Archivo de tags para ◊ Estadio Cuscatlán ◊

02 jun 2009 Diez momentos

Ayer fue un día HISTíƒâ€œRICO. Así, con mayúsculas. Y es que los periodistas, entre otros defectos, hemos magreado tanto esa palabra que hasta ha perdido su verdadera dimensión. Cualquier tontera ahora es histórica. Sin escarbar mucho, recuerdo una discusión que tuvimos en la reunión de editores, hace como un año y medio, en la que algunos compañeros defendieron que el concierto del grupo Iron Maiden en Costa Rica era algo histórico para Centroamérica. Por eso, si ese conciertucho es histórico, ayer, cuanto menos, fue un día HISTíƒâ€œRICO. Y uno, bendita profesión (la mejor del mundo, ya lo dijo Gabo), pudo vivirlo en primera línea: en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones y en Casa Presidencial durante la mañana; y en el Monumental Estadio Cuscatlán en la tarde. Chapó también para quien o quienes eligieron el lema del encuentro efemelenista, una frase del insigne Schafik Handal: ‘No fallaremos a esta cita con la historia.’

Los periódicos y las televisoras habrán amanecido hoy con sesudos analistas y aplicados escribientes que analizarán (o pretenderán hacerlo) lo dicho y no dicho, lo sugerido y no sugerido, por el nuevo presidente de la República, Mauricio Funes. En este humilde blog lo que haré será compartirles diez momentos que a mi juicio resultaron especialmente significativos, ya sea por lo trascendente, por lo anecdótico o por lo HISTíƒâ€œRICO. Aquí el listado:

  1. ¿El pueblo? No fue unánime, obvio, pero que durante una toma de posesión de corbatas y sedas, de realezas y protocolos, se cantara al unísono ‘El pueblo unido jamás será vencido’ merece cuanto menos inaugurar este listado.
  2. Monseñor Romero. No por nueva, ya se dejó ver el 15 de marzo, pero me quedo también con la omnipresencia de Monseñor Romero y el viva a su figura que gritó monseñor Escobar Alas. Más de alguno seguramente tuvo que tragar bilis.
  3. Las iglesias. Soy de los que piensa que ninguna institución religiosa debería tener un peso importante en un Estado laico en actos trascendentales como la toma de posesión; sin embargo, resultó más que significativo que el Hermano Toby no tuviera su discurso, como así fue hace cinco años.
  4. La ministra. La eterna María Isabel Rodríguez tendrá 91 años si culmina el período para el que ayer fue juramentada. 91 años y ha tenido el valor de asumir el reto más importante: recomponer  el defenestrado sistema de salud pública nacional. Suerte. Su éxito lo es de todos.
  5. Estadio rojo. A cinco días para el trascendental choque de fútbol contra México, el estadio Cuscatlán era una marea roja y blanca, sin el más mínimo atisbo de azul. Por cierto, ¿no afectará esto a las condiciones de la grama?
  6. Chiflada. No llevaba ni ocho horas como presidente y Mauricio Funes recibió ya su primera gran chiflada. Y la recibió de su gente. El estadio entero respondió así cuando pasadas las 6 de la tarde se anunció que tardaría un poco más porque estaba manteniendo ‘relaciones diplomáticas de primer orden’ (estaba con Hillary Clinton). No fueron pocos a los que ayer se les agotó la paciencia y se fueron del Cusca sin escuchar al presidente.
  7. El showman Correa. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, tiene carisma. Su llegada al estadio provocó una verdadera revolución. Asomado al balcón, Correa se metió el público al bolsillo cuando puño en alto cantó: ‘Y ahora, el pueblo, que se alza en la lucha, con voz de gigante, gritando ¡Adelante! El pueblo unido jamás será vencido…’
  8. ¿Sara qué? Entre los invitados de honor del FMLN estaba Mohamed Abdelaziz, presidente en el exilio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Suena sencillo, pero no debe serlo tanto. Los animadores del Cuscatlán presentaron a Abdelaziz una y otra vez como ‘el presidente de Sarahaui’, debe ser por el desierto del ‘Saraha’.
  9. Funes-Ortega. Si es cierto que Funes tiene en Lula y en Obama sus referentes, hizo más elogios que los necesarios a la polémica figura de Daniel Ortega, el presidente nicaragíƒÂ¼ense, incluso para un evento partidario como el del estadio. Es este un punto a tener en cuenta.
  10. El gremio. Por último, una autocrítica gremial. En un día como el de ayer, escuchar a colegas más interesados en si les van a dar de comer que en el discurso presidencial no deja de ser bastante triste.

Lo dicho, HISTíƒâ€œRICO.

17 may 2009 El Salvador vrs. México (1993)
 |  Categoría: Reporteo  | Tags: , , ,  | 4 comentarios

Faltan aún tres semanas para que el Estadio Cuscatlán acoja el partido entre El Salvador y México, pero, para ir entrando en calor, les invito a ver este video que encontré en Youtube. Es de hace 16 años, la última vez que la selección absoluta venció en competición oficial a la de México, el gigante del área hoy opacado por el crecimiento estadounidense. Como ya les dije en otro post anterior, tengo entre manos un tema sobre el fútbol nacional y fue mientras lo reporteaba que di con este video. Disfrútenlo.

 

El montaje es de íƒâ€œscar Figueroa Hassin, un salvadoreño que creó hace unos meses la Fundación Después del 82, con el objetivo de rescatar imágenes de grandes momentos de la Selecta para que las vivan las generaciones que nacieron después de que El Salvador lograra su último pase para un mundial de fútbol.

¿Se podrá repetir algo así?

11 may 2009 Vietnam
 |  Categoría: Reporteo  | Tags: , , ,  | 4 comentarios
Foto de Salomón Vásquez

Vietnam en los prologónmenos del partido El Salvador-Estados Unidos.

 

Cualquiera que haya visto algún partido de fútbol desde ahí con el estadio razonablemente lleno ya lo sabe. Ir a Sol general, a ‘Solón’, requiere de unas dosis de tolerancia difíciles de ver en muchas otras situaciones. En este nuestro El Salvador, donde uno está dispuesto a sacar el machete por el simple hecho de que alguien se tome tres segundos de más para poner en marcha el carro con semáforo verde, entrar en esa grada del Estadio Cuscatlán supone aceptar tácitamente que uno está dispuesto a recibir resignado vasadas de orines, cuanto menos. Y lo digo por experiencia.

No abundaré mucho en estas situaciones, que son parte de una crónica que estamos trabajando para las próximas semanas, pero sí en otro detalle importante para entender la idiosincrasia ‘Solón’. Su nombre de pila es Vietnam. Todos sabemos que Vietnam es el país del sudeste asiático que el imaginario colectivo relaciona con la derrota bélica que Estados Unidos sufrió en la década de los 70. Vietnam es casi un sinónimo de conflicto, de bulla, y tiene cierta lógica que se llame así el lugar donde vuelan los orines, cuanto menos.

Ahora bien, la guerra terminó oficialmente en 1975 y el Estados Cuscatlán se inauguró en julio de 1976. Algo no cuadra, y por eso dejo la pregunta en el aire, por si alguien quiere ayudarnos:

¿Por qué Vietnam se llama Vietnam?