Hardware diseñado y fabricado en El Salvador ¿Es posible?

En países como el nuestro, con los problemas que nos aquejan, las limitantes históricas y actuales para que una mayoría de ciudadanos puedan acceder a educación, para que haya inversiones, sobre todo en áreas no tradicionales de la economía, y para que las políticas públicas logren romper los obstáculos estructurales, es difícil concebir que podamos participar en la industria mundial de alto valor agregado.

El diseño y fabricación de hardware basado en elementos electrónicos y digitales, para realizar funciones propias de un ambiente digitalizado, es un sector de la industria que puede ser intimidante, por varias razones, para nuestros ingenieros, productores, empresarios e inversionistas locales.

Parte de la filosofía de trabajo de Compucentro

Por esas razones, es reconfortante conocer experiencias salvadoreñas que tienen el potencial, la capacidad, el talento, la energía, los deseos y, sobre todo, la voluntad, de sobresalir en el mundo, enfocándose en el desarrollo de hardware digital para distintas aplicaciones.

Un kiosko automatizado de pago… y más

Una empresa salvadoreña llamada Compucentro, fundada en 1995, y con el empuje de sus líderes, Edgar Borja hijo y padre, están diseñando y construyendo, desde hace unos cuantos años, productos de hardware y software que responden a necesidades en el ambiente salvadoreño y mundial, facilitando algunas tareas a los usuarios de tales dispositivos.

Figura cortesía de Compucentro

Uno de estos dispositivos, quizá el más impresionante por su funcionalidad, apariencia, versatilidad, utilidad y nivel de sofisticación, por el hecho de utilizar dinero en sus transacciones, es un kiosko automatizado de pago, que puede ser, para Compucentro, fácilmente adaptable a otras funciones.

Figura cortesía de Compucentro

Por ejemplo, utilizando algunos módulos diseñados para este kiosko, el equipo de diseño y construcción ha diseñado, y tienen en fase de prototipo, un receptor automatizado de las cuotas de pago por seguridad en colonias, comunidades y condominios, extendiendo esta posibilidad a 24 x 7, comparado con la forma actual y más difundida de realizar este cobro, por medio de una persona.

Figura cortesía de Compucentro

Igualmente, han diseñado y construido un casillero electrónico, con el que buscan facilitar la entrega de productos entre emprendedores comerciantes y productores pequeños, y sus clientes, al realizar entregas en puntos intermedios, usando los casilleros, con clave para que el comprador recoja su producto.

Algunos diseños, como el de una pequeña consola de videojuegos, estilo Game Boy, que se puede construir por menos de $5, ha sido colocado por Edgar para ser compartido en su espacio www.github.com/edgarborja, con el fin de que cualquier institución educativa, o joven interesado lo pueda realizar. Ver artículo aquí.

La imaginación, la creatividad y la innovación parecen ser los motores de esta empresa y de sus emprendedores. Compucentro es la confirmación práctica de que buenos productos de calidad pueden ser diseñados, concebidos y construidos en nuestro país por medio de la colaboración multidisciplinaria, y un claro sentido de realidad, oportunidad y visión, así como una filosofía que le da vuelta a las aparentes desventajas de nuestro país, hacia un verdadero potencial de generación de riqueza y reputación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *