Ya pasaron más de 5 meses desde el anuncio (16-04-20’18), que hizo el Gobierno de Daniel Ortega sobre la implementación de nuevas reformas al Instituto Nicaragüense de Seguro Social (INSS). La cual consistía en que los empleadores aplicarán un incremento de un 21% a las cotizaciones de sus trabajadores a partir de julio de este año y tuviera un 22 % para el 2019. Ya es tiempo de hacer un análisis del contenido generado en las redes sociales. Como saben vivo en El Salvador y este va ser mi contexto de análisis.

Dos días (18-04-2018), después del anuncio del aumento de las cotizaciones al INSS. Las reformas aparecen en la Gaceta Oficial del gobierno de Nicaragua y se producen los primeros enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad del estado.

Para dar una idea del impacto de las manifestaciones en las redes sociales en las primeras horas ya circulaban fotos y vídeos sobre el caos que se vivía en las calles de Managua.

Si se analiza el contenido generado por los usuarios sobre las protestas de Nicaragua en las redes sociales pueden destacarse varios factores:

Primer factor de generación (contenidos), en el que las personas simplemente captaron información. Estos usuarios en ciertos casos fueron las propias víctimas. En otros fueron espectadores que grabaron o fotografiaron los acontecimientos en tiempo real. Por ejemplo, fotos de los heridos en las diferentes protestas, el caos en las calles, o el vídeo del universitario que perdió su ojo en la protesta realizada en la Universidad Nacional Agraria (UNA).

Un segundo factor, cuando se supo la gravedad del suceso (manifestaciones), se dio cuando en las redes, los usuarios empezaron a generar y analizar lo ocurrido. Por ejemplo, expresaban sus opiniones a favor o contra sobre las causas o los culpables de los mismos.

Un tercer factor, es cuando los usuarios aportan nuevos contenidos que completaban o profundizaban el suceso.

Se podría afirmar que el mayor de volumen de contenido generado por los usuarios ha sido de tipo emocional con miles de tuits y post mostrando solidaridad, compasión, o indignación. Y, por último, hay contenidos que incitaban a la acción como el caso del “beso viral” que pedía paz para Nicaragua.

Entre los hashtags más utilizados por los usuarios en las redes sociales referente a las protestas de Nicaragua están: #SOSNicaragua #NicaraguaResiste #solidaridad #Nicaragua #OcupaINSS y #SosINSS entre otros.

Resultado de imagen para #SOSNicaragua sin copy ray

Según La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos hasta el 4 de septiembre se reportaban 481 muertos, 4.062 personas heridas, 1.303 nicaragüenses desaparecidos y 1428 personas han sido secuestradas por parapolicías.  A raíz de las protestas al gobierno del presidente Daniel Ortega.

¿Qué reflexiones se pueden realizar sobre las plataformas sociales y las manifestaciones de Nicaragua a partir de este caso?

En primer lugar, el internet y las tecnologías han permitido la generación de una audiencia activa en las diferentes plataformas capaces de participar y construir un conocimiento más colectivo de una manera más ágil y enriquecedora posible.

En segundo lugar, el internet, los móviles y las plataformas sociales le están dando una capacidad de intervenir de una manera consciente a los prosumidores en la aportación de nuevos contenidos que complementa o profundizan a la historia.

En tercer lugar, el internet y las redes sociales se vuelven canales de participación ciudadana y de activismo digital.

Me atrevo a plantear que la generación de contenidos de usuarios y las redes sociales están desplazando a los medios de comunicación en la rapidez e inmediatez a la hora de dar a conocer un acontecimiento como es el caso de las manifestaciones de Nicaragua.

 

 

Les comparto el contenido académico del módulo: “Experiencia Transmedia” de La Universidad Nacional de la Plata en Argentina. Donde en sus referencias académicas sobre transmedia y marketing viral, tengo una participación como fuente con mi artículo “Mr Robot y la televisión social” .http://fba.unlp.edu.ar/tdmm3/?page_id=310

Por Christian Zárate.

WhatsApp es una de las herramientas más efectiva para los periodistas por su inmediatez en la información quienes de manera efectiva las utilizan para facilitar una rapidez de procedimientos tanto interno como externo en los medios de comunicación. A continuación detallaremos las principales funciones de esta aplicación que se ha vuelto fundamental para el trabajo periodístico de los comunicadores.

Identificación de fuentes.

WhatsApp se ha convertido en una herramienta de información y alertas para los periodistas para identificar un suceso o noticia a través de las fuentes.

Cercanía con las fuentes.

WhatsApp es un medio social muy útil para el periodista y su cercanía con las fuentes de información. Hoy en día la mayoría de fuentes tienen grupos de WhatsApp (oficiales y no oficiales), donde los periodistas solicitan o retoman información de ellos como: datos oficiales, comunicados de prensa, audios, fotografía, videos y estadísticas.

Contacto directo con las fuentes.

WhatsApp se ha convertido en una herramienta más directa entre los periodistas y las fuentes oficiales (presidencia, vicepresidencia, ministerios) y no oficiales para una mayor inmediatez y exclusividad de la información.

Curador de contenidos.

Esta herramienta se ha convertido para los periodistas como filtro y selección de contenidos para las plataformas sociales de los medios de comunicación. Se ha vuelto fundamental a la hora de subir opiniones, audios, fotografías, datos y videos a la web social.

Envió de imágenes para plataformas sociales y portales informativos.

Esta aplicación de servicio de mensajería instantánea se ha convertido en un recurso de mucha utilidad para periodista y fotoperiodista en él envió de imágenes con una mayor rapidez que el correo electrónico para las plataformas sociales y portales informativos de los medios de comunicación.

Grabaciones de audios.

Esta herramienta les sirve a los periodistas como un instrumento de construcción para sus notas periodísticas y es una manera más fácil para escuchar los audios.

Compartir información con periodistas.

WhatsApp se ha convertido en una herramienta más fácil para los periodistas a la hora de compartir información (audios, fotografías, videos, estadísticas), entre el mismo gremio periodístico.

 

Les comparto una tesis sobre: ” Periodismo político transmedia: un nuevo escenario para la consolidación de una profesión tradicional” de La Universidad de Piura, Lima, Perú. Donde me citan como fuente.

Dejo el link :  https://pirhua.udep.edu.pe/bitstream/handle/11042/2647/INF_201.pdf?sequence=1

 

 

WhatsApp es una herramienta muy efectiva en las salas de redacción de los medios de comunicación tanto interna como externa. A continuación mencionaremos como este servicio de mensajería instantánea se ha convertido en un recurso de utilidad para los  medios de comunicación.

Identificación de  fuentes.

WhatsApp es un medio social muy útil para la identificación de fuentes periodísticas. Se ha convertido en una herramienta más directa entre las salas de redacciones y las fuentes de información.

Seguimiento de fuentes.

 WhatsApp es una herramienta de monitoreo para el seguimiento de fuentes (oficiales, expertos y periodistas), y puede ayudar a mejorar la calidad de la información del medio.

Cercanía con las fuentes.

WhatsApp es un medio idóneo  para tener una mejor cercanía con las fuentes. Sirve para solicitar información, concertar entrevistas, realizar entrevistas, así como para hacer conversaciones de voz y video llamadas.

Envió de archivos,  imágenes, videos y grabaciones a las salas de redacciones.  

Es una herramienta más rápida y eficaz para enviar archivos, imágenes, videos y grabaciones de audio a las salas de redacción a través de su aplicación. Muchas noticias que salen publicada en los medios de comunicación han sido enviadas a través de esta plataforma.