Archivo de la categoría: Cosecha de la experiencia

El papel y el valor de las certificaciones técnicas de reconocimiento mundial

Mucho se habla de la competencia y de los mercados globales. Este es un tema que, para países pequeños como el nuestro, con un mercado pequeño en tamaño y limitado en poder adquisitivo, especialmente para productos y servicios de alta tecnología, debe ser considerado en forma prioritaria.

Las empresas y los innovadores en cualquier área de tecnología avanzada que establezcan su base de operaciones en El Salvador, deben tener claro que su estrategia de mercadeo debe ser diseñada para llegar al mundo entero. Esto implica diseño de campañas con ese alcance, en varios idiomas, con estilos acordes a las tendencias contemporáneas y mucha disposición al cambio veloz.

Pero también conlleva, sobre todo, el énfasis en la calidad en todos sus aspectos y detalles: Conformación con normas internacionales, respeto a leyes locales y convenios internacionales, manejo de procesos ágiles y al nivel de los mejores jugadores, atención al cliente en forma personalizada y eficiente, una poderosa red de contactos, conocimiento de la cultura y la forma de hacer negocios en diversos países y regiones, etc.

Uno de los elementos clave de la observación y cumplimiento de parámetros de calidad es la normalización, entendiendo ésta como el común acuerdo entre naciones e instituciones sobre formas de realizar las tareas y medidas unificadas para establecer su validez.

Las certificaciones técnicas

La formación del recurso humano calificado no es inmune a esta tendencia hacia la calidad. Desde el surgimiento de las universidades y las instituciones de formación en el mundo, ha sido necesario contar con un reconocimiento oficial, un título o un diploma que acredite a la persona que ha estudiado y adquirido las competencias establecidas en un plan de estudios para que pueda ejercer su profesión en la sociedad.

Por años, las carreras profesionales en el campo de la informática han contenido cursos, materias y prácticas que habilitan a los ingenieros en sistemas y licenciados en computación para ejercer las funciones que requieren mayor abstracción e integralidad, como son el análisis de sistemas, el diseño de aplicaciones y bases de datos, y la codificación de los programas computacionales, así como otras especializaciones en seguridad, topología de redes, servicios web y más.

Más recientemente, sin embargo, el área de las tecnologías de información ha continuado ampliando la diversidad de especializaciones en las tareas que los expertos y profesionales de esta disciplina deben conocer.

Al mismo tiempo, las empresas y organizaciones que a nivel mundial crean y establecen las tendencias tecnológicas definen planes de estudio y rutas de carrera dentro de sus propios productos, estándares y tecnologías, y también desarrollan sistemas de acreditación, validación, certificación y actualización de competencias específicas en sus dominios. El reconocimiento de las competencias individuales en cada una de estas especializaciones es otorgado por estos grandes jugadores por medio de las certificaciones técnicas, las que tienen validez mundial.

Valor agregado para todos

Las certificaciones técnicas demandan de la persona que aspira obtenerlas una buena dedicación al estudio y práctica de las habilidades, conocimientos y competencias que se requieren en cada nivel, y es usual que exijan la revisión y actualización periódica para responder al siempre cambiante entorno tecnológico.

Se trata también de una inversión financiera importante, ya que tanto los cursos como los exámenes de certificación tienen costos, en algunos casos considerables. Lo bueno es que la persona certificada en El Salvador en un producto, familia de habilidades o tecnología particular será reconocida en muchos otros países, pudiendo ser empleado o formar su propia empresa al contar con los demás recursos.

Esta tendencia comprende tanto a productos y servicios de las empresas que comercializan su oferta por medio de licencias propietarias como aquellos productos creados en el ambiente de código abierto, software libre o licencias compartidas. Se trata de contar con una instancia a nivel mundial que pueda acreditar los conocimientos y habilidades de una persona en un tema particular.

Buscar la certificación es válido tanto para personas en formación inicial, que acaban de concluir sus estudios de educación media o bachillerato, así como para los profesionales que se encuentran en ejercicio y que desean ampliar y especializar aun más su profesión.

Las empresas también ganan al contar entre su plantilla a personal certificado, puesto que una entidad externa, de amplia credibilidad, ha certificado que esa persona cuenta con los conocimientos y competencias requeridos.

Favorecer la certificación técnica del personal empleado y empleable en la mayor cantidad de especialidades, productos, áreas y marcas que sea posible, incluyendo tanto a los bachilleres como a los profesionales graduados, debería ser parte de una política nacional integral de formación de recurso humano de un país como el nuestro.

 

El Hackathon contra la violencia doméstica: una experiencia para repetir

El sábado 26 y domingo 27 de enero, en jornadas continuas de trabajo, un grupo de programadores, técnicos, diseñadores y otros creativos unieron y ofrecieron sus talentos con un propósito común: desarrollar proyectos que apoyaran el combate a la violencia doméstica en sus diversas formas, por medio de la aplicación de la tecnología de información y comunicaciones.

El evento, que se desarrolló en forma simultánea en otros 6 países, además de El Salvador, reunió a 32 jóvenes que se dedicaron a idear y desarrollar las propuestas para responder a los desafíos planteados por representantes de organizaciones dedicadas al tema de reducir la violencia hogareña y otros tipos de acciones delictivas y conductas denigrantes contra las mujeres, los niños y otras víctimas.

Fotografía: Claudia Aguilar

Además de proponer y desarrollar posibles respuestas a las necesidades de las instituciones que presentaron un total de 8 desafíos (el mayor número entre los demás eventos simultáneos), todos los asistentes departieron en un ambiente agradable, compartiendo alimentos y bebidas, y discutiendo sus ideas y creaciones con los proponentes de los desafíos.

El proceso y las propuestas

La mañana del sábado dio inicio con las palabras de apertura y explicación de la metodología a seguir. De inmediato, las organizaciones sociales presentaron sus desafíos ante todos los asistentes, para que los técnicos participantes pudieran decidir cuál de los desafíos enfrentarían con sus capacidades tecnológicas.

Fotografía: Claudia Aguilar

Aprovechando su relación y proximidad, los 8 retos fueron reunidos en 4 solicitudes que al final dieron lugar a la formación de 7 grupos de trabajo e igual número de propuestas.

  1. Aplicación (App) de denuncia para niños
  2. Plataforma de derechos de los niños
  3. Herramienta de atención para FOSALUD para documentar y centralizar datos
  4. SMS preventivos sobre tipos de maltrato, consejos e información para realizar denuncias
  5. Web pedagógica y lúdica de promoción de valores entre niñas y niños preadolescentes
  6. Plataforma de información integral contra violencia doméstica
  7. Sistema que captura primeros niveles de data para facilitar ruta crítica interinstitucional

A partir del final de la mañana del sábado, hasta el mediodía del domingo, los participantes se dedicaron a discutir, diseñar, codificar, programar, probar y mejorar sus proyectos, trabajando contra reloj, atendiendo solamente a las pequeñas interrupciones de rigor.

Fotografía: Claudia Aguilar

De esta forma, después del almuerzo del domingo, los grupos participantes presentaron sus proyectos a los 5 jueces y demás asistentes que, después de escuchar con atención, hicieron las preguntas y comentarios que consideraron pertinentes, y procedieron a deliberar.

Los ganadores

La participación de todos fue muy apreciada y agradecida por los organizadores, el Banco Mundial, SecondMuse y la UCA, y los patrocinadores, SVNet, Conexión, CasaTIC, Klan Animations, Insert, y aunque todos pudieron llevarse algo a su casa como agradecimiento, los tres proyectos ganadores resultaron:

Fotografía: Claudia Aguilar

1. SMS preventivos sobre tipos de maltrato, consejos e información para realizar denuncias (reto presentado por ISDEMU & Colectiva Feminista).

Equipo formado por: Fátima Isabel Castro, Ana Lilian Viana, Elmer Edgardo Escobar, William Ernesto Vides, Carlos Soriano y Moisés Larín. Ellos recibieron cada uno un disco duro externo de 500 GB, una licencia de software Inhouse, una camiseta Día de Internet y una suscripción a GitHub.

Fotografía: Claudia Aguilar

2. Web pedagógica y lúdica de promoción de valores entre niñas y niños preadolescentes (reto presentado por INSERT & IDHUCA).

Carlos Valladares, Ulises Gómez, Patricia Tejero, Oscar Andrade, Américo Andrade, Claudia Aguilar, Andrés Javier López, Carlos Amaya, Jorge Jovel, Francesca Mata. Ellos se llevaron cada uno un par de audífonos, una camiseta Día de Internet y una suscripción a GitHub.

Fotografía: Claudia Aguilar

3. Plataforma de información integral contra violencia doméstica (reto presentado por FOSALUD).

Hugo Alexander González, Carlos Alberto Aguilar, William Díaz. Cada uno recibió una memoria USB con motivos del juego “God of War”, una camiseta Día de Internet y una suscripción a GitHub.

———

La experiencia fue educativa para todos los asistentes y participantes, y dejó a todos los auspiciadores, organizaciones y personas, con la satisfacción de haber sentado un buen precedente para futuros eventos similares.

 

Hacia la economía del conocimiento en El Salvador

La cooperación alemana, por medio de GIZ, vuelve a colocar el tema de la economía del conocimiento en la mesa, realizando en la semana del 21 al 25 de enero una serie de jornadas de discusión y presentación de informes en cuatro países de la región centroamericana.

Para ello, se comisionó la elaboración de sendos informes de país para Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, y un informe regional que intentase ver a la región como un todo integral, lo que como se ha dicho siempre, resultaría más eficiente y más provechoso, sobre todo de cara a una competencia global.

Una de las extrapolaciones que se hacen en el informe para El Salvador es la siguiente: “El Salvador hace 4 décadas tenía un ingreso per cápita más alto que Corea, país que mostró cómo transitar hacia el desarrollo basando más su crecimiento en el conocimiento. El Salvador ha observado limitados aumentos de productividad y se está alejando de países líderes de la región; al respecto, sí el país mantiene el mismo ritmo promedio de crecimiento de la última década (2001 a 2010), los salvadoreños alcanzaran el nivel de producción por persona del 2011 que tiene Costa Rica dentro de 12 años (2024), de Panamá en 17 años (2028), y Chile en 22 años (2033)”.

No hemos avanzado mucho en 17 años

La confirmación de que nuestro país se ha mantenido básicamente estático en los temas relacionados con la economía del conocimiento durante más de quince años es, a la vez, lamentable y revelador. Según se aprecia en la siguiente figura, en tres momentos de observación (1995, 2000, 2012), El Salvador refleja similares niveles en sus calificaciones en el Índice de Economía de Conocimiento, preparado por el Banco Mundial.

Fuente: Economía del conocimiento en El Salvador. Informe GIZ.

Seguramente, porque nos consta, no es que no se ha hecho absolutamente nada. Algunos avances importantes se han dado cuando, por ejemplo, se desarrolló el proyecto Infocentros, que llevó conectividad y tecnología por primera vez a muchos sitios del país; el mayor acceso a teléfonos móviles gracias a la competencia abierta; la creación del viceministerio de tecnología educativa, posteriormente convertido a viceministerio de ciencia y tecnología; y la formación de la unidad ITIGES (Innovación Tecnológica e Informática del Gobierno de El Salvador) en Casa Presidencial. Muchos de estos logros han sido comentados en este espacio.

Sin embargo, lo que sucede es que muchos otros países han venido realizando acciones más sostenidas, constantes y contundentes, lo que hace que, en un ambiente totalmente dinámico, quien se mueve despacio, parece como si no se mueve.

Aunque hay numerosas iniciativas que buscan el desarrollo de la población por medio de las tecnologías de información, y otras que, aunque quizá tengan motivaciones comerciales, también aportan al desarrollo del país, varios de estos esfuerzos se ralentizan y diluyen al no ser parte de un plan mayor, que asegure continuidad, coordinación y, sobre todo, generación de sinergias y economías de escala.

Recomendaciones, algunas coincidentes

El estudio recién publicado por la GIZ para El Salvador concluye, a partir del análisis realizado, con la propuesta de trabajar en cuatro áreas específicas, a las que llama “pilares”.

  • Pilar Institucional. Debido a la limitada comprensión de cómo la creación o aplicación del conocimiento ha logrado que el país avance, se propone crear un comité público-privado que sensibilice sobre las buenas experiencias que los salvadoreños han realizado para incorporar conocimiento y solucionar problemas e incrementar la productividad.
  • Pilar Innovación. Se propone crear un Centro Tecnológico de Innovación Alimentaria que aproveche los esfuerzos públicos y privados que ya existen, y apoyen bajo estándares internacionales la transferencia tecnológica a la industria nacional para que aproveche más los mercados globales y étnicos.
  • Pilar Educación. Se propone desarrollar el Clúster aeronáutico basado en nuevo conocimiento, el cual contribuirá a enfocar la formación e investigación universitaria con las demandas del sector productivo que participa en las cadenas globales de servicios.
  • Pilar Tecnologías de la Información y Comunicación. Se propone diseñar e implementar una estrategia de tecnologías de la información y comunicación, la cual permita ampliar e introducir las tecnologías para crear nuevos empleos y nuevos servicios de software a empresas y la facilitación de trámites en línea.
Fuente: Economía del conocimiento en El Salvador. Informe GIZ.

El llamado Pilar Institucional es otra versión de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información, creado con elementos de todos los sectores, responsable y autor del Programa ePaís, que fuera entregado en 1996 y que, lamentablemente, no se convirtió en acciones concretas.

Si fuéramos a optar por una sola recomendación, sin duda sería la conformación formal de este grupo multisectorial para coordinar y orientar las actividades en los temas relativos a Sociedad y Economía del Conocimiento. Lo que es importante agregar es asegurar que este organismo cuente con recursos públicos no reembolsables.

 

Retos prioritarios del sector TICC

¿Qué hace falta para realizar la promesa, aun no cumplida, de la mejora en los niveles de vida de la población por medio de un mayor desarrollo económico y social, a partir del aprovechamiento de las herramientas de la Tecnología de la Información, las Comunicaciones y el Conocimiento (TICC)?

Por supuesto, éste es un problema complejo que no tiene pocas aristas. Además de la participación concertada de muchos actores, provenientes de todos los sectores de la sociedad, es necesario lograr la continuidad en los proyectos, la rentabilidad social y financiera, y claros liderazgos en cada área identificada como prioritaria.

Dado que puede servir de guía, es útil recordar el programa eLAC 2015, acordado por los países de América Latina y Caribe en noviembre de 2010. Este planteamiento y compromiso de las naciones contiene una serie de 26 metas, separadas en 8 grandes temas.

  • Acceso (Lineamiento: alcanzar el acceso para todos): 6 metas
  • Gobierno electrónico (Lineamiento: considerar el gobierno electrónico como una obligación de los gobiernos para con sus ciudadanos): 4 metas
  • Medio ambiente (Lineamiento: promover el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para la mitigación del impacto del cambio climático y ampliar su uso para la prevención, mitigación y atención de los desastres naturales o situaciones de emergencia): 2 metas
  • Seguridad social (Lineamiento: impulsar el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para una seguridad social inclusiva): 2 metas
  • Desarrollo productivo e innovación (Lineamientos: impulsar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en la región, y promover el cierre de la brecha digital entre las grandes empresas y las micro, pequeñas y medianas empresas): 6 metas
  • Entorno habilitador (Lineamientos: elaborar un entorno jurídico que facilite el desarrollo de la sociedad de la información, y avanzar hacia la implementación de políticas que faciliten el desarrollo de la sociedad de la información): 2 metas
  • Educación (Lineamiento: desarrollar e implementar las tecnologías de la información y las comunicaciones para una educación inclusiva): 4 metas
  • Institucionalidad para una política de estado (Lineamiento: promover la coordinación nacional): sin metas específicas

Desde otra perspectiva

La disección que se realizó en eLAC para intentar separar y enfocarse en temas y metas concretas es bastante buena. Aunque las coyunturas y situaciones cambian con el tiempo, hay objetivos que deberían ser buscados todo el tiempo, y mantener la dirección de los esfuerzos con pocas variaciones.

De ahí que si tuviéramos limitar las decisiones sobre el destino de los pocos recursos disponibles, podríamos enfocarnos en los siguientes 3 aspectos, que deben estar interrelacionados.

Acceso

Según datos del Banco Mundial, el acceso a las TICC, expresado como la cantidad de personas que tienen acceso a Internet por cada 100 habitantes es aún muy bajo.

Elaboración propia. Fuente de los datos: Banco Mundial

En El Salvador, por ejemplo, solamente 18 personas de cada 100 tenían acceso a la red en 2011, lo que significa que las 82 restantes no tienen la posibilidad de comenzar a conocer y aprovechar las posibilidades que estas tecnologías ofrecen para su vida personal y laboral, colocándoles en gran desventaja con el resto de conciudadanos y con los pobladores de otros países en la región y en el mundo.

Es prioritario desarrollar programas estatales, con apoyo multisectorial, que faciliten, abaraten y provean la conectividad y los equipos para que cada vez más usuarios se conecten y hagan uso de estas herramientas. Un ejemplo de estos programas fue, para el caso de El Salvador, el proyecto Infocentros.

Recursos humanos

El reto de los recursos humanos tiene 2 perspectivas. Por un lado, es necesario y urgente preparar a toda la población, independientemente de su ocupación, para que cada vez se sientan más cómodos utilizando las TICC. Este desafío tiene, a su vez, diferentes formas de ser enfrentado y requiere el apoyo de muchas personas y entidades.

Por otra parte, también es clave que se preparen a los recursos que deben mantener la tecnología en constante revisión, cambio, adaptación y funcionamiento. Es decir, el grupo de técnicos, ingenieros y personal certificado que debe diseñar y mantener la infraestructura necesaria. Esta meta está más en las manos de las universidades, centros tecnológicos, empresas de tecnología y otros actores clave que poseen estas habilidades.

Aplicaciones

Sin que este reto agote los desafíos, el desarrollo de aplicaciones, sistemas, portales web, y funcionalidades para varios dispositivos, entre ellos los celulares, las tabletas, las computadoras  portátiles y las de escritorio, es un elemento clave en la dinamización de la economía del conocimiento.

Es un principio de la pedagogía, quizá no declarado, que todos aprendemos y adoptamos aquellas habilidades y herramientas que nos ayudan a resolver algunos de los problemas o necesidades que tenemos. Los docentes saben que si logran hacer ver la utilidad práctica de un concepto o un procedimiento que están enseñando, lograrán un efecto más durable y una motivación mayor en sus aprendices para conocer, practicar, asimilar e, incluso, mejorar, lo transmitido.

Con esta misma lógica, si los 82 usuarios que aun no tienen acceso a las TICC obtuvieran de la noche a la mañana la posibilidad de acceder a estas herramientas, pero no encontraran qué hacer con el mismo, y peor aún, nada que les resultara una ayuda, un ahorro o una posibilidad de hacer mejor sus actividades productivas y personales, ese acceso no valdría de mucho.

Sin duda, los 3 retos principales identificados tienen mucha relación entre sí: las personas deben contar con la posibilidad sostenida de usar las herramientas TICC (acceso), el conocimiento y habilidad para utilizarlas (recurso humano) y la motivación y razones para seguirlas usando (aplicaciones).

 

El gran Museo de Internet

Después de más de 40 años desde sus inicios, y sobre todo con el nivel de impacto que ha logrado en el mundo, es lógico que existan varias formas de recordar, preservar y homenajear algunos de los hitos más importantes en la corta pero prolífica vida de Internet.

Por ejemplo, este 1º de enero de 2013 se cumplió 30 años desde que, en la misma fecha, en 1983, la red adoptara y comenzara a usar el protocolo TCP (Protocolo de Control de Transmisión), sustituyendo el anterior NCP (Protocolo de Control de Red). El TCP, junto con el Protocolo Internet (IP) sigue manteniéndose en la base de todas las comunicaciones y aplicaciones que ejecutamos en la gran red.

Los avances y aportes, la mayoría de ellos hechos en forma generosa por miles de ingenieros alrededor del mundo, han hecho que Internet sea lo que es hoy en día: una herramienta casi imprescindible para comunicarnos, hacer negocios, divertirnos, aprender, cumplir con obligaciones de diversos tipos y generar una nueva economía. Como una especie de tributo a esos logros, en diciembre de 2012 ha abierto sus “puertas” el Gran Museo de Internet: www.thebiginternetmuseum.com.

Tomado de The Big Internet Museum

Como era de esperar, el Museo no tiene un edificio, y sus horas de atención al público no tienen fin. Sin embargo, cuenta con curadores y personal que cuida y mantiene la colección, abierta y de libre acceso al público, como debe ser en el mejor espíritu original de Internet. Adicionalmente, la colección seguirá creciendo en forma dinámica, gracias a los aportes de muchos protagonistas y usuarios.

Una serie de datos y curiosidades

Por ahora, el Gran Museo tiene siete alas y un espacio para exhibiciones temporales. Las secciones incluyen: Audiovisual, Medios Sociales, Tecnología, Periféricos, Juegos, Memes e Historia. También puede verlo todo, siguiendo una secuencia predeterminada en orden cronológico.

A continuación, un ejemplo de lo que se puede encontrar en cada sección. Note que cada ícono ilustrado descansa en su anaquel, tal como en un museo:

Audiovisual

Tomado de The Big Internet Museum

Napster (Shawn Fanning, John Fanning, Sean Parker, 1998)

Ha sido llamado a menudo el negocio de más rápido crecimiento en la historia. Fue fundado en 1998 por Shawn Fanning, su sobrino John Fanning y Sean Parker como un servicio para compartir archivos. En un año, el servicio contaba con diez millones de usuarios.

Medios Sociales

Tomado de The Big Internet Museum

Friendster (Jonathan Abrams, 2002)

Fundada en 2002 por Jonathan Abrams. La audaz idea detrás Friendster era crear un entorno más seguro y eficaz para conocer gente nueva y amigos. Se considera la «Abuelita» de todas las redes sociales, así como la primera red social en línea.

Tecnología

Tomado de The Big Internet Museum

Netscape (Jim Clarke, Marc Andreessen, 1994)

Fundada en 1994 por Jim Clarke con Marc Andreessen bajo el nombre de Mosaic Communications. Andreessen se acababa de graduar de la universidad, donde había sido el líder de un proyecto de software llamado «Mosaic». El navegador web Mosaic Netscape 0.9 fue el primer producto de la compañía y se le cambió el nombre después de Netscape Navigator.

Periféricos

Tomado de The Big Internet Museum

El módem de 56k (Brent Townshend, 1996)

El inventor canadiense Brent Townshend creó un concepto central que sirvió de base para el módem de 56k. Este módem es nominalmente capaz de alcanzar velocidades de descarga de hasta 56.000 bits por segundo. Nos encantaba su silbido y pitidos. Los sonidos no eran una señal de que los datos se están transfiriendo: eran los datos reales que se transfieren.

Juegos

Tomado de The Big Internet Museum

Second Life (Philip Rosedale, 2003)

Hay un lugar donde usted puede encontrarse charlando con una elegante y sofisticada persona en un acantilado con vistas al mar. Se llama Second Life y, de alguna manera, este mundo virtual es un sueño grande; un sueño realista con gravedad, vivienda, su propia economía y su moneda: el dólar Linden. Second Life fue lanzado el 23 de junio de 2003 por Philip Rosedale y Linden Lab.

Memes

Tomado de The Big Internet Museum

El gato del teclado (Charlie Schmidt, el Gato Fatso, 1984)

Keyboard Cat es un meme de Internet protagonizado por el gato Fatso. Fue Schmidt quien manipuló su gato de tal manera que lleva a los espectadores a creer que Fatso está tocando un tempo alegre en un teclado. El vídeo fue grabado en 1984 y Schmidt lo puso en YouTube en junio de 2007.

Historia

Tomado de The Big Internet Museum

CAPTCHA (Luis von Ahn, Manuel Blum, Nicholas Hopper, John Langford, 2000)

Un CAPTCHA no está diseñado para evitar que los hackers entren a un sitio Web. Se trata de un programa que protege contra web bots automatizados. Los seres humanos pueden pasar una prueba de CAPTCHA, pero los computadores actuales no son capaces de leer el texto distorsionado. El CAPTCHA es acrónimo de Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart (Prueba de Turing pública y automática para distinguir Máquinas y Humanos).

 

 

¡Adelante!

Planifique su próxima visita a este Museo, que en forma breve, pero con referencias adicionales en hipervínculos, nos provee de mucha información sobre la historia de la herramienta más importante que la humanidad ha desarrollado en el pasado reciente.

 

Balance 2012 de nuestra Sociedad de la Información

Como otros finales de año, intentamos hacer un recuento de los eventos que en el campo de la ciencia y la tecnología, a nivel nacional e internacional, incidieron durante el año 2012 en el desarrollo de nuestra Sociedad salvadoreña de la información y el conocimiento.

En casa

  • Ley de Desarrollo Científico y Tecnológico aprobada: Como el paso siguiente a la aprobación de la ley de calidad en el 2011, esta nueva ley termina de derogar la ley de CONACYT, y al mismo tiempo da vida a una nueva forma de CONACYT. Entrará en vigencia en el 2013.
  • Concluye período de última Junta Directiva de CONACYT: Por coincidencia, el 20 de diciembre finalizó el período de la cuarta y última Junta Directiva del CONACYT. Conformada por representantes de los sectores privado, académico, profesional y público, estos grupos de personas supervisaron y orientaron el trabajo de CONACYT durante sus 20 años de existencia.
  • ProInfo: El 9 y 10 de octubre se realizó el evento llamado ProInfo, Productividad y Tecnología. Como otros eventos tecnológicos en nuestro país, fue organizado por Conexión y SVNet, con el apoyo del Gobierno de El Salvador y el acompañamiento de ASPROC y CASATIC.
  • Apertura de dominios SV de segundo nivel: Del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2012 fue el período para reservar los nombres de dominio de segundo nivel bajo SV para aquéllos que ya tenían registros de tercer nivel. A partir del 1 de enero de 2013 será abierto al público en forma general.
  • Punto de intercambio de tráfico y servidor raíz: Se firmaron los acuerdos respectivos y necesarios, tanto para instalar un IXP (Punto de Intercambio de tráfico de Internet) como una copia del servidor raíz L en dicho IXP, que será llamado IXSal, y será coordinado y administrado por SVNet.
  • Política Nacional de Innovación, Ciencia y Tecnología: Se concluyó y se emitió la nueva Política Nacional de Innovación, Ciencia y Tecnología. Se busca lograr un préstamo de $30 millones de parte del BID para poder ejecutar los propósitos planteados en dicha política.
  • GoTIC: El gobierno debe mantenerse actualizado en los avances y las posibilidades de las TIC. Para ello, CASATIC realizó por 2º año consecutivo el evento GoTIC (Gobierno y Tecnologías de Información y Comunicaciones), contando con una buena participación de funcionarios públicos a cargo de las funciones TIC.
  • Día de Internet: Por 4º año consecutivo se celebró en nuestro país, el Día de Internet. Organizado y coordinado por SVNet y Conexión, en compañía de otros patrocinadores, se llevaron a cabo conferencias, rifas, acceso gratis a Internet en los telecentros Conexión y otros actos alusivos.
  • Ley de Acceso a la Información  Pública: Se aprobó la LAIP en El Salvador, buscando garantizar que cualquier ciudadano, previa requisición al oficial de información de cada instancia en el sector público, pueda obtener las piezas de información que necesite, a partir de los datos en poder del gobierno. Aun queda pendiente la formación del Instituto de Información que la ley también contempla.
  • DigiGirlz: Por tercera vez en nuestro país y en Centroamérica, organizado por Microsoft, se realizó la conferencia y entrega de becas bajo DigiGirlz, el programa que busca estimular la participación de niñas y muchachas en su formación técnica, otorgando becas donadas por empresas e instituciones comprometidas.
  • Docente innovador TBox: Por 3a vez se desarrolló este certamen en El Salvador, que culminó premiando a los docentes que mayor innovación y creatividad mostraron en la aplicación de las herramientas web 2.0 en la educación, como parte de la plataforma TBox Planet, de la empresa Edge.
  • Competencia Nacional de Robótica: Por 5º año consecutivo se realizó este certamen entre los alumnos de varios centros educativos que siguen el programa de robótica de la empresa Edge.
  • Docentes innovadores Microsoft: Por 2º año consecutivo, se desarrolló este certamen, auspiciado y convocado por Microsoft, dando como resultado un grupo de docentes salvadoreños que participaron y se destacaron en el certamen similar a nivel internacional, celebrado en Lima, Perú.
  • Sitios y dominios SV: La cantidad total de nombres de dominio SV mostró un incremento en 2012, manteniendo su distribución en los subdominios parecida a la de años recientes, como se aprecia en la siguiente gráfica y tabla, que tienen como fuente a SVNet.
Fuente: SVNet

Fuente: SVNet

A nivel internacional

  • Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe: Se inauguró en Montevideo, Uruguay, la Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe, alojando a organizaciones regionales como LACNIC, LACTLD, RedCLARA, eComLAC, LACIX, Internet Society y AHCIET, que se ha sumado más recientemente.
  • Décimo aniversario de LACNIC: El registro de direcciones para Latinoamérica y el Caribe, LACNIC, llegó a sus 10 años de vida en octubre, y aprovechó la ocasión para presentar un homenaje a 10 personas destacadas en los temas de Internet en la región, concediéndoles el premio Trayectoria. Así mismo, desarrolló interesantes charlas y presentó un homenaje a todas las personas que han colaborado y lo siguen haciendo, en el desarrollo de la organización misma.
  • Firma de acuerdo LA Referencia: Con la participación de las autoridades nacionales de Ciencia y Tecnología, Bibliotecas y Redes Nacionales de Investigación y Educación de 9 países latinoamericanos, se firmó el acuerdo que dio inició a la organización formal de LA Referencia, después de 2 años de venir trabajando en el tema.
  • Salón de la Fama de Internet: La Internet Society instituyó este año su Salón de la Fama de Internet, y rindió tributo a los primeros inquilinos de dicho salón.
  • Reunión de UIT: Desde 1988 los representantes de la UIT no se reunían para discutir el Reglamento de Telecomunicaciones Internacionales (ITR). Lo relevante de esta reunión, y al mismo tiempo un poco inquietante es que, a pesar de aseguramientos previos, se tomaron algunos acuerdos referentes a la administración de Internet que podrían llegar a ser tomados como elementos de control en algunos países.
  • Redes Avanzadas: El proyecto ALICE2 concluyó después de 4 años de apoyar el avance de la conectividad de Redes Avanzadas en América Latina, a través de CLARA en la región y RAICES en El Salvador.
  • TICAL 2012 Reunión de directores TI universitarios: Por 2º año consecutivo, RedCLARA organizó la reunión latinoamericana de directores de TI de centros de educación superior, facilitando y estimulando el intercambio de opiniones y experiencias entre estos profesionales.
  • IPv6 se quedó con nosotros: A partir del Día Mundial del IPv6, en junio, varios servicios y proveedores de contenido en Internet, han dejado habilitado el acceso a sus portales a través de direcciones IPv6 en forma permanente, con el fin de estimular la transición a IPv6 por parte de los proveedores de conectividad.

Como en otros años, si el lector conoce algún otro suceso relevante, por favor háganos conocer su colaboración.

¡Feliz 2013 en línea!

 

No es el final ni el inicio, sino un cambio de era en el CONACYT salvadoreño

Coincidiendo con la parafernalia sobre el cambio de era anticipada por los mayas, en la sesión del 13 de diciembre de 2012, y siendo ya la madrugada del viernes 14, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó la “Ley de Desarrollo Científico y Tecnológico”. Esta ley, entre otras acciones, deroga la actual ley del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), después de 20 años de existencia del mismo.

El CONACYT fue creado en 1992, por medio de su ley, publicada en el Diario Oficial 144 del 10 de agosto de ese año, y su objeto principal se definió como “formular y dirigir la política nacional en materia de desarrollo científico y tecnológico orientada al desarrollo económico y social del país”. Siendo una institución autónoma adscrita al Ministerio de Economía, se le asignó dos grandes áreas de trabajo: el desarrollo de la ciencia y la tecnología, por un lado, y la coordinación de la política de Normalización, Metrología, Verificación y Certificación de la Calidad, por el otro.

La nueva ley finiquita y funda de nuevo CONACYT, como una unidad desconcentrada adscrita al Ministerio de Educación, bajo la dependencia directa del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, y le asigna funciones parecidas, pero con algunas diferencias, a las que tenía la derogada institución.

Ni el final ni el inicio

Contando siempre con un muy exiguo presupuesto, el CONACYT que está por concluir oficialmente su existencia, desarrolló las actividades que le fue posible realizar, tanto en ciencia y tecnología como en calidad, apelando a la colaboración de otras entidades nacionales y extranjeras; utilizando el ingenio de sus funcionarios para obtener el mayor provecho de los escasos recursos; negociando términos favorables en los contratos que ejecutaba; y generando ingresos propios.

Las actividades y logros alcanzados durante estos 20 años no deben pasar inadvertidos ni deben ser subestimados. Es un error afirmar, por ejemplo, que a partir de esta ley y este momento se inician las actividades en ciencia y tecnología en el país, como si no hubiera historia anterior. Hay muchos salvadoreños que han aprovechado las oportunidades que CONACYT ha facilitado, tanto dentro como fuera del país, en la formación de recursos humanos en diversas áreas. Igualmente, se han desarrollado proyectos en conjunto con universidades, empresas privadas y otras organizaciones, usualmente con el apoyo de un organismo internacional, gestionado por el actual CONACYT.

