MENU

El grillete de Lara.

Año nuevo, Selección nueva, ¿jugadores nuevos?

20 Diciembre, 2016 Comments (0) Views: 728 Blog

Abreu y los proyectos orientados.

La enorme lección que dejó el final del Torneo Apertura 2016 de parte de Santa Tecla ha sido que la inversión orientada con un riesgo calculado, rinde frutos, a veces casi de inmediato.

Cuando los tecleños decidieron llevar a Loco Abreu a las filas periquitas muchos cuestionamos su edad, su adaptación al medio salvadoreño (cierto que nunca se adaptó su estómago a las pupusas) más nunca cuestionamos, al menos desde aquí, su talento, su experiencia y lo que podría aportar al fútbol local.

Las primeras fechas fueron justo de adaptación, de cuestionamientos, de dudas, pero a medida el torneo avanzaba se reforzaba también la teoría sobre el talento del mismo jugador y aquella famosa frase que dice, en el fútbol no hay viejos ni jóvenes, sólo buenos y malos, y Abreu, es de los buenos buenos.

Sus goles ante Águila y el doblete al Alianza viniendo desde atrás para remontar en el partido de campeonato terminaron por reconfirmar que su fichaje fue un acierto redondo.

Sabíamos también desde antes que él venía sólo por un torneo. Ahora, luego de su explosión en la final y la reacción de la afición tecleña, es sólo válido preguntarse ¿Se imaginan cuanta gente más habría llegado el próximo torneo a apoyar a Santa Tecla si Abreu hubiese seguido?

Lo cierto es que la pregunta que ahora vale más es ¿quién será el próximo Abreu de El Salvador? y más aún, quién nos dará esa respuesta… ¿será Alianza, Águila, FAS?.

Recuerdo haber platicado en Radio Sonora al inicio del Torneo sobre Abreu al aire con el Presidente de los Albos, el señor Lisandro Pohl, y conversavamos sobre el efecto mercadológico que Abreu podría aportar al equipo tecleño y más aún, cuanta gente podía arrastrar al estadio. Recuerdo al presidente Albo decir algo así como que “Alianza no necesita una figura como Abreu para llevar gente al estadio” y tenía y tiene toda la razón, quedó demostrato el pasado domingo cuando se tapizó de blanco el Estadio Cuscatlán -por cierto, excelente comportamiento de los aficionados-. Pero también quedó demostrado, que cualquier equipo de la Primera División en El Salvador, cualquiera, podría usar un jugador como Sebastián Abreu en sus filas. Vuelvo y digo, en el mercado internacional, en Sudamerica, en Europa, rondan muchos futbolistas de élite mundial, que conservan intacta su calidad, su talento a pesar de los años que puedan tener… ¿quién será el próximo en jugársela?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *