MENU

La Copa El Salvador

¿TIENE FUTURO NUESTRO FÚTBOL?

31 Marzo, 2017 Comments (0) Views: 214 Blog

La FIFA y la jurisdicción especial.

Pocos son los casos en El Salvador, en los que la relación de un trabajador y su patrono no se rige o bien por las normas del Código de Trabajo, o por la legislación especial en caso sea empleado público donde suelen entrar normativas específicas, como la Ley de la Carrera Judicial por ejemplo en el caso de los empleados judiciales.

El caso de los futbolistas profesionales en El Salvador es el mismo de los futbolistas profesionales a nivel mundial, sus relaciones laborales se rigen por un conjunto de normas llamado Estatuto del Jugador.

La FIFA es una especie de universo aparte, el cual hasta hace poco gracias al FBI y el Departamento de Estado de los Estados Unidos, logró mantenerse en una burbuja donde no le gustaba que nadie la tocara y que, incluso, los gobiernos locales se abstuvieran de intervenir en sus asuntos, bajo el latente peligro del “desconocimiento” de la FIFA o suspensión.

La FIFA -y sus asociaciones- al menos en un principio no deberían estar excentas de cumplir normas legales elementales para la correcta relación laboral entre futbolistas y equipos. La última crisis que atraviesan los clubes en El Salvador muestra la vulnerabilidad en la que se encuentran en el extremo del contrato laboral los futbolistas, quienes con papeles en mano y abogados, deben acudir a las oficinas de la FESFUT porque es ese el destino que el Estatuto indica, cuando cualquier trabajador acudiría o bien al Ministerio de Trabajo o a un juzgado de lo laboral.

La normativa local, el derecho común como le llaman, debe jugar también un papel importante, pues el hecho de que la relación entre futbolistas y equipos se de bajo el marco de una norma extranjera, que priva de competencia a organismos locales, esto no exime a ninguna de las partes, futbolistas y equipos, de que su relación toma lugar en un país que cuenta con su propio sistema legal. FIFA debería reconocer de alguna manera los sistemas legales locales y peritir en casos delicados que involucran pagos de salarios, que las víctimas, los jugadores, puedan valerse de otras herramientas y no estar amarrados, a lo que la FESFUT diga…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *