse enviando su nombre, empresa y dirección electrónica a daguilar@bib.uca.edu.sv.

Un comentario sobre “IPv6: Más direcciones que arenas en la playa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *