Talleres sobre Internet para adultos, padres de familia y niños

Aun existe una importante brecha digital en varios de nuestros países en Latinoamérica. Desde lo fundamental, que es la posibilidad de conectarse a Internet a precios y con tecnología accesible, hasta una forma de separación que se relaciona con el uso y aprovechamiento de todo lo que se puede hacer con la tecnología, y la publicación de los contenidos propios y locales.

Este hecho, que es innegable y aun se mantiene de esta forma en una buena parte de la población, trasciende los números y las estadísticas. A veces, comprensiblemente, olvidamos que aun hay muchos de nuestros conciudadanos que aun no se pueden conectar, y aprovechar las ventajas que cada uno de nosotros puede obtener de esa conexión.

No todos los gobernantes, que son los que con frecuencia tienen alguna posibilidad de destinar fondos públicos a la promoción de estas actividades, tiene dentro de su agenda esta carencia como una prioridad. Hay estados que han llegado a equiparar el acceso al agua y la energía eléctrica con el acceso a Internet como un derecho de sus ciudadanos, y canalizan recursos hacia esa meta.

No se trata solamente de conectar a las personas, o a hacer posible que cuenten con equipos y posibilidades para entrar a Internet, sino también enseñarles cómo hacerlo con propósitos claros, productivos y rentables, para que tenga completo sentido.

Talleres, cursos, y acompañamientos

Afortunadamente, hay muchas iniciativas en varios países, con o sin acompañamiento de los gobiernos, que la sociedad civil, la academia y la empresa privada pueden realizar en este sentido. Algunos de estos proyectos tienen un grupo meta específico, como pueden ser los adultos mayores, los padres de familia, los niños, y las mujeres, entre otros, y pueden ser desarrollados con el apoyo de voluntarios.

Una de estas actividades ha sido propuesta por las asociaciones Conexión y SVNet, organizadores de la semana de eventos que se desarrollan todos los años en nuestro país como parte de la celebración del Día de Internet, alrededor del 17 de mayo.

Se ha invitado a las diversas universidades locales que ya son parte del grupo de entidades que colaboran durante la semana mencionada, a que, previamente a dicha celebración, se lleven a cabo talleres de inducción para audiencias no tradicionales, como las mencionadas arriba, para contribuir a esta difusión.

Entre los temas propuestos se encuentran: Bullying y Cyberbullying; Acompañamiento de padres a hijos en Internet; Encuentre a su hijo en Facebook; Internet sano. Se invitó a las universidades a designar entre sus estudiantes algunos voluntarios para recibir una capacitación impartida por Conexión, para que a su vez puedan replicar estos conocimientos y experiencias.

Para padres de familia

El proyecto de Conexión y SVNet busca que, con el apoyo y participación activa de las sedes que forman parte del Comité de Impulso para el Día de Internet en El Salvador, utilizando sus laboratorios de informática y algunos estudiantes en servicio social, se puedan impartir talleres prácticos sobre temas específicos a poblaciones que no son tradicionalmente atendidas por dichas sedes.

La meta es que cada institución participante sirva al menos tres talleres entre los meses de febrero, marzo, abril y la primera quincena de mayo, de forma que puedan ser reportados durante la semana de celebración del Día de Internet.

Los talleres han dado inicio, y el sábado 25 de marzo, por ejemplo, en la universidad Evangélica se llevó a cabo una de estas sesiones, dirigida a padres de familia. El mensaje principal es que, independientemente de si estos padres de familia tienen acceso o no a las tecnologías, y saben o no usarlas, es importante que también comprendan las ventajas, así como los riesgos, que sus hijos pueden experimentar en la red, sin tomar la actitud de oponerse a esta necesidad de sus hijos.

En este taller participaron unos 30 padres de familia, y esperamos que las sesiones continúen en ésta y las demás universidades que son parte del proyecto, atendiendo a más poblaciones no tradicionales, como un aporte a disminuir la brecha digital en el sentido del conocimiento y aprovechamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *