Archivo de la categoría: Desde el aula

Una propuesta educativa para la generación Net

Alguna vez mencionamos que hoy en día “los niños vienen con el ‘mouse’ bajo el brazo”. Igual significado tendría decir que “las nuevas generaciones traen la tecnología en los genes”, o hablar de “ciudadanos nativos digitales”, para referirnos a la generación de niños y niñas, adolescentes y jóvenes adultos que han crecido, jugado y aprendido comunicándose por medios y dispositivos que utilizan tecnologías basadas en la digitalización de la información.

Para esta generación, conocida por algunos como la “generación Net” o “generación Red”, la cultura y todo su estilo de vida ha estado permeado desde siempre por la presencia y el uso de estos artefactos tecnológicos. Es un grupo de personas más independiente, con más autonomía y con una mayor cantidad de información y conocimiento a su disposición, son una generación que “asesora a sus padres porque éstos no entienden Internet”.

Muchos de los adolescentes contemporáneos, en todo el mundo, viven una virtualidad real, y para ellos ya no se puede hablar de una realidad virtual, como hasta hace unos pocos años nombrábamos a esa simulación que se hace en las computadoras de los sentidos y las sensaciones reales. A través de las redes sociales, y la gran cantidad de formas, aplicaciones y eventos que les dan vida, los miembros de la generación Net comparten con sus allegados una importante parte de sus actividades, de sus expresiones, de sus sentimientos y de sus procesos de maduración y aprendizaje.

La esencia del web 2.0

El fenómeno web 2.0, hay que aclararlo, no es un movimiento tecnológico. Si bien se ha usado el estilo de nombrar versiones empleado en la identificación de paquetes de software, en el que se usa un entero y uno o varios decimales, no es un producto ni un dispositivo comercializado por una de las empresas famosas en tecnología informática.

Si bien la tecnología de las comunicaciones contemporánea ha sido un elemento importante, la realización de lo que se puede conocer como web 2.0 está mejor referido a la forma en que se relacionan las personas en el presente. Cronológicamente, podemos ver algunos hitos importantes en el siguiente gráfico:

Web 2.0 en el tiempo
Web 2.0 en el tiempo

En este sentido, la esencia de web 2.0, es “la promesa de una visión realizada: la Red, Internet, convertida en un espacio social, con cabida para todos los agentes sociales, capaz de dar soporte a y formar parte de una verdadera sociedad de la información, la comunicación y/o el conocimiento”.

Algunos de los principios de la web 2.0 y la nueva economía que la acompaña, la “Wikinomía”, son los siguientes:

* El servicio mejora automáticamente mientras más personas lo usan: Los usuarios agregan valor

* Se apoya en el poder de la Web para reunir la inteligencia colectiva

* Se trata de una web incremental, web viva, que puede actualizar su contenido a cada instante, en segundos, por medio de fuentes seleccionadas por cualquier persona

* Nuevos modelos y formas de negocio

* El activo clave no es el programa, sino el contenido

Los requerimientos de la generación Net

Si bien todos hemos desarrollado algunos niveles de exigencia respecto a los servicios que nos brindan terceros, es posible enumerar los requerimientos específicos de los nativos digitales, ante los cuáles ellos muestran un menor nivel de tolerancia que los que somos “inmigrantes digitales” (es decir, aquéllos que, al nacer, no contaron de inmediato con las herramientas tecnológicas modernas, sino han debido conocerlas y adaptarse a ellas en su edad adulta).

Requerimienos de los nativos digitales
Requerimienos de los nativos digitales

T-Box Planet: una propuesta web 2.0 salvadoreña

Nuestros niños, niñas y adolescentes, al igual que los demás miembros de la generación Net del planeta, se sienten a gusto con los mensajitos por celular, las fotografías digitales, los vídeos accesibles públicamente, y la posibilidad de participar en eventos, movimientos, y agrupaciones que se manifiestan por medio de la red Internet. La mayoría de nombres que aparecen en el cronograma anterior no les son extraños, ni en concepto, ni en utilización.

Y aunque no conozcan las fechas o las circunstancias en que surgió cada una de las innovaciones que dieron forma al fenómeno web 2.0, hoy son parte recíproca de su modo de vivir, de su manera de aprender y de su forma de expresarse.

Atendiendo a esa realidad, y con una buena experiencia didáctica a su favor, Futurekids ha iniciado la difusión y comercialización de la propuesta T-Box Planet, que es una plataforma integrada de herramientas web 2.0 para ser empleadas en la educación de los niños, niñas y jóvenes salvadoreños y de la región centro y latinoamericana.

Los principios de diseño de esta innovadora plataforma educativa son los mismos principios que subyacen en el fenómeno web 2.0: colaboración, autonomía, participación, multimedia, interacción, aprendizaje colectivo, trabajo entre pares. La idea realmente destacable es destinar una plataforma que es una colección de herramientas y componentes web 2.0 al servicio de la educación.

¿Qué hay en T-Box Planet?

La propuesta comprende, además de una plataforma en Internet, materiales didácticos de apoyo, tanto al alumno como al docente, así como soporte y apoyo técnico por parte de expertos técnicos y pedagogos que han utilizado la tecnología de información durante años para hacer más eficiente el proceso de enseñanza aprendizaje.

Esto significa situar el proceso educativo en “la misma cancha” en la que los miembros de la generación Net, los actuales educandos, se mueven a diario y en cada momento de su vida. La plataforma integra espacios para que los alumnos coloquen fotografías, vídeos, textos, y referencias a sitios web que sean de su gusto, y que hagan algún aporte, según su opinión, a los temas que se están aprendiendo en un momento dado.

T-Box Planet
T-Box Planet

Los estándares usados, la metodología empleada, los servicios ofrecidos y los beneficios obtenidos se presentan en la plataforma, de manera pública y abierta. Los docentes y alumnos que cuentan con un usuario autenticado, pueden tener acceso, en forma personalizada, a los servicios de Correo electrónico, Directorio compartido de sitios favoritos creado por los miembros de la comunidad, Creación y administración de Blogs, Galería de imágenes y fotografías, Galería de audio y vídeo, Portafolio electrónico, Mensajería entre miembros de la comunidad, Portal de actualizaciones de contenidos, Círculo de amigos y colegas, Creación y administración de Wikis.

Además, un docente registrado, cuenta de inmediato con una Webteca, o colección revisada de sitios web, clasificada según área del conocimiento; un Directorio de contactos, entre las personas registradas en la plataforma; acceso a BrainPop, una colección de recursos multimedia en español para apoyar el aprendizaje de una gran variedad de temas; acceso a WikiBox, una serie de publicaciones wiki sobre diversos aspectos; y acceso a Eduteca, un almacén de propuestas educativas contribuidas por los docentes que pertenecen a T-Box, independientemente del centro educativo donde laboran.

Una apuesta al futuro, ahora

Como dice uno de los principios de web 2.0, “el activo clave no es el programa, sino el contenido”. La plataforma T-Box Planet es apenas el medio para propiciar la colaboración de jóvenes salvadoreños entre sí y con los demás alumnos y docentes que se irán conectando a la misma plataforma, en otros países de la región.

Es la entrada al futuro, es la forma de propiciar la participación y el involucramiento de nuestros jóvenes en su propio proceso de aprendizaje, desarrollando las habilidades y competencias que los harán más adaptables a este entorno real actual que lo único que tiene constante es el cambio.

Orgullosos de podernos llamar SV

Muchos computadores en Internet tienen un nombre propio: esas palabras a continuación del símbolo de arroba (@) en una dirección de correo electrónico personal o el muy usado “www” en los sitios web. Lo que tal vez no sea tan conocido es que también tienen un apellido, que los asocia y vincula a una familia, como a los humanos. En la jerga de Internet estos apellidos son llamados nombres de dominio, o simplemente dominios.

Hay dos grandes tipos de apellidos en Internet: los de tipo genérico y los apellidos por país. Dentro de los apellidos o dominios genéricos se hallan en la actualidad los muy usados .com, .edu, .org, .info, y .net, entre muchos más. Dado el crecimiento que se ha observado en los nombres en Internet en los últimos años, se han adicionado recientemente algunos otros nombres de familias de tipo genérico, tales como .coop, .aero, .museum y .name, por ejemplo.

Pero además de estos apellidos, y dado que existen muchos países que publican su información en Internet, existen también los dominios de código de país. Los apellidos que definen a estas familias se basan en un código estándar mundial, denominado ISO 3166, que da pie a los dominios geográficos. Así, cada país es identificado en Internet con dos letras al final de los nombres de los computadores que se hallan conectados a la gran Red y que desean ser asociados a un país o territorio geográfico. Normalmente, existe una subdivisión adicional dentro de cada país, con el mismo objeto de categorizar los sitios y computadores de acuerdo a su actividad principal.

El apellido Internet para El Salvador

El apellido que le corresponde a El Salvador es “.SV”, y es administrado, a través de un acuerdo de delegación, por SVNet (www.svnet.org.sv). La subdivisión que se aplica establece las familias .com.sv, .edu.sv. .gob.sv y .org.sv; y las políticas de asignación se hallan publicadas en el sitio web de SVNet.

La forma de solicitar y obtener un apellido propio (o nombre de dominio) es muy sencilla. De nuevo, este mecanismo, así como el formato que debe llenarse se encuentra disponible en la página web de SVNet o en el CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), institución que es la secretaría de SVNet.

Desde un punto de vista técnico, es totalmente transparente el nombre y apellido que se use en Internet. Debido al fenómeno de la globalización, a la mayoría de empresas transnacionales les interesa mantener presencia en Internet de forma distribuida, y así, empresas de la talla de Intel, Microsoft, Henkel y Shell, entre otras, han solicitado y obtenido su nombre de dominio bajo la familia .sv.

De igual modo, empresas nacionales (comerciales, de servicios, educativas, gubernamentales, etc.) mantienen presencia en Internet identificándose como salvadoreñas, al denominarse “www.miempresa.com.sv”. Lo anterior, además de identificar el origen y/o ubicación de la empresa, permite darle un énfasis a la personalidad empresarial nacional e incrementar la presencia de El Salvador en Internet, contribuyendo de alguna forma a la inserción efectiva de nuestro país en el concierto mundial.

Personalidad propia en Internet

Al recibir una asignación de nombre de dominio, una empresa puede hacer uso de los servicios de cualquier proveedor de conectividad, nacional o extranjero, según su conveniencia. Aun más, si en algún momento desea cambiar de proveedor, se llevará su apellido consigo, manteniendo su presencia en Internet sin perturbaciones.

Una vez se ha registrado un nombre de dominio, la empresa, institución o persona que lo ha registrado está en la posibilidad y facultad de crear tantas cuentas de correo y nombrar tantos computadores como desee bajo el mismo dominio, y esto no impacta en absoluto en el proceso de registro o de pago por el nombre de dominio.

En otras palabras, una vez registrado el dominio “ejemplo.com.sv“, la instancia que lo ha registrado puede crear y administrar los computadores “www.ejemplo.com.sv“, “correo.ejemplo.com.sv“, “ventas.ejemplo.com.sv“, así como crear y administrar cualquier cantidad de cuentas de correo del estilo “info@correo.ejemplo.com.sv“, en cualquier momento que así lo desee, sin tener que informar a nadie ni pagar nada adicional por toda esa actividad.

Gestionar y obtener un apellido Internet dentro de la familia “.sv” es fácil, no está vinculado con ningún proveedor, actual o futuro, y puede contribuir a hacer más visible a nuestro país en el Ciberespacio. Una empresa con un nombre registrado en “.com”, por ejemplo, podría tener también el mismo nombre registrado terminando en “.sv”, y que las comunicaciones a ambas direcciones lleguen al mismo sitio. Las visitas a páginas Web conteniendo aspectos relativos a El Salvador serán recibidas y atendidas, orgullosamente, por computadores cuyo nombre termina con el apellido SV.

Marca, identificación e imagen

Las terminaciones de los nombres de dominio pueden identificar un país. Cada vez más personas, empresarios e inversionistas en el mundo saben esto, y si requieren establecer contacto con un potencial socio en El Salvador, por ejemplo, buscarán la terminación .SV

De acuerdo a las estadísticas compiladas por Pingdom (www.pingdom.com), los nombres de dominio crecieron en un 19% en 2008 en el mundo entero, llegando a una cifra aproximada de 174 millones en diciembre 2008. Esto refleja el creciente y marcado interés de las empresas, personas e instituciones de tener una presencia, una marca y una identificación en Internet.

Aunque las marcas registradas tienen un origen completamente diferente al de los nombres de dominio, en la actualidad la mayor cantidad de marcas, y las empresas que las han registrado, buscan registrar y usar también ese mismo nombre en Internet, para mantener la fidelidad de sus clientes, usuarios y consumidores.

Dicen los expertos en mercadeo y marketing que la imagen, el logo, el nombre y la marca son elementos importantes en la venta de nuestro producto o servicio. Ahora debemos agregar a esa lista de aspectos clave el registro y uso de nuestro propio nombre de dominio. Siendo salvadoreños, tiene mucho sentido hacer uso de nuestro propio apellido en Internet, el dominio SV.