«Si he logrado ver más lejos es porque me he apoyado en hombros de gigantes» Isaac Newton

Por otro lado, si bien la institución actual será derogada, tampoco significa que se pierde toda esa experiencia acumulada. La mayoría del personal que ha venido laborando en el CONACYT continuará sus funciones en el nuevo CONACYT, probablemente con las posibilidades de lograr un mayor alcance para sus actividades, gracias a las dinámicas y sinergias generadas con otras unidades del Ministerio de Educación.

Las similitudes y las diferencias

Algunas funciones desarrolladas por el CONACYT, como se esperaba, serán retomadas por la nueva entidad. Por ejemplo, deberá continuar estableciendo las directrices para el desarrollo de las ciencias y las tecnologías, mediante mecanismos e instrumentos operativos para la implementación de una política de innovación, ciencia y tecnología. Ahora se espera que la política, existente desde hace varios años, sea ejecutada a través de un Plan Nacional que constituirá el marco de referencia de la Agenda Nacional de Investigación.

Algo que se espera ver reforzado e implementado realmente es el Sistema Nacional de Innovación, Ciencia y Tecnología, que en coordinación con el Viceministerio de Ciencia y Tecnología del MINED, promoverá la integración de la cultura científica, tecnológica e innovadora. Con la creación del Observatorio Nacional de Ciencia y Tecnología se buscará articular la oferta y la demanda de conocimientos existentes en el país.

Otra diferencia es que, en vez del CONACYT, a partir de la aprobación, el Viceministerio de Ciencia y Tecnología será el ente rector  de la política de ciencia y tecnología y tendrá la responsabilidad de coordinar con las entidades y actores claves de la sociedad, la formulación, implementación, revisión periódica y actualización de la misma.

Una diferencia muy relevante es que, en vez de ser una institución autónoma, con una junta directiva multisectorial, el nuevo CONACYT será una entidad desconcentrada dependiente del Viceministerio de Ciencia y Tecnología, y contará solamente con un consejo consultivo multisectorial, limitado a dar recomendaciones que podrán o no ser seguidas por dicho Viceministerio.

Dos terminaciones coincidentes

En un proceso paralelo, y por fortuita coincidencia, la actual junta directiva del CONACYT culmina su período regular de 5 años y concluye sus funciones el 20 de diciembre, una semana después de la aprobación de la ley.

En una nota personal, es importante reconocer y agradecer el trabajo de los funcionarios y colaboradores del CONACYT, tanto en el área de calidad como en el campo de la ciencia y tecnología, durante estos 20 años. Lo que venga a continuación se basará en estos logros previos.

Agradezco la oportunidad y el honor de haber participado en dos períodos de Junta Directiva en representación del sector académico, para un  total de 10 años. Gracias a los rectores de las universidades que nos confiaron la privilegiada tarea de servir al país por medio del trabajo en el área de la ciencia y la tecnología, así como la mejora continua de la calidad en nuestro país. Gracias al apoyo de los demás miembros de Junta Directiva, al director ejecutivo, gerentes y colaboradores que han servido a lo largo de 20 años.

No es un final, y tampoco es un inicio de cero. Es un cambio de era en la gestión de la Calidad, y de la Ciencia y la Tecnología en El Salvador. Habiendo aprendido de la experiencia y sabiendo recoger lo bueno y lo malo de lo experimentado, este cambio debería hacernos mejorar. Así sea.

 

Nuestros amigos coreanos invitan a los salvadoreños a estudiar desarrollo de software

Las amistades y las relaciones que se forman a partir de objetivos, ideales y actividades conjuntas y comunes han sido siempre la base para lograr proyectos de relevancia e impacto. Esto es una verdad humana, lo que significa que no importa la nacionalidad o historia previa de las personas que se encuentran de este modo, sino la afinidad que se logra trabajando juntos.

En junio de 2011 se recibió en CONACYT, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de El Salvador, la presentación del doctor Wonseok Hwang, voluntario experto de Corea, que llegaba en ese momento para residir en nuestro país durante un período de 2 años, de manera que tuviera la posibilidad de encontrar, por sí mismo, las mejores posibilidades para colaborar y apoyar a El Salvador en su disciplina, las ciencias de la informática y la computación en general.

Wonseok, o Héctor, nombre latino adoptado por el doctor Hwang al poco tiempo de haber llegado a El Salvador, ha participado ya en varias iniciativas de desarrollo en nuestro país. Una de las más recientes es el proyecto de creación de un tutorial multimedia para facilitar el aprendizaje del uso de computadoras y paquetes ofimáticos para ser utilizado, por ejemplo, en municipalidades, como Comasagua, y otros centros con equipo informático del país, accesibles a los ciudadanos.

Centro de Aprendizaje de Computación, en Comasagua. Foto de ELITE.

Esta colaboración, motivada y dirigida por el doctor Hwang, logró reunir los esfuerzos de CONACYT, la cooperación coreana en El Salvador KOICA y la Universidad Francisco Gavidia, para conformar ELITE, el Equipo de Líderes en Tecnología y Emprendedurismo, con aproximadamente 30 estudiantes de la UFG, quienes desarrollaron el software necesario para instalar en el “Centro de Aprendizaje de Computación”, en Comasagua, que fue equipado gracias a la cooperación coreana.

Placa en Centro de Aprendizaje de Computación. Foto de ELITE

CONACYT planea replicar la instalación y difusión de este paquete en otras municipalidades que ya lo han solicitado, y están dispuestos a aportar su contribución.

Una propuesta para egresados y graduados de computación

Las formas de colaboración no se han detenido ahí. Aprovechando sus amistades y contactos en su natal Corea, Héctor invitó al doctor Sungdeok Cha, conocido como Steve, profesor del departamento de ciencias de la computación en la Universidad de Corea, para que viniera a nuestro país a impartir una serie de conferencias sobre algunas áreas de la ciencia de la computación en las que él es experto.

Estas charlas se desarrollaron en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, la Universidad Francisco Gavidia y la Universidad Gerardo Barrios, contando con una audiencia de estudiantes y profesionales salvadoreños interesados en los temas anunciados.

Además de las charlas y de la firma de sendos convenios entre las universidades visitadas y la universidad de Corea, los profesionales coreanos realizaron el anuncio de una propuesta muy especial de colaboración con los profesionales en computación salvadoreños.

Descrita en pocas palabras, esta propuesta se origina en un conjunto creciente de profesores e investigadores coreanos, trabajando en las principales universidades de Corea, que han acordado apoyar, tanto académica como financieramente, a estudiantes de posgrado salvadoreños que deseen completar sus estudios en computación en Corea.

Las universidades coreanas en las que hay profesores dispuestos a participar son:

¿Qué hacer para ser candidatos?

Ésta es una oportunidad muy interesante y atractiva para jóvenes graduados o por graduarse de cualquier universidad salvadoreña en las carreras relacionadas a la computación. Deben dominar por completo el idioma inglés, y lograr que uno de estos profesores los acepte como candidatos a ser sus colaboradores en sus proyectos de investigación, para estudiar su maestría o doctorado, y trabajar al mismo tiempo en dichos proyectos.

Las áreas que se incluyen son, al menos:

  • Software Engineering
  • Computer Graphics
  • Computer Architecture
  • Artificial Intelligence
  • Computer Network
  • Embedded Systems
  • Operating Systems
  • Programming Languages
  • Database Management
  • Information Retrieval

Recordemos que empresas tan importantes en el mundo como Samsung y LG son coreanas, y no sólo utilizan, sino crean las nuevas tecnologías, por lo que, obtener un título de posgrado en Corea, en una de las universidades de mayor renombre en ese país, es un mérito y una carta de presentación muy importante.

Los interesados deben estar dispuestos a trabajar muy duro, pues tendrían acceso a los fondos destinados a proyectos de investigación que deben producir resultados. Dado que éste no es una iniciativa del gobierno de Corea o de El Salvador, sino un apoyo voluntario de estos investigadores coreanos, lo menos que se solicita es un alto grado de responsabilidad y dedicación.

Además del sitio web del doctor Cha, hay información sobre la aplicación de becas en Corea a través del National Institute for International Education www.niied.go.kr/eng/index.do. Ojalá varios de nuestros profesionales puedan aprovechar esta oportunidad que nuestros amigos coreanos nos facilitan.

 

RedCLARA y las Redes Nacionales de Investigación y Educación concluyen exitosamente el proyecto ALICE2

Los cuatro años de proyecto ALICE2 (América Latina Interconectada con Europa), que van de fines de 2008 a 2012, precedidos de los cuatro años del primer proyecto, ALICE (2004-2008), han sido parte importante del nacimiento y desarrollo de RedCLARA (Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzadas) y de las Redes Nacionales de Investigación y Educación (RNIE) de muchos países de la región.

ALICE2 está llegando a su término formal, y no es poco lo que Latinoamérica, a través de RedCLARA y sus miembros, las RNIE, ha logrado completar en el campo de la ciencia, la investigación y la formación de comunidades de científicos, por medio de la construcción de una poderosa red de telecomunicaciones, dedicada exclusivamente al avance de las disciplinas académicas en la región, y en comunicación directa con las comunidades científicas del resto del mundo.

RedCLARA puede tener muchos significados, porque es muchas cosas al mismo tiempo: Ciencia, Solidaridad, Inclusión, Troncal regional, Comunidades académicas, Desarrollo, Innovación, Contactos humanos, Conocimiento, Experimentación, Laboratorios remotos, Enlaces de alta velocidad, Cultura, Redes Nacionales de Investigación y Educación.

Esta red latinoamericana ha logrado mucho, pero en esencia es la herramienta con la que nuestros pueblos pueden buscar su desarrollo, por medio del trabajo colaborativo en ciencia y educación, generando y compartiendo conocimiento que puede contribuir a resolver nuestros problemas, propios y comunes, y lograr el desarrollo social y económico tan anhelado y merecido.

Mucho por hacer, más aliados por integrar

Sin embargo, a pesar de contar con una red troncal que conecta a altas velocidades a las redes nacionales de 13 países y cuenta con la posibilidad de conectar casi de inmediato a los países que aun están construyendo su propio proyecto nacional, es necesario aun desarrollar estrategias de acción que permitan un mayor uso de estas redes por parte de los científicos latinoamericanos de todas las disciplinas.

RedCLARA es una herramienta para apoyar la realización de actividades relacionadas con la investigación y el desarrollo de una ciencia latinoamericana en colaboración con los homólogos de otros países de la misma región y de fuera de ella, en países como Estados Unidos, Japón, Australia, Alemania, Francia, España, Portugal, Italia, Corea, los ubicados en África y el Caribe, y muchos más.

Algunos países, por medio de sus líderes intelectuales y científicos, han logrado convencer a sus gobernantes y políticos de la importancia que tiene hacer avanzar la ciencia, la educación y el conocimiento en sus propios estados para buscar mejorar el nivel de vida de sus poblaciones, generando riqueza de forma diferenciada utilizando el conocimiento que se obtiene en forma colaborativa. En estos casos, la existencia de políticas públicas y fondos de apoyo han hecho posible que las redes nacionales se consoliden, pudiendo brindar servicios de valor agregado a sus miembros, las universidades y centros de investigación.

En otros países, entre los que se incluye El Salvador, aun no se ha logrado el apoyo definitivo, decidido y total por parte de las entidades públicas, a los temas relacionados a la ciencia y la tecnología. Los gobiernos y las empresas privadas son, en estos casos, importantes aliados que deben poderse integrar a los esfuerzos y proyectos que entidades como RedCLARA vienen realizando ya por nueve años en el continente.

El reto principal: la sostenibilidad

No es extraño que en los países en los que el desarrollo de la ciencia y la tecnología no forma parte de las políticas públicas de estado, y no solamente de gobiernos de turno, los investigadores, las universidades, los centros científicos y las redes nacionales de investigación y educación se enfrenten con serios problemas de sostenibilidad.

Redes Nacionales de Investigación y Educación (RNIE) en América Latina

En ocasiones, los mismos rectores y demás autoridades de universidades de prestigio y con genuinos deseos de impulsar y apoyar el desarrollo científico, deben lidiar con dudas sobre lo apropiado de continuar invirtiendo en la construcción de estas herramientas, tan comunes en países desarrollados, cuando la misma ciencia y tecnología se halla relativamente abandonada por otros actores, llamados a ser los mayores catalizadores de tales procesos.

La alternativa es quedarnos esperando a que, algún día, los legisladores accedan a asegurar fondos públicos para el desarrollo de la infraestructura y la cultura de la innovación y la investigación científica; y solamente entonces pensar en conectarnos con los científicos de la región y del mundo.

Pero para entonces, ¿Habrá aun algo qué hacer? ¿Estaremos en condiciones de colaborar con estos avanzados científicos? ¿Nos aceptarán en sus comunidades? ¿Tendremos aun investigadores nacionales dispuestos a seguir en el país? Es poco probable.

Tiene mucho más sentido intentar aprovechar las oportunidades que se nos brindan a través de las redes avanzadas, como RedCLARA, y las Redes Nacionales de Investigación y Educación, como RAICES en El Salvador, y las demás en Latinoamérica, todas miembros de RedCLARA y socios de ALICE2.

 

Un diez para los 10 años de LACNIC

El 31 de octubre de 2002 se formalizó la creación de LACNIC, el administrador de direcciones IP y otros recursos de Internet para Latinoamérica y el Caribe. Antes de esa fecha, era la organización ARIN (American Registry for Internet Numbers), fundado en diciembre de 1997, el registro de direcciones para Norteamérica, la que administraba también nuestra región. Y aun antes de la formación de ARIN, era IANA (Internet Assigned Numbers Authority), operando desde la década de 1970, quien gestionaba los bloques de direcciones IP que eran requeridos por las empresas, personas e instituciones que iban “despertando” poco a poco ante la avalancha de Internet.

En estos 10 años, LACNIC ha hecho mucho más que administrar las direcciones y otros recursos críticos de Internet. Conociendo perfectamente la región por vivir en ella, pero sobre todo por la empatía y afinidad que siempre ha caracterizado al personal, directorio y demás colaboradores de LACNIC, la organización ha sido capaz de crear programas de apoyo, asesoría y acompañamiento a instituciones, personas, organizaciones, gobiernos y empresas caribeñas y latinoamericanas.

Esta es precisamente la marca de LACNIC: desde lo técnico, desde Internet, LACNIC crea y gestiona la proyección hacia el desarrollo social, económico y cultural de las poblaciones de la región latinoamericana y caribeña a la que sirve. Su nuevo logo refleja el empuje, la vitalidad, la diversidad y la unidad de la región a través de los colores que iluminan nuestra naturaleza, y al mismo tiempo ubican a la región como una sola dentro del mundo.

El significado de la creación de LACNIC

Las direcciones IP son uno de los recursos fundamentales para la operación exitosa de Internet en todo el mundo. La administración de estas direcciones forma parte de las tareas permanentes que se deben ejecutar de forma muy responsable y técnicamente impecable para garantizar una operación de Internet estable, segura y eficiente. No se le pueden ni deben confiar a cualquiera.

El trabajo político, técnico y administrativo que fue necesario para lograr que una entidad nativa de la región recibiera la delegación de la administración de este registro fue el equivalente moderno a lograr la independencia de gestiones foráneas que, aunque pudieran realizarlas de manera aceptable, sistemática y equitativa, carecían de la presencia y el contacto dentro de la misma cultura, con una mejor comprensión del estilo y cultura de nuestra región.

Crear, mantener y hacer crecer LACNIC como hasta la fecha, incluyendo las numerosas manifestaciones de ir más allá de lo esperado originalmente, ha demostrado que las decisiones tomadas en los momentos originales, el esfuerzo y trabajo empeñado antes y ahora, y la visión que va siendo moldeada con el paso del tiempo y los sucesos regionales, han dado frutos en abundancia.

Un resumen de las actividades, estructura y alcance de LACNIC se puede ver en un vídeo institucional.

El significado de los 10 años de LACNIC

La celebración de estos primeros 10 años de existencia se desarrolló dentro de la reunión LACNIC 18 y el evento LACNOG 2012, para los operadores. En este entorno, se invitó a todos los asistentes a un convivio dentro de las instalaciones de la Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe, la casa de todos nosotros, sede de las oficinas de LACNIC y de otras seis organizaciones regionales más.

Foto cortesía de LACNIC

En una ceremonia especial, se entregaron reconocimientos al grupo de personas que han contribuido al desarrollo de Internet en América Latina y el Caribe, desde sus roles en LACNIC. Estas personas son: Julián Dunayevich (AR), José Luiz Ribeiro Filho (BR), Germán Valdez Avilés (MX), Raimundo Beca (CL), Fábio Marinho (BR), Oscar Messano (AR), Jesús Martínez (CU), Carlos Neira (CO), Oscar Robles-Garay (MX), Hartmut Glaser (BR), Javier Salazar (MX), Wardner Maia (BR), Rafael Ibarra (SV), Alejandro Guzmán (CO), Raúl Echeberría (UY), Demi Geschko (BR), Frederico Neves (BR), Anthony Harris (AR), Jorge Plano (AR), Edmundo Valenti (AR), Rafael Mandarino Junior (BR), Raymond Plzak (US), Andrew Mac Laughlin (US), Cássio Vecchiatti (BR), Gabriel Adonaylo (AR), Adriana Ibarra (MX), Sebastián Bellagamba (AR), Artur Nunes (BR), Guillermo Cicileo (AR), Alejandro Acosta (VE), José Enrique Díaz (MX), Jorge Raúl Cabañas (PY), Fermín Uribe (CL), Rodolfo Fariello (UY), Jorge López Presmanes (CU), Max Larson Henry (HT), Nicolás Antoniello (UY), Eldert Louisa (SX), Francisco Arias (MX), Christian O´Flaherty (AR), Mariela Rocha (AR), Carlos Martínez (UY), Fernando Gont (AR), Roque Gagliano (UY), Milton Kaoru Kashiwakura (BR), Yuri Herrera Burstein (PE), Francisco Obispo (VE).

Foto cortesía de LACNIC

De igual modo, se otorgaron 10 Premios Trayectoria a igual número de personas de toda América Latina y el Caribe. Los líderes premiados provienen de áreas muy diversas y representan a todas las regiones del continente: Valeria Betancourt (Ecuador), Luis Furlán (Guatemala), Marcos Galperín (Argentina), Demi Getschko (Brasil), Anthony Harris (Argentina), Bernadette Lewis (Trinidad y Tobago), Ben Petrazzini (Argentina),  Loretta Simon (Grenada), José Soriano (Perú),  y Edmundo Vitale (Venezuela) .

Foto cortesía de LACNIC

Las personalidades premiadas se han distinguido por sus contribuciones en emprendimientos privados, trabajos con la sociedad civil, impulsos de políticas públicas sobre Internet, investigación y trabajos académicos vinculados a la Sociedad de la Información, creación de comunidades y desarrollo de infraestructura y avances tecnológicos

——–

La huella que LACNIC viene dejando en toda la región no es pequeña. Ha capacitado a muchísimas personas, ha financiado muchos proyectos propuestos por actores de todos los ámbitos, ha premiado varias iniciativas importantes, ha asesorado a una buena cantidad de empresas y organizaciones, ha becado a muchos técnicos e ingenieros a sus eventos, talleres y los de otras instituciones cercanas, ha pronunciado su opinión y acompañado la de muchos latinoamericanos y caribeños en foros nacionales e internacionales, ha cuidado y mantenido estable su parte de la Internet mundial y, sobre todo, ha favorecido la participación y la inclusión de todas las personas que tienen algo que aportar al proceso  y lo desean hacer.

Si esto es parte de lo alcanzado en estos primeros 10 años, y es un esbozo de lo que falta por alcanzar, el personal y los colaboradores de LACNIC se han ganado un diez. ¡Felicitaciones!