Social Media Day 2017: Las redes sociales como herramienta de mercadeo

En su séptima edición, se llevó a cabo del 29 de junio el evento Social Media Day, con una serie de presentaciones desarrolladas por expertos de España y Argentina, así como un salón lleno de las propuestas comerciales de empresas, universidades en el campo de la tecnología y relacionados.

El tema principal fue el uso provechoso y productivo de las redes sociales para promover la venta de productos y servicios, y los presentadores, cada uno con su estilo, hicieron énfasis en las formas actuales en que los mercadólogos, expertos en mercadeo, gerentes de campaña y altos tomadores de decisiones en empresas grandes, medianas y pequeñas, pueden hacer uso de las distintas redes sociales para cerrar ventas e incrementar sus ingresos.

En la primera charla, la española Patricia de Andrés hablo de los “insights” digitales. Como en cualquier curso básico de marketing, la conferencista recomienda conocer a los clientes al mayor nivel de profundidad posible. La diferencia es que en el mundo digital, ya existen herramientas con muchos enfoques, alcances y posibilidades para lograrlo. De ahí que ella establece que para lograrlo se debe lograr una combinación de arte y ciencia, creatividad e ingeniería.

El también español Juan Merodio habló de estrategias de mercadeo en línea y fuera de línea. Estableció que si bien las redes sociales atraen a algunos prospectos de clientes, no sirve de nada tener cientos o miles de seguidores, si no se logra convertir las visitas en ventas concretas. Para ello, además de no usar la cantidad de “me gusta” como métrica de éxito, debe también contarse con un punto de llegada o “landing point”, refiriéndose a contar con un sitio web propio.

Las charlas cerraron con la del argentino David Castejón, que con un estilo más interactivo, hizo evidente que los consumidores y clientes son todos diferentes, aunque tengan algunas características en común con unos y otras con otros. Su mensaje principal fue la omnicanalidad, es decir, el uso de muchos y diversos puntos de contacto entre clientes y empresas, online y offline.

Cegados por los destellos de las redes sociales

No es un fenómeno ajeno a nuestros tiempos el nivel casi obsesivo de muchas personas por estar conectados a las redes sociales. Ya sea para saber qué se dice de nuestros conocidos, o de nosotros mismos, o para enterarnos de los chismes, chistes, burlas y rumores que se difunden ampliamente sobre personas, empresas, instituciones, nacionales o internacionales, mucho o poco conocidos.

Fotos de La Prensa Gráfica

Para algunas personas, dejar de consultar sus redes sociales por unas pocas horas es casi un atentado a su salud mental. Para otros, es preferible mantener la conectividad que comprar algunos productos y servicios necesarios. La movilidad experimentada gracias a los dispositivos celulares es un factor de suma importancia en la popularidad que han logrado estos niveles de propagación y acceso.

Por esta razón, es lógico y válido que consideremos que para llegar al potencial consumidor, el canal de las redes sociales nos presenta una gran oportunidad por su relativo bajo costo, y creciente nivel de uso, en los distintos estratos sociales que pueden convertirse en nuestro cliente y consumidor.

Sin embargo, si se trata de cerrar los negocios, lo que los mercadólogos llaman la tasa de conversión, y concretar ventas que dejen ingresos y, sobre todo, dejen clientes satisfechos que volverán a buscarnos en la siguiente ocasión que deseen comprar, es importante considerar, diseñar y desarrollar una estrategia concreta y específica, que usa las redes sociales como un canal de entrada, como una vitrina, nada más.

Ingeniería y creatividad: ambas necesarias

Como en cualquier tarea de mercadeo, lo que cuenta al final es el rendimiento de las inversiones hechas en publicidad, cuando éstas se traducen en ventas, comentarios positivos y clientes satisfechos. Se trata, entonces, de comprender las potencialidades de estas herramientas que han sido desarrolladas sobre la plataforma Internet, y saber incluirlas en la mezcla adecuada de promoción y mercadeo.

Para eso, es importante considerar las ventajas y desventajas que nos presentan, y sacar provecho o cuidarse de no cometer errores propios del nuevo medio. Las características de inmediatez, cuasi anonimato, respuestas públicas, venta de boca en boca con receptores multiplicados en número, cultura digital propia, y muchas más, deben ser conocidas y consideradas.

Una gran ventaja es la cantidad de información sobre clientes, potenciales y actuales, que puede obtenerse y segmentarse, gracias a la aplicación de algoritmos hechos para tratar sobre los grandes volúmenes de información que se obtiene de forma gratuita.

El experto en marketing actual no puede considerar que su trabajo está completo o será bien realizado, si deja fuera las grandes posibilidades que las tecnologías informáticas de captura, almacenamiento, procesamiento y generación de información valiosa a partir de inmensas bases de datos que crecen cada día más.

Lo que se mantiene en la base es la creatividad individual, pero con un apoyo mayor en el conocimiento de las herramientas tecnológicas. Cualquiera de ellas sin la otra, conocimiento sin creatividad, o creatividad sin conocimiento, no llegará muy lejos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *