MENU

¿Quién debe ser el próximo DT de la Selección...

El grillete de Lara.

30 Noviembre, 2016 Comments (2) Views: 513 Blog

Del dolor a la acción, oportunidad para el fútbol.

Escribir más sobre la dolorosa tragedia del Chapecoense está de sobra por ahora, cuando hay demasiadas letras que relatan el triste episodio que puso fin a la vida de decenas de personas que volaban en el avión de Lamia.

Hay dos aspectos a rescatar que me parecen más importantes ahora en esta etapa del post evento. El primero, recordar, insistir, en las exigencias que todas las aerolíneas del mundo deberían tener, al menos, en sus vuelos internacionales. Los aviones que no están sujetos a ingreso a espacios aéreos exigentes como los Estados Unidos por ejemplo, suelen mantener estándares de seguridad altos, pero no al nivel de aquellos vuelos que deben cumplir con requisitos extremadamente rigurosos para alcanzar mínimos que garanticen casi en un 100% que un avión no sufrirá problema alguno en cualquier trayecto. Para que una aerolínea pueda, siguiendo con el mismo ejemplo, ingresar a cielo estadounidense y transportar pasajeros desde y hacia ese destino, la FAA (Administración de Aviación Federal) es altamente celosa en cuanto a los estándares de calidad y seguridad. Pocas veces -comparado al número de vuelos que se generan a diario ahí- escuchamos de tragedias aéreas. Pero esto no pasa en todo el mundo, y lamentablemente vivimos casos como -pendiente de investigar y confirmar- el del Chapeco, donde un problema electrico causó la tragedia. La elevación del nivel de exigencias de manera internacional debería estar en la agenda de las autoridades respectivas para evitar más tragedias como la anterior.

No es que los anteriores accidentes no valgan, o que la vida de los futbolistas valga más que la de aquellos que también han perecido en accidentes… de igual forma son dolorosas, impactantes e irreparables, pero impacta más cuando abordo del accidentado, viajan personas, grupos, equipos que afectan e influyen de manera masiva en comunidades o a ciudades, como lo hace un equipo de fútbol.

La otra reflexión… Ojalá se pase de las palabras a las acciones. Hemos leído como figuras y equipos de talla mundial se han solidarizado con muestras de dolor, abrazos y palabras hacía las familias, las viudas, los huérfanos de padre que este accidente deja… ojalá esas muestras se conviertan en un apoyo económico real, sobre todo a los hijos e hijas menores de edad que necesitarán de su padre para llegar al menos a una mayoría de edad. Algún tipo de apoyo e indemnización de parte de la misma aerolínea y de quienes quieran y puedan ayudar estaría en el órden de las muestras reales de apoyo que las viudas y huérfanos necesitan. Descansen en paz… fuerza, Chapecoense.

2 Respuestas para Del dolor a la acción, oportunidad para el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *