Archivo de la etiqueta: LACNIC

Aceptación de Premio Trayectoria 2020 de LACNIC

Aceptación de Premio Trayectoria 2020 de LACNIC

El 6 de octubre de 2020, LACNIC me concedió el honor de entregarme el Premio Trayectoria 2020. A continuación mis palabras de aceptación:

Ver aquí la ceremonia completa del Premio Trayectoria 2020.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. Quiero agradecer a mis amigos de LACNIC y la comunidad regional, así como al jurado del Premio Trayectoria, por haber concebido este reconocimiento, haberlo mantenido estos años, y en particular, por concederme el honor de ser parte de esta destacada lista.

También deseo expresar agradecimiento a mi familia, mi esposa, papás, hermanos, hijos y nietos, así como a los amigos y colegas que me acompañan en las ideas, emprendimientos y trabajo cotidiano. Ese continuo apoyo de familiares y amigos es, sin duda, un elemento clave en la actividad de cualquiera de nosotros. Es el lado humano, el polo a tierra de nuestras acciones, y lo que, en muchas ocasiones, le da sentido, orientación y efecto a los esfuerzos.

Este día tengo el honor de recibir el premio Trayectoria. Es el número veinte que concede LACNIC, y el primero que se hace en una ceremonia en línea, debido a la situación mundial que nos ha tocado vivir. Me siento muy honrado por encontrarme en la compañía de los demás recipientes del Premio, todos queridos amigos y distinguidos actores, pioneros y constructores de nuestra comunidad Latinoamericana y Caribeña de Internet.

Internet, la tecnología que permitió que varios de nosotros nos conociéramos, es también un elemento clave de la forma de vida de millones de pobladores del planeta, y fue, desde su incepción, un fenómeno que ha trascendido el plano tecnológico, conteniendo y definiendo sus propios valores nucleares nativos: apertura, inclusión, transparencia, diversidad, solidaridad y generosidad.

Internet ha permitido no solamente democratizar y hacer accesible el conocimiento, sino también ha distribuido la responsabilidad de aprovecharlo, propagarlo y hacer un buen uso de su potencial. Todos somos responsables por las transformaciones que se puedan alcanzar con esta herramienta.

En los 51 años que Internet lleva operando, no sólo la tecnología que la posibilita ha continuado su desarrollo, sino también Internet ha permitido innumerables innovaciones, prácticamente en todos los ámbitos de nuestra vida, personal y profesional.

No sólo la velocidad del cambio es exponencial, sino también lo es su aceleración, la tasa de cambio de la velocidad de la transformación tecnológica. Esto es conocido como la singularidad. Continuamente surgen nuevas propuestas tecnológicas, unas muy positivas que compensan deficiencias de los protocolos, algunas alternas a los diseños actuales, e incluso otras que representan riesgos a la unicidad y continuidad de Internet como la conocemos.

Precisamente la circunstancia que hoy limita nuestra movilización ha servido para acelerar la transformación digital, el uso intensivo de la red de redes y el desarrollo de habilidades digitales, recordándonos y haciendo palpable la importancia de que más pobladores de nuestros países estén conectados, y sepan aprovechar las ventajas que la comunicación remota mediada por esta tecnología nos permite.

En los tiempos que vivimos, coexistimos al menos cuatro generaciones de personas, que algunos sociólogos identifican como Baby boomers, y las generaciones X, Y y Z, de las que las dos primeras somos migrantes digitales y las otras son considerados nativos digitales. Las diferentes percepciones y actitudes generacionales frente a la tecnología y, en general, ante el uso y la forma de interactuar, marca profundamente los demás aspectos de la sociedad, la economía y el desarrollo de las empresas y las naciones.

No todas las personas, especialmente algunos jóvenes, perciben en su completa dimensión y alcance, las posibilidades que este grado de conectividad nos permite. Ahí reside otro de los desafíos para todos: lograr una visión común de evolución y progreso apropiado, independiente de, y más bien apoyada por, la diversidad de concepciones, actitudes, edades y filosofías de vida.

Por nueve años tuve el privilegio y gusto de ser miembro del Directorio de LACNIC, y como parte de las actividades que desempeñamos, he podido ser testigo de primera línea de la calidad humana de las personas que hacen de LACNIC un gran lugar para trabajar, de la consistencia de valores e ideales de su personal, sus directores, sus miembros y la comunidad a la que sirven, así como del impacto positivo que se puede lograr en la comunidad.

La Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe, una concepción de LACNIC, tan cerca de nuestro corazón, merece una mención especial porque representa de una forma práctica, cotidiana y espacial, la posibilidad de construir escaleras y pasillos que unen el trabajo de varias organizaciones y muchas personas cuya labor y dedicación busca lograr una mejor Internet en la región.

ICANN, LACTLD, Internet Society, RedCLARA, LAC-IX, eCom LAC, ASIET, ALAI, y LAC-ISP comparten el techo y el espacio físico con LACNIC, además de mantener lazos históricos y visiones similares, cada uno desde su perspectiva, ámbito de acción y comunidad a la que sirven. Esta sinergia es especial y propia de nuestra región, y por ello, dedicamos un saludo especial a los miembros y comunidades servidas por estas organizaciones.

Por una afortunada coincidencia, hacia el final de este año, el 14 de diciembre, se cumplirán 25 años de haber logrado la primera conexión dedicada a Internet en El Salvador, y si antes la vida de nuestros países y nuestras comunidades estaba ligada por eventos históricos similares, idiomas y rasgos culturales parecidos, estos hitos, tan parecidos en cada nación, nos han permitido acercarnos aún más.

Deseo concluir diciendo que este premio reitera mi compromiso con el trabajo que intentamos realizar desde cualquier rol que nos toque desempeñar, buscando el mayor bien común, aunque éste no sea siempre fácil de identificar. Igualmente, la exhortación es para los miles de colegas y amigos del Caribe y Latinoamérica para continuar moviendo las metas hacia adelante, buscando conectar y promover un uso provechoso, productivo, libre y ético de la red de redes, Internet.

Muchísimas gracias

LACNIC On The Move 2020: Atención a El Salvador

LACNIC es el registro de direcciones IP para Latinoamérica y el Caribe. En otras palabras, esta organización sin fines de lucro, basada en Montevideo, delega los bloque de direcciones IP (versión 4 y versión 6) que los proveedores de conectividad de los países de Latinoamérica y el Caribe necesitan para conectar y ampliar la cantidad de conectados a Internet en sus comunidades nacionales.

Como parte de sus actividades de proyección hacia la comunidad a la que sirve, LACNIC organiza con regularidad conferencias y eventos, además de las dos reuniones anuales que lleva a cabo para todos sus miembros, que son las empresas y organizaciones que tienen asignados bloques de direcciones y números de sistema autónomo en toda la región.

Uno de estos encuentros es denominado LACNIC On The Move, pues en ellos, LACNIC busca contar con el apoyo de organizaciones locales en un país para llevarlo a cabo, con un componente de interés local. Por primera vez en el formato en línea, se desarrollará este evento con el apoyo de las organizaciones salvadoreñas SVNet y Conexión, los días 27 y 28 de agosto.

El programa

El acceso a este evento es libre, y basta con registrarse en el espacio que LACNIC ha preparado en su sitio web. Los temas que LACNIC ha preparado responden a expresiones de necesidad de información, tanto en el país anfitrión como en otros de la región. Como viene sucediendo con los eventos que se están desarrollando este año en forma remota digitalmente, se han ampliado las posibilidades de participación, y más personas se pueden conectar.

Los temas de ambos días, como se ve a continuación, si bien de naturaleza prioritariamente técnica en el área de Internet, son suficientemente amplios e interesantes para un vasto público que se podrá sumar a este evento, con sólo registrarse y dedicar unas horas, según su interés, el próximo jueves y viernes.

Gracias a LACNIC por destinar este LACNIC On The Move a nuestro país, y por seguir contribuyendo a la formación y crecimiento técnico de nuestras comunidades, y por permitir compartir y difundir experiencias que apoyan el progreso y desarrollo de nuestra Internet.