Categorías
General

Pregunta Sobre La Cultura/Costumbres Salvadorenas

Es normal usar malas palabras entre los salvadorenos? y que significa eso para nuestra cultura y sociedad? Ud. cree que establece un atmosfera de falta de respeto y un ejemplo negativo para nuestros ninos pequenos. Es aceptable o inaceptable seguir utilizando malas palabras en tratos profesionales y personales – a todo nivel de clase economica? crea violencia ciertas palabras?

Categorías
General

ROMERO y OBAMA

ROMERO Y OBAMA

El Salvador

El viaje del presidente Obama a El Salvador significa mucho para el pueblo salvadoreño y puede ayudar a cerrar algunas heridas de la Guerra Civil.

El presidente Barack Obama está en El Salvador hasta el día de hoy enn reuniones oficiales y visitando la tumba de Monseñor Romero, que fue asesinado hace 31 años.

El Papa debería canonizar a Monseñor Oscar Arnulfo Romero, de El Salvador, y el presidente Barack Obama debería apoyar esa iniciativa.

El viaje del presidente Obama despertó un gran entusiasmo en el pueblo de El Salvador. Además, es un giro de 180 grados con respecto a la política exterior de Estados Unidos, ya que está dispuesto a visitar la tumba del religioso que fue asesinado hace tres décadas por escuadrones de la muerte salvadoreños vinculados con el ejército de ese país. Romero entregó su vida defendiendo los derechos de los pobres y haciendo frente a la brutalidad de los poderosos.

Él fue asesinado el 24 de marzo de 1980. El día anterior había pedido públicamente al ejército salvadoreño y a la Guardia Nacional que dejaran de asesinar a sus propios hermanos y hermanas. Después de su homicidio se siguió derramando sangre, ya que más de 80,000 salvadoreños fueron asesinados -y decenas de miles fueron torturados- durante los siguientes 12 años de guerra civil. Cientos de miles fueron obligados a huir del país y venir a Estados Unidos.

La mayoría de las muertes ocurrieron en manos del ejército salvadoreño y fuerzas paramilitares, que recibían entonces apoyo del gobierno de Estados Unidos. Por eso es muy importante el viaje del presidente Obama a El Salvador, especialmente porque el mandatario estadounidense Obama estaba interesado en la política en América Central cuando era estudiante en Occidental College, de Los Ángeles. Allí se mostró particularmente interesado en el asesinato del arzobispo Romero y la violencia que estaba surgiendo en 1980.

De todas maneras, los ciudadanos estadounidenses pueden preguntarse quién es el arzobispo Romero. Durante muchos años, Romero brindó servicios a las familias ricas de El Salvador. Pareció esconderse de las crueles injusticias que estaban sucediendo en su país.

Pero tuvo una experiencia que cambió su vida cuando visitó un poblado pobre conocido como «Los Naranjos». Allí se dio cuenta de que los niños se morían de hambre y que los campesinos eran básicamente esclavos obligados a trabajar la tierra. Vio que sufrían abuso y maltrato. Comprendió que no podían hablar ni denunciar las injusticias. Si lo hacían, los esperaban la tortura, golpizas o la muerte.

Otro momento decisivo para Romero sucedió en 1977, cuando su amigo y colega sacerdote, Rutilio Grande, fue asesinado a sangre fría.

Y así fue que comenzó a hablar por los pobres y los perseguidos. Y cuando los escuadrones de la muerte salvadoreños asesinaron brutalmente a los defensores de los trabajadores, a quienes organizaban a los campesinos, a quienes trabajaban por los derechos humanos y a líderes religiosos, Romero denunció esos horrores en tiempos difíciles.

«Yo quisiera hacer un llamamiento, de manera especial, a los hombres del ejército. Y en concreto, a las bases de la Guardia Nacional, de la policía, de los cuarteles», dijo en su último sermón. «Hermanos, son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre, debe prevalecer la ley de Dios que dice: ‘No matar’. … Les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión».

Treinta y un años han pasado desde que Romero fue asesinado, pero su espíritu y su legado siguen vivos.

Él tuvo que soportar muchas acusaciones y difamaciones. No era un arzobispo comunista, como fue tildado falsamente. En el fondo, era un verdadero hombre de Dios.

Millones de salvadoreños honran a Romero como héroe nacional. Por eso la visita del presidente Obama a su tumba es tan importante y puede ayudar a cerrar esas heridas.

El actual arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, anunció el año pasado que había escrito a Roma para pedir que Romero fuera canonizado «lo más pronto posible» y que el Papa lo declarara «San Romero de las Américas». El arzobispo Romero no murió en vano. Mantengamos vivo su legado apoyando los esfuerzos para que sea declarado santo.

El presidente Obama debe apoyar esta medida y también escribir una carta oficial instando al Papa a que declare santo al arzobispo Romero.

Es lo menos que merece.

Randy Jurado Ertll es autor del libro «Hope in Times of Darkness: A Salvadoran American Experience» www.randyjuradoertll.com

Categorías
General

Visita de Barack Obama a El Salvador

PUNTO DE VISTA DE LA DIASPORA EN ESTADOS UNIDOS

Un trabajador coloca un afiche con la imagen del presidente Obama en las calles de San Salvador. La familia presidencial llega el martes. EFE

Yurina Melara Valiulis

yurina.melara@laopinion.com

La visita del presidente Barack Obama a El Salvador mañana, ha generado expectativas no sólo en El Salvador, a donde se espera el anuncio de la donación de varios millones de dólares para proyectos de desarrollo económico, sino también en Los Ángeles, en donde se concentra la mayor cantidad de salvadoreños residentes en el exterior.

Salvador Sanabria, director de El Rescate, organización sin fines de lucro que ayudó a los salvadoreños que llegaban a esta ciudad expulsados de la guerra civil, calificó la visita del mandatario estadounidense como una ocasión histórica «por haber sido escogido como aliado estratégico en Centroamérica».

«Estados Unidos ha certificado a El Salvador como mejor ejecutor de la Cuenta del Milenio. Tengo entendido, que hasta les ha sobrado dinero en la construcción de la carretera longitudinal del norte que conecta la zona norte del país, desde Santa Ana a la frontera con Honduras», dijo Sanabria, quien espera que el presidente Obama anuncie un nuevo donativo similar a los 462 millones de dólares entregados anteriormente.

Se espera que el presidente Obama brinde apoyo económico para nuevos programas de reactivación económica y creación de empleos, principalmente en la zona norte que es una de las áreas con los niveles más alto de pobreza.

Para el escritor salvadoreno-americano, Randy Jurado Ertll, quien también es director del Centro de Acción Social en Pasadena, si Obama promete invertir dinero hay que asegurarse que llegue a las personas que lo necesitan.

«Durante la guerra Estados Unidos invertía dos millones de dólares todos los días en El Salvador. Desde el 1992 (firma de los Acuerdos de Paz), El Salvador ha sido casi invisible, ahora tenemos la oportunidad de asegurar que ese dinero cree fuentes de trabajo y mejore las condiciones de las personas», manifestó Jurado Ertll.

Jurado Ertll agregó que el mandatario estadounidense tiene un interés personal en El Salvador que viene desde su participación con el Comité de Solidaridad con el El Salvador (CISPES), a principios de la década de los ochenta, cuando estudió en Occidental College, en Los Ángeles. Otros salvadoreños como Nelson Flores, presidente del Comité El Pescador, organización que ayuda directamente a cantones y pueblitos pobres de Usulután, no esperan que la visita del mandatario cambie la difícil situación de sus compatriotas.

«Lo que van a decir es lo mismo de siempre, que van a firmar acuerdos bilaterales de trabajo y cooperación, bla, bla, bla. Al final no cambia nada, quien no consigue trabajo no come», dijo Flores. «Sería bueno que anunciara la residencia permanente para las personas con TPS (Estado de Protección Temporal), pero no creo que nos dé esa sorpresa», agregó.

Todos los entrevistados coincidieron en que la mejor noticia para los más de 200 mil salvadoreños en Estados Unidos con TPS y sus familiares en El Salvador, sería convertir este alivio migratorio en una solución permanente. Sin embargo, consideran que no se dará porque no existen las condiciones en Washington para que una legislación de este tipo sea aprobada. Los esfuerzos en Washington están en disminuir el déficit fiscal y aprobar el presupuesto.

Los representantes en Los Ángeles de los partidos políticos más grandes, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), dijeron que la visita de un mandatario estadounidense a El Salvador siempre es positiva.

El presidente Barack Obama estará en El Salvador el martes 22 y miércoles 23 de marzo. Este país es la última escala de su gira por Brasil y Chile.

Toda la familia

La primera Dama Michelle Obama se reunirá con jóvenes del programa «Supérate», un programa creado por la Fundación Palomo y la empresa Hilasal para educar a estudiantes de escasos recursos que estudian en escuelas públicas. Las hijas de la pareja, Malia y Sasha también visitarán El Salvador.

Categorías
General

El entusiasmo crece por la visita de Barack Obama

El entusiasmo crece por la visita de Barack Obama:

Que cambio tan drastico de parte de la politica de Estados Unidos en relacion a El Salvador.  El Presidente Barack Obama anuncio que visitara la tumba de Monsenor Arnulfo Romero. Que opina sobre esta gestion?

Categorías
General

Visita de Barack Obama – TPS y residencia permanente para los salvadorenos

Cree que es posible que el Presidente Barack Obama otorgue la residencia permanente para los salvadorenos en Estados Unidos bajo TPS?