Archivo de la etiqueta: Transformación digital

Elementos para guiar la transformación digital

Ya hemos conversado en este espacio sobre la transformación digital, esa tendencia que se ha vuelto tan mencionada y anhelada por las empresas y organizaciones de todos los sectores, tamaños y países, sobre todo exacerbado por las evidencias y necesidades que la pandemia nos ha traído.

Mucho se escribe constantemente, en muchos lugares y por muchos autores sobre qué es la transformación digital, cómo debe realizarse en las empresas, y aún nos encontramos en las etapas en que cada organización debe encontrar su propio camino para llegar a ese destino. Un artículo en la revista Harvard Business Review señala cuatro elementos relevantes a considerar.

“La transformación digital no se trata solo de la tecnología. El éxito implica mucho más que simplemente la obtención de proveedores competentes y hacer algún entrenamiento de usuarios. Necesitamos hacer más que solo implementar tecnología. Los objetivos básicos, como la optimización de costos y la mejora del proceso ya no pueden ser el objetivo final. Los líderes deben inspirar y capacitar a toda su organización para reimaginar audazmente su entorno de trabajo, las necesidades de los clientes, la oferta del producto e incluso el propósito de la empresa”.

Cuatro ideas para considerar

Transformación digital no es lo mismo que innovación

Dado que casi han emergido en conjunto, muchos piensan que ambas tendencias se mueven juntas. Con las tecnologías avanzadas disponibles hoy en día, como la automatización de procesos robóticos, el aprendizaje de la máquina, la computación en la nube y mucho más que forma la Industria 4.0, es fácil para los líderes perderse en todas las posibilidades increíbles. Sin embargo, la transformación digital no se trata de la innovación. Se trata de lograr mejores resultados de negocios.

Hay que involucrar a los entusiastas

Como en todos los procesos de transformación, puede existir alguna resistencia al cambio, aunque se proclame y se prevea que lo que viene será mejor. El status quo siempre tiene inercia de su lado y nunca está dispuesto a ceder su lugar fácilmente. Sin embargo, ninguna organización es monolítica. Siempre hay grupos y áreas dentro de las empresas con un entusiasmo y deseos de mejorar que pueden identificarse y aprovecharse. Es importante comenzar en un área donde los entusiastas se encuentren en la mayoría, con algún proyecto que enganche y atraiga a todo el equipo.

Comience con un cambio clave

Es importante materializar y concretar el concepto de transformación digital, y sacarlo de los libros y los discursos a algo tangible, ejecutable y cercano a la mayoría de los involucrados. Estos primeros logros y efectos servirán de ejemplo y referencia para lo que vendrá a continuación en toda la organización. El cambio de los líderes puede intentar articular la visión general y estratégica, pero a menudo es difícil para las personas internalizar la fuerza suficiente para superar su sesgo innato por la aversión de la pérdida y el temor al fracaso. Es clave mostrar que el cambio positivo es posible.

Aproveche la transformación digital para reimaginar la empresa.

Pensar fuera de la caja, reinventar los servicios o productos que se ofrecen, imaginar nuevos mercados, nuevas formas de comercialización, y una reinserción en el sector económico donde nos encontramos, deben ser resultados buscados por medio de la transformación digital. La tecnología no es un fin en sí misma, sino un medio para un fin. Debe estar al servicio de la empresa, y no al revés. El valor real de la transformación digital no se puede lograr en una iniciativa particular u otra. El objetivo final debe ser una reinvención a gran escala del negocio que transforma cómo crea, entrega la organización, y captura el valor en el mercado.

Las MYPE también pueden transformarse

Este fue el lema del foro realizado recientemente por FUSAI, la Fundación Salvadoreña de Apoyo Integral, por medio del cual se buscaba compartir algunos conocimientos y experiencias de tres profesionales que, desde sus empresas, han logrado destacarse en sus áreas respectivas, todas complementarias.

La transformación a la que se refiere el título es, por supuesto, la digital, y la invitación y motivación se hace a las medianas y pequeñas empresas que participaron en forma presencial o remota en el foro mencionado.

Tanto ellos como los que no pudieron asistir como los que no tuvieron la oportunidad, pueden revisitar todo el evento, que dura un poco más de 2 horas, en este vídeo en Internet. Podrán ver las ponencias y respuestas a preguntas de los tres expositores: Tony Carbonero, de INNBox, Héctor Maida, de Creativos de Internet, y Lisbeth Márquez, de Pagadito.

Los temas tratados

En primer lugar, Héctor presentó su experiencia al crear y administrar uno de los primero sitios web dedicados al comercio electrónico en El Salvador, www.latienda.com.sv, en el que vendían artículos y productos nostálgicos, sobre todo a personas residentes en el extranjero. Habló de las dificultades que encontraron principalmente en las formas de pago y las formas de envío, de forma que hicieran rentable el negocio.

A continuación, Lisbeth compartió los conceptos más relevantes de las pasarelas de pago, los aspectos que deben ser cuestionados y revisados en el momento en que un comercio o industria que desea cobrar en línea, tales como la seguridad que ofrecen las propuestas, pues al recibir y custodiar los números de tarjeta de crédito de los clientes, ese intermediario se convierte en custodio de dicha información; el soporte a tiempo y en formato 24/7 que debe ofrecer las empresas que se dedican a este servicio; y la posibilidad de transferir el producto de la compra en forma fácil a una cuenta en un banco local, entre otros.

Finalmente, Tony relacionó cómo todo lo que se puede y debe hacer en una empresa para buscar su transformación digital debe ser enmarcado de forma estratégica, para que haga sentido en el mediano y largo plazo, tanto la inversión como los resultados esperados y obtenidos. Se trata de fomentar y desarrollar la cultura de innovación en cada empresa y cada persona dentro de la misma.

Las preguntas y consultas cubrieron el resto del tiempo, cumpliendo el propósito de sembrar la inquietud en la audiencia, pero sobre todo transmitiendo la certeza de que es posible para cualquier empresa, independientemente de su tamaño y sector, iniciar o continuar su proceso de transformación digital.